Cuando sonó el timbre y salí a la puerta principal, estaba ahí una mujer vestida de sirvienta.

“Ichijou Tenma-san, ¿verdad?”

Me miró fijamente con ojos inteligentes y voz digna.

“¿Eh? Ah sí, soy yo.”

“Mi nombre es Terazono Aika. Por órdenes de Hajime-sama, a partir de ahora inspeccionaré su vida.”

¿Inspeccionará mi vida—?

Esas palabras sonaron algo perturbadoras, tanto que comencé a sudar y un escalofrío recorrió mi espalda.

Actualmente vivo con las tres hermanas de la familia Jinguuji.

Esto, debido a una petición de su padre, Hajime-san.

En resumen, es un entrenamiento especial para volverse buenas novias, posteriormente buenas esposas. Y claro, la recompensa que recibiré es bastante alta.

Sin embargo—el verdadero obstáculo es que las tres hermanas son unas pervertidas. Todas ellas tienen fetiches distintos, y Hajime-san ni siquiera lo sabe.

Si Hajime-san conociera sus secretos, mi trabajo aquí terminaría de inmediato, y eso solo traería graves problemas para mi economía.

Por eso mismo me he dado a la tarea de suprimir sus deseos sexuales y ocultar sus extrañas manías. Y de alguna manera he podido sobrellevar esto…

“Pareces estar en buenos términos con las chicas… es más de lo que esperaba.”

La mujer llamada Aika dijo algo significativo.

¿Qué quieres decir?

Bueno, en cierto modo es verdad. Tsukino finalmente me aceptó. Pero eso es solo detrás de escenas…

En primer lugar, ¿cuál es el motivo por el que ella vino? Sé que va a supervisar, pero ¿qué?

No lo creo… pero, ¿acaso habrán descubierto las perversiones de estas hermanas?

No lo creo…

¡No—no! Esto es peligroso. No debo dejar que mis deseos se apoderen de mí.

“¿Puedo pasar? Te lo explicaré más tarde.”

“Sí…”

¡Esto es malo…! ¡Esto es malo! Las tres están aquí.

Karin estaba cambiándose de ropa en mi habitación, Tsukino estaba lavándose los dientes con mi cepillo, y Yukine estaba alabándome mientras me servía el desayuno semidesnuda. Estoy seguro de que las tres siguen emocionadas.

Si entra ahora, ¡seguro que verá las ridiculeces que están haciendo estas tres!

“Ehmmm. Lo siento. ¿Podrías esperar un poco aquí?”

De inmediato dije eso y cerré la puerta con fuerza.

Corrí por el pasillo y me dirigí hacia las tres hermanas.

¡Espero que sus impulsos pervertidos se hayan tranquilizado!

Con eso en mente, primero fui a la cocina.

“¡Ahhh… ahhhhh! ¡Tenma-kun! No… ¡Amo! ¡Por favor golpéame más fuerte!”

“……”

Una mujer de cabello negro y largo, la mayor, Jinguuji Yukine estaba gateando en el suelo mientras meneaba sus caderas de adelante atrás. Esperando a que yo golpeara violentamente su trasero.

“Ahhh, ¡Goushujin-sama! Por fin has vuelto…”

“S-Sí… pero, ¿qué diablos estás haciendo?”

“Estoy practicando para poder servirte, amo. Estoy fingiendo ser una mascota para que puedas darme cualquier orden pervertida en el momento que quieras. ¡Ahh, Goushujin-sama! ¡Castígame con fuerza!”

Su comportamiento está empeorando.

Yukine es una chica hermosa. Tiene un aspecto que excitaría a cualquier hombre sea quien sea. Me reconoce como su amo y siempre quiere hacer cosas eróticas conmigo.

Habitualmente es una chica elegante y digna, pero… es una pervertida.

Y esa lasciva apariencia mientras sacude sus caderas es la prueba más clara.

Cada que se mueve de adelante hacia atrás, la falda de su uniforme se levanta, revelando su trasero y sus bragas de color negro. Su trasero es tan sensual, y el movimiento en conjunto con su cadera es extremadamente erótico.

“¡Goushujin-sama! Por favor, ¿lo hacemos ahora mismo? Quiero darte un servicio por la mañana.”

“¡Ya te dije que no!”

Así es.  No me dejaré llevar por sus deseos. ¡Tengo que detenerla ahora mismo!

“¡Yukine-san, por favor deja de mover tus caderas! ¡Vuelve a ser la de siempre!”

“¡Como ordenes, amo…!”

“¡En serio, detente! ¡Detente!”

“Amo… ¿¡quieres dejarte llevar con mi cuerpo acaso!?”

En serio, no me escucha. Solo distorsiona su rostro con placer a manera de seducción y movía su trasero de un lado a otro.

Tch…

Su figura es demasiado provocativa.

“¿Eh…? ¿Qué… Tenma-kun?”

Yukine se sorprendió por mi cara molesta. Su expresión cambio de inmediato.

“Por favor, quiero que me escuches… ¡estamos en una situación crítica!”

Si Aika la ve así, perderé mi trabajo.

“Ohh, lo siento, Tenma-kun. ¿Te pusiste triste porque soy una pervertida?”

“No, pero, no niego que eres una tremenda pervertida.”

“¡Lo siento mucho! ¡Por favor no te molestes conmigo! ¿Sí?”

Yukine-san desesperadamente quiso controlarme. Claro, es una buena chica después de todo.

Así que le expliqué rápidamente la situación de que una mujer llamada Terazono Aika está de visita.

“¿Eh? ¿Aika volvió a casa?”

A juzgar por su reacción, me queda claro que la conoce.

“Yukine-san, esa mujer, ¿es parte de la familia Jinguuji?”

“U-Uhm. Sí. Aika es…”

“¿Estaban hablando de mí?

Una mujer vestida de sirvienta apareció detrás de mí.

“¡Ghaaaaa!”

Su repentina aparición me hizo gritar.

Yukine-san, quien estaba a cuatro patas, se puso de pie de inmediato. Trató de acomodar su falda correctamente y se puso firme.

“… creo que es de mala educación ver el rostro de alguien y gritar.”

Con una mirada fría como el hielo, Aika me miró.

“Ah, lo siento, lo siento. Es que me sorprendí…”

“Me disculpo por entrar sin permiso. Pero vi que tardaste mucho.”

Entonces, Yukine-san le llamó.

“Ah, ¿Aika…? ¿Por qué estás aquí? ¿Te envió mi padre…?”

“Buenos días, Señorita Yukine. Se lo explicaré con más detalle… antes que nada, me gustaría preguntar algo.”

Aika miró directamente a Yukine-san.

Y—la sensación de intimidación que sus ojos emiten es increíble.

“¿Por qué estaba meneando sus caderas hacia Tenma-san?”

“¡!”

El cuerpo de Yukine-san tembló ante el intenso espíritu de Aika.

En serio… ¿¡acaso nos vio!? ¡Aika se ve enojada…!

“¿Por qué hacía eso? Es como si estuviera seduciendo a Tenma-san, pero, ¿por qué? Usted es la hija mayor de la Familia Jinguuji, ¿por qué tiene ese comportamiento tan obsceno…?”

“Ah…… ah—uh……”

La mirada de Aika era penetrante, Yukine-san solo pudo quedarse a media palabra.

¡¡Esta persona da miedo!! ¿Qué diablos es este poder? Estoy seguro que detrás de esta mujer puedo sentir un aura oscura riendo de manera siniestra.

Pero, solo pudimos quedarnos en silencio. ¡Tengo que hacer algo!

Tal vez Yukine-san ya había pensado en algo anteriormente, o tal vez se las arregló justo en este momento.

“¿E-Eso…? Ah, haha… es parte de mi rutina y mi dieta…”

¡Rutina para tu dieta…! ¿¡Qué clase de excusa es esta!?

“¿Nunca he oído hablar de alguna rutina así?”

“Ah, ¡es que es un método que yo ideé…! ¡Sacudes violentamente tus caderas para quemar grasa!”

Yukine-san miró directamente los ojos de Aika. Demostrándole que no estaba mintiendo.

“¿En serio…? De ser así, no hay problema. Por favor haga eso en su habitación la próxima vez. No queremos malos entendidos.”

“Ah, sí… disculpa por el malentendido.”

 Aika dejó de emitir esa sensación intimidante. Bueno, creo que logró engañarla.

“Por cierto, ¿dónde están las otras dos señoritas?”

“¿Estarán en su habitación? No las he visto aún.”

“Ya veo. No se puede evitar. Iré a despertarlas.

Diciendo eso, Aika salió de la cocina.

“¡E-Espera—espera…! Quiero pedirte un favor.”

Me paré frente a Aika a toda prisa.

Lo sé. Yo lo sé. Se a la perfección que las otras dos están en el mismo estado que Yukine-san.

“Yo iré a llamarlas. ¡Por favor espera aquí junto a Yukine-san!”

“¿Por qué estás tan desesperado…? ¿Ocurre algo?”

Aika me miró. Casi me asusté por su mirada.

Mejor dicho, tiene una buena intuición…

¡Pero no puedo rendirme! ¡Tengo que guardar los secretos de las tres hermanas!

“No puedo dejar que alguien que acaba de llegar haga eso, así que lo haré yo.

“Entendido… está bien.”

Aika pareció convencida y se quedó.

Inmediatamente me dirigí hacia Tsukino y Karin.

¿Qué pasa? ¿Quién es ella?

Nunca escuché hablar de que tuvieran una sirvienta. Pero, ¿qué clase de relación tiene con ellas? Aparte dijo que estaría supervisándome…

Por el momento, esperaré a que de su explicación.

Y, encontraré a estas dos chicas.

Cuando fui al baño,

“Fuhhhh… fuhhhhh… ahhhh, ¡el uniforme de Tenmaaa…! ¡Huele muy ricooo…!”

Jinguuji Tsukino, la hija de en medio, está usando la camisa de mi uniforme.

Su expresión está llena de placer—ahogada en la lujuria.

“Ahhhh… ¡es como si Tenma me abrazara…!”

Tsukino olía mi uniforme, inhalando con fiereza.

Lleva mi camisa, pero desabotonada, entonces puedo ver el sujetador de encaje. Y las bragas blancas que hacían juego con su sujetador.

¡Esta chica está caliente…!

Está completamente perdida… además de que lleva puesta mi camisa. Tal vez la recogió del cesto de ropa sucia.

“¡Hey, Tsukino! ¡Vuelve en ti!”

“¡Haaaa…! ¡Tenma…!”

Cuando la llamé, volteó a verme. Y de inmediato dejó de oler mi camisa.

“¡N-No es lo que parece…! N-No es como que quisiera olerla, es solo que estaba comprobando si estaba sucia para poder lavarla junto con mi ropa…”

“¡Como sea! ¡No importa! ¡Necesito que me escuches!”

Tsukino se pone caliente con mi aroma. Si llega a entrar en contacto con un hombre, inmediatamente se activa un interruptor pervertido en su cerebro y se convierte en una chica completamente distinta.

Tal vez, simplemente tocó mi camisa en la ropa sucia y perdió el control. Pero, ¿por qué le calienta tanto mi ropa?

“¡Sea como sea! ¡Vístete rápido, Tsukino!”

“¿Eh…?”

Cuando lo dije, bajó sus brazos y se deslizó mi camisa.

Pude ver su cuerpo en mera ropa interior.

Tsukino se sonrojó de inmediato.

“E-Esto… e-estás viendo mi ropa interior… anhhhhh…”

“¡N-Nooooo! ¡No te estoy viendo! ¡Solo vístete y no empeores la situación!”

Intenté calmarla desesperadamente, y le dije que fuera al comedor.

Inmediatamente después de eso, me dirigí a llamar a la chica restante.

Caminé por el pasillo a toda prisa y de pronto me topé con Karin.

“Oh, Senpai. ¿Por qué tan rápido?”

La hermana menor de la Familia Jinguuji. Jinguuji Karin, justo a quien buscaba. Está vestida con su uniforme. A diferencia de Yukine-san y Tsukine, no parece estar caliente. Finalmente suspiré.

“Ah, qué alivio… no estás haciendo nada extraño…”

“¿De qué hablas? Eso suena a que Karin siempre está haciendo cosas raras…”

“Y precisamente por eso lo digo… siempre te sueles cambiar de ropa o andas desnuda frente a mí…”

Así es el fetiche de Karin. Se excita al cambiarse de ropa frente a mí y mostrarse desnuda o en ropa interior. Es una loca, ¿verdad?

“Uwah, ¿no estás siendo muy grosero, Senpai? Estoy usando ropa. Pero…”

Cuando dijo eso, Karin se levantó la falda. Y…

“No estoy usando bragas…”

Puso una enorme sonrisa mientras me mostraba lo que había debajo de su falda.

“¿¡Ehhhhhh…!?”

Rápidamente aparté la mirada de su cuerpo.

Sin embargo, lo que alcancé a ver fue su piel desnuda.

Su parte más íntima está expuesta.

“Ahhh. Le estoy mostrando mi lugar secreto a Senpai… mi entrepierna se estremece…”

¡Estas chicas…! ¡Por qué siempre están fuera de control…!

¡Estoy intentando guardar sus secretos…! Pero… ¡cooperen tan siquiera un poco! De alguna manera, estoy un poco molesto.

Tiré a Karin de su mano y la arrastré.

“¿¡Wahh—Senpai!? ¿Qué haces…?”

“¡Vamos…! ¡Ponte las bragas ahora mismo!”

“P-Pero, Senpai, ¿¡esto no es acoso!?”

“¡No quiero que alguien como tú me diga esto!”

Jalé a Karin a su habitación para que se pusiera las bragas.

Después de eso nos dirigimos al comedor.

“¿Qué sucede, Tenma-san? Luces cansado…”

“No, no es nada…”

Cuando logré controlar a las tres hermanas pervertidas, regresé al comedor, exhausto.

Las tres hermanas estaban desayunando lo que Yukine-san preparó. Ahí estaba Aika, esperando al lado de las tres como toda una sirvienta.

“Hace mucho no te vemos, Aika-san. ¿Qué ha sucedido?”

“Nada en particular. Todo sigue perfectamente igual.”

“¡Tu ropa es muy linda, Aika-senpai! ¡Deja que Karin las use después!”

“Sí. Siempre y cuando tenga otra ropa que usar.

Tsukino, Karin y Aika hablaban con naturalidad.

Después de todo, parece ser muy conocida de ellas.

“Pero, ¿por qué regresaste tan de repente? No viniste a jugar, ¿verdad?”

“No, vine por trabajo. Les contaré un poco.”

Al responder la pregunta de Tsukino, Aika finalmente se adentró en el tema principal.

“Me gustaría presentarme hacia Tenma-san de nuevo. Mi nombre es Terazono Aika. Tengo 17 años, al igual que la Señorita Yukine. Asisto a la misma preparatoria que ellas, además soy secretaria de Hajime-sama. Pero, para ser exacta, sigo siendo una aprendiz.”

“¿Secretaria de Hajime-san…?”

Cierto, dijo que regresó por órdenes de Hajime-san.

“Como ya te lo dije, Tenma-san. la razón por la que vine es para supervisarte.”

“¿Supervisarlo—eh…? ¿Qué quieres decir?”

Tsukino preguntó y Aika continuó.

“Fue una orden directa de Hajime-sama. [He estado ocupado últimamente y no puedo pasar mucho tiempo en casa, quiero que observes de cerca la vida de mis hijas con Tenma-kun], eso dijo.”

Desde un inicio Hajime-san dijo que estaría observándome para ver cómo me desenvolvía en mi trabajo… pero, con esto solo se volverá más ajetreado.

Así que envió a Aika, para hacer el trabajo que él no puede…

“Hajime-sama parece confiar mucho en Tenma-san. sin embargo, le preocupa que sus hijas vivan bajo el mismo techo que un hombre por tanto tiempo.”

“Bueno, eso lo comprendo.”

No importa cuánto confíe en mí, dejar a sus hijas bajo el mismo techo junto a un hombre, debe ser preocupante para cualquier padre.

Pero…

“¿Vivirás aquí un tiempo, Aika-senpai?”

“Así es.”

Aika respondió a la pregunta de Karin.

“Vigilaré cómo es su vida por toda una semana y se lo informaré a Hajime-sama.”

“Qué…”

Le reportará todo lo que suceda……

“Esto es tentativo. Si algo extraño sucede, lo reportaré inmediatamente.”

Todos nos miramos entre sí. Especialmente, Aika me miró.

Esta situación… es el apuro más grande que he tenido.

Si supervisa nuestras vidas 24 horas, existe una alta posibilidad de que descubra los fetiches de estas tres hermanas. Es demasiado probable que tanto Yukine-san, Tsukino y Karin, se pongan en ese estado caliente.

Si eso sucede y me descubre en una situación comprometedora con cualquiera de las tres, estoy acabado. Perderé mi trabajo y se revelarán sus secretos.

“……”

En respuesta a las palabras de Aika, las tres hermanas apartaron ligeramente la mirada.

Todas tienen secretos. Las tres son unas pervertidas, pero nadie lo sabe aparte de mí. Así que temen que alguien más las descubra.

No hay razón alguna por la que no se sientan tensas.

“Pero… Aika-san, ¿te parece bien vivir juntas?”

“A-Así es, Aika-senpai. Debe ser cansado estarnos vigilando todo el tiempo…”

“Yo también pienso lo mismo~”

Las tres miraron a Aika.

“No importa en lo absoluto. Este es mi trabajo. ¿O acaso hay algo que me están ocultando? De ser así, debo supervisarlas más de cerca.”

“………”

Las duras palabras de Aika sorprendieron a las tres hermanas.

Esta situación es mucho más riesgosa que en la fiesta. Pude engañar a Ryouta y a Hajime-san.

Pero, Aika es una persona de confianza de Hajime-san. no servirán de nada los engaños.

Pero—no puedo permitirme que nadie descubra los secretos de ellas tres. Quiero que vivan en paz, y yo quiero saldar mi deuda.

Así que…

“Tenma-san, ten cuidado o podrías ser despedido.”

“……”

¿Qué es esto? ¿Por qué me está diciendo algo así?

Una simple supervisora no diría eso… después de todo… ¿ya conoce sus secretos…?

No—si realmente los conoce, se lo hubiera dicho a Hajime-san. Y de ninguna manera nos hubiese dejado bajo el mismo techo. Sin embargo, molestarse en supervisarnos…

Esta chica es inexpresiva, es difícil deducir en lo que está pensando. Por eso—sus verdaderas intenciones son un misterio.

“Así que, a partir de ahora viviré plácidamente con Tenma-san y las Señoritas.”

Aika se inclinó frente a mí. E inmediatamente dijo,

“Por cierto, ¿no es hora de que se vayan a la escuela?”

“¿¡Uwahh!? ¡Se nos hace tarde!”

Al mirar el reloj, me di cuenta que ya era la hora a la que siempre salgo de aquí.

En serio—desde que desperté no tuve tiempo de relajarme.

“¿¡En serio…!? ¡No puedo llegar tarde…!”

“Whaa… ¡Karin no ha terminado de almorzar!”

“¡Démonos prisa! ¡Aún podemos tomar el metro a tiempo!”

Ante las palabras de Aika, todos entramos en pánico.

Sin embargo, Aika no se movió.

“¿Oh…? Tú no vas a cambiarte de ropa, ¿Aika-san?”

“Me iré más tarde. Primero tengo que ir con Hajime-sama.”

Tiene más trabajos aparte de nuestra inspección. Como era de esperarse de la secretaria del Presidente de una gran empresa.

“Ah, cierto. Debo darte esto, Tenma-san.”

“¿Eh?”

Aika me dio un sobre. Cuando rompí el sello, vi un papel doblado dentro. Lo que estaba escrito ahí…

“Es un aviso de tu pago de este mes.”

“Eh… mi pago… ¡¡uooooooooh!!”

Miré dentro, con emoción.

Un millón. ¡¡No puedo creerlo!!

“Hajime-sama está agradecido de que hayas ayudado a la Señorita Tsukino en la fiesta. El dinero será transferido a tu cuenta a final de mes.”

“N-No me lo puedo creeeeeeer…”

¡Cuánto dinero…! Con eso mi madre y mi hermana podrían vivir plácidamente por meses…

Más tarde iré a casa y le daré la noticia a mi madre y mi hermana. ¡Seguro se pondrán muy felices!

“Fufufu… Kufufufufu…”

“¡Espera! ¡Si tienes tiempo para reírte tienes tiempo para salir de una buena vez!”

“¿¡Wahhh!? ¡Cierto!”

Salí corriendo de inmediato junto con Tsukino y las demás.

Como resultado de nuestra prisa—a duras penas alcanzamos el metro.

Ahora, debemos apresurarnos para no llegar tarde.

“¡Fuahahaha…! ¡Cuánto dinero…!”

Leí una y otra vez el recibo de mi pago. No paro de reír.

“Oye… das vergüenza haciendo eso. Mejor cállate.”

“¡Nahahahaha! ¡Di lo que quieras! ¡Nada me quita esta felicidad!”

Tsukino me miró con ojos fríos, pero yo solo me reí.

Para ser honesto—es la primera vez en mi vida que me siento así de feliz. Bueno, es la primera vez en mi vida que recibo esta cantidad de dinero.

Supongo que no puedo evitar sentirme así.

No—pero, ¡este es un día maravilloso! Le agradeceré profundamente a Aika.

“Por cierto, ¿Aika-san es una buena persona? Quiero decir, es la secretaria de Hajime-san…”

Hajime-san es el padre de estas tres chicas, el Presidente de un grupo de 20 empresas internacionalmente conocidas. Normalmente, no sería normal que una simple aprendiz fuese la secretaria de tal eminencia.

“Uhmm, la familia de Aika está estrechamente relacionada con la familia Jinguuji. Creo que es por esa razón.”

Según Yukine-san, la Familia Terazono le juró lealtad a la Familia Jinguuji en un pasado. Se supone que todas las personas del templo Terazono servirán en algún punto a la Familia Jinguuji, es por eso que desde edades tempranas les asignan puestos tan importantes.

“Por supuesto, Aika por sí sola es increíble. Ha dominado cinco idiomas a la perfección y por supuesto, sus habilidades como secretaria son de primera clase. Está bastante familiarizada con las leyes y es bastante inteligente. Además, en la escuela es bastante buena también.”

“¿¡En serio…!? ¡Vaya chica tan increíble!”

Yukine-san tiene las mejores calificaciones de la preparatoria— ¿acaso ella tiene más potencial que Yukine-san?

“Aika parece ser muy confiable. A pesar de que es una aprendiz, se toma muy en serio su trabajo.”

“Mi padre siempre la elogia por ser atenta y maravillosa.”

Bueno, si el presidente de una enorme empresa dice eso…

“Además, Aika también nos cuidaba desde antes de convertirnos en estudiantes de preparatoria.”

“¿Aika siempre ha sido una sirvienta?”

“Sí. Aunque a veces da un poco de miedo, es bastante perceptiva.”

Cierto, la atmósfera que emite es bastante opresiva.

“Más que eso… ¿qué opinas de que haya venido a inspeccionarnos?”

“Ah…”

Tsukino me preguntó con una cara llena de inquietud, finalmente recordé. Recordé la razón por la que estoy aquí.

Ella parece preocupada de que descubran su fetiche.

“Inspección… me pregunto qué sucederá…”

“Debemos tener cuidado de no hacer enojar a Aika-senpai…”

Todas estaban preocupadas al igual que Tsukino. El tono de voz de las tres hermanas denotaba eso.

Al ver sus rostros, pensé en cómo vivir tranquilamente durante esta inspección.

“… por el momento, tenemos que demostrar que lo estamos haciendo bien…”

Todo lo que tengo que hacer es superar la inspección de Aika mientras cuido de que ninguna de las tres hermanas revele sus fetiches.

La razón por la que vivo con ellas es para prepararlas para que vivan como buenas esposas. Si no le demuestro eso a Aika, se pondrá en cuestión mis facultades de trabajo.

Si eso pasa—en el peor de los casos sus secretos serán revelados.

“Debemos evitar cualquier acción que parezca extraña ante Aika-san y Hajime-san… por favor, hagamos lo que mejor podamos.”

No tengo más remedio que confiar en todas ellas. Aprovechando que todas están juntas, di ese consejo al aire.

“¡C-Claro! Todo está bien…”

“También yo—quiero una vida tranquila…”

“Intentemos no dar muchos problemas.”

Las tres asintieron—sabiendo de qué se trataba mi comentario.

Pero, no estoy muy seguro… ¿realmente estaremos bien?

“Oye, ¿quién es ese tipo? ¿Por qué está con las Jinguuji-san?”

“No lo sé. ¿Será el novio de alguna de ellas…?”

De pronto, esas palabras llegaron a mis oídos. Cuando volteé a ver, eran chicos de mi misma escuela que me veían con ojos fríos.

Maldita sea. Ya que estoy yendo a la escuela junto con ellas, soy propenso a las miradas. Normalmente salimos a distintas horas para evitar que eso suceda, pero hoy se nos hizo tarde…

Tsukino, Karin y Yukine-san son el crush de muchos estudiantes. Así que son muy populares, cada una en su grado. Por lo que es normal que los ojos de los hombres llenos de celos y odio, me fulminen.

Además, el número de estudiantes aumentaba a medida que nos acercábamos más a la escuela.

“¡Buenos días, Yukine-san!”

“Ah, Buenos días~~ trabajemos duro hoy~”

Yukine-san, respetada por muchos estudiantes por ser la Presidenta del Consejo Estudiantil, respondió a todos con una sonrisa.

“¿¡Tsukino-cchan!? ¿Quieres venir a jugar con nosotros hoy? ¡Nosotros pagamos!”

“¿¡Haaa!? ¿Puedes mantenerte alejado de mí? Estás ensuciando el aire.”

Tsukino, quien odia a los hombres le dijo esas palabras a unos chicos que la invitaban para después de clases…

“¡Karin-chan! Qué linda te ves…”

“Haaaa. ¿Qué es lo que debo comer para verme tan linda como tú?”

“Eheheh~~”

Karin, es popular en todos los grados, así que saludaba a estudiantes de todas las edades.

Como de costumbre… estas chicas son demasiado populares.

Pero—nadie conoce su verdadera naturaleza. La ordenada y gentil Yukine-san es una pervertida. Al igual que la chica que odia a todos los hombres, Tsukino. Lo mismo para la inocente y encantadora Karin.

¿Qué pensarían todos de ellas si conocieran que en realidad son unas pervertidas?

Mirando a las chicas populares, pensé vagamente.

Por la noche, después de la escuela.

No volví a la casa de los Jinguuji, sino que volví a mi propia casa después de unas semanas.

La razón es, para contarles a mi familia de mi salario.

Mi madre está trabajando a tiempo parcial, pero mi hermana ya debió llegar de la secundaria.

Utilicé la llave de mi casa por primera vez en mucho tiempo y abrí la puerta. Pasé por la recepción, muchísimo más pequeña que la de la casa Jinguuji y grité.

“¡Estoy aquí! ¡Aoi…!”

“¿¡Eh………!?”

Escuché una voz llena de sorpresa desde la parte trasera.

“¿¡E-Ehhhh…!? ¿¡Onii-chan!?”

Segundos después, apareció una pequeña chica con el cabello atado con una cinta.

Ichijou Aoi. Mi hermana menor.

Cuando Aoi me vio, puso una enorme e inocente sonrisa y corrió por el pasillo. Sin embargo, se detuvo justo frente a la puerta y puso un rostro malhumorado.

“Fuuu… ¿a qué vienes? Ya había perdido la costumbre de recibirte…”

Tal vez está enojada porque desaparecí por mucho tiempo, Aoi infló sus mejillas de manera linda.

“L-Lo siento… pero ya te lo dije. Estoy trabajando.”

“¡Pero siempre has trabajado y nunca habías dejado sola a Aoi!”

Diciendo eso, Aoi saltó a mi cuerpo, empujando su cabeza en mi pecho.

“¡Pero aún sin ti estoy bien! ¡No estoy feliz porque hayas vuelto!”

Aoi pasó sus brazos alrededor de mi cintura y me abrazó con fuerza.

“¡Aunque no vuelvas ni me llames estoy bien! ¡No es como que haya llorado! ¡Tampoco es que cada noche sueñe contigo!”

Con más fuerza, Aoi me apretó.

“¡Te odio Onii-chan! ¡Eres un hermano muy tonto! ¡Tonto, tonto, tonto, tonto, tonto!”

Pero, su fuerza se debilitaba gradualmente. Enterrando su rostro en mi pecho.

¿Uh…? ¿Quiere que la abrace… verdad?

“A-Aoi… n-no puedo mover mis brazos…”

“¡No…! ¡Solo quiero apretar tu cuerpo! ¡Nunca lo soltaré!”

Apretó nuevamente sus brazos, pero, no duele en lo absoluto.

Esto es un abrazo, ¿verdad? ¿Solo quiere abrazarme después de tanto tiempo?

Aoi difícilmente expresa sus verdaderas intenciones. Pero, puedo comprender lo que trata de decirme con este abrazo.

Ahora que lo pienso, es una chica muy linda.

Como hermano, que tu hermana menor te ame tanto es una bendición.

“Oye, Aoi. Sé que no te he visto por mucho, ¡pero tengo buenas noticias! ¡Me van a pagar muy pronto!”

“¡Haaa! ¿Crees que me puedes comprar con dinero? ¡No soy una mujer para nada barata!”

“Ah, lo siento. Pero, quería que este millón se lo dividieran entre tú y mamá.”

“Di lo que quieras pero— ¿¡un millón de yenes!?”

Tal vez por la impresión, pero Aoi sacudió su cuerpo. Y yo, saqué mi recibo de pago.

“Mira, este es mi salario de este mes.”

“Eh… ¡uwaaaah! ¡Es en serio! ¿N-No es una clase de stafa…?”

“¡Para nada! ¡Es mi salario real!”

“I-Iincreíble… ¡eres increíble Onii-chan!”

Aoi me miró con ojos brillantes.

“¡Con tanto podremos comprar comida muy rica! ¡Y finalmente podré comprarme ese juego nuevo! ¡Hasta podría comprar mi propia tienda de videojuegos!”

Aoir brillaba tanto.

“¡Fuaaaaaaaaahhh…!”

Después de que su emoción disminuyera un poco, volvió a mirarme.

“Onii-chan… ¡gracias! ¡Te has esforzado tanto por mí!”

“¡Ah…!”

¿Qué es esta criatura tan linda? ¿¡Qué es esta criatura tan linda!?

¡Mi corazón se siente lleno de amor! ¡Qué chica tan linda! ¡Mi hermana es la más linda! ¡Creo que estoy a punto de morir por tanta lindura en su ser!

La razón por la que he hecho hasta lo imposible por esas tres hermanas pervertidas, es porque quiero ver la sonrisa de Aoi. Quiero proteger a mi hermana.

Ver este rostro y escuchar sus verdaderos sentimientos, es lo mejor para mí.

“¡Si sigues así podemos pagar nuestras deudas! ¡Tal vez podamos salir de este sitio tan pobre!”

“Sí, sí. Así es. Por eso mismo tengo que trabajar muy duro.”

Para proteger esta sonrisa, debo superar la supervisión de Aika. Tengo que hacer todo lo imposible por ocultar el secreto de las tres hermanas y demostrar que soy un perfecto esposo temporal.

¡No puedo cometer errores!

“Entonces, tengo que regresar a la casa de mi trabajo. Dile a mamá sobre mi nuevo salario.”

“¿¡Eh!? ¿Vuelves a trabajar…? Pero si acabas de llegar…”

“Solo vine a informarles esto. La próxima vez que venga me quedaré un buen tiempo.”

Tengo que regresar porque no avisé que llegaría tarde.

“Entonces, ¿vendrás en las vacaciones?”

“¿Vacaciones?”

Oh, ahora que lo pienso… están cerca las vacaciones.

Uhm, no me había dado cuenta. Pero, si son vacaciones, es probable que las pase con esas tres hermanas.

“Lo siento… no creo poder venir mucho a casa…”

Lo siento—debo ser honesto.

“Sí… ya veo… me quedaré sola…”

Aoi puso una cara deprimida. Esto es malo. El sentimiento de culpa llenó mi corazón.

“Lo siento… ¿te sientes sola después de todo…?”

“¡N-No me siento sola! ¿¡Por qué estás diciendo eso!? ¡Eres un tonto, Onii-chan!”

Aoi volvió a su modo ‘Amanojaku’1

“¡Fuh! ¡Tienes que regresar! Vamos, ¡tienes que volver temprano! ¿¡Qué dirán si te ausentas tanto de tu trabajo!? ¡Eres un tonto, Onii-chan!”

Aoi intentó hacerme retroceder con su tono de voz.

Pero sus ojos están humedecidos, y está agarrándose el dobladillo de la falda…

“Ah… uhm, Aoi. ¿Tienes tiempo ahorita?”

“¿Eh…?”

“Eso… ¿qué tal si vamos a jugar?”

“¿¡Ah…!? ¡N-No estoy libre! P-Pero, si es Onii-chan, ¡tal vez debería demostrarte mis talentos!”

No, claramente quiere jugar.

Así que terminé jugando con Aoi un tiempo y regresé a la casa de las Jinguuji.

“Bienvenido, Tenma-sama.”

Aika me saludó tan pronto llegué a casa.

Sigue llevando su ropa de sirvienta.

Su figura es digna, además esa ropa estilo medieval le da un aspecto bastante feroz. Siento que puede ver a través de todos…

Oye, ¿acaba de decirme ‘Tenma-sama’?

“A-Aika-san… ¿cómo me llamaste?”

“Como soy una sirvienta de la Familia Jinguuji, me pregunto se debería llamarte con honoríficos.”

Ya veo, ¿es por eso?

“Como sea, comenzaré con la inspección a partir de ahora. Observaré con atención tu vida al lado de las Señoritas. Así que ten cuidado, un movimiento en falso y podría costarte mucho.”

“No, no tengo nada qué cuidarme…”

Las palabras de Aika llaman mi atención…

“Por el momento, vive tu vida como siempre lo has hecho, no te preocupes por mí.”

Diciendo eso, Aika se puso detrás de mí. Y cerró la puerta principal.

En serio… ¿quién es esta persona? ¿Por qué es tan perspicaz?

“Por cierto, las Señoritas ya volvieron a casa. ¿A quién verás primero?”

Por qué… ¿por qué todo lo que dice suena tan intimidante?

Maldita sea. Espero poder vivir tranquilamente con las hermanas pervertidas.

“Ah, Tenma-kun. Bienvenido.”

Mientras caminaba por el pasillo, Yukine-san salió de la sala con herramientas de limpieza.

“Yukine-san, ¿estás limpiando?”

“Sí, no me pareció bien que tan pronto haya llegado Aika tenga que trabajar tanto. Así que estoy ayudando un poco… Tenma-san, ¿gustas ayudarme?”

“Claro. Puedo ayudarte.”

Yukine-san me lo está pidiendo por algo. No es coincidencia.

Sea como sea, decidí limpiar junto a Yukine-san. Haremos las tareas del hogar como buen marido y mujer, así podremos hacer gala de nuestra buena combinación.

“Señorita. Si desea limpiar, yo puedo hacerlo por usted…”

“Tranquila, tranquila~~ Podemos ocuparnos de esto. Además, queremos hacerlo como pareja.”

“Si es así, estaré observando…”

Aika se inclinó y aceptó las palabras de Yukine-san.

“Entonces, comencemos aspirando.

“Sí.”

Enchufé el cable al tomacorriente y sostuve la aspiradora. Yukine-san superpuso su mano con la mía, sentí una intensa suavidad.

Dos personas aspirando juntas. En términos de eficiencia, es pésimo, pero para demostrar que hacemos una buena combinación no está nada mal. Y así, limpiamos de esquina a esquina la sala.

“Fufufu. Qué divertido es limpiar, muy divertido~~”

Mientras limpiábamos, Yukine-san cantaba una canción inventada por ella.

“Fufufu. Esto es divertido, ¿no crees?”

“S-Sí…”

El cuerpo de Yukine-san estaba cerca del mío.

Desconozco si las parejas realmente hacen esto… pero, me siento un poco nervioso. Y emocionado por el hecho de tener a Yukine-san como novia…

Aika nos miraba desde el pasillo. Con una cara de póker.

Cuando miré el cable que iba al tomacorriente, me di cuenta que era bastante largo y estaba enredado.

“Oh, deberías tener cuidado con el cable.”

“Ahaha, no te preocupes, está todo bien.”

Yukine-san se rio ante mi consejo.

Pero, en el momento en que aparté mi mirada, noté que el pie de Yukine-san se enredó con los cables.

“¿¡Kyaah!?”

“¿¡Yukine-san, estás bien!?”

Apagué la aspiradora, me agaché y le pregunté.

“U-Uh, lo siento… Tenma-kun. Justo cuando me dijiste que tuviera cuidado…”

Yukine-san no parece tener heridas y está a punto de ponerse de pie. Sin embargo…

“¿Oh…?”

En ese momento, noté algo inusual. Uno de los cables enredó el cuerpo de Yukine-san sin poderse poner de pie.

“¿Q-Qué…? ¿Cómo pasó esto…?”

Yukine-san miró su cuerpo y se movió para intentar desamarrar el cable de su cuerpo. Pero…

“¡Hay…! Esto está muy apretado… nhaaa…”

Cuanto más trataba de desenredarse, más fuerte se hacían los nudos.

“Ahhh… i-increíble… ¡se siente muy bien……!”

Y de pronto su cuerpo se sacudió. ¡Además su cara se veía inundada por el placer!

Fue como si un interruptor se encendiera en Yukine-san.

“Haahaaa… ¡quiero atarme más…!”

Agarró otro de los largos cables y comenzó a amarrarse el pecho y la entrepierna.

¿Eh…? ¿Por qué haces estoooooo? “¡Anhhhh, no! ¡Mi cuerpo se está enredando por sí solo!”

“¡No—no! ¡Tú eres la que se está atando!”

Mientras finge querer desamarrarse, está atándose aún más.

¡Cómo es que un simple cable hizo que despertara su verdadera naturaleza!

“Ahh… ¡nhhhhh! ¡Mis pechos se sienten apretados…! Duele… ¡pero estoy muy emocionada…!”

Yukine-san se ató por completo el cuerpo. Sus sensuales curvas resaltaban, además de esos dos enormes pechos.

¡Con el cable alrededor de sus pechos se ven mucho más grandes! ¡Parece como si los hubiera inflado!

“¿Señorita? ¿Qué sucede?”

Aika, notó el incidente y se nos acercó lentamente.

¡No puede ser! ¡Estoy en un gran apuro! ¡Si no hago algo antes de que la vea, descubrirá su fetiche!

“Yukine-san, ¡quédate quieta por favor! ¡te desamarraré de inmediato…!

“Amoooo, no me desamarres…”

“¡No te pongas en tu modo masoquista!”

La regañé e intenté deshacer los nudos en su cuerpo. Pero, no pude. Al contrario, ¡los apreté mucho más…!

“¡Hyaaaaah! ¡Más! ¡Más! ¡Apriétalo maaaaas!”

“¡Ahhh, suficiente! ¡Guarda silencio por favor…!”

Encendí la aspiradora para suprimir sus jadeos.

“¿Señorita Yukine…? ¿Acaba de decir algo extraño?”

“Tal vez lo imaginaste, Aika-san. Más que eso, tenemos que terminar de limpiar aquí…”

“Ahh… haaaaa… ¿Amo…? ¡Castiga a esta mujer!”

¡Esto es malo! ¡qué alguien detenga a esta loca pervertida!

Mientras gritaba en el fondo de mi corazón, logré desatar los nudos en los cables, antes que Aika se diera cuenta.

“Maldición… no la estoy pasando nada bien…”

Tras terminar de alguna manera con la limpieza, sentí que logré escapar del peligro.

Salí de la sala y me dirigí a la sala conjunta en el segundo piso para buscar algún bolígrafo o lapicero.

“¿Qué harás ahora?”

Aika, quien esperaba en frente de la sala, preguntó.

“Iré a la habitación de Karin. Planeo estudiar un rato con ella antes de comer.”

Por supuesto, es una estrategia para atraer a Aika. Quiero demostrarle que estoy haciendo correctamente mi trabajo como esposo temporal.

“Ya veo. Parece que intentas pasar tiempo con cada una de las tres Señoritas. Me impresiona tu actitud.”

Bueno, como estipulé, la reacción de Aika es bastante buena.

“Pero, ¿qué materia estudiarán? ¿No me digas que ciencias naturales (anatomía)?”

“¡Claro que no…! Siempre le ayudo en matemáticas e inglés.”

Esta chica piensa que soy un tipo sin escrúpulos.

“de todos modos, deberías ir. La Señorita Karin está esperándote, ¿no?”

De pronto, mi celular vibró. Cuando volteé a verlo, era un mensaje de Karin.

[¡Peligro en el Baño!]

[ No hay papel… ¡Ayúdame por favor! (。´∀`)ノ ]

Qué estás diciendo…

¿Por qué no le pide esta clase de ayuda a Yukine-san o a Tsukino? ¿Por qué un hombre debería de salvarla de un apuro en el baño? Es incómodo de alguna manera…

Oh, claro. Se lo pediré a Aika.

Y de pronto—otro mensaje.

[Es vergonzoso pedírselo a una mujer. Así que, por favor ven ayúdame, Tenma-senpai…]

Y yo que pensé todo lo contrario…

Yo pensaría que es más vergonzoso que lo haga un hombre… además—tengo un mal presentimiento.

Sea como sea, no puedo ignorarla.

“Oh, Aika-san, lo siento. Iré al baño.”

“Muy bien, te acompañaré.”

Aika me siguió de inmediato.

“No, espera. ¿Me vas a seguir hasta el baño?”

“Es una pregunta tonta… mi trabajo es supervisar. Especialmente el comportamiento de Tenma-sama, es el asunto más importante.”

“¡Pero no significa que me tengas que seguir hasta el baño…!”

“No te preocupes. No entraré. Te esperaré en el pasillo.”

“Sea como sea… ¡me parece un acoso…!”

De hecho, siento una ligera vergüenza con que solo espere afuera también.

De pronto, Aika cerró sus ojos. Los abrió y me miró.

“Tenma-sama, ¿estás intentando escapar de mis ojos?”

“¿Eh…?”

“Si es así, te diré que tus estrategias son muy estúpidas. Puedo ver a través de ti, es inútil.”

“No, ¡no es eso lo que intento…!”

Esta persona es demasiado rígida… ¡se toma todo demasiado en serio!

“¡No tengo intenciones de escapar de tus ojos! Solo déjame relajarme al menos en el baño.”

No está dentro de mis planes que una chica me espere afuera del baño.

“Haa… si no queda más remedio.”

Aika me miró con ojos fulminantes.

“Estaré esperándote aquí. No tardes mucho.”

“G-Gracias. Me voy.”

Afortunadamente logró entender. Me incliné levemente hacia Aika y me alejé de ella. Fui al segundo piso, agarré un rollo de papel en el almacén y me dirigí al baño donde estaba Karin, al final del pasillo.

Toqué la puerta.

“Oye, Karin. Te traje papel. Abre de una vez.”

“¡Ah, Senpai! ¡Muchas gracias!”

Una brillante voz resonó desde adentro y quitó el seguro de la puerta.

Abrí levemente la puerta, lo suficiente para entregarle el papel de baño y solo asomé mi mano.

“Te tengo. Tenma-senpai~~”

“Eh— ¿¡Uwah—!?”

Karin me jaló del brazo y me metió al baño.

Me llegó a la nariz una dulce fragancia cuando entré.

Karin, estaba sonriéndome con picardía. Al parecer había planeado algo.

Supongo que fue una trampa… ¿era mentira el correo?

“¿Q-Qué haces, Karin…?”

“Nfuu… te lo diré ahora mismo.”

Diciendo eso, se inclinó hacia el frente poniendo ambos brazos detrás de su cintura.

“¿¡Eh……!?”

Luego, acercó sus manos a su falda y las metió por debajo. Deslizó sus bragas de color azul hasta el suelo.

“¿¡Qué…!?”

No puedo comprender esto.

“¡Tenma-Senpai! Estás viendo la figura vergonzosa de Karin… ¡por favor mírame mientras hago del baño!”

“¿¡Ah…!?”

¡Se puso caliente…! ¡Acaba de decir las palabras más peligrosas hasta el día de hoy!

Grité en el fondo de mi corazón.

“Aika está aquí… ¡no has eso! ¿¡Acaso quiere que se dé cuenta de tu fetiche!?”

“¡Por supuesto que no! Por eso mismo te pedí que vinieras al baño…”

“¡No importa que sea el baño—esto no está bien! ¡No te pongas en tu modo exhibicionista!”

No importa cuánto le guste exhibirse… ¡esto es excesivo…!

“¡No puedo evitarlo! ¡Karin tiene una razón para que la veas haciendo del baño!”

“¿Una razón…?”

Karin sacó su celular y le mostró la pantalla—era un correo electrónico.

“En realidad, Karin… ¡quiere ser una mangaka erótica profesional!”

“¿Qué…?”

Al ver el correo, venía el nombre de una editorial de mangas para adultos. El contenido era una felicitación hacia Karin por el dibujo erótico que publicó aquella vez en Twitter, y estaban considerando publicar su trabajo en un manga.

“¡Increíble…! ¡Eso es increíble Karin! ¡Están reconociendo tu trabajo!”

“Ehehehe… no me elogies tanto.”

Con las bragas abajo, Karin sonrió.

“Pero… ¡pero! ¿Cómo se relaciona con esto?”

“Sí, ¡quiero inspiración! Karin está pensando en dibujar una escena erótica en el baño, ¡así que necesito más inspiración!”

“¿¡Qué…!?”

Eso significa que me está usando como referente…

“¡No hay mejor manera para dibujar manga erótico que viviendo experiencias vergonzosas! ¡Necesito exhibirme más para dibujar una escena perfecta!”

“¡No—no! ¡Aun así no! ¡Esto cruza por mucho la línea!”

“Pero, Senpai, le dijiste a Karin que la ayudarías… ¡Así que necesito tu ayuda!”

Karin se inclinó hacia mí con sus bragas hasta las rodillas.

“A-Además… ¡Karin está a punto de llegar al límite…!”

“¿¡Al límite de qué…!?”

Karin se levantó un poco la falda y se sentó en el inodoro.

“Haa… nhaaaa… ¡va a salir…! ¡Está a punto de salir……!”

¡Se ha estado aguantando las ganas de orinar!

“¡Senpai! ¡Por favor mírame! ¡Por favor mira cómo orina Karin!”

“¡N-No puedo hacer eso!”

¡No puedo cumplir esa solicitud! ¡Esto es malo! ¡Tengo que huir de aquí!

Toqué el pomo de la puerta—y,

Un sonido provino desde afuera.

“Tenma-sama. ¿Sucede algo? Ya tardaste mucho…”

Maldita sea… es Aika…

“A-Aika-senpai… ¿¡por qué está aquí…!?”

Karin dijo casi susurrando con una voz sorprendida.

Si descubre que estoy en el baño con Karin y lo reporta… ¡estaré en verdaderos problemas!

“Tenma-sama, ¿ocurre algo?”

“¡N-No! ¡No sucede nada! ¡Saldré en seguida!”

Abrí apresuradamente la puerta, solo un poco, para que no pudiera ver a Karin ahí dentro y me escurrí al pasillo. De inmediato cerré la puerta.

“Lo siento, Tenma-sama. Pensé que había sucedido algo, por eso vine.”

“Ah, no… discúlpame por demorar tanto.”

Por el momento tengo que mantener a Aika alejada del baño. ¡No debo dejar que vea a Karin!

“Entonces, ¡me voy! ¡Karin debe estarme esperando en su habitación!”

“Por favor espera, Tenma-senpai.”

Aika me detuvo.

“Fui a buscar a la Señorita Karin antes de venir a buscarte, y parece que no está en su habitación. ¿Sabes dónde podría estar?”

¡Esta chica… bloqueó por completo mi ruta de escape!

“¿N-No está? N-No lo sé…”

“¿Sí? Le pregunté a la Señorita Tsukino y aparentemente la vio entrar al baño.

¡Mierda…! ¡Tsukino abrió de más la boca…!

“¿Qué sucede, Tenma-sama? Te veo un poco inquieto.”

“N-No… no es nada…”

Solo puedo decir esa mentira desesperada.

“Bueno… si no lo sabes, vayamos a buscarla.”

Aika dijo eso mientras me veía con recelo.

¡Perfecto! Ahora me alejaré de Karin.

“Ah, por cierto, también necesito ir al baño. Disculpa.”

“¿¡Ehhhh…!?”

De pronto Aika se acercó al baño y la detuve a toda prisa.

“¡E-Espera por favor…!”

“¿Por qué quieres detenerme? Terminaré pronto, así que espera.”

Aika estiró su mano hacia el pomo de la puerta.

¿Qué hago? ¿¡Qué hago!? ¡Karin sigue ahí dentro! ¡Si abre la puerta sabrá que estábamos al mismo tiempo en el baño!

“E-Ehm… no, es solo que…”

No sé qué decir… no se me ocurre ninguna excusa. Tampoco siento que pueda detenerla.

“¿Qué quieres decir? ¿Acaso quieres verme mientras hago del baño?”

“Eh, ¡no…! ¿Qué te hace pensar eso…?”

¿¡Acaso me ve como un pervertido!? Pero—casi veo a Karin haciendo del baño.

“Entonces, solo espera por favor.”

“Ah…”

Aika abrió la puerta del baño sin dudarlo.

Se acabó… se acabó… el secreto de Karin será revelado.

“¡Tenma-senpai! ¿¡Aquí estabas!?”

Una voz me llamó desde atrás en ese momento. Cuando me di la vuelta vi a Karin.

“¿Ka-Karin…?”

“¿Señorita Karin?”

La voz de Aika y la mía se interpusieron. ¿Cómo…? Se supone que estaba en el baño…

“Te estaba buscando. Vamos a estudiar juntos~~”

Karin sostuvo mi brazo. Su voz suena algo agitada y estaba sudando.

Cuando volteé a ver al baño, vi que la ventana estaba abierta.

¿¡Esta chica se escapó por la ventana y corrió hasta aquí!?

Senpai… ¡Karin se está esforzando mucho!

Sí, muy bien hecho. ¡Te lo agradezco mucho!

Solo hablamos con nuestros ojos prácticamente, para que Aika no se diera cuenta

De todos modos, gracias a su ingenio, su secreto se ha mantenido a salvo.

“Ahhh… estaba bastante complicado…”

Tras terminar la sesión de estudio en la habitación de Karin, refunfuñé mientras me dirigía a mi habitación.

“Te ves cansado, ¿no eres bueno en la escuela?”

Aika, quien salió conmigo me preguntó desde atrás.

“Haha… no, es solo que ese tema no es de mis favoritos.”

Estoy cansado de las hermanas, no de estudiar. Pero, no puedo decir la verdad.

“Entonces, sigue la Señorita Tsukino, ¿verdad?”

“Sí, estoy planeando que cenemos juntos.”

Yukine-san siempre hace las tareas del hogar y la cocina. Pero el día de hoy, la cocina queda a cargo de Tsukino. Así que le ayudaré en modo pareja.

“Por el momento, iré a dejar mis cosas a mi habitación… Tsukino debe estar en la cocina, ¿irás con ella, Aika?”

“No. Estaré esperándote.”

Kuhh… esta chica planea observarme todo el tiempo. Sea como sea, solo esperará frente a mi habitación. Y solo voy a dejar mis cosas ahí dentro.

Cuando llegué a mi habitación—mi cuerpo se paralizó. Se me cayeron las cosas que llevaba en mis manos.

“Nh… nhyuuu… chyuuu… nchyuuuuu…”

“¿Eh……?”

¿Por qué Tsukino está parada en medio de mi habitación?

Tsukino trae un atuendo hogareño—un delantal color rosa. Y en medio de sus pechos…… un plátano que había dejado con solo una mordida en el mini refrigerador de mi habitación.

“El plátano de Tenma… ahhh, su sabor……”

Tsukino tenía ese plátano largo y grueso en medio de sus pechos, mientras decía esas comprometedoras palabras. “Ahhh… qué grande… el plátano de Tenfua…”

Movía su boca y hacía ruidos bastante eróticos. Lo lamía y lo chupaba con mucha vehemencia.

¿Qué es esto…? ¿Por qué hace esto…?

No… ¿¡por qué esta chica está comiéndose ese plátano de manera tan lasciva!? ¿¡Y por qué está en mi habitación!?

Ahhhh… debo calmarme. Debo mantener mi mente tranquila.

¿Se puso caliente?

  1. Vino a buscarme a mi habitación para pedirme ayuda con la cena.
  2. No estoy. Así que abrió mi refrigerador.
  3. ¡Un plátanooooo! ¡Es el plátano a medio comer de Tenma!

Sí, no hay error en mis pensamientos.

Quiero decir, ¡conozco perfectamente esos ojos de cuando se pone caliente! Pero, ¿por qué diablos le emociona tanto un plátano mordido por mí?

Como sea, ¡tengo que detenerla! ¡Aika está esperándome afuera!

“¡Oye—Tsukino! ¡Recupera la cordura! ¡Aika está afuera!”

“Ahh, Tenmaaa… ¿qué sucede…?”

¡Maldita sea…! Está consciente de mi presencia, pero sigue igual de caliente…

¡No será tan fácil hacer que vuelva en sí…! No tengo más remedio que usar esto.

“¡Tukino! ¿¡Qué tal esto!?”

“¿Fuehh…?”

Saqué un pañuelo de mi bolsillo—claro, hecho de mi bóxer.

“¡Fuhhaaaa…! El bóxer de Tenmaaa…”

Tsukino tomó el pañuelo con el rostro completamente sonrojado y una mirada que anhelaba algo más.

No importa cuánto quiera eliminar su libido. No debo cruzar la línea. Tengo que satisfacerlas sin tocarlas.

Así que esto es útil para estos casos.

Pero……

“Tenmaaaa… intercambiemos ropa interior…”

“¿¡Otra vez con eso…!?”

No estaba satisfecha con el pañuelo.

¿Por qué quiere intercambiar ropa interior?

“Oye—Tenma… quítate el bóxer por favor…”

Tsukino se acercó lentamente a mí.

“¡Oh, espera! ¡Tranquilízate! ¡Si haces ruido Aika vendrá!”

“Quiero tu bóxer, quiero tu olor, Tenmaaaa…”

¡Tengo un muy mal presentimiento…!

“Tenma, quiero tu bóxer… quiero tu bóxer recién usado…”

“¡No puedo dártelo! Quiero decir… ¡las chicas no van por ahí pidiendo ropa interior de hombres…!”

“Entonces… solo déjame quitártelo…”

“¡Nh…!”

Tsukino agarró mi hombro y me empujó hacia la cama.

“Tenmaaa… ¿qué tal si te pruebo…?”

Tsukino dijo eso sacando la lengua como si fuera a comer algo.

¡Esto es malo! ¡Esto es muy malo!

“¡No—detente Tsukino! ¡Respira y tranquilízate! ¡No te dejes llevar por el impulso sexual!”

Intento empujar desesperadamente su cuerpo con ambas manos.

Pero, fue contraproducente…

“¡Nhuuu!”

“¿Khh?”

No desaprovechó la oportunidad y agarró mi mano derecha para lamer mi dedo índice.

“Mhhh… el sabor de Tenma…”

Tsukino lamió mi dedo índice lenta y suavemente con su lengua. Después comenzó a chuparlo con sonidos extraños. La calidez de su lengua y esa increíble suavidad llegaban desde la punta de mi dedo hasta mi cerebro.

“Nh…”

¿¡Qué sucede!? ¿¡Por qué me siento tan emocionado por esto…!?

Intenté liberar mi dedo, pero, Tsukino continuó chupándolo.

Minutos después, finalmente satisfecha, abrió su boca.

“Ahh… nnhhaaa… haaa—nhaaa…”

Cuando liberé mi dedo, se formó un sensual hilo de saliva entre mi dedo y su boca.

La respiración de Tsukino era agitada y su rostro brillaba de color rojo.

“Sabes muy bien—Tenma…”

Oh… qué cara tan lasciva tienes. Este rostro es mucho mejor que el habitual……

Parece estarse controlando, pero, Aika no puede verla de esta manera. Tengo que quedarme hasta que se haya controlado al cien por ciento.

“Tenma-sama, ¿sucede algo?”

“¿¡Ubhaaa!?”

La puerta de mi habitación se abrió.

Inmediatamente escondí a Tsukino en mi cama, bajo las sábanas.

“Escuché un ruido extraño… ¿qué sucede?”

“Ah, no, nada… Es que entraste repentinamente a mi habitación, Aika-san…”

Traté de esconder a Tsukino con mi cuerpo, parándome frente a la cama.

¡No mires hacia la cama—no mires hacia la cama—no mires hacia la cama!

“Haahaaaa… esta es… ¿la cama de Tenma…?”

Escuché débilmente la voz de Tsukino por debajo de las sábanas.

“Ahhh… huele increíble… el aroma de Tenma se está impregnando a mi cuerpo…”

Su voz sonaba más y más sensual.

“Nhaaa… unhhhhh—la cama de Tenma… haaaaa…”

¡¡Tsukino!! ¡¡Tranquilízateeeeeeeeeeeeeeee!!

Tsukino se está calentando y yo en esta situación. Comenzó a olfatear la cama y a menear sus caderas.

¡No te muevas, idiota! ¡¡Quédate quieta por un maldito segundo…!!

Oyaa~… ¿no se acaba de mover la cama?

Ves, ¡¡ya nos descubrioooooooooooooooooooooo!!

“No, no, no, no… ¿tal vez fue tu imaginación?”

“¿Mi imaginación? No… claramente vi que se movió.

Aika me miró con ojos que parecía llegar a lo profundo de mi ser. La presión de esta chica es aterradora.

Por más que intente negar las cosas, es difícil engañarla.

“Acaso… ¿estás haciendo algo sospechoso con las Señoritas?”

“¡N-Nunca haría eso!”

Esto es malo, ¡sospecha demasiado! ¡Creo que sabe que hay alguien en la cama!

“En lugar de escuchar excusas, me parece mejor verlo directamente. Tenma-sama.”

“Khh…”

Esto cada vez se pone más peligroso…

“¿Qué pasa? ¿Acaso hay algo que me estés ocultando?”

“N-No es el caso…”

“Entonces, no hay problema. Levanta las sábanas.”

*Gogogogogogo*, casi podía ver una sombra siniestra detrás de Aika mirándome.

Da miedo… pero no puedo hacer nada más.

Quiero decir—ya estoy muerto.

Es demasiado perspicaz como para engañarla. No tengo más remedio que levantar las sábanas.

“……”

Tragué saliva lentamente mientras estiraba mis manos hacia mis sábanas.

“¡Uwooooooooooh!”

Levanté el edredón de la cama con todas mis fuerzas. Ya no hay marcha atrás.

Lo que hay en la cama—

“¿Ouh? No hay nadie…”

Sin embargo, solo estaban las sábanas blancas. No había nada ni nadie. Tsukino no estaba ahí.

“Parece que realmente fue mi imaginación.”

Después de mirar la cama vacía, Aika dijo eso.

“Lamento las molestias. Seguiré esperando en el pasillo, sal cuando estés listo.”

“Sí, estaré ahí pronto.”

Aika se disculpó cortésmente y salió de mi habitación.

Después de mirar unos segundos la puerta y asegurarme de que no volviera a entrar.

“Haaaaaaaaaaaaaa………………… estuvo cerca—”

Dejé el edredón que traía en mis manos de nuevo sobre la cama.

Y ahí estaba Tsukino.

“Nhaaaa… la cama de Tenma se siente bien…”

“Ha… me las arreglé para esconderte.”

Cuando levanté el edredón, lo que hice fue enrollar a Tsukino en él, de tal manera que jalé el edredón hacia mí y la cubrí con el propio edredón.

Como el edredón es muy grande, logré ocultarla perfectamente.

“Ahhh—haaaa… quiero dormir en la cama de Tenma…”

Sin embargo, su calentura sigue igual.

“No puedo evitarlo… tendré que dejarte aquí.”

Dejé a Tsukino en mi cama y me dirigí al pasillo para que Aika no sospechara más.

“Al final, ¿cocinarás la cena tú solo?”

“Bueno, así parece.”

Tsukino desapareció, así que estoy con Aika en la cocina.

“Ha… hace mucho no cocino solo…”

Yukine-san salió a comprar algunas cosas y Karin no es para nada buena en la cocina, así que tengo que arreglármelas yo mismo. No es que sea un novato en esto, siempre he cocinado para Aoi y para mí.

“Pero, ahora cocinaré para cinco personas…”

Como Aika ya está con nosotros, debo hacer una cantidad considerable. Esta es un área desconocida para mí ya que siempre he cocinado solo para dos personas.

“Como era de esperarse, parece que es bastante carga para ti, Tenma-sama.”

“Bueno, no puedo negarlo…”

De preferencia, me gustaría al menos a otra persona que me ayude. ¿Espero a que Yukine-san vuelva a casa? Supongo que tardará un poco…

De pronto, vi a Aika parada detrás de mí.

“Por cierto, Aika-san. Eres una sirvienta, ¿no eres buena cocinando?”

“Por supuesto, es una de mis tareas básicas como sirvienta.”

Aika dijo con un rostro que parecía decir “¡soy muy buena en ello!”

“Entonces… lo siento, ¿podrías ayudarme un poco? Es algo difícil para mí solo…”

“No hace falta que lo pidas. Como sirvienta, ese es mi trabajo. Tenía la intención de preparar la cena desde un principio.”

Vaya chica tan confiable…

“Por cierto, ¿Qué planeas hacer hoy?”

“Uhm… tenía pensado algo de comida frita con verduras.”

“Ya veo, hagámoslo.”

Diciendo eso, Aika abrió el refrigerador y revisó los ingredientes. Sacó repollo, hongos shiitake y carne. Como era de esperarse de la secretaria aprendiz de Hajime-san, su criterio es bastante bueno.

“¿Te ayudo a partir los ingredientes?”

“No, no es necesario que me ayudes a cocinar, puedes esperarme.”

“Ah—muy bien.”

Aika dijo sin piedad. Sentí su espíritu profesional elevándose. Estoy seguro de que su trabajo es muy bueno.

De todos modos, decidí apartarme de ella para no ser una molestia mientras parte los ingredientes.

Poco después, escuché el sonido del aceite hirviendo.

Al parecer, realmente no necesita mi ayuda. Tal y como lo pensé, es una sirvienta muy talentosa.

Eso pensé, hasta el momento siguiente.

*¡Kachinnnnnn!*

Escuché un fuerte ruido proveniente de la cocina.

“¿¡Qué…!? ¿¡Qué sucedió, Aika-san!?”

Sorprendido, me dirigí hacia la cocina.

“¿E-En serio……?”

Había restos de comida carbonizada por todos lados.

¿Qué es esto…? ¿Qué diablos sucedió…?

Aika, estaba con un rostro sorprendido.

Y los ingredientes, tirados por todos lados.

Aparentemente… todo lo que estaba friéndose, explotó.

¿Cómo…? ¿Cómo es esto posible…?

“Ah, ¿Aika-san…? ¿Qué diablos sucedió…?”

“Cometí un pequeño error…”

¡Esto está más allá de un pequeño error!

Los ingredientes están carbonizados…

“Ha pasado mucho tiempo desde que usé la cocina, así que cometí un pequeño error al ajustar la llama. No hice nada mal. Fue el calor de la estufa.”

Aika se justificó con eso.

Pero, puedo verlo con claridad. Nadie comete este tipo de error.

“Aika-san… uhm, ¿realmente eres buena cocinando?”

“Por supuesto. Soy la sirvienta de la Familia Jinguuji. Soy una experta en la cocina.”

Aika dijo eso mientras recogía las papas que quedaban a salvo. Luego, con el cuchillo, comenzó a cortarlas a una increíble velocidad.

Y después—pude ver cómo cortaba la papa y un trozo de su piel del dedo.

““………””

Ambos nos quedamos en silencio.

¿Eh……? ¿Por qué? Es una sirvienta, ¿verdad? ¿Por qué es tan mala siquiera pelando papas?

“Esto no es nada. Tú tranquilo.”

“No, la que debería tranquilizarse es otra…”

Aika se ve genial a primera vista, pero…

“Aika-san… ¿en serio sabes cocinar?”

“… kuh.”

Aika refunfuñó ante mi pregunta.

“Yo… no quería decirlo… había estado escondiéndolo.”

Aika mostró una mirada llena de pesar.

“Pero, no podía decirlo… ¡no podía decir que era terrible cocinando…!”

En serio… parece una sirvienta perfecta, pero no sabe cocinar.

No, más que eso, es terriblemente mala.

“Pero, no importa. Hay otras actividades que hacen las sirvientas. No lo sé, limpiar, lavar…”

“Limpieza…… ya veo, limpiaré primero.”

Siguiendo mis palabras, Aika fue por una cubeta con agua al almacén para lavar los vegetales.

Sin embargo…

“¿¡Hyaaaaaah!?” En el camino de vuelta, el agua se derramó en todo el cuerpo de Aika y se cayó. El agua escurría por su hermoso cabello y transparentaba su uniforme, podía ver su ropa interior.

“Ah… parece que me tropecé…”

¡Esta chica no solo es mala cocinando, sino que también limpiando!

Aika se ve perfecta, ¡pero en realidad es una sirvienta buena para nada! ¡Sus habilidades básicas son devastadoras!

Quiero decir, esta chica se ve que es ultra talentosa, ¡pero no puede hacer nada!

“N-No me malinterpretes. A veces suelo tropezarme, y generalmente puedo cocinar comida instantánea sin problemas. No es que mis encantos femeninos estén por los suelos.”

Comida instantánea… bueno, me parecería más sorprendente que ni siquiera pudiera hacer eso…

“No soy buena en las tareas del hogar. Pero soy bastante buena como secretaria…”

Aika hacía todo lo posible por mantener su dignidad. Desafortunadamente, gracias a lo que acabo de ver, ya nada me convence…

“Por favor ve a cambiarte de ropa. Te vas a resfriar si continúas así.”

“… gracias por tu consideración.”

Aika dejó caer sus hombros y caminó.

“Ah, uhm… Tenma-sama…”

Caminando, miró hacia atrás.

“No le digas a nadie sobre esto. Yo… haré cualquier cosa.

¿¡Acaso estás loca…!? Aunque, hacer cualquier cosa no suena tan mal…

“Si las Señoritas se enteran de esto, ¡mi imagen perfecta quedará arruinada!”

Aika parecía deprimida con un rostro desesperado.

Y luego me miró con determinación.

“Así que, por favor no digas nada. ¿Quieres que te muestre mis pechos en compensación…? ¿O tal vez quieres ver mis bragas?”

“¡No tienes que hacer nada de eso! ¡Solo ve a cambiarte de ropa y ya!”

Aika intentó hacer hasta lo imposible por cuidar su imagen.

Y así, la obligué a salir de la cocina.

Al final fui yo quien terminé cocinando.

Limpié rápidamente la cocina que había quedado sucia y freí correctamente los ingredientes para la cena.

Todas, incluida Aika, comenzaron a cenar.

“¡Sabe delicioso! ¡La comida de Aika sabe más rica después de no haberla probado en mucho tiempo!”

“¡Cierto! Es algo sencillo, pero sabe delicioso. ¡Jamás me quedaría así a mí…!”

“¡Haré que Aika-senpai sea la chef exclusiva de Karin!”

“Gracias, Señoritas.”

Aika, alabada por las tres hermanas les agradeció. Vaya… si el que cocinó fui yo.

Pero bueno—ninguna de ellas sabe que esta sirvienta es una completa inútil.

“No solo las tres hermanas tienen sus secretos…”

Dije eso en un tono tan bajo que nadie pudo oírme.

Sin embargo—las tres hermanas tienen mucho más que un secreto.

Quiero decir… ¿por qué todas tienen tanta propensión a los actos eróticos? Bueno, son hermanas. ¡Algo deben de compartir!

De todos modos, parece que sobreviví al primer día de la inspección.

Y debo seguir ocultando todos los secretos…

“Por cierto, ¿qué tipo de vida llevas?”

Aika me hizo esa pregunta cuando estaba hundido en mi propio mar de pensamientos.

“¿Uh? Bueno, todos los días les ayudo con la comida y les ayudo a estudiar… ya sabes, así como hoy.”

“Oh, ya veo. Entonces, ¿qué tal unas vacaciones? Quiero decir—unas vacaciones como pareja.”

“Eso sería raro. Pero supongo que no estaría mal, a veces no tengo tiempo para divertirme con todas.”

“Entonces, ¿tienes planes para las vacaciones de la próxima semana?”

¿Planes para las vacaciones…?

“Cierto~~, puede que no tengamos nada planeado. Pero sería divertido salir de vacaciones juntos~”

“Eso es cierto. Veré que se puede hacer.”

Aika respondió hacia Yukine-san con tranquilidad.

“Uhm… ¿eso estará bien…?”

Pregunté instintivamente.

“De hecho, Hajime-sama emitió una orden para todos. Es sobre las vacaciones.”

“¿Una orden…?”

¿Qué es eso? ¿Alguna especia de orden emitida para después de la inspección? Tengo un mal presentimiento…

“Sí. Hajime-sama me pidió que les diera un mensaje, el cual se los leeré en voz alta ya que escribió una carta.”

Diciendo eso, Aika sacó una carta doblada por la mitad y comenzó a leerla.

[Estimado Ichijou Tenma-kun. ¿Cómo te va en tu nueva vida viviendo con unas hermosas mujeres? Bueno, tal vez no lo sepas, pero me gustaría que hicieras un ‘Viaje de Recién Casados’ como pareja temporal de mis hijas. Si las tres chicas se casan, es posible que tengan que viajar con algún hombre. Para ello, quiero que les des la suficiente experiencia para lograrlo. Me disculpo por la repentina solicitud, pero, espero con ansias tu cooperación. Por cierto, si tocas a una de mis niñas, ¡¡VOY A MATARTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!]

“¡Qué…!”

Viaje de recién casados con estas hermanas…

Cuando Aika terminó de leer la carta me sentí aterrorizado…

“Esas fueron las órdenes de Hajime-sama. Como se menciona en la carta, realizarán un viaje de tres días y dos noches en esta experiencia llamada Viaje de Recién Casados.”

¡Esto se va a poner muy mal…! ¡No estoy bromeando!

Es cierto que mi trabajo consta de convertirlas en buenas candidatas a esposas. Y como esposo temporal, debo hacer que se acostumbren a tener una pareja.

Pero, esta solicitud me parece excesiva. Si viajas con tres hermanas pervertidas, ¡algo malo va a suceder!

¡Tengo que negarme a como dé lugar!

“¡Qué divertido! ¡Quiero viajar con Senpai!”

“Estoy de acuerdo, ¡espero con ansias las vacaciones!”

Contrario a mis pensamientos, Yukine-san y Karin parecían muy entusiasmadas al escuchar lo del viaje.

¡Maldita sea…! Por cierto… ¿estaremos bajo la supervisión de Aika durante el viaje?

Sin embargo, Tsukino parece ser que veía las cosas de la misma manera que yo.

“¡P-Pero! ¿A dónde vamos a ir? ¿Encontraremos un hotel a estas alturas?”

Tal vez—Tsukino tampoco quiere ir al viaje.

“Ese no es problema. Su destino será la Posada de la Familia Jinguuji.”

Sin embargo, Aika respondió con su rostro frío.

“¿Posada…? ¿Eso existe?”

“Sí. Es un lugar bastante grande, hay baños al aire libre, y zonas de recreación.”

Bueno… la Familia Jinguuji es millonaria, no me sorprende.

“Cierto… si se trata de la posada, no tendremos problemas con las reservaciones…”

Tsukino iba perdiendo las ganas de refutar. No, esto es malo… a este paso se confirmará el viaje.

“Pero… ¿no es demasiado pronto para un viaje? Quiero decir, somos pareja temporal, pero no tiene mucho tiempo que nos conocemos.”

“Por cierto, si aceptas, Hajime-sama te dará una bonificación extra.”

“¡Me esforzaré al máximo en mi trabajo!”

¡No! ¡No! ¡No puedo negarme si se trata de ganar más dinero para mis deudas!

“Entonces está decidido. Haré algunos ajustes para su viaje.”

No tengo más remedio que ir. Tengo que demostrarle a Aika que en ese viaje nada malo sucederá, además de darles experiencia en pareja a las tres.

Todo lo que necesito, es superar su calentura.

“Así que… ¡tengo que corregir sus fetiches antes o durante ese viaje!”

Corregir su comportamiento es lo más importante de vivir juntos. Aunque parece ser algo complicado, creo que puedo lograrlo.

Y así, es como se decidió que tendremos un viaje de recién casados.

“Recién casados, eh……”

En mi habitación a oscuras, me recosté y suspiré.

Por sugerencia de mi padre, tendremos un viaje de vacaciones.

Normalmente esto sería divertido. Ha pasado mucho tiempo de que salí de vacaciones con ellas. Además, sería más divertido ir con Tenma y Aika-san…”

Pero, estoy muy nerviosa. Y todo eso es, por mi fetiche.

“Siento que… en momentos como estos, mi fetiche empeora.”

Desde esa fiesta, mis episodios de calentura se han vuelto peor que nunca.

No sé por qué. Pero desde ese día para acá, he entrado en ese estado tres veces. Con su cepillo de dientes, con su uniforme y con su plátano a medio comer.

Gracias a mi práctica con Tenma, he logrado suprimirlo un poco, pero no puedo deshacerme de él. Me preocupa ir juntos. Si lo estropeo frente a Aika-san, descubrirá mi secreto… ¡no puedo dejar que eso pase!

Además, si mi secreto se revela… Tenma podría estar en problemas.

Si Aika-san o papá conocen acerca de mi fetiche, posiblemente vayan a correr a Tenma. Debo evitar que eso suceda.

Jamás hubiera pensado en esto antes de que Tenma viniera a la casa. Pero han pasado muchas cosas…

Sé que Tenma realmente piensa en nosotras.

Por eso no puedo revelar mi fetiche. Debo proteger mi secreto y a Tenma.

“No debo ceder a mis impulsos…”

Con gran determinación, agarré las sábanas.

“Fufufu. Viajaré con Tenma-kun.”

Sentada en mi escritorio, puse una enorme sonrisa.

“Estoy en deuda con Tenma-kun, así que quiero agradecerle un poco.”

Normalmente, siempre se ocupa de mis estados de calentura. Incluso en aquella fiesta, se sacrificó por nosotras. Tenma-kun es demasiado considerado con todas nosotras.

Así que debo mostrarle mi gratitud de manera correcta.

“Nfufufu… en este viaje, te daré un muy buen servicio, Tenma-kun.”

El propósito de este viaje es tener la experiencia de un viaje de recién casados como parte de la ceremonia matrimonial. Es para profundizar con tu pareja y enamorarte aún más.

Así que pensé en un plan para Tenma-kun y lo escribí en una nota.

“Ahaha… ¡qué bien se siente estar desnuda…!”

Estaba sentada en la cama, tomándome una foto desnuda con mi teléfono.

Sostuve el teléfono por encima de mi cabeza, oculté mis pezones con cinta adhesiva y sonreí. Esto también es para tener más material para mis dibujos eróticos.

Gracias a Senpai, el manga va muy bien. Si Tenma-senpai está ahí conmigo, ¡puedo lograr mucha, mucha exhibición!

Todo lo que tengo que hacer, es dibujar un manga entero. Creo que en este viaje podré conseguir muchas escenas eróticas con Senpai. Así que me expondré de diversas formas en el viaje para que Senpai me vea.

“Ahaha… ¡este viaje parece ser una buena oportunidad para mi exhibicionismo…!” Sumergiéndome en el éxtasis, parece que oprimí de nuevo el interruptor.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!
  1. Amanojaku es una especie de demonio japonés, representado como un pequeño ser. Se dice que es el espíritu de la contradicción y perversidad. Tenma se refiere así a Aoi por sus cambios drásticos de humor y palabras contradictorias.