Mi hermana pequeña me miraba con ojos de cachorro.

—”Puedo …. dormir contigo?”

Por un segundo, mi mente se puso en blanco. Sus húmedos ojos eran tímidos y tentadores. sus nervios se manifestaron con el temblor de sus labios rojos y sus mejillas.

Solo las mujeres mas puras podrían haberse salido con la suya, básicamente era la Ultima Técnica Secreta. Muerte instantánea. Ningún hombre podría resistir. ningún hombre podría. Lo sabia, y aun  reflexivamente, trate de retroceder.

“D—”

No seas idiota. ¿De que estas hablando?|

Pero no podía decir las palabras, mi lengua, como si estuviera atrapada por magia, no se movía.

Y entonces la niña, agarrando su almohada, continuó, “No puedo dormir … ¿Por que no puedo quedarme en tu cama…? ”

Eso fue perfecto.

¿Qué mas podría llevar a una pequeña Imouto a la habitación de su hermano mayor en medio de la noche? Simplemente no pude ver ninguna salida, solo me quedé allí, mirando boquiabierto.

Querida hermana, ¿ cuando te hiciste tan… madura…?

—”Onii-chan…” su voz era lastimosa y suplicante.

Mi coraje para rechazarla se esfumo en un instante. ella dijo esas dos palabras como una trampa que no tenia escapatoria.

Onii-chan, ¡dijo ella!, por supuesto, podría haber lanzado una buena bola curva,  llamándome (hermano mayor) o solo (hermano). Pero a veces lo ya probado y verdadero es lo mejor. Vi su técnica asesina desde una milla de distancia, y no podía defenderme de ella.

Todo lo que podía hacer era darme vuelta y darle la espalda mirando hacia la pared.

—“Eh heh heh.” Ella pareció tomar mi silencio como una aceptación. me di vuelta y ya no podía ver lo que estaba haciendo mi imouto . Pero podía intuir que se estaba riendo para ocultar su vergüenza y luego se metió en mi cama.

—”Onii-chan” Su susurro pareció rozar mi espalda. Maldición. Podía verlo ahora, la trampa en la que había caído.

Sabía cómo se desarrollaban estos escenarios. Claro, te metes en la cama juntos, pero no vas derecho a estar en los brazos del otro. Tal vez hay un abrazo, pero es por detrás. Están en una cama estrecha juntos, así que envuelves tus brazos alrededor de la otra persona, sientes su calor corporal. Y luego, cuando es el momento adecuado, se dan la vuelta. ¡Te das cuenta de que se miran desde una distancia tan cercana que puedes sentir la respiración del otro …! Parece una coincidencia, pero inevitable. Eso es lo importante. El toque de torpeza es el máximo testimonio de la pureza de la chica. Al darle la espalda … ¡solo jugué directamente en sus manos!

No dije nada. Ella tampoco dijo nada. El silencio flotaba entre nosotros. Pero ya sabía cómo iba a ser esto. Después de un momento de vacilación, ella dirá algo como: “Esto realmente no está bien, ¿o sí?” O, “Pero Onii-chan, yo realmente …” ¡seguido por su gran confesión! Así se suponía que debía ir, era prácticamente una tradición. Esperé el momento en el que “accidentalmente” me encontraría cara a cara con ella. Esperar era todo lo que podía hacer.

y luego…

—”Um… Onii-chan … dime?”

—”Si, ¿que?” Intenté sonar indiferente. Mi corazón había decidido latir tan fuerte como podía. El sonido de la sangre corriendo alrededor de mi cuerpo era ensordecedor en mis oídos. ¿No había alguna manera en que pudiera bajar mi pulso? Y luego ella lo dijo.

— “Onii-chan  podría … podría …”

—”¿Qué? ¿Podrías qué? “Mi voz temblaba. Estaba hirviendo de calor (no es que supiera lo que eso significaba).}

—“Um…”

Podía sentir su aliento contra mi lóbulo de la oreja. Estaba tan cerca, y su respiración era tan suave. Ahh … y luego ella dijo …

—”¿Te puedo atar?”

……….¿Que dijo?

Instintivamente la miré, y mi cordura volvió.

—”Espera un segundo”, gemí, “¿quién eres tú ?!”

Es verdad, tuve una hermanita. Era dos años más joven que yo, descarada como el demonio, y pensaba tanto en su hermano mayor.

Con padres como los nuestro (nuestro padre es un autor de novelas ligeras y nuestra madre una ex escritora-diseñadora-programadora de ero games), es de esperar que nosotros, los hijos, tengamos un 110%  lavado de cerebro de cultura otaku . Pero hay otra posibilidad, la cual es como una forma de rebelión, un niño puede rechazar totalmente cualquier cosa geeky1.

En nuestra casa, yo tenía el cerebro lavado mientras mi hermana era la rebelde. No se llevaba bien con ningún otro miembro de la familia, especialmente yo. A diferencia de nuestros padres, con quienes tenía que depender financiera y legalmente por el momento, no había desventaja para ella si ella me molestaba. Odiaba lo calculada que ella era al respecto. Ella no quería ponerse del lado equivocado de mamá y papá con su comportamiento rebelde, así que me dejó.

De todos modos, olvidando todo eso. La chica frente a mí definitivamente no era mi hermana pequeña.

Para empezar, mi hermanita no tenía el cabello plateado. Y sus ojos no eran verdes. De hecho, esta chica obviamente ni siquiera era japonesa. Por Dios, ¡yo! ¿No pudiste haberlo notado un poco antes?

Pero, después de haber quedado atrapado en el guion del evento durmiendo  con la hermana pequeña, ni siquiera había dado el primer simple paso mental .

¡Eres más estúpido de lo que crees, Kanou Shinichi! ¡Me he decepcionado incluso a mí mismo esta vez! Pero olvídate de eso, ¡tenemos problemas más grandes!

—”Onii-chan, ¿cómo pudiste?”

A pesar de las palabras lastimadas de mi autoproclamada hermanita, ella estaba haciendo una sonrisa malvada. Por alguna razón, su cara parecía estar iluminada desde abajo. No era del todo claro de dónde venía la luz, pero gracias a ella pude ver sus rasgos afilados pero encantadores. Y pude ver que se veía tan amigable como un Rey Demonio.

—”¿Cómo pudiste olvidar a tu querida hermanita?”

De repente, la chica que se hacía llamar mi hermana pequeña estaba orgullosamente en lo alto de la cama, sosteniendo algo en cada mano: ¿una cuerda? ¿un latigo? No lo podía decir, y mirándome ansiosamente. Sus rasgos estaban bien equilibrados, pero su aura juvenil se mostraba aquí y allá; era menos bonita que linda.

Entonces, resumiremos. Una chica que se hacía llamar mi hermana pequeña estaba sentada sobre mí con algún tipo de accesorio S & M en cada mano. Ella definitivamente no era mi hermana pequeña.

¿Qué clase de juego ero era este? ¿Ella era un tipo de yandere loca ? ¿Fue este un boleto de ida a un mal final? ¿Qué clase de destino terrible podría hacer caer sobre mí si no considerara mis elecciones muy, muy cuidadosamente?

Todo esto estaba pasando por un rincón de mi mente, pero el resto de mí gritó de forma reflexiva: ¡¿Olvidar?! ¡¿Olvidar, que?! ¡No tengo una hermanita como tú!

—”Ah, eso duele”, dijo la Hermanita autoproclamada, pero de todos modos avanzó hacia mí, tirando de sus cuerdas de una manera que produjo un sonido muy distinto.

¿Por qué razón parece tan practicada en estas conducta? Y … ¿estoy tan asustado de que mi monólogo interno use vocabulario formal?

—”Entonces, ¿qué soy para ti, hermano mayor?”

—”¡No puedo responder eso! No, espera … ¡Detente!

—”Bien, bien”, dijo, hinchando sus mejillas. De acuerdo, eso fue un poco lindo.
¡No, alto! ¡Este no es el momento para algo Moe!

—”A partir de hoy, puedes considerarme tu reina”.

—”¡¿E-Espera, QQuuuee?!”

¿Cómo diablos haría eso? no importa, ¿por qué ella estaba hablando tan diferente de repente?

—”Te estoy promoviendo automáticamente de hermano mayor a cerdo”.

—”¿Cómo es eso un ascenso? ¡No, espera! Esas cuerdas, … ¡irritan!”

—”Eres un cerdo ruidoso. ¿No sabes que los cerdos dicen bonk bonk?”

—”No, no lo hacen! ¡hacen oink oink! ”

—”Pero bonk bonk es un buen sonido. Deja que todos sepan que eres un cerdo”.

—”¡No intentes cambiar la realidad solo por conveniencia humana! ¡Deberías ser amable con la tierra! ¡Y conmigo!”

—”¡Cállate ya, cerdo odioso!”
¿Qué diablos está pasando aquí?

Antes de darme cuenta, estaba atado y dando vueltas en la cama. Ella fue tan rápida. Imposiblemente rápida. pero, ¿por qué no he podido resistir?

— “Estás en por de convertirte en taza de ramen, pero aún no te he matado. ¡Puedes mostrar tu gratitud besándome el pie mientras te despierto! ”

Con eso, la autoproclamada Hermanita, que supongo ahora era mi reina de pelo plateado, levantó su pie. Hubo un gran sonido retumbante de algún lado, y ella trajo su pie hacia mí …

… y me desperté gritando, —”BOOOOOOOOOOOONK!”

para ser claro. No desperté como un extraño fetichista. Solo quiero decir que estaba durmiendo, y luego no.

—”Oh … Oh, Dios …” Me senté en la cama, respirando con dificultad. Ese había sido un sueño terrible de muchas maneras.

Para empezar, una hermana pequeña que entra en el dormitorio de su hermano mayor y dice: “No puedo dormir. ¿Puedo ir a la cama contigo?” Es una criatura que solo existe en la ficción.  No es físicamente posible, solo el producto de la fantasía adolescente enfebrecida. Nosotros, los humanos, somos golpeados entre fantasmas y realidad, y en el proceso, crecemos … (Estoy demasiado conmocionado para saber lo que eso significa).

—“Um…”

—”De todos modos, Shizuki nunca me llamó ‘Onii-chan’. Ahora que lo pienso … ¿Cómo me llamó? ¿Huh? Es casi como si hubiéramos pasado tres años sin tener una conversación real … ”

—”¿Um, Maestro?”

—”N-¡No es que me moleste no haber hablado con ella durante tres años! Er … Uf, no, eso es solo autodecepción algo Tsundere . Pero en serio, puedo recordarlo como si fuera ayer, las veces en que Shizuki me seguía a donde fuera o lloraba cuando tenía que ir a la escuela primaria … Espera un segundo, sé que no fue ayer, pero ¿cuánto tiempo? ¿Hace eso fue eso? ”

—”Maestro, um … El desayuno está listo …”

—”Sí … No hemos desayunado juntos desde hace tanto tiempo …”

Fue solo después de que este susurro se me escapó que finalmente me di cuenta de que no estaba solo en mi habitación.

—“Maestro…?”

Por fin, vi a la maid parada allí. Era una belleza absoluta, pero su cabello casi rubio y sus ojos índigo llamaban mas la atención, no es japonesa. no era tan importante porque cuando una chica japonesa se pone un traje de sirvienta difícil evitar la impresión de que solo está haciendo cosplay, pero esta chica … Se veía tan bien en ella. El diseño de su vestido era un poco diferente de lo que se podría llamar un verdadero traje de sirvienta de la época victoriana: dejó sus pálidos hombros al descubierto, y el dobladillo de su falda era un poco corto, llegando justo por encima de sus rodillas. Prueba delo que le faltaba como maid pero aun así no se veía mal en ella.

Su atuendo por sí solo la hacía lo muy hermosa, pero era su expresión confusa y ligeramente perdida era lo que ponía una adorable cereza en el pastel.

Su nombre era Myusel Fourant, y ella era mi doncella.

¿Un otaku recluido con una maid personal? Es suficiente para que quieras saber el ridículo tipo de  juego ero he estado. Tengo que decir que durante mucho tiempo pensé que estiva en un sueño. Me estaba pellizcando cada mañana cuando me levantaba.

Myusel pareció sorprendida de verme agitado; ella me trató tan suavemente como a un convaleciente. Pero en realidad, ya habían pasado casi cuatro meses desde que se le asignó cuidarme. Ya estábamos bastante acostumbrados el uno al otro.

La habitación en la que me desperté era súper elegante, muy diferente de la habitación de mi sueño, casi sin muebles, solo algunas lámparas, pero una enorme cama con dosel estaba en el medio de la habitación, una orgullosa pérdida de espacio. Por supuesto, no había escritorios o estanterías. Esta habitación era solo para dormir y dormir, por eso la cama era la protagonista de la decoración interior. Pero no debes pensar que esto fue una simplemente una muestra de exceso. ¡Oh no! La mansión en la que estaba tenía tantas salas que si no las especializara así, nunca las podría utilizar todas.

De todos modos, no importa.

—”Um … ¿Myusel?”

—”¿Si señor?”

—”¿Cuánto escuchaste …?”

—”Um”, murmuró, inclinando la cabeza como un pajarito. Gaaah! ¡Cada pequeño
gesto que hace es tan lindo! “Desde la parte en la que dijiste ¿Quién eres? “, Supongo.

—”¡Ay! ¿Lo dije en voz alta? Temía que mi palabras sobre el sueño hubiera revelado el contenido de mi pesadilla.

Entonces respondí, —”Myusel, veras”

—”¿estaba hablando mientras dormía?”

—”Oh. ¿fue eso? “Dijo Myusel, con una expresión de alivio en su rostro.

Espera un segundo, ¿cree ella que aún no sé su nombre o quién es?
—”Myusel, ¿alguna vez te eh preguntado quién eres? No hemos vivido en la misma casa por varios meses ahora? Incluso mi memoria no es tan mala “.

—”Oh, no, eso no es lo que quise decir”, dijo Myusel, sacudiendo la cabeza vigorosamente. Su cabello largo se movía de lado a lado al mismo tiempo. Cuando nos conocimos, su cabello estaba atado en coletas a cada lado de su cabeza, pero ahora ella estaba usando sus coletas de forma que dejaban  a sus orejas puntiagudas completamente expuestas.

Myusel, para decirlo sin rodeos, no era humana. Ella tenia mezclada su sangre, y sus orejas eran la prueba. Myusel tenía complejo de inferioridad sobre su herencia, y por lo general no le gustaba que la gente viera los recordatorios que permanecían pegados a su cabeza. Ella había vivido toda su vida hasta muy recientemente, manteniéndolos ocultos, de hecho. El ambiente en el que había estado viviendo lo había hecho necesario.

Pero el ambiente en el que había estado viviendo no había sido mi casa. Una vez que se dio cuenta de que no iba a hostigarla por su nacimiento, con frecuencia comenzó a usar coletas dentro de la mansión. A diferencia de  antes, sus coletas que generalmente evitan que su cabello cubriera su cara cuando mira hacia abajo, por lo que le hace más fácil hacer cosas como cocinar y lavar la ropa. Sin embargo, dejando de lado los beneficios prácticos, sus coletas también son un signo de lo mucho que se había relajado a mi alrededor y con los demás que vivían en esta casa. El pensamiento me dio un poco de orgullo.

—”Dijiste que debía ser amable con la tierra y amable contigo, así que no estaba segura de cómo llamarte mejor …”

—”Em, eso fue solo hablar dormido, también”.

Mientras hablaba, salí de la cama. Como dije, era una cosa elegante con dosel, el tipo de cama en la que normalmente se imagina a una princesa durmiendo. Era prácticamente un símbolo de “nobleza” o “hombre rico”. Dormir en ella era como tratar de pasar la noche en una cama metálica que vale 19,800 YEN en una tienda. Si hubiera podido vender este mueble e intercambiar las ganancias por yen japonés, bueno, la idea de cuán rico hubiera sido era prácticamente suficiente para mantenerme despierto por la noche.

—”Er, de todos modos. ¿Estabas diciendo algo sobre el desayuno?

“Sí maestro. Esta listo.”

—”Bueno. Estaré ahí.”

—”Ciertamente”, dijo Myusel con una profunda reverencia. Ella hizo un cambio de actitud y salió de mi habitación.

La primera vez que nos conocimos, Myusel trató de ayudarme a cambiarme de ropa. Era natural para ella; ella lo vio como parte de su trabajo. Pero insistí en que ayudarme a ponerme la ropa por la mañana no estaba en su lista de tareas, y ahora tenía cuidado de salir de la habitación cada vez que sentía que me iba a cambiar.

Sí, a veces tuve que ponerme trajes que eran difíciles de poner por mi cuenta, y dejaba que Myusel me ayudara. Pero a primera hora de la mañana … Como cualquier hombre joven, la mitad inferior de mi cuerpo comenzó el día con mucha energía, y no necesariamente quería que ella lo viera.

Dejé escapar un suspiro cuando abrí la cortina. La luz brillante del sol temprano se vertió en la habitación como una avalancha.

En los últimos cuatro meses, me había acostumbrado a lo que ahora veía por la ventana. Había un bosque verde y un cielo increíblemente claro. Las pequeñas formas que volaban por encima de la cabeza no eran pájaros, sino pequeños wyverns, criados a propósito y entrenados para ser montados por los caballeros.

Por si no lo habías adivinado, este no era el Japón moderno. Estaba en uno de esos “otros mundos” que normalmente solo existían en anime, manga y novelas ligeras. Por aquí, lo llamamos el Holy Eldant Empire.

AD 201X: el gobierno japonés realizó un descubrimiento que puedo considerarse sin precedentes en la historia de la humanidad. Para ser precisos, no fue el gobierno el que hizo el descubrimiento, sino una de las patrullas voluntarias y los grupos de la policía local que se abrían camino a través de Aokigahara, el bosque al pie del Monte Fuji. Pero eso realmente no importa, porque este fue el hallazgo del siglo.

Descubrieron un túnel hiperespacial, un portal a otro mundo. Justo ahí en medio del “mar de árboles”.

¿Cuánto tiempo había estado allí? ¿Y por qué? ¿Cómo funcionó exactamente? Todavía no sabíamos las respuestas a ninguna de esas preguntas. El gobierno, consciente de lo enorme que sería este descubrimiento si se hiciera público, decidió mantenerlo estrictamente en secreto. Eso significaba que no había una posibilidad real de realizar una investigación a gran escala en el portal del hiperespacio. Sólo unas pocas personas, bajo máximo secreto, se involucraron en averiguar qué estaba sucediendo exactamente.

Al otro lado del portal del hiperespacio había una nación humana con muchas tierras, sin mencionar su propia cultura. Cuando el gobierno lo descubrió, estableció una organización de frente llamada Oficina de Promoción e Intercambio de la Cultura del Lejano Oriente y estableció relaciones. Pero las cosas no salieron exactamente como estaban planeadas.

El Holy Eldant Empire tenía magia, la comunicación telepática se estableció sin demasiados problemas. Los problemas comenzaron después de eso. Estábamos tratando con un sistema imperial, esencialmente una dictadura absoluta. El nivel intelectual y cultural por aquí era medieval. ¿Libertad? ¿Igualdad? ¿Compañerismo? ¿Que son esos? ¿Son sabrosos? El abismo entre estas personas y las modernas de japón  era tan grande que parecía poco probable que nos lleváramos bien.

La mantener el secreto hizo difícil reclutar nuevo personal. Además, sucedió que nuestro país estaba ocupado con una transferencia de poder propia. El gobierno japonés básicamente se impacientó con el lento progreso en las relaciones con el Imperio Eldant y comenzó a ponerse más audaz en sus tácticas.

Como resultado, el gobierno decidió darle un pequeño empujón a la relación al centrarse en la exportación japonesa, a lo que las personas de Eldant habían parecido tener el mayor interés ante: cosas otaku, como el anime y el manga.

Los dos gobiernos acordaron copatrocinar a Amutech, la primera “compañía de entretenimiento general” en este mundo alternativo. Tokio decidió dejar el lugar a alguien que realmente sabía algo sobre la cultura otaku. Amutech realizó entrevistas en la meca otaku de Akihabara, con la intención de secuestrar a algún nerd calificado y convertirlo en el gerente general de la compañía.

Entra: yo.

Está bien. El otaku que encontraron, secuestraron y arrastraron corporalmente a este plano alternativo de existencia fue yo, Kanou Shinichi.

Quiero decir, rayos…

Bajé las escaleras del segundo piso donde estaba mi habitación hacia el comedor del primer piso. La luz del sol se reflejaba a través de la gran ventana panorámica, ‘ Hacía un calor agradable, y todas las partes de la casa que estaban en la sombra eran un poco frescas. A diferencia de las casas bien aisladas del Japón moderno, en edificios de ladrillo como este, la misma habitación puede ser cálida en un lugar y fría en otro …

Tarareé mientras caminaba. “Me pregunto qué tendremos hoy? ♪ ”

Myusel es una excelente cocinera. Yo soy  el tipo de persona que creía firmemente que el desayuno era arroz o que no era nada, pero en el transcurso de mi tiempo en Eldant, había encontrado comida tan deliciosa que incluso comencé a considerar traicionar mis propios principios. A veces se le ocurrían a ella  cosas que mi paladar japonés moderno encontraba sorprendentes, como los huevos hervidos cubiertos de miel (si dejaba a un lado mis prejuicios y me daba el tiempo suficiente para probarlos, a menudo descubría que eran deliciosos).

Sin mencionar que Myusel parecía estar tomando nota de mis reacciones y cambiando la forma en que cocinaba para satisfacer mis gustos, por lo que la comida solo había mejorado y mejorado. Si prestaba suficiente atención mientras comía, podía ver que incluso un plato repetido había cambiado de manera sutil para que me gustara más.

Eso explica por qué estaba tan feliz mientras caminaba hacia el área del comedor. También explica por qué…

Bloing.

…No pude mirar hacia donde iba y pisé una cosa.

Lo que sea que haya pisado, definitivamente no tenía la misma consistencia que el piso. Bajé la vista a mis pies para encontrar algo parecido a un tentáculo largo que se extendía por el pasillo. Debe haber tenido más de dos metros de largo, tal vez incluso tres, de punta a punta.

Parecía como … una especie de bulto, simplemente colocada ahí. esa cosa estaba unida a algo oculto en las sombras, por lo que no podía verlo bien. Pero su cabeza era obviamente demasiado grande para ser humano; parecía que probablemente podría abrir su boca lo suficientemente grande como para tragar a un niño pequeño.

Reflexivamente me puse rígido y tiré de mi pie hacia atrás. “¡Un monstruo m-m-m!” Pero luego hice un sonido desconcertado. Recordaba que algo como esto había sucedido antes.

Lo eso en el suelo no se movió. Retrocedí unos tres pasos, solo por seguridad, y calmé mi corazón palpitante. Luego eché una nueva mirada al “tentáculo”.

“¡¿Brooke ?!”

“¡Ahh … Maes… tro …?”

La enorme cabeza de reptil se alzó con gran esfuerzo. Allí estaba el criado de la mansión, Brooke Darwin.

Al igual que Myusel, él era uno de los sirvientes que habían sido traídos a trabajar en esta mansión cuando el Imperio de Eldant, se lo prestó a Amutech.

“Buenos días … “, dijo en voz baja. Sonaba algo mal, o bien, supongo que estaba cansado.

Brooke era un hombre lagarto. Normalmente, los hombres lagartos caminan sobre dos piernas, su piel está cubierta de escamas azules, tienen caras largas y estrechas y carecen de párpados. Y luego están las colas que salen de sus cinturas, más como algo que encontrarías en un dinosaurio que en un lagarto.

Es cierto que, dado que Brooke solo estaba descansando en el piso, su cola no parecía muy amenazadora, pero diría que eso lo hacía al menos un 30% más raro.

“¿Qué está pasando, señor …?”

“¡Esa es mi línea!” Puse una mano en mi pecho, donde mi corazón todavía iba un poco rápido. Ahora sabía que él no era ni hostil ni monstruo, pero encontrarse con un reptil gigantesco en un oscuro pasillo todavía era algo inquietante.

En cualquier caso, fue su cola la que pisé.

“¿Qué estás haciendo, durmiendo en el suelo?”, Le pregunté. “¿Te sientes bien?”

“Ahh … Muy bien …” Brooke se puso de pie lentamente, sonando extrañamente se disculpó.
“Por favor recuerden, yo soy … un reptil …”

“No estoy olvidandolo, créeme”.

“Por la noche, y por la mañana … mi temperatura corporal baja … y me da mucho sueño …”

“Oh, ¿eso es todo?” Ahora que lo pensé, me di cuenta de que a menudo no veía mucho a Brooke por la mañana.

En su mayor parte, Brooke se encargó de la apariencia externa de la casa, cuidando el jardín y demás, por lo que no estaba mucho en el interior. Eso me dejó inseguro sobre su rutina diaria: Que es exactamente lo que hace en su vida entre levantarse y acostarse. En los últimos cuatro meses había tenido un montón de cosas entre manos, y realmente no había tenido tiempo de preguntarlo…

“¿, señor …? Por la noche, hago… fuego detrás de la casa y me caliento por unas horas … Pero a veces … no es suficiente … El suelo junto a la ventana se calienta con la luz del sol, temprano. .. así que a veces simplemente me encuentro … tirado aquí … ”

Básicamente estaba tratando de absorber tanto sol como pueda. Los hombres lagartos podrían haber evolucionado para caminar sobre dos piernas, pero al parecer no podían escapar de su destino como animales de sangre fría.

“Lo entiendo. perdón, no quise pisar tu cola “.

“Aww, no es nada … Por favor, pisala todo lo que quieras …” Sonaba como si pudiera volver a dormir en cualquier momento.

“¡No no no! ¡Sabes que no soy así! ”

Brooke es intimidante a primera vista, pero en realidad era muy inofensivo y muy trabajador. también creo que el  considera que era parte de la descripción del trabajo de un sirviente demi-humano aceptar actos  de abuso físico de su amo, generalmente un noble o alguien igualmente rico. Así que no se defiende si es golpeado. Por supuesto, como reptil, puede que no haya sentido el dolor tan agudamente como algunos de nosotros, u otros más frágiles.

“Espera un segundo … Brooke, ¿estás aquí porque te dirigías al comedor?”

Si todo lo que quería era acumular calor, hubiera sido más efectivo estar en algún lugar al aire libre. Probablemente ahora estaba en las sombras porque el sol se había movido, causando que el ángulo de la luz cambiara. Sospeché que había estado aquí así durante al menos tres horas.

“… Hmm … Ahora que lo menciona, supongo que sí”, dijo.

Normalmente, un amo y sus sirvientes nunca comerían juntos en la misma mesa. Eso fue considerado obvio por personas como Brooke y Myusel. Los hombres lagartos, en particular, fueron vistos como incluso más bajos que otros demi-humanos, y también preferían alimentos ligeramente diferentes, por lo que a menudo comían en un lugar y tiempo diferente a los demás.

Luego estaba yo. Como gerente general de Amutech, me clasifiqué a la par con un noble humano en el Santo Imperio de Eldant. Eso significaba que había una diferencia bastante seria en el estado social entre mi maid y mi sirviente.

Por todas esas razones, Brooke simplemente había asumido que él tomaría sus comidas solo. Yo, sin embargo, le sugerí que se uniera a nosotros para el desayuno. Después de todo, todos vivíamos en la misma casa juntos, y parecía ineficiente y un tanto solitario que todos comieran por separado. Entendí que estar separado para las comidas era considerado correcto y apropiado en este mundo. Pero nací en Japón en la cúspide del siglo XXI. Además, mis padres eran un autor de novelas ligeras y un ex escritor y diseñador de juegos ero, lo que me hacía un 110% de otaku, además de que era un ex recluso y NEET. Realmente no podría importarme menos las diferencias en el estatus social o la clase o lo que sea, de hecho, estaba activamente en contra de ellos. Y como tal, quería asegurarme de pasar el mayor tiempo posible con Myusel y Brooke.

Por otra parte, mirando a Brooke mientras él yacía indolentemente en el suelo, me di cuenta de que tal vez el desayuno era un poco para él. Las mañanas solo se estarían haciendo más frías, haciendo que sea más difícil para él moverse. Tal vez podríamos desayunar un poco más tarde o algo así. Tendría que pensarlo.

“Está bien, Brooke, vamos. Levántate.”

—”Sí, señor …” Se puso de pie, balanceándose ligeramente. Realmente se veía extremadamente cansado, y me sentí un poco mal por él … Pero al mismo tiempo, era peligroso que se quede en el suelo de un pasillo. No quería que se lastimara al ser pisado, o que nadie más se lastimara al pisarlo.

Tomé su mano, consciente de sus garras, y comencé a llevarlo hacia el comedor.

—”Buenos días”, dije cuando entré en el comedor.

Aunque técnicamente estábamos alquilando esta casa, que también era la base de operaciones y la oficina principal de General Entertainment Purveyor Amutech, del Holy Eldant Empire, por razones prácticas yo era el propietario. Habría estado en mi derecho de hablar un poco menos cortésmente. Si hubiera entrado y hubiera dicho “hey!,todos!”nadie se habría quejado. Pero cuando la persona con la que estás hablando tiene un par de años más, hace que sea más difícil ser demasiado informal.

“Buenos días, Shinichi-kun.” La chica de la mesa me dio una sonrisa. Tenía características bien equilibradas, pero no estoy seguro de que la hubiera considerado hermosa tanto como muy linda. Ella era una especie de cara de bebé. Y había algo muy accesible en ella, como si hubiera olvidado seguir envejeciendo desde que llegó a la adolescencia. Una mirada a las dos montañas en su pecho, sin embargo, hizo evidente que ella no era una niña pequeña.

De hecho, ella era mayor que yo. A pesar de su apariencia, fue miembro de la organización militar más poderosa de Japón: la Fuerza de Autodefensa de Japón o JSDF. Ella era lo que llamarías una WAC, una mujer soldado. Y ella estaba en servicio activo, un hecho que se podía ver en la maleta que estaba constantemente a sus pies. Contenía una pistola automática de 9 mm.

Era Koganuma Minori-san, y ella era la guardaespaldas que el gobierno de Japón me había asignado.

—”G ‘… G’mornin’ …” Brooke saludó con sueño a Minori-san y Myusel, se apresuró, probablemente consciente de lo que estaba afectando a Brooke. Estaba agradecido, no podía sostener al hombre lagarto por mi cuenta por mucho más tiempo.

—“¿Estás bien, maestro?” Preguntó Myusel.

—”Sí, estoy bien”, gruñí, “pero sería genial si pudieras ayudarme aquí”.

—“Ok!”

Los dos nos las arreglamos para llevar a Brooke a una silla, luego tomamos nuestros propios asientos. Myusel ya había preparado el desayuno. En medio de la mesa había pan en una canasta , y un plato de comida  para cada uno de nosotros. En el plato de Brooke, y solo en él, había carne cruda con algo de sal y pimienta, junto con algunas frutas sin pelar. Esto no fue, obviamente, porque a Myusel no le gustaba Brooke. Tampoco fue mala la cocina por su parte. Así era como a los lagartos les gustaba su comida.

—”¡Bon appétit!” Dije, aplaudiendo al estilo japonés. Minori-san hizo lo mismo, luego Myusel y Brooke nos copiaron, y luego empezamos a comer.

Nuestro grupo consistió en:
El amo de la casa (masculino, humano).
Su guardaespaldas (femenino, humano).
La maid (hembra, semielfa).
Y el sirviente (hombre, hombre lagarto).

Estar  todos sentados y comiendo juntos en la misma mesa hizo que nuestro desayuno fuera quizás el más singular de todo el Imperio Eldant. Más de unas pocas personas pudieron haber alzado una ceja al vernos, pero disfruté de las comidas animadas. Durante mis días de descanso, había comido todas y cada una de las comidas solo, lo que me dio un aprecio especial por esta compañía.

Es más, estamos relativamente frágiles cuando comemos, como cuando dormimos. Es más fácil relajarse. Myusel comió con cuidado, probando cada bocado, mientras que Minori-san comía muy rápido. Brooke dormitaba comiendo su fruta. La vista de ellos era extrañamente entrañable.

—”Por cierto, Shinichi-kun,” dijo Minori-san, tomando algo de pan de la canasta. Era su cuarta pieza. Ella realmente sabía cómo comer. Sin embargo, no mostró ningún signo de aumento de peso. ¿A dónde fue todo? ¿Fueron sus tetas gigantes el resultado de su gran consumo?

De todas formas. Ella continuó: —”¿Cuál es tu plan para hoy? ¿Nos apegamos al horario?

—”Oh … uh, sí. no hay cambios “, dije, sacando mi teléfono inteligente de mi bolsillo y revisando el horario.

Obviamente, no había torres de telefonía celular por aquí, así que no estaba recibiendo ningún servicio como tal. Pero la JSDF había instalado una serie de antenas de mediano alcance en la casa y alrededor de la ciudad del castillo para que Minori-san y las otras personas de la JSDF, y el puñado de otros japoneses que habían venido aquí pudieran mantenerse en contacto.

para eso, incluso la comunicación por cable con Japón había sido estática e inconsistente al principio, pero el ejército y el gobierno habían intentado esto y lo otro, y ahora afirmaban que pronto podrían conseguirnos líneas telefónicas e Internet.

Eso ciertamente abriría mis opciones. Los juegos en línea estarían disponibles, las colecciones de imágenes, los foros en línea . Por supuesto, puede haber algunas restricciones en nombre del secreto …

—”Haremos nuestra visita habitual a Su Majestad en el castillo”, dije, pasando mi dedo por la pantalla. “Entonces dirígete a la escuela para la clase”.

—”Entendido,” dijo Minori-san, asintiendo mientras revisaba su propio teléfono celular. Por pura suerte, ella y yo tuvimos el mismo modelo. Era un “teléfono duro” de la serie “G” que decía tener durabilidad de grado militar. En el caso de Minori-san, tal vez eso tenía sentido. Me había comprado el mío sólo para divertirme.

—”Oh, Myusel”, dije, volviéndome hacia la maid que estaba a mi lado. Su majestad dijo que tú también deberías venir. Quiere que te hagan un chequeo.

—”Oh, está bien”. Myusel asintió.

Casi tres meses antes, Myusel había sido gravemente herida en una serie de eventos en particular, había sido apuñalada en el estómago para proteger a la emperatriz del Holy Eldant Empire. fue llevada al hospital real para tratamiento y se había recuperado, pero desde su liberación, continuó regresando una vez al mes para asegurarse de que todo estaba bien.

—”Está bien”, dijo Minori-san. “Todos sabemos lo que tenemos que hacer hoy, entonces”.

Llegamos al castillo del Eldant Empire. Era la construcción más grande que había visto en mi vida. No es el más alto, había muchos edificios en Japón que llegaban más alto en el cielo. Pero la presencia y magnitud de este lugar, era incomparable.

No obstante, después de venir aquí regularmente durante cuatro meses, poco a poco me estaba acostumbrando. Los guardias blindados, los pasillos opulentos, no se sentían exactamente como mi propia casa, sino tal vez como la casa de un amigo. Que, en realidad, esto era.

o eso quiero decir.

—”Ahem.” se escucho a alguien toser.

Me paré frente a la gruesa puerta de roble. Los guardias reales a ambos lados se inclinaron ante mí.

—”Kanou Shinichi, gerente general de Amutech, y su grupo, incluyendo a Koganuma Minori y Myusel Fourant, se presentan aquí para ofrecerles sus saludos a Su Majestad y hacer su informe habitual. Pedimos humildemente que se nos permita la entrada “.

Solía equivocarme en esta forma de etiqueta, pero ahora casi lo tenía bajo control.

En caso de que se estén preguntando, las palabras que hablábamos estaban siendo traducidas por los anillos mágicos que llevábamos cada uno, lo que nos permitió comunicarnos telepáticamente. Sin embargo, había pasado por esta rutina tantas veces que prácticamente podía haber dado mi saludo en el idioma de Eldant.

Los dos guardias anunciaron nuestra llegada al unísono. “¡Kanou Shinichi-sama, Koganuma Minori-sama, y su compañía han llegado!”

Minori-san, quien estaba allí como mi guardaespaldas, y yo devolvimos el saludo de los soldados. Cada uno tiró de enormes anillos de metal, abriendo la puerta.

Minori-san y yo somos obviamente personas de otro mundo, y por lo tanto fuera del sistema local de rangos y clases; pero fuimos tratados con respeto por los caballeros. Myusel, que estaba al otro lado, sin embargo, era solo una plebeya, y los caballeros no se molestaron en inclinarse ante ella.

Fueron momentos como este los que me hicieron muy consciente de lo dividida que era la sociedad en el Holy Eldant Empire. Para Myusel, era normal, ella no mostró ninguna reacción al ser ignorada.

Pero olvidemos eso por ahora.

—”Gracias”, dije, inclinándome ante los guardias y entrando en la alfombra roja de la habitación.

Había varias salas de audiencias en el castillo de Eldant. Por ejemplo, había uno para cuando todos los ministros, embajadores y dignatarios estaban presentes, y otro para cuando Su Majestad veía a unas pocas personas para un informe o un saludo personal. Esto significaba que las cámaras de audiencia venían en diferentes tamaños, con el tamaño correspondiente al uso.

Estábamos en el más pequeño, más privado, por supuesto. Pero la habitación todavía era lo suficientemente grande como para albergar cómodamente una cancha de tenis. Y en el otro extremo …

—”Es bueno verlos, Shinichi. Myusel y Minori, también. ”Descansando en el trono estaba su majestad imperial, la dueña de todo este castillo gigante.

—”Su Majestad, qué bueno verte de buen humor”, le dije con una reverencia. Minori-san, a mi izquierda, y Myusel, a mi derecha, también ofrecieron sus respetos.

—”Hmph. Vemos que incluso has logrado aprender una o dos cosas sobre la etiqueta “, dijo la gobernante con una sonrisa. No importaba cómo lo contaras, ella se veía muy joven, no es que pudieras decirle eso, a menos que quisieras molestarla.

Esta era Su Majestad Imperial Petralka un Eldant III, y a pesar de su apariencia, teníamos solo tres años de diferencia. Pero ella se veía muy joven y realmente adorable. Su elegante vestido y la tiara en su cabeza la hacían parecer una muñeca. Ella no habría parecido fuera de lugar sentada en una caja de vidrio de algún lado.
Por cierto, los ojos de Su Majestad Petralka eran verdes y su cabello era plateado.
Es decir, ella fue la autoproclamada “hermana pequeña” de mi sueño de esta mañana.

Es cierto que era la encarnación del personaje de la “hermana pequeña descarada”, por lo que es posible que lo profundo de mi subconsciente la haya sustituido por mi propia hermana molesta. Pero bueno, dejando de lado el hecho de que básicamente me despertó un extraño fetiche, buen trabajo, subconsciente. Fue cien veces mejor que despertar a un sueño sobre Shizuki.

—”Myusel”, dijo Petralka. “¿Cómo está tu salud?

—”Muy bien, gracias por decirlo”, dijo Myusel, inclinándose profundamente una vez más. “Y se lo debo todo a la bondad y generosidad de Su Majestad …”

—”La gente debe saber que puede confiar en que su gobernante ante todas las cosas”, dijo Petralka antes de que su alabanza se volviera más exagerada. “Simplemente te cuidamos como lo haríamos como con cualquiera de los nuestros”.

Creo que mencioné que Myusel fue herida protegiendo a Petralka. Me pareció muy interesante que en una sociedad tan estratificada, este punto ahora parecía muy dócil hacia ella. Tal vez fue sólo Petralka pero ella al principio odiaba mucho a Myusel, pero ahora las dos más o menos se llevaban bien. La profunda diferencia en su estatus social significaba que sería incorrecto llamarlos amigos, especialmente en el castillo, donde otras personas estarían observando, pero aparentemente, estaban lo suficientemente cerca hasta que Myusel salio del hospital. Petralka le pidió que se quedara a tomar el té y pensar que para  Myusel, una plebeya, fuera atendido en el hospital real, que normalmente estaba reservado para imperiales y nobles, era en sí mismo un signo de cómo se sentía Petralka por ella.

Vengo del Japón moderno, donde tomar le té no me pareció tan importante, pero desde la perspectiva de los nobles de Eldant, que todos querían desesperadamente acercarse un poco más a la emperatriz, la actitud de Petralka hacia Myusel, ha sido algo para estar profundamente celosos. No es que Myusel misma pareciera especialmente consciente de esto.

—”Y a ti, Shinichi. ¿tu trabajo avanza bien?

—”Sí, no hay problemas de los que hablar”, le dije. “Espera … te presento un informe todos los días, así que ya sabes lo que está pasando, ¿verdad?”

—”Lo se, pero …” Una mirada tímida apareció en el dulce rostro de Petralka.

Su Majestad, la Emperatriz, estaba profundamente interesada en la cultura otaku. Fue su respaldo lo que le permitió a Amutech, la compañía de la cual yo era gerente general, crear una escuela para ayudar a establecer la base de educación que sería necesaria para difundir la cultura otaku.

Como un antiguo NEET y un aislado, lo sabía muy bien, el manga y el anime son un excelente estimulante. La emperatriz tenía obligaciones que cumplir, y no podía ir fácilmente a ningún lado porque tendría que tomar un contingente de guardaespaldas y su llegada causaría mucho revuelo. Para ella, las obras de ficción la  ayudaban a sentirse mejor en tan solo una hora y encontrar consuelo.

—”Pasó ese … incidente”, continuó Petralka. “Garius está bastante preocupado”.

—”Es mi deber hacerlo”. Las palabras vinieron de un trozo de cabello plateado de pie junto al trono de Petralka. Básicamente se parecía a la encarnación del caballero perfecto. Esto iba mucho más allá de “guapo”, sus rasgos estaban arreglados, su cabello tan largo como el de una niña. Al igual que Petralka, parecía una obra de arte mas que un humano de carne y hueso, tan perfecto que casi daba miedo.

El era Garius en Cordobal. Un pariente de Petralka, un caballero y ministro en el gobierno además de eso. A pesar de su juventud, estaba en la cima jerárquica.

—”Su Majestad, usted es el estado Eldant en sí mismo”, dijo Garius. “Los caballeros nos esforzamos por erradicar a los malhechores dondequiera que habiten, pero debo rogarte que también cuides de tu propia persona”.

—”Sí, lo se”, dijo Petralka, sonando molesta.

Garius, también, se refería al incidente en el que Myusel había sido herida. Una organización terrorista se había apoderado de nuestra escuela recién terminada, y Petralka había sido tomada como rehén. Para que la emperatriz fuera capturada por una facción antigubernamental era algo inaudito, comprendí que muchos elementos del gobierno, entre ellos la guardia real, habían sido profundamente deshonrada. No conocía los detalles, pero sabía que había habido una investigación sobre quién era el responsable, y varias personas entre los guardias reales y los responsables de la seguridad fueron severamente castigados. Estuve allí y no creo que nadie haya podido detener ese ataque. Pero parece que algunas personas no estarían satisfechas hasta que alguien fuera responsable. Fue un gran problema.

Sin embargo, desde ese día, Petralka apenas había podido dejar el castillo sin un batallón de caballeros que la rodearan. Yo solo lo vi una vez, y la vista me recordó a un antiguo señor de la guerra japonés que viajaba con su séquito. La forma en que algunos caballeros reales avanzaban forzando a todos a arrodillarse para asegurarse de que ningún alborotador pudiera acercarse me parecía casi cómica.

Ahora era imposible para Petralka escabullirse para visitar mi mansión o la escuela. Voy al castillo una vez cada tres días ya que es mas fácil para ella.

Pero regresando al presente …

—”Honestamente, estoy un poco sorprendido”, le dije. “¿Cómo digo esto? La gente realmente lo está aceptando rápido ”. Mientras hablaba, me imaginé a mis alumnos en  mi mente. No estaba tratando de ser halagador. Los estudiantes de mi escuela estaban absorbiendo los conocimientos básicos que ofrecíamos de manera asombrosamente rápida, como esponjas. Incluso había varias personas que podían mantener conversaciones básicas sin los anillos, en otras palabras, que habían aprendido el idioma japonés.

—”Mm. como se esperaba, todos nuestros sujetos son excepcionalmente inteligentes”, dijo Petralka.

La admisión a la escuela no se limitó a los niños de la nobleza, pero aun así, independientemente de la raza de origen, solo las familias con una cierta cantidad de recursos pudieron permitirse enviar a sus hijos a estudiar. No pudimos hacer mucho al respecto.

La tierra seca absorbe el agua, como dicen. Eldant estaba en un al borde de la guerra con su vecino. No hubo ataques a gran escala, pero si hubo una serie de pequeños enfrentamientos en la frontera, dejando al Imperio Eldant sin mucho espacio para desarrollar la cultura. Toda la población, tanto los nobles como los plebeyos, estaban hambrientos de entretenimiento.

Y luego, llega la altamente desarrollada industria de entretenimiento de Japón, desarrollada en el medio siglo después de su propia guerra, y a la gente le encantaba. Los estudiantes aprendieron con entusiasmo sobre el Japón moderno; querían cualquier cosa que les permitiera tener una experiencia más amplia y profunda del entretenimiento que traíamos. Pero …

—”Hm? ¿Qué pasa, Shinichi? “Petralka me miró con duda.

—”Eh? ¿Qué quieres decir?

—”Parece que que viste una nube pasar sobre tu cara”.

—”Oh, oh en serio? No, estoy totalmente bien. Er … bueno, no del todo, pero estoy bien, ¿sabes?”
Como gerente general de Amutech, debería haber estado eufórico por cómo iban las cosas. Pero…

“¡Ustedes forasteros buscan destruir nuestros valores tradicionales! ¡Malditos invasores!

Eso fue lo que me dijo Alessio, líder de Bedouna, a.k.a. la “assembly of patriots,”, los terroristas a los que me refería.

A veces, estás haciendo lo que crees que es correcto, pero está lastimando a otra persona de alguna manera. No podía dejar de pensar que, en ese sentido, lo que estaba haciendo y lo que Alessio había hecho no era tan diferente, incluso si uno de nosotros era quizás un poco más consciente de sí mismo que el otro.

Sospeché que solo lo estaba pensando demasiado, pero no tenía ninguna manera de contradecir lo que Alessio había dicho. Fue el gobierno japonés el que decidió crear Amutech. Yo era sólo un tipo al que habían hecho gerente general.

—”De todos modos, uh, no te preocupes por eso”, le dije. “Todo está bien. Si las cosas van bien, empiezas a preocuparte más”

—”¿Es así?” Petralka dijo con una sonrisa irónica. Al parecer, había logrado convencerla de que las cosas estaban bien. Pero pude ver a Minori-san mirándome un poco. Buscando, Dudosa, e insegura. Me molestó un poco.

El clima estaba perfecto. Estábamos en la cima de una colina. La hierba densa era suave como una alfombra, tan agradable que quise acostarme allí. A la distancia, podía ver picos montañosos y el cielo claro parecía durar para siempre. Estaba empezando a hacer un poco de frío, pero el aire se sentía bien. Por qué, prácticamente podría haber empezado a cantar en ese mismo momento.

Pero hubo una cosa que me recordó que no estaba parado en los Alpes o algo así. Las formas de vida voladoras aquí iban más allá de las aves. En ese momento, pude ver espíritus que parecían una especie de pez volador por el aire, así como wyverns, los dragones que sirven para ser montados por los caballeros reales.

—”Hablando en serio…”

Después de dejar a Myusel en el hospital en el castillo, me dirigí al “centro de entrenamiento otaku” en las afueras de la ciudad, es decir, la escuela que había establecido para facilitar el intercambio cultural. Viajé en la forma de transporte terrestre favorita de este mundo, el carruaje de aves.

—”… No puedo creer que realmente esté en posición de enseñar algo a la gente”, le susurré al cielo.

No había asistido a la escuela de donde venía, ¿y ahora era profesor? ¿era esto una especie de broma? a pesar de mis dudas, realmente no había opción. El título de mi trabajo indicaba que yo era un comerciante que traía la cultura otaku japonesa al Eldant Empire. Si quisiera traer esas cosas, tendría que hacer más que solo traerlos y dejarlos aquí. Tendría que correr la voz, y tendría que establecer una infraestructura que permitiera a los productos alcanzaran un mayor valor.

Para eso era la escuela y por ello yo soy maestro. Pero aún…

—”Ya han pasado tres meses. ¿aun no estás acostumbrado a eso?”

El comentario vino de Minori-san, que estaba de pie a mi lado. Pero esa era la única cosa a la que no podía acostumbrarme.

Cruzamos la puerta principal, pasamos por el vestíbulo y luego entramos en el edificio de la escuela. Se veía tan bien por dentro, nunca habrías imaginado que era un almacén remodelado. Todo lo que podía decir era que los enanos eran muy dedicados y sabían cómo hacer un buen trabajo. Nada se veía a medias o improvisado, como un set de película. No había desperfectos, huecos innecesarios. se pensaría que este lugar había sido planeado como un edificio escolar desde el principio.

—“¡Buenos días!”

Abrí la puerta del aula y entré, y encontré a cincuenta estudiantes que ya estaban allí. Todos eran adolescentes, o al menos cercanos a los estándares humanos. Pero eran de todo tipo de razas diferentes. Alrededor de la mitad eran humanos, pero la otra mitad incluía elfos y enanos. Sentados a lo largo de una pared, a poca distancia, había un grupo de adultos que eran casi la misma cantidad de estudiantes.

Estos eran los “acompañantes” de los estudiantes. Básicamente, sus sirvientes. Como mencioné, la mayoría de los estudiantes de mi escuela procedían de la nobleza, o al menos de las familias más ricas y con buen estatus . Las familias de agricultores y trabajadores, donde generalmente se esperaba que los niños ayudaran en el trabajo, no tenían el recurso para enviar a sus hijos a la escuela.

Muchas familias nobles creían familiarizarse con la cultura otaku ayudaría a sus hijos a salir adelante, sin mencionar el hecho de que la emperatriz parecía estar loca por eso. Así que había un montón de jóvenes maestros y señoritas bajo mi tutela, y por supuesto, nunca aparecieron solos.

Pero de todos modos.

Medio día lo use para  mi presentación inicial con los estudiantes, había llenado los cincuenta espacios en la clase. Todavía no estábamos enseñando cultura otaku; teníamos que comenzar con cosas más básicas que eso, como el idioma japonés y todos los diferentes tipos de conocimiento que lo acompañaban.

Personalmente, quería que todos, independientemente de su raza o clase, pudieran acceder  a la cultura otaku. Pero también parecía más fácil comenzar con personas que ya tenían un nivel básico de educación y ver cómo iban las cosas. Sin mencionar que, cuantas más personas se pusiera de mi lado con la autoridad política y financiera (Petralka fue un buen comienzo), mejor.

Y sin embargo, todavía me encontré soltando un suspiro. Lo que me molestó no fue específicamente el hecho de que los estudiantes me ignoraron y no me devolvieron el saludo de la mañana. No podrían haberlo logrado si hubieran querido. Estaban demasiado ocupados mirándose el uno al otro.

Hoy parecía otro día de muy malas relaciones en el aula.

—”Argh, no puedo soportar más el olor! ¡Apestan por estar al aire libre! ”, Exclamó una niña vestida con un elaborado bordado en oro y plata. “¡No puedo creer que esté en la misma habitación con enanos! Ya es bastante malo estar cerca de ellos afuera, ¡pero en el interior el hedor es insoportable! ”

—”Estoy sinceramente de acuerdo contigo, milady”. Un joven que parecía ser el mayordomo de la niña se apartó de la pared y se paró junto a la joven. El mayordomo era rubio y delgado, y sus orejas obviamente eran puntiagudas; en otras palabras, era un elfo. “Los hijos de mercaderes pueden ser, pero sus raíces están en la tierra. Supongo que tienen bastante talento para encontrar gemas y construir edificios, pero todo lo que tocan apesta a lodo “.

—“¡¿Qué dijiste ?!” Un niño enano (al menos, creo que solo era un niño, aunque tenía barba) se levantó de un salto, incapaz de soportar la humillación por más tiempo. Señaló al mayordomo elfo y gritó enojado: “¡Ustedes los elfos no tienen orgullo, y no me sentaré aquí y ser insultados por de ustedes!”

—”¿Orgullo?, dices eso aun cuando los enanos se engordan tanto que no puedo imaginarme cómo es que se respetan a sí mismos. ¡Ah, eres demasiado terrible para mirar! ”

—”¡Callate la boca! ¡Los monos de los bosques no son buenos para nada más que talar árboles! Estás tan complacido con tu magia, pero ¿de qué te ha servido? ¡Si no hubieras dejado que los humanos te domesticaran, ahora no serías mejor que los animales! ”

—”U-una ofensa que nunca he soportado! Valoramos la armonía con la naturaleza ”.

—”¿Armonía? Jah ¡Quieres decir que mereces flojear en el bosque!

Y así siguió y siguió. La discusión se extendió como un fuego salvaje entre los otros elfos y enanos en la habitación, ya sean sirvientes o alumnos. Estaban más allá de solo ser personalmente insultantes, pensé que había un círculo vicioso: el odio engendraba odio. Sé que los elfos y los enanos suelen ser antagonistas en los mundos de fantasía, y parecía que las razas demi-humanas del Imperio Eldante tenían la intención de continuar con la costumbre.

“Oh, por gritar en voz alta”, murmuré, agarrando mi cabeza. Esta fue la primera vez que sucedió. Este tipo de peleas parecían estallar a diario. Ya era bastante malo que las personas más jóvenes discutieran de esta manera, pero a menudo la ira también se propagaba a los adultos, hasta que el furor hacía que fuera prácticamente imposible dirigir la clase. Si Minori-san o yo, ambos que tenemos la confianza de Petralka, nos impusiéramos a la situación, las cosas se calmarían, pero solo temporalmente. Las chispas siempre estaban allí, y la siguiente explosión era solo cuestión de tiempo. Era muy común escuchar a los estudiantes intercambiando barbaridades antes o después de la clase.

—”Se llevan tan bien como los gatos y los perros, ¿no?”, Dijo Minori-san a un lado de mi.

Solo pude suspirar ante la escena. “La igualdad puede ser pasada por alto, pero esperaba que estudiando juntos, al menos aprendieran a ser menos prejuiciosos …” Crei que los viejos hábitos cambiarían.

Pero incluso sabiendo eso, ya era demasiado tarde para programar clases separadas para las diferentes clases. Aún así, no había duda de que las cosas se estaban poniendo tan mal aquí que pronto perdería toda el control.

En serio, ¿qué voy a hacer?

Honestamente, no tuve el coraje de intentar saltar a la mitad de esto. Era hora de mi último recurso.

—”Minori-san”

—”¿Sí?”

“Vamos a mostrarles cómo lo haces en el ejército”, le dije, apretando mi puño.

Siempre habíamos planeado tener a Minori-san en el aula, principalmente porque no teníamos suficientes personas para manejar todas las tareas de enseñanza. No estaba seguro de cómo le iría con la instrucción de otaku de nivel alto, pero ciertamente podía enseñar lo básico.

—”¿Qué quieres decir?”

—”¡Me refiero saques a tu sargento Hartman interior!”

—”¿Quieres decir abusar de los estudiantes hasta que ya no puedan reír o llorar? Supongo que podría.” Ella sonrió. Luego se acercó al frente del aula.

—”¡Muy bien, gusanos!”, Gritó ella. “¡La clase está empezando! ¡Silencio en las filas!

Esto es una WAC ( Women’s Army Corps.) . Sus entrenamientos diarios le habían dado una capacidad pulmonar seria, y ella lo estaba poniendo en practica. Su voz cortó directamente a través de la discusión. Usualmente pensaba que ella era bastante tranquila, pero cuando levantó su voz así, inconscientemente me enderezándome.

Los adultos cierran la boca y la miran, y los chicos los siguen, un segundo después la habitación de repente se quedó en silencio.

Guau. esto es realmente algo.

¡Que mujer! Se veía tan relajada, pero cuando decidió ponerse seria, fue muy dura. ¡Muy bien, Minori-san! ¡Deben ser esos pulmones gigantes los que hacen que tu pecho sea tan grande!

Tales pensamientos con leve acoso sexual de admiración pasaron por mi mente. Minori-san, por su parte, asentía de satisfacción ante los estudiantes.

—”Asi está mejor”, dijo ella. “Él”, me señaló, “es Kanou Shinichi, el director de esta escuela, y yo soy su asistente. Él no es tu único instructor, yo también estaré, y les advierto que no lo olviden.”

“Sí, señora. Gracias, señora ‘, dijo uno de los estudiantes. Luego el resto de ellos corearon lo mismo, con la cabeza baja. Difícilmente los habrías tomado para un grupo que había estado en la garganta del otro solo momentos antes.

Minori-san había tomado el control de ellos de una manera que solo podías hacer en una sociedad feudalista. Por otra parte, el control dictatorial era una cosa tenue. Un movimiento equivocado, y podrías terminar como un cierto vecino del norte. Fue un pensamiento aterrador.

“Ok, primero vamos a enseñarles un vocabulario básico que les ayudará a comprender la cultura otaku”.

Minori-san estaba comenzando la lección. Espera … ¿Vocabulario básico? ¿Ella quiso decir, como, moe? Pero diablos, incluso la palabra otaku estaba bastante mal definida. Parecía un tema difícil para empezar. ¿O estaba hablando de cosas como el arquetipo y el bidimensional?

Minori-san juntó las manos detrás de su espalda y dijo: “Todos, repitan después de mí”. Ella estaba de pie erguida. Fue bastante impresionante, en realidad.

Me inquietó un poco la perspectiva de comenzar con la repetición de memoria, se sentía un poco como si estuviéramos realizando un lavado de cerebro. Pero creo que tuvimos que adoptar este enfoque, si no tomáramos una mano firme, los estudiantes (y sus asistentes) estarían tan ocupados discutiendo unos con otros que nunca nos prestarían atención.

Hay una escuela de pensamiento que dice que hay que comenzar con una forma externa, y desde esa perspectiva, comenzar por llenarlos de vocabulario, fue sin duda una forma de empezar las cosas.

—”Está bien, lección uno”, anunció Minori-san, con los ojos muy abiertos detrás de sus gafas. Y luego, con gran animo, ella dijo, “Total bottom!”

Casi me caigo.

¿Qué clase de palabras piensan que estamos enseñando por aquí?

Los chicos son criaturas curiosas y uno de ellos inmediatamente levantó la mano y preguntó: “Maestro, ¿qué significa “Total bottom?”

—“¡Significa uno lo hace hasta el fondo! Indica que deseas desesperadamente que las personas que te rodean te hagan el amor. ¡Pero nota! Esta palabra pertenece solo a los hombres, principalmente a los que están pene …

—“¡Minori-san, detente! ¡para ahí! ”, Interrumpí.

—”Sí, Shinichi-kun? ¿Por que? ”Ella parecía realmente desconcertada. ¡Fue adorable! Tan adorable que no podía creer que ella fuera mayor que yo. Pero no importa eso!

—”Estamos hablando con los niños, aquí”, le dije. “Vamos a dejar de hablar de yaoi. Ya sabes, las … cosas de clasificación R “.

—”Shinichi-kun, pensé que habías traído algunos ero games?”

—”Oye, esos son para mi, ¡espera! Quiero decir, ¿no crees que son un poco jóvenes para estas cosas?” Definitivamente estaba empezando a sudar. Pensé que había sido muy astuto al traer las cosas mayores de 18 años, por lo que Minori-san y Myusel no sabrían nada de eso. ¿Cómo se había enterado?

—”… Bien, entonces,” dijo Minori-san, luciendo claramente decepcionada. Había oído que en realidad había muchos otaku en el JSDF, pero esto …

“Está bien, vamos a intentar otra cosa”, dijo Minori-san, girándose para enfrentar a los estudiantes de nuevo. “¡Travestis!”

“¡Gaaaah!” Pensé en abrirme paso. ¡Pensé que podría ser (pero yo esperaba que no) pero resultó que realmente era …!

—“T-travesti …?” Los estudiantes, así como sus sirvientes, estaban completamente desconcertados. Nuestros anillos mágicos, los “intérpretes”, esencialmente funcionan a través de la telepatía, no nos permitieron entender realmente los idiomas del otro.
Entonces, cuando escucharon el término “travesti”, que en realidad era un juego de palabras complicado en japonés nativo, había una buena probabilidad de que los anillos simplemente no pudieran traducir el significado completo del término. La clase solo tuvo la menor idea de lo que se estaba diciendo, y los dejó confundidos.

Eso fue bastante. Pero Minori-san, aparentemente ajena a la confusión, continuó gritando de manera militar: “¡Presten mucha atención a la entonación! ¡Tra-ves-ti!”

—”¡Tra! ¡ves! ti! ”

—”¡Siguiente! ¡Territorio absoluto!” Sabía que esa era una jerga para la piel que se veía entre las medias altas de una niña y su falda, pero ¿cómo se suponía que alguien aquí lo supiera?

—”¡Una mas! ¡Yandere!”

—“¡Yandere!”

Los estudiantes eran completamente sus esclavo. Miré a la multitud de humanos, elfos y enanos, todos cantando varias palabras otaku. Fue absolutamente surrealista.

“¡Ella es una otaku aún peor que yo, no ella es …?!” Murmuré, pero mi voz no podía ser escuchada a través de los gritos de “Travesti” y “¡Territorio absoluto!” Suspiré profundamente, pero ellos tampoco oyeron eso.

  1. NT: Un Geeky, según google-chan, es ser aficionado extremo a algo en especial.