La grabación del dorama de Onee-san continuaba, y solo quedaban unos cuantos días. La agenda que me compartió Chika-san de onee-san eran de dos semanas pero, después de eso me envió otro mensaje diciendo “cuento contigo” en donde agregaba lo respectivo al mes de Julio, pidiendo que continuara con el apoyo. Contuvimos el viaje este fin de semana, hasta que cierto día vi un día de descanso. Me encontraba en el salón de clases viendo una hoja de papel.
— Esto es malo…
Mientras tenía un ambiente de melancolía me le quedaba viendo al formulario de encuesta de formulario de carrera. A pesar de que aún me encuentro en el primer periodo del segundo año de preparatoria tengo que elegir qué es lo que quiero hacer, no es como si no lo hubiese pensado, pero aún tengo el asunto del manager que me había encomendado Chika-san… las cosas en las que tenía que pensar solo aumentaban.
— ¿Te llegó una carta?
Kishou se me quedaba viendo con una caja de café en la mano.
— ¿Tienes que ir después de clases a eso del formulario de carrera verdad?
— Si, se me había olvidado hasta hoy.
— Esta bien con eso de cuidar a onee-san pero tienes que pensar en ti como es debido después de todo.
Me siento un poco extraño al escuchar a Kishou hablar tan seriamente.
— ¿Kishou, a ti te tocaba hasta mañana? ¿Ya lo entregaste?
— Si, solo escribí el nombre de cualquier universidad cercana.
— Cualquier… tengo envidia de que esa investigación te haya dado resultados.
Así es, Kishou se ve así pero la verdad es que es bastante inteligente. Tiene una doctrina de no estudiar en casa y parece que sus padres son del tipo que no le piden que estudie, y tampoco lo he visto hacerlo en el salón de clases, y si tuviera que agregar, es del club de regreso a casa y tampoco forma parte de ninguna otra actividad, pareciera que no hace nada pero en los exámenes termina siempre quedando entre los 30 primeros mejores lugares de la escuela. Sus padres decían “ya está estudiando en la escuela así que no es necesario que lo haga en casa” por lo que me imagino que a diferencia de los demás se le quedan muy bien las cosas que dicen en clases. Creo que nunca lo he visto estudiar antes.
— ¿Ya tienes una idea de lo que harás?
— Honestamente a un no lo sé… quiero continuar estudiando pero tengo que pensar en el dinero… no sé cuándo regresará mi padre, y me pregunto si podre encargárselo a él cuándo regrese.
— Bueno es cierto… ¿dijo que no regresaría en 2 o tres años?
— Eso parece… jajaja.
Sin pensarlo me agarré a reír como si se tratase de otra persona, una risa extraña… en serio, si no fuera porque se trata de mi todo terminaría con una risa…
— Ya le has comentado a onee-san.
— No, no lo he hecho.
— ¿Onee-san de seguro te dará para la universidad verdad?
— No puedo hacer eso… ya me está manteniendo.
— Aunque creo que por el contrario, te diría algo como “gracias por pedírmelo”
Um… si, por eso es que no se lo he pedido.
— ¿Aunque no le pidas prestado a onee-san piensas pedir dinero prestado en otra parte de todos modos?
— Si… así es pero si pienso en los intereses no me agrada mucho la idea.
Dejando de lado de que si tuviera una deuda después de cumplido mi objetivo, tendría un buen trabajo y podría pagarlo, pero me sentiría inseguro teniendo una gran deuda para poder pagar solo la matrícula de la universidad. Aunque tenga el nombre de la matrícula de la universidad una deuda es una deuda. Además de que he escuchado que actualmente ya hay muchas personas que continúan con deudas después de pedir préstamos.
— Además, no es solo que tenga problemas con este formulario.
— ¿Qué sucede? ¿Aun tienes más cosas?
Y al decir eso Kishou se sentó en la silla frente a mí. De seguro se dio cuenta de que es algo difícil de decir. Se acercó de manera de que los demás estudiantes no nos escucharan.
— La verdad es que… Chika-san me pidió que me convirtiera en el manager de onee-san.
— Chika-san… ¿esa presidente ejecutivo de onee-san?
Asentí en silencio.
— Manager… ¿estaban hablando de eso cuando nos la encontramos la vez pasada camino a casa?
— Si, hace mucho cuando habían muchas personas en la empresa, Chika-san trabajaba como la manager de onee-san, pero parece que sucedieron muchas cosas y ahora onee-san no tiene manager. Me dijo que al verme cuidar a onee-san dijo que podría ser indicado.
— Ya veo…
— Estaba dudando en que era lo que debería hacer.
— Para empezar ¿qué te parece si escribies en el formulario que te convertirás en amo de casa a tiempo completo?
No, si escribo eso el maestro se preocupara por mi futuro, ¿por qué de pronto sale con eso?
— Aunque creo que estaría bien.
Kishou asintió como si estuviese convencido.
— ¿Si eres Manager obtendrás un sueldo verdad? no sé cuánto ganarías pero parece que no encuentras trabajo a medio tiempo, y como ese es un trabajo en el que cuidaras a onee-san no podría ser mejor, y tanto para el trabajo como para avanzar en los estudios deberías poner amo de casa a tiempo completo.
Ahora que lo dice me doy cuenta de ello. Es cierto, Chika-san no ha hablado nada acerca del dinero pero creo que ese trabajo tendría un gran pago. Ya pensaba en buscar un trabajo de medio tiempo que me permitiera seguir cuidando de onee-san pero al estar tan ocupada tengo que priorizarla, va a ser difícil encontrar un trabajo que me de tantas libertades. Pero si junto el asunto del Manager y el cuidado de onee-san también estaré solucionando mis problemas de dinero. Es como Kishou lo dice,… eso pienso pero…
—No, después de todo me es imposible hacerla de Manager.
No había manera de que no pensara en ello después de que me tranquilizara.
— No creo que sea admitido como el manager de una artista, además de que no estoy muy atento de ese mundo, tanto como para no haberme dado cuenta de que ella era la actriz famosa Yoshioka Satomi… además de que estoy en la posición de ser mantenido por onee-san, sería muy diferente su fuese para obtener dinero.
Después de decir eso Kishou suspiró.
— El único que decidirá que hacer eres tú, ¿qué te parece si simplemente no lo piensas demasiado?
— ¿He?…
— Debido a que has pasado demasiado tiempo viviendo solo parece que terminaste odiando causarle problemas a los demás, no piensas que alguien contaría contigo, entiendo que estés preocupado de no causarle problemas a los demás, y sería mucho de que a pesar de que ya estás de mantenido aun te paguen, pero creo que deberías de pensarlo de manera más ligera.
Kishou dijo eso y después de golpearme ligeramente la espalda se levantó del asiento.
— Con que pensarlo de manera más ligera he.
Es cierto, puede que esté pensando demasiado tal y como lo dice Kishou y hay personas que dicen que no sabrás si puedes hacerlo hasta que lo intentes, solo me he estado preocupando quejándome, pero solo debería pensar en lo que tengo enfrente… entiendo bien esa manera de pensar… ¿pero después de todo la historia no es diferente hablando de convertirse en un trabajo? Puede que le cause problemas a onee-san, Chika-san e incluso a terceros al realizar un trabajo en el mundo de los artistas. Pierdo la fuerza de mis caderas el solo pensar que podría ocasionar un fallo que hiciera que perdieran una gran cantidad de dinero irrecuperable. Comencé a pensar en eso mientras observaba el formulario de carrera.

★ ★ ★

Después de clases. Al final terminé dirigiéndome al salón de la maestra teniendo mi formulario de carrera en blanco.
— Ichinose-kun… esto es…
La maestra encargada Muika Machimio se me quedaba viendo con una expresión preocupada, bueno era normal viendo a que le entregué el formulario en blanco.
— Lo siento…
Sensei tiene 24 años y es su segundo año como maestra pero se veía más joven y con una personalidad infantil, había muchas ocasiones en que los estudiantes le hablaban como si hablaran con alguien de su edad y los más cercanos le llamaban Mio-chan. Pero el que sea querida por los alumnos es por otro motivo.
— No creo que sea algo por lo que te debas disculpar… ¿o tienes que hacerlo?
—… ¿he?
— Últimamente hay muchos hombres que se dedican al hogar, y también es una época en la que muchos hombres trabajan desde casa, por lo que esa clase de planes creo que también son posibles.
¿Cosas del hogar? ¿Trabajo en casa?… ¿pero de que está hablando?
— Disculpa.
Ya pensaba que era extraño, y mi mirada se quedó fija en el formulario de carrera que me entrego Mio-chan, allí estaba escrito “trabajar por toda la eternidad para una linda onee-san”
— ¡No es eso! ¡Eso lo escribió un amigo mío!
Solo había una persona que pudiese haber escrito eso… maldito Kishou, ¿qué cosa has hecho? Lo escribió con un color marrón claramente como broma pero no es para reírse.
— Esto lo hizo un amigo como una travesura…
— Ah… menos mal… estaba preocupada de cómo era en que podría ayudarte
Mio-chan estaba sonriendo claramente más tranquila. Entonces no puedo decirle que en realidad tengo la opción de trabajar en eso…
— ¿Entonces podrías mostrarme tu formulario de carrera?
— La verdad es que… aun no lo he decidido, pensaba llegar con el formulario en blanco.
Mio-chan que tenía una expresión alegre cambio por completo a una como si tuviese algún problema.
— No necesitas decidir aun nada especifico, ¿algo más como una dire… ccion?
Su expresión comenzó a llenarse de tristeza y casi al final de lo que decía su voz comenzó a temblar.
— Si soy sincero no tengo nada… sé que quiero continuar con la universidad pero realmente no sé…
Y en el instante en que le contesté…
— ¡Lo siento!
Los ojos de Mio-chan comenzaron a llenarse de lágrimas y se derribó sobre el escritorio.
— ¡Es debido a que no soy una buena maestra que Ichinose-kun aún no se ha podido decidir en que hará en el futuro!
— No, no es eso, así que no llores.
— Um… es cierto, creo que… um…
Si, está es una de la razones por la que es querida por lo estudiantes, tiene una personalidad de pensar que todos los problemas de sus estudiantes son por su responsabilidad, y siempre se esfuerza por nosotros pero desafortunadamente hay muchas ocasiones en las que no lee el ambiente. Pero al sentir esa responsabilidad hay un grupo de estudiantes que teme que de un día vaya a desaparecer de pronto.
— Que uno de mis estudiantes no sepa que hacer en el futuro… después de todo no sirvo como maestra, que por culpa de que me haya convertido en maestra Ichinose-kun pierda su futuro…
No, espera un poco, ¿no es demasiado pronto para decir que he perdido mi futuro? Por favor al menos di que está perdido después de que haya decidido lo que quiero hacer.
— No es culpa de sensei que aún no haya decidido lo que quiero hacer, como decirlo, es por mi ambiente familiar… Sensei, ¿ya lo sabias verdad? ¿Sabías que mi padre se la pasa viajando por el extranjero?
— Sí, la verdad es que no lo he visto, pero lo escuché del maestro que era encargado de tu clase cuando estabas en primer año, creo que era reportero
— Así es… la verdad es que hace alrededor de dos meses lo tan tomado como extraviado en zona de guerra.
—… ¿He?
Mio-chan se levantó por completo, y tenía las cejas fruncidas, al verla así era evidente que no se había enterado.
— Parece que un grupo rebelde lo atrapó mientras realizaba su trabajo como reportero de guerra, no he podido contactarme con él para nada. Han hablado un poco de él por las noticias ¿No lo has visto?
¿Me pregunto cuántas veces abre hablado de esto? Abrí una página en la sección de noticias desde mi celular.
— Esta persona… ¿¡Ichinose-kun es tu papá!?
— Si, y gracias a eso me despidieron del trabajo a medio tiempo.
— ¿¡Porque no viniste a pedirme consejo!?
Se apoyó por completo sobre el escritorio casi subiéndose a él…
— ¿Estas bien con el dinero? ¿¡Cómo le haces para vivir!?
— ¡Tranquilízate un poco por favor!
— ¿¡Por qué no viniste de inmediato a hablar conmigo!? ¿¡Es porque no soy de confianza!? Yo… yo… ¡Si hubiera sido mejor maestra tu papá no se hubiera extraviado!
No, eso no tiene nada que ver. En serio, no tiene nada que ver, así que no te culpes por ello por favor. No importa lo que dijera, Mio-chan no dejaba de llorar… trataba de contenerla con ambas manos mientras pensaba de qué manera debería continuar hablando.
— E, entendido, ¡es un poco triste lo de tu papá, así que tomaré la responsabilidad de encontrar a una hermosa onee-san que te contrate por toda la eternidad! ¿Tienes algún otro requerimiento como sueldo anual o edad?
¿Desde cuando esto se convirtió en una búsqueda de matrimonio? Mio-chan comenzaba a hacerme preguntas como aquellos que hacen los que apoyan a encontrar pareja para casarse. Si esto sigue así creo que terminaré siendo contratado de por vida, así que decidí decirle las circunstancias que me rodean.
— Ahora estoy viviendo con una conocida de mi padre, y está viendo por los gastos de la vida diaria así que no necesitas preocuparte.
Aunque no sé qué es lo que ocurrirá después, y no es mentira de que ella es una conocida de mi padre. Pero, mantengamos en silencio aquello de que es una mujer joven la que ve por mí, o al menos no diré que se trata de la actriz Yoshioka Satomi.
— ¿En serio?… qué bueno.
Mio-chan volvió a sentarse mientras se limpiaba las lágrimas.
— Por lo que creo que mi vida actual ya es un poco complicada como para pensar en el futuro.
— Ya veo… es cierto.
— Si…
Como decirlo, nos envuelve a un ambiente como si fuese un velorio.
— Creo que lo de tu papá es una pena, pero aún tenemos algo de tiempo así que piensa bien en lo que te gustaría hacer en el futuro. También sería bueno platicarlo entre los tres, es imposible que tu papá participe así que sería bueno que participara esa persona.
— Si, entendido.
Tomé el panfleto que me ofreció acerca de la reunión y salí del salón.

★ ★ ★

Después de regresar a casa, me senté en el sofá y me quede viendo al techo.
— Que problema…
Saqué la hoja de la reunión de tres personas del maletín y me le quede viendo mientras decía aquello. A pesar de que sé que nada se resolverá solo quejándome… tampoco lo del manager y el dinero. Seguía con un problema tras otro, no podía tranquilizarme. Volteé a ver al reloj, ya eran las 7 de la noche.
— ¿Ya es esta hora?… tengo que preparar la cena.
Onee-san había salido temprano a la grabación del dorama y hoy regresaría un poco más temprano que de costumbre. Me llegó un mensaje donde me avisaba que saldría alrededor de una hora antes del trabajo por lo que creo que no ha de tardar en regresar. Comencé a preparar la cena después de que dejé el folleto sobre el escritorio de mi habitación. Pero aun así, el que piense que no debo de pensar en mis preocupaciones ya es prueba de que los tengo… termine siguiendo ese bucle infinito mientras cocinaba, Y cuando terminaba de hacer la cena pensando en ello una y otra vez…
— ¡Ya llegué!
Escuché la alegre voz de onee-san desde la entrada. Junto con el sonido de sus pisadas al acercarse rápidamente.
— Bienvenida, justo terminaba de cocinar.
— ¡Muchas gracias! ¿Que tenemos hoy para comer?
— Ensalada con calabaza, siento que sea algo tan sencillo.
— ¡Ensalada con alabaza! ¡Me encanta!
Onee-san dejó su bolsa en el sofá y se dirigió con una mirada brillante al comedor.
— Haa… parece delicioso… ¡comamos rápido!
— Primero ve a lavarte las manos por favor.
— ¡Si!
Mientras que onee-san se dirigía al lavamanos, terminé de preparar la mesa llevando la comida. Hoy estuve mucho tiempo pensando en mis problemas y solo termine haciendo una ensalada simple y una sopa de consomé… me siento un poco mal porque se alegre por algo como esto. A pesar de que ella es la que me está manteniendo, aun así me siento mal por tratarla así.
— Gracias por esperar, ¡comamos!
Nos sentamos uno frente al otro en la mesa, y después de juntar las manos comenzamos a comer. Onee-san como siempre comía con una sonrisa como si fuese delicioso pero… después de un tiempo detuvo los palillos y se me quedo viendo fijamente.
— ¿Que sucede?
— Nada realmente…
Onee-san se me quedaba viendo con una expresión de preocupación.
— Eita-kun, ¿hay algo que te preocupe?
— ¿He?…
— ¿Es mi imaginación? Me parece que hoy no estas de muy buen humor.
Sin querer terminé desviando la mirada. ¿Se me veía en la cara?
— E… está bien.
—… ¿En serio?
— Si.
Pero aun así continuaba viéndome preocupada.
— Si es así está bien pero…. Si tienes algo que te moleste siempre puedes hablar conmigo, haré todo lo que pueda, creo que podre serte de ayuda.
— Muchas gracias, pero estoy bien.
— ¡Es cierto! Por cierto…
Traté de cambiar el tema alegremente para que no se percatara de nada más.
— Acerca del viaje… creo que va siendo hora que decidamos a donde ir.
— ¡Es cierto! Acerca de eso…
Se golpeó el pecho con la mano como si recordase algo.
— ¡La verdad es que ya decidí a donde quiero ir, también ya tengo una reservación!
— ¿He? ¿En serio?
— Pensaba en hablarlo contigo pero quedaban muy pocas habitaciones disponibles, así que terminé haciendo la reservación por impulso… ¿está bien haberlo decidido por mi cuenta?
— Ah, no te preocupes, de hecho eso es de ayuda.
— Entonces que bueno.
— ¿En donde es?
— Nagano.
Con que Nagano… justo a una distancia para quedarse un día.
— Últimamente ha sido caluroso por el verano, así que pensé en ir a un lugar más fresco, además una actriz con la que trabajé anteriormente me dijo de un buen lugar escondido de aguas termales, como está dentro de la montaña es más fresco, y siempre había pensado en que quería ir a unas aguas termales.
Onee-san comenzó a buscar algo en su celular y después me lo mostró. Era la página principal de las aguas termales públicas. Parecían tener una larga historia, y había pocas personas que asistían, y también me mostró la fotografía del lugar donde nos estaríamos quedando, pero aunque no venía el precio parecía un lugar bastante caro. No había manera de que pudiese imaginar el precio de una noche para ese Ryokan .
— No necesitas preocuparte por el dinero, onee-san pagará todo.
— No, no podría… fui yo el de la idea…
— No necesitas contenerte, nunca has aceptado el dinero que te quiero dar por esforzarte en las labores de la casa diciendo que algo así era evidente ¿verdad? Me gustaría que al menos me dejaras consentirte en esta clase de situaciones.
— Onee-san…
Era un sentimiento complicado. Me había descuidado haciendo una cena simple por estar pensando en mis problemas, por lo que no encontré más que una palabra para responderle.
—… Lo siento.
— Esta bien, además Eita-kun.
Continuó hablando con una sonrisa.
— En estos momentos no deberías de decir “lo siento” deberías de decir “gracias”
—… Si, muchas gracias.
— Aun falta un poco para el viaje, así que esforcémonos un poco más.
Después de eso continuamos comiendo mientras hablábamos acerca del viaje. De seguro onee-san no se ha dado cuenta de mis problemas, y aun así le estaba sonriendo al ver esa expresión feliz y gentil… me juré no volver a descuidarme con las labores del hogar de nuevo.

★El Diario de onee-san★

¡Si me esfuerzo un poco más podré ir de viaje con Eita-kun! ¡Lo espero con ansias! ¡Ya quiero que sea fin de semana pero la espera es larga!
Por ahora ya he realizado la reservación del lugar pero aún no hemos decidido nuestra agenda, ¡pero es bastante divertido, que importa! Mi primer viaje con Eita-kun… ¡tenemos que crear muchos recuerdos juntos!
Pero hay algo que me llama la atención… Parece que Eita-kun no ha estado muy animado últimamente, no me dijo que “no tenía nada de qué preocuparse” me dijo que “estaba bien”… ¿eso quiere decir que le preocupa algo verdad? Tenía curiosidad y cuando fui a ver a su habitación encontré una hoja para una reunión de tres personas, ¿será que está dudando en decirme? ¡No importa si no continua estudiando y decide no trabajar, yo lo mantendré! Pero después de todo eso es algo que tiene que decidir Eita-kun por sí mismo.
Estoy algo preocupada pero creo que por ahora solo lo observaré.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!