Una semana después de que terminara nuestro divertido viaje. Termino el primer semestre y nos encontramos en un fin de semana a mediados de Julio. Onee-san se encontraba leyendo una revista mientras leía un té mientras que yo estoy con las labores del hogar desde temprano, el fin de semana anterior no pude hacer una limpieza completa por lo que ahora planeo hacerlo, pensando en ello y al haber un buen clima no solo lavaría la ropa sino también las sabanas y alfombra aprovechando para secarlas. Onee-san se ofreció a ayudarme pero la rechace educadamente. Pero es extraño… al principio mi corazón se aceleraba al lavar la ropa interior de onee-san, pero ahora que me he acostumbrado no la veo más que como tela, ahora puedo tomarlas sin ninguna resistencia. Según Kishou, “la ropa interior que no tiene puesta una mujer es solo tela” pero creo que ahora entiendo ese sentimiento, hasta quiero disculparme por haberlo pasado por alto cuando me lo dijo. 

De ese modo pasaba el da haciendo las labores de lograr y una vez terminado el almuerzo estaba descansando, de vez en cuando no está mal pasar el día descansando en casa y cuando me di cuenta ya era de noche.

— Onee-san.

— ¿Que sucede?

— Voy a ir a comprar la cena.

— Iré contigo.

— Estoy bien solo, solo relájate.

— No tienes que hacerlo… lo siento.

— No te preocupes, es mi trabajo después de todo.

— Entonces… te lo encargo.

— Si, ¿hay algo que quieras comer?

— Hoy estaba viendo en la revista pero… me gustaría un curry con muchas verduras.

Un curry con verduras he… es cierto, últimamente no hemos comido curry por lo que puede ser buena idea.

— Entendido, pongámosle tomate, berenjenas, okra y muchas verduras.

— Berenjenas y okra… ¡solo de imaginarlo parece delicioso!

Lleve mi mano a la cartera que se encontraba sobre la mesa. Por cierto, esta cartera es la que me preparo onee-san para los gastos de la comida… aunque dudaba en tomarlo ya que lo había llenado de tantos billetes que era difícil cerrarla. Le dije que 30,000 eran más que suficiente para un mes y me respondió “¿he?… no hay manera de que completes solo con eso” sorprendida. No puedo contar con mis manos las veces en las que su sentido del dinero me sorprende.

— Ve con cuidado.

— Si, regresare lo más rápido que pueda.

Pero comparado con la cantidad de dinero que me había dado antes esto es mejor. Creo que poco a poco nos hemos estado acostumbrando a llevar una vida juntos.

★ ★ ★

Cuando termine de comprar y regresaba a casa el sol estaba poniéndose. Estaba pensando en que otras buenas verduras podría ponerle al curry por lo que me tomo algo de tiempo y ahora son las 7 de la noche.

— A pesar de que dije que regresaría pronto termine tardando.

Me apresure a regresar al departamento y abrí la puerta de la entrada y al hacerlo me topé con unos zapatos que reconocía.

—… ¿Son de Chika-san verdad?

Son los mismos de cuando vino Chika-san la ocasión pasada. En ese entonces creí que era un ladrón y llame a Akane-san. Ha pasado un mes desde eso pero los siento como si hubiese sido hace micho, mejor dicho, desde que conocí a onee-san comencé a sentir que el tiempo fluye mucho más lento. Ya que nos visitó sería bueno si Chika-san comiese con nosotros.

— ¿Porque me lo escondiste?

La voz de Chika-san resonaba en la sala de estar, me detuve frente a la puerta sin saber que era lo que ocurría.

— No es que lo haya estado escondiendo…

— Entonces no lo dijiste en el momento en que me di cuenta.

— Porque no sabía cómo decirlo…

Escuche el suspiro de Chika-san.

— Cuando lo llevaste al trabajo creí que estabas mintiendo pero resulto ser verdad…

¿Trabajo? ¿Mentira?

— ¿él ya lo sabe?

— Aun no se lo he dicho… no es como decírselo para no lastimarlo.

—Es cierto… es algo complicado si pensamos en sus sentimientos.

¿De qué están hablando?

— ¿Chika-san y tú por qué no dijiste nada del asunto del mananger?

— ¿Lo escuchaste?… pero eso… no sabía si lo aceptaría, por lo que creí que sería mala idea alégrate en vano, además eso no tiene nada que ver ahora ¿cierto?

— Claro que tiene que ver, si se convirtiera en mi manager terminaría descubriéndolo tarde o temprano.

… ¿están hablando de mí? Pero parece que es una conversación bastante seria. Dejando de lado de lo que están hablando no puedo quedarme escuchando a escondidas de pie en el pasillo así que busque un momento para interrumpirlas y entrar en la sala de estar.

— Ya regrese.

— Ah… Eita-kun, bienvenido.

Onee-san se apresuró para sonreír mientras me observaba, es claro que ambas se sentían incomodas cando aparecí.

— Bienvenida Chika-san, estaba por hacer la cena, si gustas…

Pero me interrumpieron.

— Antes de eso tengo algo de qué hablar con ustedes.

Chika-san lo dijo con una expresión seria. Solo con eso entendí que no era cualquier cosa.

—… entendido, espera un poco por favor.

Deje las cosas que había comprado en el refrigerador y me senté en el sofá frente a Chika-san, ella estaba con una expresión dura mientras que onee-san a mi lado solo agachaba la cabeza. Un ambiente pesado había envuelto la habitación, cuando Chika-san saco varias hojas de su maleta. Las dejo sobre la mesa y voltee a verlo, era información de la propiedad de las viviendas de alquiler.

— ¿Esto es…?

— Si lo dijera en pocas palabras, quieren que salgas de este departamento.

— ¿He? (x2)

Onee-san y yo lo dijimos al mismo tiempo.

— El día de hoy continuaremos con la conversación de la vez anterior, después de eso pensé en muchas cosas, pero a pesar de que Saori se haya convertido en su tutora, no hay manera de que pueda permitir que vivan juntos, el riesgo de que continúen juntos es demasiado alto…

— ¡No!

La voz de Chika-san desapareció con el grito de onee-san.

— No importa lo que digas, yo nunca…

— Saori, no es contigo.

En esta ocasión fue Chika-san quien callo a onee-san.

— ¿No es conmigo?…

— Así es, no estoy hablando contigo, estoy hablando con él.

— ¿conmigo?…

Su mirada estaba fijada en mí.

— Eres bastante maduro para tu edad, y puedes entender lo que digo ¿verdad? Si esto continua Saori terminara estando en peligro.

— Eso es…

— A lo había dicho antes pero si los medios se enteran de que Saori se convirtió en tu tutora se hará un escándalo y Saori como actriz no podría recuperarse tan fácilmente, además está viviendo con un menor de edad, a pesar de que no estén haciendo nada indebido, podrían comenzar a escribir rumores.

Eso lo comprendo más que suficiente. He sabido que los medios han terminado quemando a artistas en revistas e internet. Es decir, es posible que le ocurra lo mismo a onee-san.

— Pero aun así conozco tus circunstancias, siendo un menor de edad hay muchas situaciones en las que necesitaras a un tutor y no estoy en contra de que Saori sea tu tutora, solo no puedo admitir que continúen viviendo juntos. Por eso es que prepare un departamento en el que puedas vivir, ese es el límite de lo que puedo permitir.

Dejo frente a mí la información que había obtenido, es cierto, Es como lo dice Chika-san, eso sería lo mejor, si pienso en lo que vendrá después, la situación actual es un problema, es casi seguro que terminare causándole problemas a onee-san, pero a pesar de que lo sabía disfrutaba del tiempo que pasaba con ella, me pregunto si he estado siendo demasiado ingenio hasta ahora. Y ahora que un tercero lo ha dicho así está más que claro, pero solo me queda una duda. ¿Enconches porque Chika-san me recomendó convertirme en su manager? Incluso llegue a pensar que había aceptado nuestra relación. Pero después de que terminara rechazando su propuesta…

— ¿No hay otra manera?

— No.

Chika-san respondió rápidamente y sin dudar. Era la misma expresión de la primera vez que la conocí, una expresión fría y dura. 

— Lo mejor que puedes hacer por Saori es salir de este departamento.

Creí que ya era inútil, nada de lo queda podrá convencerla… pero cuando pensé en eso, un fuerte sonido resonó en la sala de estar, Chika-san y yo nos sorprendimos por el repentino sonido, era onee-san quien había golpeado con fuerza la mesa, el impacto fue tan fuerte que el vidrio se rompió, y el té que estaba sobre la mesa calo manchando la alfombra.

— ¡Detente! ¡no permitiré que sigas haciendo sufrir así a Eita-kun!

Onee-san era mucho más imponente que Chika-san. Claramente estaba enojada, era la primera vez que la veía asi.

— Ya decidí estar con Eita-kun sin importar lo que suceda, no es como me hubiera convertido en su tutora con una resolución a medias, ¡si los medios se enteran no me importaría dejar de ser actriz!

— Deja de bromear.

— No es una broma.

— Saori… ¿ya te olvidaste de la promesa que me hiciste?

Solo con esa frase onee-san se quedó callada, y después…

— Eso es…

Esa palabra “promesa” ya ha aparecido varias veces, pero realmente no sé lo que significa, pero claramente había movido a onee-san.

— Pe, pero…

No podía verla así.

— Entendido.

— Eita-kun?

— ¿Entiendo lo que Chika-san está diciendo, podrían darme algo de tiempo?

— ¿Cuando?

—… una semana.

— Entendido

Después de responder Chika-san se levantó del sofá.

— Vendré dentro de una semana, será mejor que ordenes tus sentimientos para entonces, no importa lo que digan hare que dejen de vivir juntos, pero si aun así siguen diciendo que quieren estar juntos… al menos preparen un motivo que me convenza, aunque claro, si es que existe algo como eso. 

Después de decir eso dejo el departamento.

—…

—…

Onee-san y yo nos quedamos solos en el departamento, nos quedamos en silencio sin mediar palabra, realmente no sé cuánto tiempo transcurrió, cuando onee-san me tomo de la manga de la camisa. Extrañamente sentí como ese agarre tenia fuerza.

— Lo siento Eita-kun…

— No te disculpes por favor, no es la culpa de nadie.

Así es, nadie tiene la culpa, ni los sentimientos de onee-san, ni los sentimientos de Chika-san. Si alguien fue el culpable aquí fui yo por haberme dejado consentir y mantener. Solo deje que las cosas fluyeran y me aproveche de la amabilidad de onee-san, y a pesar de que pensé en hacer algo, nunca hice nada. Entiendo porque Chika-san no se dirigía a onee-san, se dirigía a mí. Además si continuamos con esto, puede que en verdad ocurra lo que onee-san decía y termine dejando el mundo de los artistas, incluso la vez anterior que hable con Akane-san dijo algo parecido. Por eso tengo que pensar en lo que tengo que hacer, pero por más que pienso no logro encontrar una respuesta.

★El Diario de onee-san★

Nunca creí que Chika-chan diría algo como eso, pensé que nos había aceptado… por eso pensé que le había dicho a Eita-kun que se convirtiera en mi manager… ¿Estaba equivocada? ¿Se enteró de que Eita-kun es hijo de esa persona entonces porque diría algo como eso?… si… sé que Chika-san esta en lo correcto, sé que lo dice porque está preocupada por mí, pero aun así quiero estar junto a Eita-kun, en verdad pienso que no me importaría renunciar a mi trabajo si puedo estar con Eita-kun… pero si hago eso estaré rompiendo la promesa que hice con Chika-chan

¿Qué debería hacer? Ambas cosas son importantes para mí, no quiero dejar ninguna de ellas ¿Qué debería hacer para poder mantener ambas cosas? No lo sé…. Misaki-san, ¿qué debería hacer?