Dormida como si estuviera muerta, o muerta como si estuviera dormida.

Una caída tan rápida, como si cayera al infierno con una fuerza irresistible.

Un choque tan suave, como si ascendiera gradualmente al cielo.

Recuerdos cálidos, impulsos fríos, todo se había ido. Solo quedaba este vacío.

Balanceándose de un lado a otro, como un bote arrojado al mar.

Ayuda! Ayuda!

Los gritos resonaban exhaustivamente. Gritos desesperados frente a un mar furioso───olas negras, cielos negros, muerte negra (NT: creo que sonaría mejor poner “negro” y después el sustantivo).

Un agujero abierto en el fondo del barco, arrastrándolo hacia el mar.

No poder respirar. Nada puede ser visto. Nada puede ser escuchado.

Guruguru, shi ~yurururu──guru. No importa cuánto agite mis brazos, solo salpico la textura del agua en vano.

“Te quedas sin nada. Porque eres una cáscara vacía, llena de nada”

Un susurro desde lo más profundo del corazón de aquella chica.

En sus pensamientos internos. Tal vez, porque no puedo recordar nada, estoy muriendo de esta manera.

Una mano fría atrapó el pie derecho de la chica, arrastrándola fuertemente hacia las profundidades del mar.

Morir, morir, morir, morir, morir, morir, morir. Vivir, vivir, vivir, vivir, vivir, vivir, vivir.

Todo está vacío.

No hay nadie en absoluto.
 
Hundiéndose, hundiéndose, hundiéndose.

La chica esta hundiéndose en el espacio oscuro sin fin. Doloroso, doloroso, doloroso, vacío, aterrador… solitario.

Repentinamente, la chica abrió sus ojos. En el fondo de este mar oscuro, había un débil resplandor.

Olvidando el miedo de ahogarse, olvidando el dolor de ahogarse, la chica nadó hacia ese resplandor. Cuanto dolor y sufrimiento puede olvidarse yendo hacia él, la chica estuvo un poco sorprendida por sí misma.

“Rápido, rápido, rápido. Nunca lo tocaré si no me aferro a este resplandor ahora”

De esta manera, la chica se inspiró a sí misma.

Ella lo tomo con manos temblorosas. Era débil, pero seguramente aún brillaba.
 
De hecho, ella no debería ser permitida; un resplandor que no le pertenecía.





Si dormir es morir, entonces despertar es vivir. Vivir es pensar. Una chica estaba reflexionando sobre tal problema.

“──────Ahh.”

Esa era la conexión con este mundo. Ella apoyo lentamente la parte superior del cuerpo mientras se estiraba mucho. Pero la somnolencia de la chica no se ha disipado por lo que lentamente se acostó una vez más.

“Na──────” 

Estando adormecida se le escapó un solo sonido. En vez de lindo, fue un chillido muy extraño.

Pero de alguna manera, debido a que sonaba similar al grito de un gato, ella quería hacer otro sonido, pero entonces notó algo importante.

“… ¿Dónde estoy?

Después de abrir los ojos, los ojos de la chica cayeron en pánico. Después de levantarse, su mente sufrió un shock. No, en lugar de un shock, sería mejor decir que era como un cascaron vacío.

La falta de conocimiento, una completa falta de comprensión de donde se encontraba ahora.

… ¿Quién soy?

En primer lugar, ella ni siquiera sabía quién era ella.

Zapatos desgastados, vestido desgastado, lentes no tan usados.

Había un cofre.

Solo estas cosas eran conocidas.

Por el momento, podría entender que soy una mujer. Llevaba ropa blanca y apenas podía entender nada. Por otra parte, nada se sabía, nada podía ser recordado.

De hecho, había un aire de indiferencia ante este asunto. La chica sin nombre que, recordaba lo que acababa de decir, se rió de la ridícula idea.

Y entonces.

“Solo me río y me río, pero me pregunto que debería de hacer ahora”

La chica sin nombre giró su cuello, agarrando su cabeza con la mano intentando recordar sobre sí misma.

Al igual que la sensación de estar rodeado por una espesa niebla. Es decir, los recuerdos y otras cosas importantes sobre ella han sido saqueados por completo.

La chica se giró para mirar a su alrededor.

Se parecía a una callejuela especialmente personalizada y refinada. No, debería de haber algunas manchas y suciedad en un callejón normal. Este lugar no tenía ni una partícula de polvo.

Desde esta inconcebible visión, esta chica no podía calmarse. Rodeada por muros de blanco puro en todas las direcciones, hicieron que se sintiera más como una prisionera bajo custodia.

“De todos modos, vamos a preguntar a alguien”

Incluso si ella intentará seguir pensando, sería inútil. Ella no podría resolver este problema aquí. En ese caso, no había más opción que seguir adelante.

Ella dio un paso adelante.

Dejando atrás el callejón y caminado afuera.

“────────────”

Ella se quedó sin palabras por un tiempo. No se pudo ayudar con este paisaje de ciudad desconocido. Sin embargo, aunque no había ni un solo peatón presente, no era algo que pudiera describirse con “nada”.

Una calle deshabitada, con una luz de calle parpadeando y una tienda abierta. Sin embargo, el elemento clave en este caso las personas no se pueden ver. Ni siquiera, un gato callejero estaba presente.

“¿Hay alguien aquí?”

La chica grito ruidosamente en medio de la calle. Pero no hubo respuesta.

“Hola! Hello! Konnichiwa!”

No había voz.

No había sonido.

No había personas.

¿Se ha detenido el tiempo o la humanidad había llegado a su ruina?

Mientras soportaba que la ansiedad comenzaba a extenderse, la chica sin nombre continuó caminando. Cuando ya no era suficiente con solo caminar, ella comenzó a correr.

“Alguien──! Quien sea──!”

Incluso después de correr hasta quedar completamente sin aliento, nadie estaba allí. Lo único vivo en esta calle era ella misma──.

Un hechizo vertiginoso. Aunque no había recuerdos, su sentido común gritaba que algo era “inusual”. No debe haber humanos en esta calle.

Esto era bastante extraño; esto debería ser bastante extraño.

“¿Que hago?¿Un sueño?¿Esto es un sueño?”

Ella perdió el balance y colapsó. A pesar de que ella yacía en medio de la calle, no había una sola persona que encontrara fallas en esto.


La chica sin nombre luchó por resistir la tentación de reír. Una vez que ella comenzó a reírse, sintió que continuaría hasta que muriera.

La chica rezaba para que esto fuera definitivamente un sueño. Como era un sueño, no había nadie en esta calle. Como era un sueño, era normal no tener recuerdos.

Una vez despertase, esta nada desaparecerá. Volvería a su vida diaria──a pesar de no tener un recuerdo de como era su vida diaria.

La chica colapsada miró hacia el cielo──levantándose por fin al ver un edificio imponente.

“…Si miro esto desde arriba… …”

Si observa desde el edifico más alto, debería poder apreciar una vista panorámica de toda la ciudad. La chica se apresuró hacia el edificio más alto a su lado, subiendo las escaleras con pánico.

Está bien, es sólo una ilusión. Las circunstancias de que nadie estuviera aquí eran simplemente por casualidad. Tal vez no había nadie aquí debido a un festival cercano. Este edificio también pasó a tener a nadie aquí.

Desde la azotea, todo se entendería de inmediato. La ubicación de las personas presentes sería clara.

Sin aliento. Rápidos latidos de corazón. Debido a mí caída de antes, sentía un poco de dolor en mi espinilla.

Como sentía dolor, ciertamente esto no era un sueño.

Ella jadeó mientras corría hacia la parte superior del edificio. Después de abrir la puerta, parecía haber algo parecido a un café o una cafetería al aire libre, con elegantes sillas y mesas colocadas en la terraza abierta.

… No había una sola persona.

“…Pero”.

Agarrando la barandilla, contemplando el escenario que se desarrollaba ante sus ojos──cayó desesperada.

No había nadie aquí. Increíblemente, en esta vasta ciudad, cualquier otra criatura que no fuera ella misma no existía.

Su corazón estaba en desorden. De esta realidad, tal vez fue imposible dejarlo para siempre…?

Karan, un sonido proveniente de una persona, que no es ella, resuena.

──Dando la vuelta para mirar hacia atrás.

──La chica pudo haber llamado a esta mala suerte.

Sin embargo, en este momento, fue un milagro en sí mismo para ella.

“… ¿Está alguien aquí?”

Un Vestido Astral de rojo y negro que daba la impresión de una belleza helada.

Brillante cabello negro, brillante piel de porcelana blanca similar a una muñeca Bisque, y una figura esbelta.

La chica que se asombra de esta vista no se dio cuenta de esta anormalidad. Normalmente, las personas que se colocan con tanta gracia sobre una chimenea no deberían existir.

Su belleza puede, sin duda, permitir a las personas ignorar automáticamente sus anomalías.

Ah, que lamentable fondo de cielo azul cubierto por ella.
 
La chica seguramente lo pensó así. El que mejor se adapte a sus gustos debe ser una noche oscura con un poco de luz de luna.

“…Disculpa”.

“…Discúlpame”.

Poco después de ese saludo, un sonido de explosión resonó. Una fuerte presión de viento golpeó su oreja.

“?”

Mientras la chica miraba fijamente e inclinaba la cabeza──sus líneas de visión se cruzaban.

Sus ojos parpadearon.

“Mis disculpa”.

Una voz como una campana de plata. Después de abrir los ojos, vio que la chica con la ropa oscura bajó de la chimenea y aterrizó en el suelo delante de sus ojos. Poco después, la chica se dio cuenta de lo hermosa que era.

──Que educada.

Un reloj estaba grabado en el ojo izquierdo de la chica vestida de negro. La manecilla de los segundos hizo un sonido de tic al hacer una rotación completa. Luego, como si hiciera eco de ese ritmo, la manecilla de los minutos avanzó un paso después de cada giro. La manecilla de la hora giraba a una velocidad laxa difícil de ver a simple vista.

La belleza de un objeto que trabaja con una precisión precisa, alcanzó un nivel aún más brillante con el resplandor también exudado.

La chica de negro hago con una sonrisa superficial.

“Inadvertidamente, disparé un tiro”

¿Disparó un tiro? La chica inclinó su cabeza en confusión.

“¿Tirar? ¿Disparar? ¿Dar?

Fue un disparo.

Mirando de cerca, la chica sostenía un arma corta de estilo arcaico en su mano. Mirando hacia atrás, la mesa de café había sido destrozada.

“¿¡Me disparaste!?”

“Solo disparé”

La espalda de la chica cayó inerte. Entonces, la chica de negro habló con una sonrisa.

“…Sí, si todavía estas vivo. Es por que lo estas”

La chica preguntó con una mirada atónita.

“… ¿Eres un ángel o un demonio?”

“Cuando lo dices así, ¿no debería ser un demonio? Deberías interpretarlo así.”

El demonio resopló y sonrió. De hecho, esa sonrisa no irradiaba ningún calor.

“No, creo que eres un ángel para mi”

Ante las palabras de la chica, el demonio entrecerró los ojos.
La chica continuó.

“…No tengo nombre. Solo soy Empty. ¿Cuál es tu nombre?”

“…Mi nombre es Kurumi”.

La chica de negro, como si estuviera dando una súplica, dijo ese nombre.

“…Mi nombre es Tokisaki Kurumi”





“Así que, Empty cayó al lado de un callejón”

El ojo rojo escarlata de Kurumi, como si perforara un objetivo, miró a la chica desconocida.

“¡Sí! Entonces, ¿dónde es este lugar? ¿quién soy yo? ¿y por qué no hay nadie aquí?”

Enfrentado por la indiferente expresión facial de Kurumi, Empty (por razones de conveniencia, ya que un nombre más apropiado que el que no podía ser concebido) siguió hablando una y otra vez.

“¿No es posible que haga tus preguntas una por una?”

“Ah──, uh── ¿Quién soy yo?”

Incluso cuando se enfrentó a la risa de Kurumi, Empty se negó a renunciar.

“No reconozco tu nombre en absoluto”.

“Es lo que pensaba”.

“Pero, sé lo que eres”.

“¿No sabes quién soy, pero sabes lo que soy?”

Empty inclinó su cabeza con una mirada confusa.

Kurumi le informo sin demora.

“Yo, así como tú, no somos seres humanos, sino una existencia conocida como Espíritus”.

“…Espíritus”.

Espíritus, la palabra que Kurumi había dicho.

Aunque las razones no estaban claras, Empty podía entender esa palabra sin saber la razón.

“Tú, entre ellos, eres un tipo llamado Quasi-Spirit.”

“Un… Quasi-Spirit”

“No existe el poder formidable de un Espíritu, pero ciertamente más que un ser humano fugaz, una existencia como un espejismo. Aunque habiendo dicho eso, como no eres humano no sufrirás enfermedades, no tendrás hambre. Los accidentes de tráfico no pueden ocurrir. También puedes volar en el cielo. De manera correspondiente, una habilidad poderosa también puede ser útil.”

“¿¡Enserio!?”

Qué asombroso, fue digno de ser otorgado el nombre de ser un Espíritu.

“Pero como recién naciste, sería imposible para ti.”

“Gakuri…”(Nt: es un sonido pequeño de expresión de asombro o shock)

Kurumi dejó escapar una risita. Parecía que la reacción de Empty era agradable.

“Además, aquí está el mundo donde solo viven los Espíritus, un lugar donde una vez vivieron los antiguos humanos. Tanto el cielo como el infierno. ──Se llama el mundo vecino.”

“Mundo… vecino”

Tanto el cielo como el infierno, para aquellos que una vez fueron humanos──el mundo donde vivían los Espíritus.

“Por supuesto, es difícil sobrevivir en este mundo vecino. Aunque no necesariamente morirás, es bastante difícil vivir aquí. Por cierto, nadie te cuidará aquí. Todo debe hacerse confiando solo en ti misma y así sucesivamente.”

“¿Ha-hay un supervisor?”

“Por lo que sé, nunca me he encontrado con un adulto aquí.”

“Entonces… entonces, uhh quizás. Yo que no tengo recuerdos ni familiares…”

¿No fue esto desesperación?

¿No es esto el infierno?

“Bueno, esta investigación está terminada. Ahora bien, si pudiera irme, estoy muy ocupada”

“Pero buscas ser libre”.

“Sólo una cita, eso es todo. … mira, está aquí”

Preguntándose quién vendría, Empty voltio la cabeza para mirar hacia atrás. No había nadie en la entrada de la azotea. Al igual que Empty estaba pensando, una voz se escuchó desde arriba.

“¿Quién es la persona que me llamó?”

La voz hizo eco desde el cielo. Confundida, Empty miró hacia arriba, allí estaba otra chica.

Una chica vestida de blanco y azul.

Su peinado era como dos coletas afiladas que pareciesen las antena de insecto. Su falda corta revoloteaba contra el viento cuando había un indicio de malicia en sus ojos. Y un punto más importante, ella estaba flotando en el cielo.

“Cielo…flotando…”

“La que te llamo soy yo”.

Kurumi respondió mientras daba un paso adelante.

“Supongo. Pero ¿qué pasa con esa niña de allí? ¿Un asistente?”

“No importa si la dejas ir. Ya que es solo un vacío que acaba de formarse.”

Ah, la chica asintió en el aire como si entendiera eso.

“Entonces, fuiste tú quien me llamó. Es eso correcto”

“Si eso es correcto. Inui Yume-san”

Inui Yume, el llamado nombre de esta chica, sonrió con confianza.

“No pretendía arrastrar a alguien que acaba de tomar forma. Ven al cielo”.

“Ciertamente”.

Tap, Kurumi pateó suavemente contra el piso de concreto. Solo con esta acción, su cuerpo comenzó a flotar en el aire.

“Ah…”

Empty no pudo evitar dejar salir involuntariamente su voz. Al ver eso, Yume se burló.

“Esa expresión es como la de un perro abandonado.”

“Claramente ha sido domesticada antes de ser criada, pero supongo que eso es inevitable para un perro abandonado.”

Crueles comentarios pasaron como bromas.

“Todavía tengo un montón de preguntas para hacer”

“…Lo sé. Entonces, espera aquí por favor. Volveré pronto”

“Haah. Uh, ¿qué?