Un mes después de recibir el impacto de haber aprobado, me puse de pie al fin de la tierra sur de Osaka, y aún más al final de Minami Kawara. Frente a mí se encuentra un enorme edificio de concreto.

—  Universidad de artes Oonaka.

Leí lo que se encontraba escrito en lo alto del edificio, y entonces lo comparé con el comprobante de estudiante que estaba en mi bolsillo.

—… Hashiba Kyouya, departamento cinematográfico.

No había error, me encontraba de pie en abril del 2006 como estudiante de la universidad Geidai.

No podía creerlo, no debería ocurrir algo como un salto en el tiempo, ¿pero en verdad me ocurrió ese fenómeno? Cuando vi el calendario era el 2006, tenía el celular viejo y mi hermana estaba con su uniforme de secundaria, claro que dudaría, pero cuando me vi a mi mismo en el espejo, no me quedaba más que creerlo.

— Regresé a ser joven.

Pero bueno, parece que había regresado al mundo de hace 10 años. Después de que el impacto se me hubiese pasado un poco, comencé a pensar con la notificación  aprobatoria en mi mano derecha. Después de eso me llegarían varias notificaciones reprobatorias de varias universidades, pero les dije a mi padre que iría a la universidad Geidai. Desconozco el motivo, pero por ahora tomaré la oportunidad de rehacer mi vida, me gustaría elegir una ruta diferente a la que tomé anteriormente, me gustaría cambiar carias cosas. 

Mis padre me vio con extrañeza al haber tomado una universidad que no era mi primera opción, pero al final me lo permitió diciendo “Haz lo que quieras” Y entonces hoy, un día de abril.

Acaba de terminar la ceremonia de ingreso y me encuentro de pie frente al edificio de la escuela como estudiante de primer año de la universidad de artes Oonaka, departamento de cine.

— Este, Ichisuka… a la derecha del semáforo…

La escuela parece más dispersa de lo que creí, caminé buscando por los alrededores una casa de madera de dos pisos no tan vieja pero tampoco tan nueva.

— ¿Así que aquí es la casa compartida…?

Mi casa se encontraba en Ikoma, mientras que la universidad Geidai en Kawachi, el transporte realmente no es muy bueno, así que como resultado de platicarlo con mi padre terminamos decidiendo que viviría por mi cuenta, pero tenía a mi hermana, y realmente no somos muy ricos como para permitirme un departamento, el costo sería grande, así que terminé haciendo uso de las casas compartidas de la universidad.

— ¿Aun no… ha llegado nadie?

A varios minutos caminando desde la universidad, se encontraban unos almacenes como cajas enormes y a un lado se encontraba el edificio. Dentro de lo que pude ver por fuera, no parecía haber señales de presencia de alguien adentro.

— ¿Hola…? ¿No hay nadie?… lo sabía.

Usé la llave que me dieron de antemano y entré, en la sala de estar no había nada más que una mesa y varias sillas, el área común de la sala solo estaba contactada por una puerta con la cocina, a la izquierda y derecha el baño y la ducha, habían dos habitaciones para los estudiantes en cada uno de los dos pisos. Los de bienes raíces me habían dicho que el lugar era para que 4 personas vivieran bajo un mismo techo por lo que parece que será cómodo. En el momento en que hicimos el contrato ya habíamos decidido cuál era la habitación que usaría. En el segundo piso la habitación de la derecha.

En el atardecer llegaron las cajas con mi ropa y la televisión que usaba en casa, por fin parecía una habitación. Para cuando decidí en donde poner los muebles ya era de noche, afuera estaba oscuro.

— Fu… bastará con que después haga el resto poco a poco.

Abrí el Yogurt que compré cuando venía, y comencé a beberlo. Al vivir por mi cuenta hubiera comido cosas como nato, y desde que viviré aquí ya no tengo nadie que me diga nada. Pero pensando que mi cuerpo de diez años en el futuro me enfermé, creo que debería de escuchar a mis padre como es debido.

— ¿Los demás aun no llegan?…

Si participaron en la ceremonia de entrada, deberían de llegar el día de hoy para poder ingresar a la escuela mañana, pero aun así no parece que venga nadie.

— Ha… ¿en serio soy estudiante de la universidad de artes?

No tenía con quien hablar y realmente no tenía nada que hacer por el día de hoy, asi que observé el documento de estudiante que me había sacado del bolsillo y dejado sobre el escritorio, haciendo que mi sentido de la realidad se fuese diluyendo. Me encontraba de pie en la misma línea de salida que aquellos de la generación de platino. Por supuesto, solo entramos en la misma universidad, pero es una universidad de la que nacieron muchos creadores famosos, una escuela donde nace la elite, puede que para cuando me gradué también obtenga algo.

— ¡Puede que incluso termine creando algo con Akishima Shino, Kawagoe kyouichi o [email protected]!

Es cierto que me llama la atención aquello del viaje en el tiempo, puede que lo vea así ahora que me he tranquilizado, pero por más que lo piense no tengo ninguna idea, ¿me involucré en la ambición de alguien más? ¿Un incidente desconocido? ¿O posiblemente debido a que mi vida terminó que acabe regresando al mundo anterior? ¿Qué debería hacer? Aunque continuara pensando no llegaría a nada. Dejando de lado eso por ahora, estaba feliz por poder tener un futuro diferente.

— Fu…. Que sueño.

Debido a que había estado ocupado todo el día con la ceremonia de ingreso y la mudanza, mi cuerpo ya estaba bastante cansado. Dejé el yogurt a medio beber a un lado de la almohada, y me metí en el futon que acababa de poner. Sin darme cuenta me había quedado dormido. Al estar dormido tuve un poco de miedo de regresar a dentro de 10 años. Al quedarme dormido escuché a una loli dios diciendo “Hola, ¿¡fue un buen sueño verdad!? ¡Es una pena! ¡La verdadera vida es aquella en la que te derrumbaste inconsciente del cansancio por la empresa de eroges después de llegar a casa! ★” y despertando cuando el hijo de mi hermana me jaló de la ropa diciendo “Tío, juguemos” llevándome a la realidad, puede que suceda eso, y al pensarlo me da algo de miedo. Pero cuando dormí antes no había regresado del 2006 al 2016. Por lo que en algún momento comencé a tener menos resistencia al dormir.

— Um…

Las cortinas aún no habían llegado por lo que la luz del sol por la mañana hizo que me dolieran los ojos al despertar. El día de hoy se tiene esperada la guía en la universidad, por lo que no debería de ser necesario despertar demasiado temprano… pero abrí los ojos, y el paisaje que vi…

—….

—……… ¿He?

Me despertó en un instante. No ha habido más que 5 empresas de eroges en el pasado… en el año 2016 que hicieran uso de este tipo de escenas ya tan vieja y usada.

“Designación CG005
Condición: Frente a los ojos del protagonista
Una chica se encontraba durmiendo, era divina con la luz de la mañana
Vestuario: solo tenía una parte de la vestimenta, su pecho se ve ligeramente”

— ¡Uwaaa!!

En el instante en que me di cuenta de que era la realidad terminé gritando, en estas situaciones después de todo se tiene prometida esa reacción.

— ¿Hoe?… ¿Ya es de mañana?

La chica hizo un lindo bostezo, y movió la cabeza ligeramente, para después quedárseme viendo fijamente.

—…

— Ah, este…

Su rostro estaba alrededor de unos 15 centímetros de distancia. Sus ojos, que se acababan de abrir, estaban un poco húmedos, sus parpados parecían volver a cerrarse con largas pestañas y tenía una pequeña nariz, labios ligeramente separados, facciones infantiles que más que una chica de preparatoria, pareciera una chica de secundaria, no tenía nada de que quejarme.

 — Que linda…

Susurré en voz baja. Y en ese momento se levantó.

—… Tengo sed.

Y entonces con movimientos mecánicos tomó el Yogurt que había dejado.

— Haaa… ¡Después de todo el Yogurt en las mañanas es bueno!

— Este…

Algo de Yogurt había caído en su pecho al beber, convirtiéndose en una buena imagen CG de un eroge. Fue cuando me percaté que a pesar que tenía un pequeño cuerpo, su pecho era grande… no, tranquilicémonos. Si se encuentra aquí eso quiere decir que aún no tiene 18 años, sería un crimen… no, no es eso, yo también soy menor de edad.

— Ah, este… ¿y tú eres?…

— ¿He? Ah, aun no nos saludamos.

La chica se puso de pie con ánimos, y al hacerlo me di cuenta que era de baja estatura.

— Vengo del límite oeste de Fukuoka, Itoshima… ¿Ah?

En el momento en que estaba tomando una pose, sus pies se resbalaron y terminó en el aire.

— ¡Cuidado!

Estirpé mis manos pero…

— ¡Hyaa!

— ¡Waa!

Terminé recibiéndola “de frente”

— Ah, también hay habitaciones en el segundo piso.

Escuché una voz fuera de la habitación y la puerta sea abrió en grande.

— ¿He?

— ¡Waa!

— ¿Gg…?

— ¿Qué…?

Creo que Dios suele hacer travesuras, cuando pensé que era mucho que halla regresado 10 años antes sin explicación alguna ahora terminé en una escena Eroge real que no pedí.

— Ah, este, no es eso, solo estaba durmiendo y al despertar ella estaba durmiendo a mi lado…

— Mi futon aún no había llegado así que pensé en tomar prestado un poco el suyo.

Explicamos la situación ambos, con diferencias de temperaturas, mientras que yo estaba desesperado ella muy tranquila.

— E, ¿eso explica por qué el rostro de la chica estaba en tu entrepierna? 

— ¿Eso explica que se llevaran tan bien para que se “abrazaran” así?…

De los dos que entraron, la chica que tenía aspecto de Gyal se me quedo viendo hacia abajo como si estuviera viendo algo sucio…

— Y entonces ese líquido blanco… eres sorprendente… como hombre.

En cuanto al hombre parecía estar extrañamente admirado mientras asentía, sin duda alguna lo está malentendiendo.

— ¡Eso es yogur! ¡Y ella solo se cayó!

— Si, si, creí que podríamos volver a dormir juntos.

— ¡Lo sabía!

— ¡Eres sorprendente!

— ¡Que no es eso!

— ¿¡Qué no es eso!?

Ah, ¿quién fue es que escribió esta escena?…

Después del incidente de la mañana, logré explicar con éxito las circunstancias. Después d eso tenía la guía en la universidad, así que antes de eso profundicemos nuestro compañerismo… nos presentamos.

— Hashiba Kyouya, vengo desde la prefectura de Nara, un placer…

— ¿Esta bien si te llamo por tu apellido? ¿O que tal por tu nombre?

La Gyal preguntó con franqueza.

— Ah, entonces por mi nombre.

— Entendido, que sea Kyouya.

Como decirlo, mi corazón se acelera solo por ser llamado por mi nombre, a pesar de que ella sea 10 años menor que yo, que una chica que hasta hace poco haya sido una JK me llame por mi nombre…

(Si una tienda tuviera esa clase de “rolplay” ganaría mucho dinero…como bañarse con la chica, un masaje o… ¡¡…!!)

Creí que terminaría llevando una vida escolar en la que cuatro hombres viviríamos bajo el mismo techo, por lo que es algo inesperado, terminó siendo un balance de dos chicas y dos chicos… dejemos de lado para que es ese balance.

— Esto es tan “Riajuu”

Lo dije sin querer y las dos chicas inclinaron la cabeza al mismo tiempo.

— ¿Ria… Juu…?

— ¿Qué es eso?

— ¿He?… ah…

Y allí fue donde me di cuenta de mi error, la verdad es que no lo recuerdo con exactitud pero la palabra Riajuu, se comenzó a expandir entre las personas normales hace como 10 años…

— Ah, este, Riajuu es…

Me apresuré a explicarles.

— Es decir, personas que en la realidad tienen lo que quieren.

Hombres, por favor complementen.

— ¿Qué es eso? No lo conocía.

— Es una palabra que últimamente se dice en 2ch, la abreviación de “Real Juujitsu gumi” pero Kyouya, parece que estas bien metido en el internet.

— ¿He? Ah, bueno, un poco.

… Qué bueno, parece que la misma palabra apenas ha comenzado a nacer. La verdad es que terminó salvándome, pero tengo que tener cuidado con lo que digo.

— Ah, yo soy el siguiente, este…

El tipo de mirada afilada a un lado de mi comenzó a hablar.

— Rokuonji… Tsurayuki. Mi apellido es bastante largo así que díganme por mi nombre, es todo.

Rokuonji Tsurayuki… Es un nombre que parece una frase de power up. Es un hombre de gran estatura, una camisa larga y pantalones, le queda bien, su cabello es un poco más corto que el mío, bien cortado y acomodado limpiamente. Es un poco difícil clasificarlo como alguien guapo, en especial por la mirada mala y la expresión ambigua.

— Wa, asombroso, ese nombre parece como los que salen en los libros de texto.

La chica más pequeña a mi derecha abrió grande los ojos.

— Lo sé, su apellido con ese último “ji” (templo) hace que la sensación de nobleza aumente.

Y del otro lado la Gyal dijo algo parecido.

— La verdad no es la gran cosa, el que sigue, el que sigue.

— ¿He? Ah, yo.

La Gyal que estaba sentada frente a mi asintió.

— Kogure Nanako, vengo de la prefectura de Shiba, cuento con ustedes de ahora en adelante.

Estaba algo preocupado por la manera en que se veía, pero es una presentación bastante formal. Su cabello con un color un poco claro lo tiene amarrado por la parte de atrás, sus expresiones están bien definidas, y su mirada parecieran ser de alguien firme, una persona que pareciera decir todo de manera bastante franca.

— ¿Kogure o algo así? Aunque ya parecías al… ¡waa!

Tsurayuki no terminó de formar su frase cuando “Kogure” cuando un puño cerrado golpeó su abdomen en un buen ángulo.

— ¡No digas lo que menos me gusta que digan y segundos después de que terminé de presentarme!

… Ah, después de todo le molestaba eso. La chica de pronto levantó la mano y se apresuró a explicar.

— Nu, nuestra escuela es bastante permisible, no creo que me digan nada, yo solo me teñí el cabello, no es como si fuese alguna clase de Gyal, ¡en serio!

Acaba de decir “atashi” y “dake”… Sin contar a Kogure, todos imaginamos los sonidos de los insectos en el jardín, como cigarras y grillos rodeados de silencio, pero no creo que sea un tema que deba tocar.

— Co como sea, es un placer Kog… Nanako.

En el instante en que estaba por llamarla por su apellido sentí una enorme presión mientras me fulminaba con la mirada, en ese instante la palabra Kogure desapareció de mi cabeza.

— Bueno, entonces es mi turno.

La pequeña chica se aclaró la garganta, le escuché un pequeño acento, ¿es una chica que viene desde muy lejos?

— Ah, antes de que digas tu nombre tengo una pequeña pregunta.

Tsurayuki de pronto la interrumpió.

— ¿Qué cosa?

— Este, ¿saltaste grados en la escuela? ¿Cuántos años tienes?

Lo dijo como si no fuera la gran cosa cuando de pronto le golpeó una mano con forma “hoja” en la garganta.

— ¡Pfff!

— ¡Terminé la preparatoria como es debido! ¿¡Que está diciendo de pronto este onii-chan!?

Se enojó inflando sus mejillas como una pequeña ardilla.

— Ah, se enojó.

Nanako comenzó a reír.

— ¿Qué pasa? es pequeña aso que creí que…

Honestamente también pensé lo mismo por un segundo, no puedo negarlo.

— Entonces, volveré a empezar.

Parece que fue una JK normal, inflaba su pecho al decirlo.

— Mi nombre es Shinoaki, Vengo de Itoshima en Fukuoka.

— Shinoaki… que nombre tan único.

— ¿En serio? Es la primera vez que me lo dicen.

Tenía una expresión de no saber a lo que se refería.

— Si, el nombre de Shinoaki parece algo masculino ¿verdad? Además…

Cuando estaba a punto de decir lo que le parecía extraño, Shinoaki…

— Ah…. Era eso, um…

Sonrió mientras retrasaba un poco el asunto.

— Eso, creo que lo mezclé

— ¿Mezclaste?

— Mi apellido es Shino y mi nombre Aki, es decir Shino, Aki.

— Ah…

Todos asentimos comprendiendo la situación. 

— Lo malentendieron después de todo Mi nombre es muy corto.

Parecía haber recordado algo, como si ya le hubiese pasado algo parecido antes

— ¿Y? ¿Te han llamado Aki hasta ahora?

Nanako fue la que preguntó.

— Si, me dicen por mi nombre, aunque la mayoría termina haciéndolo por mi nombre completo, bueno, ya que todos nos estamos llamando solo por nuestros primeros nombres, todos llámenme Aki.

—…

Los tres asentimos en silencio después de vernos mutuamente.

— Shinoaki suena bien.

— Será Shinoaki.

— Shinoaki está bien.

— ¡Ah, escuchen lo que les estoy diciendo!

Todos dijimos lo que pensamos y terminamos diciéndole por su nombre completo

◆ ◆ ◆

— Pero que todos estemos en el departamento de cine, es demasiado para ser solo una coincidencia.

Tsurayuki dijo extrañado en medio del camino hacia la universidad para participar en la guía,

— Bueno, gracias a eso podremos intercambiar información, posiblemente lo primero que tendremos sea idiomas.

Para mí que era la segunda vez que iba a la universidad era algo de suerte, si las reuniones son prácticamente las mismas y los exámenes parecidos, entonces, podré pasarlos con algo de facilidad.

— Fum… mejor dijo, ¿en serio esto en verdad es Osaka? Incluso escuchó a las vacas.

— No hay mucha diferencia con mi casa.

— Bueno, estamos en el límite de la prefectura después de todo, además parece que los autores egresados de Geidai dicen que parece un campo.

— Hee, ¿y eso por qué?

— En la entrada había un letrero que decía “cuidado con los 100 pies”

—… Creo que me regresaré a casa.

Nanako y Tsurayuki se quejaban mientras pasábamos por los caminos rurales, mientras que Shinoaki daba vueltas por allí tarareando feliz. Por supuesto, los tres tienen expectativas en su nueva vida escolar, y yo también cuando entré por primera vez en la universidad, pero ahora ellos están varias veces más emocionados que yo, nerviosos, ¿qué tipo de vida y que tipo de clases nos esperan? Mientras pensaba en ello y avanzábamos, vimos nuestro objetivo.

— Ah, llegamos, llegamos.

Vimos el edificio en alrededor de cinco minutos, llegando a la puerta de entrada

— Ah, es cierto, ya lo había visto en la ceremonia de entrada pero lo olvide.

Fue Tsurayuki quien dijo eso al ponernos frente a la entrada.

— Parece que terminará afectándonos después.

Y Nanako dijo con una voz como viniendo desde las profundidades del infierno.

— Se siente como si fuéramos a enfrentarnos con el último jefe…

Shinoaki respondió algo temerosa.

Desde mi punto de vista esta es mi segunda vez, pero era la verdadera universidad Oonaka, la llamada “Geidai” en donde me encontraba de pie. No había escaleras ni nada, todo era una zona plana. Frente a nosotros se encontraba en edificio de la escuela a la que nos dirigíamos.

◆ ◆ ◆

— Sus asientos están marcadnos con sus números de estudiantes, vean los lugares donde están sus números y tomen asiento por favor.

Nos dirigimos a una gran aula para la “guía” del departamento de cine en donde se podían reunir alrededor de 200 personas.

— Los números de todos están dispersos.

— Eso parece, no creo que podamos sentarnos juntos.

— Este, Kyouya es el 32 y yo el 15, Shinoaki el 23 y… Rokuonji el 102, estamos alejados.

— Este, ¿podrías llamarme mor mi nombre?

— ¿Tú también me llamaste por mi apellido una vez verdad? Estamos a mano.

— Bueno, bueno, tranquilícense…

No es buena idea pelear apenas entrando, por ahora tranquilicémonos.

— Fuaa… hay muchas personas, ¿todos son de la misma clase?

Es cierto hay muchas más personas de lo que creía, seriamos unos 130 estudiantes en el lugar.

— No tenemos mucho tiempo por ahora, así que tomemos asiento, ¿qué les parece si al terminar comemos juntos?

— Buena idea, reunámonos en la entrada, ¿ya podremos usar la cafetería de la escuela?

— ¿Está bien no? Y ya que estamos también podríamos dar una vuelta por el campus

— Sí, es cierto.

Decidimos lo que íbamos a hacer después y nos separamos hacia nuestros asientos. Solo de darle un vistazo dentro del salón de clases parecía ser de una universidad normal, el precio de la matricula no era realmente cara, mejor dicho, no eran pocos los estudiantes que parecían estar llenos de expectativas y ambiciones, volteando a ver a todas partes e intercambiando miradas. Pero a diferencia de la vista general de todo el salón de clases, los alumnos por separado eran diferentes. Si tuviera que decir algo parecía que había estudiantes que tenían una o dos costumbres raras… más que tener expectativas, como decirlo, hacen que Nanako y los demás parezcan bastante normales.

—33… creo que es aquí.

— Ah, um… ¿¡…!?

Al ver al hombre sentado a mi lado sin querer deje salir una voz extraña.

— ¡Ah, es asombroso! ¡Por fin llegué al Geidai!

Tendría unos 190 centímetros de estatura, y bastante musculatura, con una camiseta bastante pegada al cuerpo que decía “poder “más que alguien del “Geidai” le quedaría más estar en algún gimnasio.

— ¿Tú quién eres?

— ¿Ah? ¿Yo? Kyouya, Kyouya Hashiba.

— Hashiba, Yo soy Hikawa Genkirou, un placer

—… Genkirou.

— Si ¿¡animado verdad!? Mi nombre se escribe con los dos kanjis de Genki y le agregas el Rou ese es todo mi nombre, así no me desanimaré ni me enfermaré, jajajaja!

Parece que no solo era su apariencia, Rokuonji todavía estaba bien pero parece que hay muchas más personas con nombres que causan impacto… Como se esperaba de Geidai. De seguro es un ambiente en donde personas con peculiaridades se reúnen.

— Hashiba, ¿viniste a hacer películas?

— ¿Películas? Ah, no, no realmente.

Pero este es el departamento de cine después de todo, es normal pensar en eso.

— Ya veo, ¿entonces juegos? ¿O tal vez anime?

— Um, bueno, me gustan los juegos, algún día me gustaría crear un RPG o algo.

— Oh, a mí también me gustan los juegos, ¡cuando era niño solía jugar hasta la muerte! Juegos como súper-pro baseball.

Parece que es alguien aficionado a los juegos y los deportes, ¿así que por eso terminó teniendo esa apariencia?

— Bueno, aunque la verdad me gusta más mover el cuerpo, ¿hacías algún deporte cuando estabas en la preparatoria?

— No, realmente no mucho, pero me gustaba verlos jugar béisbol.

— ¿Béisbol he? ¡En ocasiones les ayudaba! El año pasado desafortunadamente no pudimos ir al Koshien… por desgracia en el torneo de verano, no pudimos encontrarnos con el rumorado Naitou Yuuki.

— Naitou, ah, el príncipe de la toalla.

—… ¿El príncipe… de la toalla?

Inclinó la cabeza como si no supiera de lo que hablaba… ah, maldición, eso fue el sobrenombre que recibió Naitou en el Koshien en el 2006 cuando enrolló su toalla llena de sudor. En este punto de la historia aún no existe ese sobrenombre

— Ah, no, estaba hablando solo, que emoción con Naitou.

— Si, el en definitiva se convertirá en profesional.

— Jajaja… cierto.

Después irá al Koshien de verano y se convertirá en el as, si mal no recuerdo también Mii-kun quien hará su gran actuación como lanzador, los aceptarán en una universidad prestigiosa de béisbol convirtiéndose en profesional… pero creo que debido al manager de Mii-kun, Naitou terminará teniendo una gran batalla…

— Bien, ¡eventualmente convirtámonos en profesionales de Béisbol! ¿Eres fan de los Daigas?, ¿o tal vez de los Búfalos? Aunque me agrada más el director Fox de Fukuoka, ahora el mejor es Kunrin, espero con ansias los partidos de este año.

Aunque Kunrin este año sufrirá una gran lesión…

— E, es cierto, todos los años es emocionante hablar del béisbol, cosas como que el número cuatro es de doble filo.

—… ¿Doble… filo?

Maldición, de nuevo me descuidé…

— Si, si por ejemplo es alguien quien a pesar de ser bueno como lanzador termina sorprendiendo a todos siendo un buen bateador.

— Jajaja eso es imposible que se concentre en las dos cosas, no hay manera de que ocurra en la realidad.

— Ja ja… si, verdad.

Como decirlo, el futuro es sorprendente. Mientras hablábamos de cosas sin importancia los estudiantes comenzaron a reunirse. Todos estaban emocionados tras haber entrado en la Geidai, era un ambiente muy alegre. Y encones el reloj del salón sonó cuando apunto las 9 de la mañana.

— Entonces iniciaremos con la orientación del departamento de cine de la universidad Oonaka, comencemos con el jefe del departamento de cine, Sasai-sensei.

El anciano pequeño que estaba sentado a su lado se puso de pie. Era la persona que estaba en el panfleto, además era una persona increíble que aparece en el mundo de la publicidad.

— El departamento de cine, este…

El jefe del departamento de cine comenzó con la explicación. Parece que antes trabajaba en una empresa de cine, como productor y director y ahora se había retirado para concentrarse en la enseñanza, hablando que había muchas producciones de los de primero y segundo año. Bueno, prácticamente decía lo mismo que estaba en el panfleto.

— Conque productor de cine… me pregunto que nos pondrá a hacer

Higawa a un lado inclinaba la cabeza, yo tengo la misma pregunta.

— Entonces continuamos, Kanou, como la maestra de apoyo dirá unas palaras.

En lugar de Sasai-sensei una mujer bastante joven y de traje se puso de pie frente a todos. En el instante en que se puso en el micrófono, Kanou-sensei sonrió.

— Nuevos ingresos, felicidades por haber sido admitidos, mi nombre es Kanou, la maestra encargada de las prácticas de creación de películas, cuento con ustedes durante estos próximos cuatro años.

Hizo una pose como si agregara una marca de corazón al terminar de hablar, comenzando con su saludo.

(¿Qué le pasa a esta maestra?…)

Era una voz dulce como si nos presentara un nuevo anime.

— Este, a partir de ahora haré una pequeña encuesta, respondan levantando la mano por favor.

Y de pronto comenzó con una encuesta. Cuando dijo eso el ambiente comenzó a cambiar.

— ¿Hay personas que quieran convertirse en directores de cine?

Una gran cantidad de personas levantaron la mano.

— Entonces, ¿qué tal los guionistas?

También fueron muchos los que levantaron la mano.

— ¿Y qué me dicen los creadores de anime?

Levantaron la mano casi la misma cantidad de personas que con la primera pregunta. Continuó con diseñadores de publicidad y de videojuegos, además de CG y otras cosas, dijo varios nombres de profesiones. Cuando cada quien por su cuenta comenzaron a hablar en voz baja acerca de sus sueños. Como diciendo “así que había esa clase de profesión”.

(Ah, es la Geidai que imaginaba…)

Volví a pensar por mi cuenta acerca de mi sueño de ser creador de videojuegos.

— Fum, bien, bien.

La maestra sonreía mientras los veía a todos, cuando de pronto abrió por completo los ojos.

— ¡¡BIEN, LES ABRIRÉ LOS OJOS A TODOS!!

De pronto gritó con una voz más grave y con enojo.

— ¡Hii!

— ¿He? ¿Qué ocurre?

Los estudiantes estaban sorprendidos y algunos pocos gritaron levemente. La tranquila atmosfera cambió repentinamente, y la persona que estaba de pie frente al micrófono en silencio lo tomó lentamente.

— Bien, escuchen, el año pasado los que se graduaron del departamento de cine fueron 135.

La misma cantidad de egresados este año.

— Y de entre ellos, ¿cuantas personas creen que consiguieron realizar en trabajo que deseaban cuando entraron?

Todos se vieron mutuamente.

— Bien, ¡la chica rubia!

— ¿He? ¿¡Yo!?

Nanako se apuntó a sí misma.

— Como 40… 

—Bu…………………….. ¡Fallaste!

Anunció de manera ambigua su equivocación.

— Con que 40 personas, um, si fuese así sería como un sueño hecho realidad.

Mostró una expresión triste a propósito, asintiendo de algún modo.

— La respuesta correcta es… 8 personas. Dos de ellos entraron en el mundo del anime, dos de ellos guionistas, tres que pudieron entrar en grandes empresas de videojuegos, y directores…. Solo 1.

Todo el lugar se quedó en silencio al mismo tiempo. ¿¡Eso no es demasiado poco!?

— Hablemos de dinero.

La voz grave de sensei se volvió aún más baja, con una expresión completamente seria.

— A los humanos les da hambre y necesitan dormir, al igual que ir al baño, también una casa para cubrirse del viento y la lluvia.

Se quitó el saco, y dejo el micrófono.

— Ropa, comida, vivienda, eso es lo que necesita el humano, eso sin duda alguna generará dinero, ¿pero qué tal las películas, anime y videojuegos? Si no los tienes realmente no hay ningún problema ¿verdad?

Se sentó en las escaleras que había hacia el podio y se cruzó las piernas, su falda era corta así que no pude evitar emocionarme un poco.

— Son cosas para placer, por lo que realmente no es necesario, siendo sincera, tiene poca prioridad, es inútil, ustedes quienes se tomaron la molestia de ingresar en la universidad para hacer eso… superan la locura, son tontos.

Comenzó a haber un ligero alboroto en el lugar.

— A partir de ahora y durante cuatro años aprenderán a ser tontos, y tampoco es que eso garantice que obtengan buenas ganancias, no tienen ningún seguro, les seré franca, no tienen asegurado un empleo al salir de aquí…

Solo dijo eso y sonrió.

— Pero… Incluso los tontos si van al extremo pueden ser especiales, ganar dinero, ese es el objetivo, son tontos, y cualquiera puede llegar a serlo… pero por un poco y se pueden convertir en genios, puede que entre ustedes halla alguien así… espero con ansias poder verlo.

—Es todo.

El salón como siempre fue rodeado en silencio, y como si  no hubiese pasado nada, el hombre que los anunciaba subió el podio.

— Ahora se hablará acerca de las clases, además de algo de la historia de la escuela…

◆ ◆ ◆

Después de terminada la explicación de los cursos, seguía repitiéndose en mi cabeza la plática de la maestra anterior.

(Puede que haya sido ingenuo)

Pensándolo así, la puerta para entrar en el mundo laboral es muy pequeña, ya sea haciendo anime, películas o videojuegos, aunque estemos dentro de la generación de los llamados platino, no es como si el futuro de todos aquí fuese a ser brillante, como prueba estoy yo que conozco mi futuro. Es tal y como lo dijo sensei, la ropa, comida y vivienda son prioridad antes que cualquier cosa de placer. Si aprendí eso hasta después de llegar aquí fue porque el ser creador me era más atractivo que la vestimenta comida y vivienda.

(Tengo que esforzarme)

Si me deprimo desde el mismo comienzo no lograré nada, como sea, tengo que avanzar, nos dirigimos al siguiente punto de la guía, y de nuevo el anciano Sasai-sensei se puso de pie en el podio.

— Ejem, a continuación creo que todos nos presentaremos, comenzando el estudiante que tiene el número uno,… es cierto, hagámoslo como el departamento de cine, comenzando con qué director de cine es su favorito.

Ante las palabras del encargado del departamento de cine, los estudiantes comenzaron a hablar en voz baja.

(¿He? Director de cine…)

Ese será un problema, debido al trabajo tuve que ver algunas películas, pero honestamente no recuerdo el nombre de ningún director.

— Bien, entonces el alumno con el número uno, comencemos con Akagi-san.

Mientras me estaba desesperando las presentaciones comenzaron.

— Numero  1 Akagi Yuuta, mi director de cine favorito es Martin Scorsese

Escuché a algunos estudiantes decir “Ah, también me gusta” o “parece que podríamos hablar de sus trabajos”, pero yo…

(¿Quién es ese?…)

Así que le puse una marca dentro de mi cabeza.

— Numero dos Igawa Sanae, me gustan las películas de Ozu Yasujirou

— Número cinco, Uda Kouichirou, mi director… los hermanos Sam Peckinpah

— Número nueve Ono Takashi, respeto mucho las películas de Kinoshita Keisuke

(¿He?… en serio, ¿quiénes son esos? Sin importar que sean japoneses o extranjeros no reconozco a nade…)

Me arrepentí de no haber al menos buscado en Wikipedia algunos nombres de directores de cine… este…. Sí, creo que en esta época ya se usaba Wikipedia.

— Numero 10 Kawasegawa Eiko.

Justo frente a mí se puso de pie alguien con una postura recta, cuando de pronto bajó la cabeza, Kagasegawa era una chica, una hermosa chica de cabello largo, expresiones faciales lindas, y una fresca… no, una mirada afilada. Pero después de nombrarse no dijo nada más.

(¿Are? ¿No me digas que ella tampoco sabe el nombre de un director?)

Si es el caso es un poco lamentable pero los compañeros en mi situación aumentaron. O eso creía pero…

— Tengo demasiados directores que me gustan que no podría elegir solo uno o dos.

La chica comenzó a hablar sin parar.

— Adoro las películas antiguas del director Okamoto Kihara, de antes de los 80 está el director Ishii Sougo, pero en estas épocas creo que los trabajos del director Uchida Kenji son fabulosos, del occidente…

Después de eso continuó hablando de otros directores y de pequeños detalles de ellos.

— Ah, entiendo que sepas mucho pero déjalo con eso, ¿es un poco triste para los demás verdad?

Hasta que Kanou sensei la silenció.

—… Si, disculpe.

Creo haberla escuchado chasquear la lengua, pero Kagasegawa no dijo nada más.

(… ¿Así que fue por eso que se quedó callada por un instante?…)

Me sentí mal por haber tenido malas expectativas.

— Waa, sorprendente, esa chica sabe bastante.

Genkirou a mi lado estaba fascinado desde el fondo de su corazón y desde otros asientos pude ver como la veían con respeto.

— Numero 5 Kogure Nanako… Mi director favorito es… ¡Miyazaki Hayao, terminé!

(¡Ah, mierda, me lo ganó!)

Tenía algo de esperanza con un director de anime, pero Nanako terminó diciéndolo primero.

(Bueno, no importa, usaré a Oshii Mamoru)

Solo me queda orar para que no me lo ganen.

— Numero 23 Shino Aki.

Se escuchó una voz extrañamente nerviosa.

— Este, director…. Este…

Shinoaki inclinaba la cabeza de izquierda a derecha con una clara expresión de que no tenía a nadie.

(Ah, en definitiva es de las que no tienen a nadie)

No era como Kagasegawa, emitía un ambiente de que en verdad no lo sabía

(Shinoaki, no deberías esforzarte y decir simplemente “no lo sé”…)

— Este, ¡MI DIRECTOR FAVORITO ES EL REY, FOX!

En el instante en que Shinoaki dijo eso todos en el lugar lo vieron como una broma, al verla así en serio se siente de Kansai.

— ¿He?  ¿Los directores de béisbol son diferentes a los de cine verdad?

Shinoaki inclinó la cabeza y tomó asiento. Después de un breve silencio el siguiente estudiante reanudó con las presentaciones como si no hubiese ocurrido nada, pero el ambiente de respeto que había por Kawasegawa de hace un momento había desaparecido con las palabras de Shinoaki “de cierto modo ella es sorprendente” decían cosas como esa llenas de curiosidad.

— A pesar de que entró en el departamento de cine… ¿qué le sucede? No puedo creerlo…

Dijo Kagasegawa Eiko frente a mí. Parece que esta generación será un caos.

◆ ◆ ◆

—Bien, como conmemoración del inicio de compañeros de casa…

Nanako levantó el vaso lleno de refresco.

— ¡Salud!

— ¡Salud!

— ¡Salud!

— ¡Si!

Y nosotros tres levantamos nuestros vasos al mismo tiempo. Después de terminada la guía introductoria, nos reunimos para beber algo.

— ¿No deberíamos de brindar con alcohol al ser universitarios?

Tsurayuki con el contenido de su vaso con sidra moviéndose se le quedo viendo a Nanako.

— Eres menor de edad ¿Qué estás diciendo? Al menos en esta casa mientras no seas mayor de 20 años no puedes beber.

— Da miedo pensar si te ocurriera algo después de todo.

Nanako  y Shinoaki se vieron mutuamente mientras asentía, a pesar de que se vea así parece que Nanako en realidad es una buena chica.

— ¡Que serias! bueno, después de todo no bebo así que no importa.

— Kyouya, ¿por qué pones una expresión tan seria?

— Ah, no, no es nada.

¿Me veía tan serio?

— La plática de hoy en la guía fue bastante dura.

La actuación de la maestra fue bastante impactante, se me quedó grabado en el corazón. De seguro es lo mismo para Tsurayuki y las demás, debieron de haber recibido alguna clase de Shock. 

— Bueno, es cierto, no creí que se pusiera tan seria de pronto.

Y Tsurayuki continuó mientras tomaba bocadillos.

— Tenemos cuatro años de universidad por delante, ¿no deberíamos empezar de manera relajada? Después de todo seremos presionados al salir a la sociedad.

— Bueno, eso es cierto pero…

Es verdad, en la universidad que entré era solo de dos años, pero no debería de haber mucha diferencia con Geidai.

— Gracias, creo que me siento un poco mejor.

— ¿En serio? Entones me alegra, bueno, déjame preguntarte algo.

— ¿He?

Tsurayuki se acercó a mi oído.

— ¿Tras de cuál iras?

— ¿Por cuál? 

— Shinoaki o Nanako, te estoy preguntando detrás de cual iras.

De pronto me preguntó algo sorprendente.

— ¿¡He!?

— Bueno, esta mañana pasó eso por lo que creí que sería Shinoaki, pero como lo dijiste solo fue un malentendido, y podría ser que te guste Nanako, así que me gustaría que dejáramos las cosas claras en ese sentido.

—………

Volteé a ver a las dos frente a mí.

— Shinoaki, ¿que fue eso? ¿En serio como que tu director favorito era el “rey”?

— Realmente no me interesan los directores, por lo que no sabía ¿y tú Nanako? ¿Sabes mucho de directores?

— Uu… n, no, no sabía nada…

Ambas platicaban llevándose bien mientras sonreían. Al volver a verlas, ambas son lindas, y hasta ahora realmente no he visto nada malo en sus personalidades.

(Ah, es cierto, tenía que pasar eso)

La primera vez que estaba en la universidad me interesaba el romance, y creí que dentro de poco podría tener alguna novia, pero a mitad del camino dejé de pensar en eso, y a pesar de que frente a mi halla chicas lindas, realmente no siento como si tuviese algo que ver conmigo.

— ¿Que les sucede a ambos? Solo se nos quedan viendo en silencio.

— Ah, no, no es nada.

Me apresuré a desviar la mirada.

— ¿Y? ¿Cuál te gusta más?

— Las acabo de conocer hoy, no podría responderte.

… Pero aun así, que me pregunte eso acerca de unas chicas con las que me acabo de presentar hoy… realmente me es un problema, además, realmente soy un hombre mayor de 28 años con chicas de 18.

— Ah, ya veo, creí que ya te habías decidido.

Tsurayuki se alejó como si estuviese extrañado.

— Por cierto Tsurayuki, ¿y tú cual prefieres?

— ¿Yo? La verdad cualquiera.

Intenté preguntarle pero no creí que me llegaría una respuesta tan sincera.

— ¿Por el mismo motivo que yo?

— Nn, bueno, es cierto que realmente no se mucho de ellas, pero la verdad es que no tengo mucho interés en el romance.

— ¿He?

¿Eso no es demasiado seco para ser la primera vez que estas en la universidad?

— ¿Por qué?

Intenté preguntarle pero me interrumpió.

— Bueno, realmente no me importa así que no necesitas preocuparte.

Tsurayuki parecía haber cumplido con su objetivo y llevó su mano al a bolsa de dulces frente a nosotros, llenándose las mejillas.

(¿Algo ocurrió? Él no está tan mal…)

Puede que simplemente no quiere que le pregunte, así que dejémoslo.

— Ah, ¿¡Tsurayuki ya te comiste mis dulces verdad!?

— ¿He? ¿Estos eran de Shinoaki? Nadie había decidido nada.

— Oye, cada quien trajo su bolsa así que deberías saberlo por sentido común, Kyouya ya lo sabía ¿verdad?

— ¿He? Ah, bueno, pensé que así seria.

— Kyouya maldito, ¿¡me estas traicionando!? ¡Aquí los hombres deberíamos de aliarnos!

A pesar de que esté consiente de somos de diferente sexo, cada quien tenía uno, así que solo terminé comiendo del mío, y solo dije mi opinión.

Ah… que bueno ser universitario.

◆ ◆ ◆

Y así la vida viviendo en una casa compartida inició. Primero todos dijimos lo que queríamos, además de decidir los turnos para cocinar y limpiar… realmente no había ningún problema pero…

— ¡Ah!

Al tercer día de estar viviendo juntos, Shinoaki levantó algo que se encontraba en la mesa.

— ¿Qué pasa Shinoaki? levantando así la voz.

Y al verla bien, Shinoaki se había sentado teniendo frente a ella una caja que decía “De Shinoaki”

— Se… se comieron mi “Umakatoyo”…

— ¿Qué es un “Umakatoyo?”

Al preguntar eso escuché una voz alegre detrás de mí.

— Bueno eso una famosa sopa instantánea famosa que solo venden al norte de Kyushu… ¡Pff!

Parecía estar bastante satisfecho, y al verlo así pude darme una idea de lo que había ocurrido.

— ¡Tsurayuki! ¿¡Te comiste mi Umakatoyo verdad!?

— No me  los comí todos, en cambio te compraré lo que quieras

— ¡Ese era de sabor de soja! ¡Es diferente!

— Que importa, te compraré algo bueno que esté al nivel.

— ¡Claro que no Tsurayuki! ¡No sabes lo valiosos que son los Umakatoyo para las personas de Kyushu!

Parece que la comida que había traído Shinoaki a casa Tsurayuki se la había comido sin avisar, además de ser un producto único.

— ¡Regrésamelo!

— ¡Eso es imposible!

Continuaron discutiendo, pero del lado de Tsurayuki no parecía preocuparse en lo absoluto, bueno, no es como si pudiera sacárselo de la boca, y si no lo venden por los alrededores entonces…

— Oigan ustedes dos.

En el instante en que los callaron, alguien llegó de la ducha a la cocina con el sonido de la puerta corrediza.

— ¿Puedo preguntar qué sucede?

Era Nanako quien estaba en la ducha. Estaba de pie con las manos en las caderas molestándose con Tsurayuki.

— ¡Discúlpate Tsurayuki! ¡Una de las cosas que no debes hacer al vivir con alguien más es comerte las cosas de los otros como si nada! ¡Eres culpable!

— Ah… waa….

Pero no estábamos para eso, bueno, no había remedio que nos llamara más la atención como iba vestida Nanako. Había llegado con prisa y de prendas superiores solo tenía su sujetador.

(Son… enormes)

Creo que ella es la culpable por tener los pechos tan grandes, pero no hay manera de que dijera eso. Tenía una figura tan buena como para ser modelo de revistas para adultos, además, de que eran de un tamaño que no había imaginado.

— No, este, Nanako… está bien que te molestes pero… creo que deberías ver primero tu pecho…

Parece que regresó en si después de que Tsurayuki le dijera eso.

— ¿He? ¿Qué sucede con mi pecho?…

Y Nanako comenzó a temblar de ira.

— He… ¿Are?…

Por fin se dio cuenta, y se puso completamente roja.

— ¡¡Kyaaaaa!!

Y en ese instante se fue corriendo.

— ¿¡Por qué!? ¡Se suponía que me había puesto la ropa después de bañarme! Pero me vieron, ¡¡quiero morir!!

De inmediato se escuchó un grito desde la ducha, de seguro la camiseta que estaba tirada frente a la puerta de la ducha era eso…

—… Bueno, eso tenemos así que te daré algo.

— ¡Esto no ha terminado! ¡La próxima que te comas algo mío me pagarás 10,000 yenes!

Y así el asunto terminó de manera extraña haciendo que escribiéramos algunas reglas “no comer la comida que otros compraron” y “escriban su nombre en lo que quieren proteger sin importar que”

Y los problemas de vivir juntos no fueron solo esos.

— Ayer fue realmente difícil.

Shinoaki y Tsurayuki (Además de Nanako por algún motivo) hicieron un escándalo el día de ayer por la comida, y al regresar de la universidad y pensé en tomar una ducha mientras pensaba en ello. Mataba el tiempo en la sala de estar en lo que esperaba que terminara de calentarse el agua, y fui a ver como estaba al pasar algo de tiempo, así que abrí la puerta de la ducha completamente desnudo.

— Ah.

—… ¿He?

Pasaron alrededor de tres segundos. Adentro ya había algo rosado…

— ¡¡Waaaaa!!

Por, por supuesto, cerré la puerta con más fuerza que cuando la abrí y me apresuré a vestirme. Cuando escuché la voz tranquila de Shinoaki.

— A Jajaja, ya se me hacía raro, pensé en entrar a tomar una ducha y el agua ya estaba caliente, creí que era suerte pero Kyouya-kun, ¿tú lo hiciste verdad?

— “A Jajaja” ¡no es momento para eso!

— Kyouya-kun, lo siento, terminé confundiéndome y entré a la ducha.

— No, realmente no me importa, pero… ¡no vi nada, puedes estar tranquila!

Era mentira, la verdad es que alcancé a verla bastante. A diferencia de su pequeña estatura tenía un gran pecho, las líneas de sus curvas y su lindo trasero, e incluso algo que fue en muchos sentidos peligroso. Pero…

— ¿He? Ah, está bien,  el problema es que no le cerré como es debido

Parece que Shinoaki me perdonará amablemente.

(Ha… pero aun así, Nanako y Shinoaki son fabulosas)

Ya había pensado que pudiese tener algo de suerte de pervertido al viví con ellas, pero no creí que se volvería realidad tan pronto. Pero, si, después de todo son jóvenes, las chicas entre sus 10 y 20 años tienen una muy linda piel…

— No, pero, dejando eso de lado.

Tenía que decir algo antes.

—… Creo que también tienes que explicar muchas cosas por aquí.

Frente a mí se encontraba de pie otra chica, pero ella estaba enojada.

—… Normalmente antes de abrir la puerta corrediza del baño puedes saber cuándo hay alguien adentro ¿verdad? ¿¡Lo hiciste a propósito cierto!?

— Ah, no, estaba distraído por lo que no me di cuenta, es en serio, ah, eso duele… pero es suave… 

Que me sostenga la cabeza bajo su brazo claro que duele, pero no solo es el dolor que me provoca Nanako, mi rostro estaba justo a un lado de su pecho, no sabía si estaba arrepentido o excitado. Esta vida en una casa compartida con chicas, para los hombres también es algo peligroso… ah, qué buena es la vida de un universitario.

◆ ◆ ◆

Cuando pasó alrededor de una semana, aprendí las habilidades de cada quien… mejor dicho, era claro que las habilidades para las labores del hogar de los otros tres eran bajas. Al final, terminé convirtiéndome en el encargado de la limpieza, la comida y otras cosas, Tsurayuki se encargaba de los trabajos que requerirían fuerza y de tirar la basura, Nanako, en ocasiones cambiaba conmigo para cocinar (podía comer difícilmente su comía) Y Shinoaki… no tenía ninguna habilidad sobresaliente así que ella nos ayuda a todos.  Cierto día, los dos hombres perdimos en un piedra papel y tijeras, por lo que terminamos encargados de limpiar después de la cena.

— Tsurayuki, eres débil en el piedra papel y tijeras.

— Tú también, ¿qué dices después de haber perdido?

En un duelo de piedra papel y tijeras de tres rondas fuimos directo a la derrota, por lo que no podíamos más que discutir.

— ¿Esto no es de Shinoaki?

Tsurayuki quien estaba limpiando la mesa, tomó una pequeña bolsa naranja que había dejado sobre la mesa.

— Ah, posiblemente, creo haberla visto antes.

Le respondí y Tsurayuki me la lanzó.

— ¿Ambos tienen sus habitaciones en el segundo piso verdad? Llévaselo

— Ah, si

Ya era de noche cuando subí las escaleras, y recordé lo que me había dicho Tsurayuki el mismo día en que comenzamos a vivir juntos.

— Bueno, es cierto que Shinoaki es linda.

Su rostro y personalidad, también que no sabía mucho a pesar de haber entrado en el departamento de cine de la universidad, honestamente no era muy buena con las cosas de la vida diaria, parecía como si estuviera algo alejada del mundo… algo así como si fuese un tanto descuidada. Nanako también es una buena chica, pero de seguro el novio que tenga la pasará difícil, de inmediato levanta la mano, y en comparación Shinoaki, como decirlo, me hace pensar que quiero protegerla, además, es una chica 10 años menor que yo. Además parece una supervivencia teniendo a esa dura maestra en la universidad.

— Ah, Shinoaki, ¿estás?

Toqué la perta y no hubo respuesta, pero al poner más atención a los sonidos, logré escuchar algo adentro de la habitación.

— ¿Estás?…

Puede que esté escuchando algo con audífonos, Abrí en silencio la puerta y entré

— Shinoaki, se te olvido…

En el tiempo que estado con vida nunca me había quedado mudo de este modo. Aunque no era tan literal como solo perder el habla. Allí se encontraba algo tan sorprendente que no podia ponerlo en palabras, no sería suficiente con gritar “waa” o decir “sorprendente”

— ¿Shino…….Aki?……

Había una gran montaña dentro de la habitación, papeles, compases y pinturas de aceite y agua, era un bosque de Sketch book´s habían borradores y dibujos dispersados por todo el lugar como para no tener un lugar donde pisar, había de toda clase de cosas pero todo estaba relacionado con “dibujo”. Solo se logró escuchar dentro la habitación el correr de una pluma sobre la Tablet. Y la dueña de esa pluma estaba completamente apasionada en su labor, sostenía la pluma con fuerza, y de manera pesada, esa pequeña dueña claramente emitía un aura extraña. La luz estaba apagada, pero había luz que iluminaba la habitación era la luz del monitor de cristal de 20 pulgadas, parecía estar llena de color, Estaba haciendo un dibujo. El dibujo de una chica. Se trataba del dibujo de una chica en el centro de un campo de girasoles, su sombrero de paja había salido volando, con una expresión un poco complicada sosteniéndolo con ambas manos. Su vestido de una pieza estaba ligeramente levantado, y una piel blanca que no había sido quemada por el sol, la imagen era hermosa…. Era un dibujo como ese.

Dejé en silencio la bolsa, y salí al pasillo para después cerrar la puerta en silencio. Abrí la puerta de mi habitación que se encontraba cerca y me dejé caer en mi cama. 

— Ja… jaja…

De mi garganta salió naturalmente una risa. No sabía de sus dibujos, tampoco que tanta fuerza tenían, no sabía nada de eso. Cualquiera se sorprendería al ver algo tan asombroso como aquello, era tan aplastante como para no pensar que estamos en el mismo año escolar, no pude decir nada. Pero el motivo por el que me quedé sin habla, era por otra cosa, por algo diferente.

— Es sorprendente… nunca creí… que estaría tan cerca….

El libro de dibujos que Hashiba Kyouya apreciaba más que a ningún otro un libro, el llamado “Sun Flower” en donde habían toda clase de dibujos de la misma ilustradora, y en su portada, decía que habían usado una imagen que había hecho hace 10 años en su época de universitaria, no había manera de que hubiese visto mal, acabo de verlo hace pocos minutos en el monitor, una chica de pie en el campo de flores. Estoy en la misma universidad por lo que no era de extrañar que estuviera justo a mi lado, pero aun así… es una existencia completamente diferente a la mía y estaba mucho más cerca de lo que hubiese imaginado, tanto como para poder escuchar su reparación.

Akishima Shino.

En ese momento me di cuenta que ese era el nombre por el que conocía a Shinoaki en el futuro.