— ¡Sense, sense! ¡Grandes noticias, grandes noticias! ¡Son grandes noticias!

10 minutos antes de iniciado el examen previo a las clases. Ryou se encontraba en la recepción y se me quedó viendo con una mirada brillante, cuando pensé que vendría pataleando como un pequeño cachorro terminó haciéndome una embestida con todas sus fuerzas.

— Sí, eso fue una tarjeta roja.

— ¿¡Oooo!?

— Creo haberte dicho que la escuela no es un campo de soccer.

Me habría abrazado con fuerza alrededor del cinturón mientras reía.

— ¡Sense es poderoso! ¿No será que te queda ser defensivo?

Este chico soccer… es extraño que este así desde tan temprano, normalmente estaría dando vueltas en el salón de clases, olvidado sus cosas, tirando sus libretas y haciendo un escándalo buscando dentro de su maleta. 

— Deberías aprovechar esa energía para estudiar, si las cosas siguen así tus calificaciones caerán en el siguiente examen.

— Uu… Pero tengo que ser jugador de soccer, hay muchas cosas que me gustaría hacer en la vida, ¡es un gran problema sense!

— Ya veo…

Suspiré. En la época de quinto año de primaria los niños dicen lo que se le viene a la mente, o por lo menos he visto varios alumnos así, pero desde que se inicia las temporada de exámenes su energía va en decadencia decayendo. En primavera de sexto año terminara diciendo “en quinto era de la clase alfa” siendo de los de la última clase… o posiblemente retirándose…

—… Vuelve a venir al aula de preguntas.

Le dije eso resignado.

— El salon de preguntas a estado muy animado, ¿asombroso verdad? ¿Se volvió así cierto? A pesar de que sense realmente no ha cambiado.

Ryou inclinó la cabeza inocentemente, es bastante perspicaz.

—… Es porque se acercan los exámenes.

— Um, ah, pero para sense parece ser muy problemático… ¡Ah, mira, mira, cuando regrese a casa encontré esto en el buzón!

Comenzó a buscar algo en su maleta, allí estaba escrito en grande.

“Seminario de inauguración de un nuevo edificio escolar”

📖  📖  📖

Para el momento en que terminé con el aula de preguntas, la gran mayoría de las tiendas ya se encontraban cerradas. Por supuesto, si quería beber algo solo tenía dos caminos a elegir, un restaurant familiar que se encuentra cerca de casa, por el sur, donde se manteen abierto hasta entrada la noche, o al norte, en a un bar.

— ¿Jonhatan o bamian no sirven?

— Dijiste que querías pedirle un consejo a tu linda kouhai, ¡los restaurantes familiares solo te los permito hasta la universidad, guíame como es debido por el mundo adulto!

— Actualmente eres estudiante universitaria, así que ¿qué importa…?

Traje conmigo a Shark y terminamos llegando a comer y beber juntos, no se trataba de la tienda a la que habíamos venido con Hyuga y Dougenji, era una tienda que elegí yo. Tenía una barra, estaba acostumbrado a los trabajadores, es el mismo lugar donde terminé diciendo cosas descuidadamente, en los asientos que no habían clientes se encontraba un meneki neko.

— ¿Y? ¿Te refieres al aula de preguntas?

Pedí un platillo grande de Karaage, mientras apoyaba el codo en la barra y la mejilla en la mano.

— Au, um… también esta eso…

Shark estaba viendo a los alrededores del bar con los ojos abiertos, de seguro ha de estar algo inquieta.

— Justo ahora estaba en aprietos con el dinero, ya pensaba que era hora de sacarle algo de plata a Ten-nii.

— ¡Jefe! Que las cuentas sean separadas.

— ¡Onii-sama! No digas alto tan lamentable enfrente de tu lind,. linda chica universitaria.

— ¿¡Quién es onii-sama!?

— Aunque lo niegues estas desbordante de amabilidad.

Shark se burlaba cuando de pronto levantó la mirada como si hubiese recordado algo.

— Por cierto, el salón de preguntas ha estado lleno últimamente, pero ¿por qué de pronto tus lindos, lindos estudiantes tenían ese ambiente tan lindo contigo?

—… Ojala y así fuera.

Me encogí de hombros. Gracias al anuncio del director casi todos los maestros tienen una mirada muerta en sus ojos, no creo que tenga mucho sentido. También estaba entre ellos la que decía “tengo que regresar temprano para curar mi mal de amor ☆”  y cosas por el  estilo también estaba… ¿¡que monstruo puede llegar a ser pra llegar a ese extremo!?

— Todo el mundo dice que es difícil, pero es bueno que tengan la intención de hacerlo.

— ¿He?

— Si el ambiente general de la escuela cambia, las calificaciones aumentaran, puede que en verdad no terminemos perdiendo la escuela.

Shark tenía una sonrisa brillante. No había nada de sarcasmo en su mirada.

—…

Sentí que algo andaba mal. Shark no sabe acerca de la disposición forzada que nos hizo Kinokuni, ¿ese hombre de sangre caliente no habló con Shark? Ese hombre tiene un trato especial para con Shark? Me imagino que ni siquiera sabía que Shark estaba con nosotros… ¿De dónde proviene la información del director? No me digas que…

Al quedarme en silencio Shark abrió su maleta.

— Ten-nii, ¿ya viste esto?

Lo que sacó fue una hoja de papel, se trataba del mismo que me había mostrado Ryou. Tenía varios colores, parecía como si fuese escrito con oro, esa forma de matarnos es asombrosa. Es decir.

Se construirá un nuevo edificio escolar al sur de la estación Choufu, venia explicado la fecha y hora de la reunión pidiendo que atendieran, por supuesto… aquellos que no están satisfechos con su escuela actual.

Era una clara declaración de guerra contra TAX.

—… Parece que todos estaban hablando de eso sin importar el año escolar.

Le regresé el papel y apunto a un lugar.

— Parece que la reunión para los de primaria será este sábado, me pregunto cuántos niños terminaran cambiándose.

—… ¿Después de todo habrán alumnos que se irán?

— Bueno, sí, están cazando directamente a los estudiantes.

Incluyendo a los de primaria, ¿cuál sería la principal razón para que se cambiaran de escuela? Es algo decidido desde hace mucho tiempo. Las ideas de los padres.

Tal vez los padres de secundaria ya estén más apegados a la realidad, pero los padres de primaria son soñadores, puede ser que en esta ocasión sus calificaciones aumenten por casualidad, pero podrían pensar que su hijo tendría más posibibilidades si se cambia de escuela intensiva, y uede que sea solo una idea, pero para ellos es una realidad. Abrazando esa clase de sueños y esperanzas es claro que cambiaran a sus hijos de escuela.

— ¿un duelo desde ahora hasta el verano…?

El momento en el que se es más sencillo cambiar de escuela es durante las vacaciones de verano. Por eso es que para antes de que se decida, tenemos que hacer que los padres estén lo más satisfechos posibles. No se trata de un duelo por cuantas personas incrementemos, sino cuantos podremos retener. 

Sin pensarlo estaba frunciendo las cejas. Shark levanto un dedó y comenzó a picarme la mejilla sin contenerse.

—… Los que cambiaran no solo serán los estudiantes.

— ¿He?

— Aun es solo un rumor, pero he escuchado entre los maestros de medio tiempo que tienen salario mejor que el de TAX, además está cerca de la misma estación, hubo algunos que dijeron que se cambiarían.

—… Ah, ya veo.

Por un momento pensé que el problema sería solo con los estudiantes, pero si comparamos el trabajo de medio tiempo, ellos tienen elecciones. 

— ¿Y qué hay de ti? ¿Quieres cambiarte?

— No, también tengo mis estudiantes, además hay alguien trabajando aquí que me gustaría seguir viendo.

— Si, si, has lo que gustes, incluso yo no sé si termine renunciando en cualquier momento.

Dije eso y sonreí con amargura cuando Shark se quedó con la boca abierta, era una expresión un tanto tonta.

— ¿Qué pasa con esa reacción?

— Este…

Que extraño, parecía estar en problemas, la estudiante universitaria entrelazo sus dedos sobre la barra, y al final vino de manera extraña.

—… No me refiero a Ten-nii.

— ¿He?

— Este… hay una persona que estoy viendo.

— Ah… aa, ya veo, a eso te refieres.

Tome el resto de alcohol que me quedaba de un trago para tratar de engañar mi forma de hablar rápida. Terminó llegándome un ataque de vergüenza por la espalda, pensé que era una broma de las que siempre hace… eso me convierte en un maldito que está malinterpretando las intenciones de una chica universitaria.

Ahora el tonto era yo.

—…Este…

Estaba pidiendo un coctel, cuando Shark volvió a balbucear algo, volteo a verme.

— Ten-nii, ¿continuaras como ahora en TAX?

—… ¿A qué te refieres?

— Cuando vi esta hoja lo pensé, puede que haya personas que se cambien de trabajo… y viendo que no pudiste contestar el motivo por el que trabajabas… este… quería preguntarte.

Solo con ver su expresión parecía estar bastante dolida, puede que haya recordado algo con respecto a cuando estudiaba en TAX. Por eso es que decidí responder con honestidad.

— Ah, creo que no me importaría renunciar a TAX en cualquier momento.

— Um.

Es cierto, las escuelas intensivas tienen un sueldo alto, no es algo que puedan alcanzar los maestros a tiempo parcial, ¿y de donde proviene ese dinero? Por supuesto, de los clientes, de los niños.

— Los seminarios en las escuelas cuestan inusualmente caros, mientras que a los maestros solo les llega alrededor del 20% he escuchado que las clases que se realizan en los grupos inferiores son prácticamente una máquina de dinero.

— ¿En serio?

— Incluso TAX tiene esa cara, no importa como lo pongas, no cambia el hecho de que es un negocio, pero aun así, si caen en un poso la posibilidad de que no vuelvan a salir de él es demasiado grande, los maestros encargados, los estudiantes, también sus calificaciones, toma tiempo y trabajo hacer cualquier cambio.

Ese es un problema del área de finanzas, igual que los costos de mantener las cosas a flote, lo mejor sería no tener un costo inicial complicado.

—…

Shark volvió a abrir levemente su boca, creo que dije algo tonto de nuevo…

— Fu, fu, fu, así que es eso.

Me golpeó el hombro dos veces, parecía estar de buen humor de nuevo.

—… Eso duele.

—Ten nii, eres un mejor maestro de lo que pensaba.

— ¿Haa? ¿¡Como llegaste a eso!?

No he encontrado un motivo por el que trabajar, solo elegí un camino de desgaste

— Lo sé, Ten nii, aunque te olvides de ti mismo los estudiantes siempre pensaran que eres un buen maestro.

Estaba riendo con su típica sonrisa haciendo soniditos como “nishishi” Estaba llena de confianza diciendo algo sin pruebas.

— Para los adultos puede ser una cosa pequeña y olvidada de inmediato, pero es muy importante para los niños, siempre lo recordaran.

—… No entiendo lo que estas intentando de decir.

— Así está bien, solo parece que el mundo que veo y el que ve Ten-nii es un poco diferente.

“no tienes remedio, no tienes remedio” Shark susurraba eso mientras me observaba, igual que la otra vez. Ella ya tiene 18 años, es completamente una adulta. Shark siendo Shark tiene sus propios razonamientos, algo que desconozco, algo solo de Shark.

— Tu…

—… Fu, fu, todas las mujeres tienen algunos secretos, mantendré en secreto mi relación con Ten-nii.

A pesar de que su actitud casi siempre es en broma, a pesar de que siempre toma una actitud infantil, ahora me parecía bastante adulta…

— Bien, ¡comamos! ¡Vamos por la comida gratis de onii-chan!

—…

— ¿Que me recontentas? ¿Caviar? ¿Trufas?

— No te emociones.

Me encogí un poco de hombros mientras ella seguía sonriendo.

📖  📖  📖

Shark parecía una pequeña niña mientras comía y bebía todo lo que quería, mientras comía de mi karaage y mi pollo asado Shark continuaba llamándome “Ten-nii…”  “¿Ten-nii?” o “Ten-niii”

— ¿Su novia quiere alguna otra bebida?

Y mientras estábamos así el empleado nos habló.

— Iyaa, ¡dijo que soy la novia! ¿Parecemos casados? Waa Ten-nii, ¿fuiste tu quien nos dijo casados verdad? Waa.

—… Que forma tan forzada de reaccionar…

Como resultado de estar comiendo y bebiendo terminó borracha… ¿he? ¿No estaba bebiendo jugo?…. bueno, aunque creo que se emborrachó por el ambiente. O eso pienso de manera ingenua.

— Ten nii, Ten nii…

— ¿Qué pasa?

— Solo quise llamarte, he he.

—…

Acercó su mejilla a mi hombro y comenzó a restregarse como si fuese un lindo gatito… ¿las personas eran así de suaves?

— Nee, nee, Ten-nii, ¿mañana tienes trabajo hasta la tarde verdad? ¿Estas libre por la mañana?

—… Bueno, sí.

— Ya veo, ya veo, yo también estoy libre mañana jejejeje.

— ¿Que te sucede?

Estaba hablando de manera extraña, su mirada estaba un tanto perdida, y con su figura apoyando su cuerpo sobre mi mientras me hacía sentir su su calor corporal… esto es malo. Tenía el trajé abierto y estaba presionando sus pechos contra mi brazo, podía sentir mi codo entre sus pechos.

— Ya déjalo así, te pediré algo de agua.

— Aun estoy bien, estoy bien, Ten-nii también sigue una tras otra.

— ¿En dónde vivías? ¿Alcanzas el último tren?

— Uu… no sé, ¿podré regresar? ¿Qué debería hacer si no puedo regresar a casa?

— Dime la estación, en que estación te bajas, lo investigaré.

— ¿Así podré quedarme con alguien? Um… ¿dónde estaba el baño?

—… Por allá.

— Gracias, iré a ponerme algo de maquillaje, ¡espéralo con ansias!

— Ten cuidado.

— Ten-nii, no tienes delicadeza.

Shark comenzó a caminar con dificultad por el bar mientras sonreía. Se parecía mucho a una estudiante universitaria que acababa de ir a una fiesta de citas… mejor dicho, deambulando así pareciera que cualquier hombre podría aprovechar de su estado… ¿en serio podrá regresar con bien a casa sola?… Después de todo sigue siendo una niña entre sus 10 y 20 años.

📖  📖  📖

Me quedé solo en la barra y bostecé levemente. Comer bocadillos asados mientras bebo, es mi pequeño oasis después de un día cansado… bueno, aunque sea mi osáis terminé siendo grabado por Seika. No sé qué clase de lógica usó para que terminara cayendo, pero ahora todo me parece como si fuese solo un sueño, es cierto, solo fue una pesadilla. Y en el momento en que tenía una media sonrisa…

—… ¿me llamaste?

Llegó a mí una voz aguda. Me di la vuelta de prisa, y allí se encontraba una silueta.

— ¿He?

No hace falta decir que era la maldita demonio, tenía una sonrisa como el Gato de Cheshire de Alicia en el país de las maravillas mientras me observaba.

— Tu… a estas horas… ¿qué estás?..

Levantó un dedo cuando estaba por interrogarla.

— Mantelo en secreto de todos.

Seika guiñó un ojo.

— Este lugar es de mis parientes, de vez en cuando vengo a ayudar, en ocasiones hay cosas divertidas mientras trabajo…

— Así que era eso…

— Si, no quisiera causarles molestias a mis familiares así que siempre estoy en la cocina por la noche.

Ahora que la veo es cierto, tenía un pequeño delantal y había venido en dirección de la cocina.

— Mamá me dijo que lo tomara como estudio de la sociedad, aprendiera a distinguir a las personas, y así distinguir a los que tienen actitud de lolicon.

— ¿Cuánto odia tu mamá a los que tienen esos gustos?…

En algún momento terminé cambiando de decirle pequeño demonio a maldito demonio, pero bueno, viendo las circunstancias es la misma Seika de siempre. Perdí la tensión que había en mis hombros. Su actitud y formas son irrespetuosas, pero es algo de alegrarse de que tenga estudios sociales con sus familiares, no puedo evitar decir que hay algo lindo en eso, me hace sentir que ha pasado mucho tiempo desde que hablamos así… ¿ha pasado mucho tiempo?

— Parece que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que tuvimos una lección especial después de clases, todo gracias a Tenjin-sensei, ¿podrías al menos platicar un poco conmigo verdad?

Lo dijo poniendo distancia en su actitud, había algo oculto tras sus palabras, cuando apuntó al vaso que había dejado Shark.

— Pero aun así, parece que sensei tiene formas extrañas de divertirse.

Había creado un ambiente extraño mientras hacía ver un significado detrás de sus palabras por su tono de voz.

— No estaba jugando…

— Dejando a estudiantes como yo de lado, haciendo que se sientan solos pero aun así vienes a divertirte con una mujer joven entrada la noche mientras están de acaramelados…

— Oye, tonta, eso es…

— Es una broma, es una compañera de trabajo.

Seika comenzó a reír moviendo la cabeza como una niña.

— Se ven muy encariñados pero sé cuál es su relación.

—… Relación…

— ¿Son hermanos verdad? Recuerdo haberlo escuchado de otros maestros, normalmente ella pega su cuerpo mucho a sensei, por lo que no es difícil imaginar esa relación.

— Ah, no, eso es…

— Es bueno llevarse bien con la familia, no hay personas que confundan esa relación con amor.

Seika asentía con una gran actitud, seria sencillo negarlo, pero lo que viene después de eso será complicado, así que me rendí con eso y me quedé callado.

—… Pero es cierto que me sentía sola.

Tomé algo de mi bebida y la dejé en la barra mientras que Seika susurraba eso.

— A pesar de que yo fui la primera de pedirle el favor a sensei, pero en un instante otras personas se interpusieron, los estudiantes son malos.

Lo dijo con una voz que parecia contener sus celos.

— Lo siento…

— Aunque te disculpes no te perdonaré.

Depués de decir eso comenzó a reír entre dientes.

— Así que sensei, a la próxima me darás esa lección secreta ¿verdad?

Se me quedó viendo con sus ojos de gato como siempre.

📖  📖  📖

Por cierto, Seika se quedaba viendo hacia aquí, pero ¿qué estaba viendo?… ¿es solo mi imaginación? Sabía bien que estaba sentada en el asiento de Shark, y como si quisiera decirme algo me vio para después voltear al fondo…. Había pasado un tiempo y Shark aún no regresaba.

Mientras hablaba con Seika, de pronto llegó la mesera de siempre con un poco de pena.

“la señorita que vino con usted parece que se durmió en el lava manos”

— Nufufu, fufufu…

No puedo decir que la estudiante universitaria sea imbatible, estaba indefensa durmiente en un cubículo sin llave, cuando llegué allí se había quedado dormida sentada. .

— Vamos, despierta, despierta.

— Nn que noo duela… se gentil…  

Le pegué ligeramente en las mejillas y solo hablaba entre sueños sin rastros de que fuese a despertar, podría ser peligroso así que puse su mano sobre mi hombro.

— Nfufufu…

¿Está no estaría dándome más problemas que una hermana de verdad?

—… No tienes remedio.

Sin más que hacerle cargué a Shark en mi espalda y salí de la tienda, pensé en al menos subirla en un taxi por ahora.

Parecia que Seika estaba por irse, así que nos acompañó hasta la estación del metro, Escuché antes que la casa de Tsutsukakushi no se encuentra en dirección al metro, sino que se llega a ella usando autobús.

— A mí también me gustaría un hermano o hermana menor, creo que le pediré uno a mamá.

Seika caminaba a mi lado con mucho equipaje, volteaba a verme mientras decía eso con envidia.

— Lo sabía, también así se portaba Rin y los demás conmigo pero soy toda una adulta, creo que no me desagrada cuidar a los que son más pequeños que yo.

—… Ya veo, pero si en verdad tuvieras que hacerlo te seria molesto.

— Incluyendo esa molestia, todo es una experiencia, si salvas a alguien de seguro dará la vuelta trayente felicidad.

Seika sonrió con amargura y volteó a ver al cielo, solo observaba esas estrellas que nunca alcanzaría levantando la mano, parecía que se estuviera rindiendo de tener a un hermano.

—… Oye, acerca de las lecciones, ¿dijiste que harías algo?

Recordé y le dije en voz baja. Desde que fui por Shark no había hablamos hablado para nada de eso.

— Es cierto, pensé en una idea al ver a sensei.

Seika parpadeaba como si estuviera sorprendida y después sonrió.

— No es como si pudiéramos estar compartiendo mesa en un café o pedirte consejo al salir de clases y de camino a casa, pero…. Ya… así está bien.

—… ¿He?

— Tenjin-sensei, no eres solo mi maestro, para empezar los maestros también necesitan su tiempo de privacidad, no puedo quedarme con todo tu tiempo.

Seika comenzó a caminar cada vez más rápido hasta que se quedó frente a mí. 

— Muchas gracias por todo hasta ahora, continuaré pensando en nuestras clases y seguiré peleando de ahora en adelante.

Dobló sus caderas para hacer una respetuosa reverencia mientras me quedaba de pie frente a ella. Maldición, parece una chica educada,… completamente opuesta a la primera impresión que me había dado. La Seika que yo conozco tiene una personalidad más infantil, más egoísta y descontrolada, burlándose sin sentido, divirtiéndose dando vueltas alrededor de los adultos… estaba siendo considerada… y a esa edad. ¿Los niños podían ser considerados?

—…

Un autobús se detuvo frente a nosotros, Tengo la doctrina de no involucrarme con las cosas privadas de mis estudiantes, pero no sabía si había eso los lastimaría, a los alumnos se retiran una vez que les enseño, es una realidad que me libera, ¿será que Seika se retiró después de todas esas veces que se enfrentó a la frustración en el aula de preguntas?

“Lo que los adultos olvidan de inmediato, los niños lo recuerdan para siempre,” esa frase que acababa de escuchar resonaba en mi cabeza.

—… Lo siendo.

— ¿Tenjin-sensei?

— Con todo lo que escuché ahora… déjame acompañarte en algún café.

Me acerqué lentamente a Seika.

—…

Parece que no terminaba de comprender el significado de lo que le acababa de decir. Después de parpadear varias veces su expresión fue cambiando poco a poco

— ¿¡En serio!?

Su voz era más alegre.

— Yo… yo…

Su voz estaba temblando, su actitud era muy emocional.

—… ¡Espera!

Estaba sonriendo mientras balbuceaba, esta estudiante inocentemente linda hizo que cerrara el puño, solo le gusta jugar dando vueltas alrededor de los adultos, solo es una maldita demonio… de nuevo me engañó. Me puse completamente serio y frio.

— Sensei, muchas gracias, ¡escribiré muchas historias!

—.. ¿Ho?

— ¡Estoy feliz! ¡Me esforzaré!

Seika estaba saltando con sus mejillas con lágrimas mientras sonreía. Para cualquier persona solo tendría una inocente e infantil expresiónn. Pensé que terminaría saltando hacia a mí pero no lo hizo, solo estiró su mano y me quede un poco pensando.

—… Bueno, no esperes demasiado.

— ¡Si! Esperaré mucho, esperaré mucho.

— Nn.

Reí un poco, y después tomé su mano. Movimos las manos formando una nueva promesa. Si al menos con esto regresa a estar de buen humor… parece que a pesar de ser un pequeño demonio tiene su lado lindo.

Después de que me despedí de Seiika metí a Shark en un taxi y le dije al contutor donde vive entregándole el dinero de antemano.

— Uee… ¿No… vendrás conmigo?…

Ignoré las palabras entre sueños de Shark y vi cómo se alejaba el taxi. Así está bien, no necesito un evento en el que acompaño a una estudiante universitaria hasta su casa. Además, estaba preocupado por tener que tratar con Seika fuera de la escuela… pero bueno, soy un adulto y ella una niña. No deberían de ocurrir problemas.

… Aprendí de inmediato que estaba equivocado.

📖  📖  📖

Viernes, fin de semana.

Solo quedan 9 días para el examen mensual. Justo cuando estaba saliendo del aula entre clase y clase, Dougenji salía del aula de al lado.

— Buen trabajo.

Lo saludé levemente pero no tuve respuesta. Dougenji se acomodó los lentes, con una expresión extraña.

— Tenjin-sensei, ¿les dijiste a todos?

— ¿Lo de mañana?

— Así es, lo de los cursos cortos.

Moví la cabeza a los lados.

— Después de todo harán un escándalo, así que espere a que fuese después de clases.

— Es cierto… no había escuchado esa forma de hacer las cosas.

El día de mañana es sábado, una de las estrategias de la junta realizada por el hombre de sangre caliente es…

“¿cómo se supone que obtendremos el permiso de los tutores para estos cursos especiales?”

Dougenji se encogía de hombros con lastima mientras preguntaba. El sábado invitaríamos a los tutores y a los estudiantes para hacer una clase especial, como teníamos el tiempo en contra seria al mismo tiempo que la reunión con los padres. Si lo decimos que es una medida para los exámenes mensuales, sería algo difícil que haya faltas.

— Pero hacerlo en verdad… lo siento, puede ser algo lamentable de decir, pero pareciera como si tuviéramos a los niños como rehenes…

— Bueno, puede ser.

Lo acepté mientras sonreía, por la forma en que lo pone puede parecer que los maestros somos malos, pero esa idea no fue de nosotros, fue de aquel que hablaba de esperanzas de la escuela Choufu, el director Kinokuni.

— Incluso los niños no han de querer que los padres se tomen la molestia de ver sus clases verdad, no es algo que se deba hacer en una escuela intensiva, debería  de que es un respiro para los niños estudiar en un ambiente en el que los padres no están…

—… No hay nada que hacerle.

Después de todo es nuestro deber, algo que el director decidió por su cuenta, dentro de diez años puede que los niños recuerden a Dougenji como alguien amable, pero en ese momento me imagino que yo ya habré renunciado como maestro. Me di la vuelta al pensar en la próxima clase.

— Dougenji-sensei, lo lamento pero…

— Perdón, ¿qué sucede?

— El día de hoy tendré que retirarme pronto después del “acompañamiento” ¿puedo encargarte el cierre de la escuela?

— Ah, si…

Parecía estar pensando, se me quedó viendo como si dudara.

— Si tiene algo que hacer también puedo tomar su lugar en el acompañamiento, el presiente no está después de todo, puede retirarse en cuanto termine sus clases.

— No, eso sería…

A pesar de que me esté retirando pronto gracias a que el hombre de sangre caliente descansa los vieres, sentiré un gran peso si me voy sin hacer el acompañamiento. Dougenji parecía tener problemas mientras sus lentes bajaban, y rio levemente.

— Tenjin-sensei, eres muy apegado a las reglas, si se da el derecho en esta ocasión no habrá ningún problema.

—… pero

— Quiero tener a muchos niños conmigo, mejor dicho seria como una recompensa, podría ser conveniente, después de todo hoy estas con el grupo alfa ¿verdad? Alli, estará… Inari-san…

—… Si…

En cierto sentido dudé, pero al final terminé aceptando su sugerencia, si tuviera que decir que fue de ayuda entonces si lo fue. El día de hoy no puedo llegar tarde. Tenía la promesa con Seika, tenía lecciones privadas con ella.

📖  📖  📖

Una chica de secundaria en uniforme se encontraba de pie en medio del flujo de personas en el cruce de caminos que se encuentra frente a la librería Koushin. Tenía una expresión tranquila, solo con las personas pasando a su lado de ella podría sentirse un aroma de inocencia. 

Volteaba a un lado y a otro como si quisiera evitar las miradas, pero solo sus pies parecían moverse. parecía incomoda como si fuese una pequeña gatita. Cuando se percató que me acercaba sonrió como si fuese una mujer hermosa, para después comenzar a mover la mano, viéndome hacia arriba como alguien superior.

— Buenas noches Tenjin-sensei.

— Lo siento, ¿te hice esperar?

— No, era divertido, me sentía como una estudiante genial y hermosa esperando a alguien después de clases, ¡algo como una chica de manga! Algo como el inicio de un amor secreto, estaba bastante emocionada, ¡mi corazón hacia Doki doki!

— Deja ese doki doki, es malo para mi corazón.

—… ¿Fum?

— No digas cosas extrañas, no tengo ningún interés en niñas.

— ¿¡Qué dijiste!?

La maldita demonio cambió su expresión mientras parpadeaba.

— Parece que lolicon-sensei no entiende de mi atractivo de mujer, lolicon-san, aun… no… lo… ha… hecho… ¿verdad?

Una pequeña diga se enterró en mi costado con todas las intenciones asesinas… es demasiado pronto para ella decir eso, ¿y por qué avanzó con la premisa de mujer atractiva?

— Soy sorpresivamente perfecta, ¿más que juguetona me prefieres gentil verdad?

— Normalmente no deberías de decir algo como eso.

— Es bueno poder hablar así con sensei.

— Si, si, vamos adentro de una vez.

Nos dirigimos al edificio que se encontraba a un lado de la librería koushin, y me detuve. Allí, en un asiento, del otro lado del vidrio en el ambiente nocturno. Allí se encontraban dos personas una junto al hombro del otro.

Una de ellas era Shark, se había ido temprano después de terminar con las clases de cuarto año, parecía tener bastante prisa aparentemente con algo que hacer. Y el otro… era la persona que se encontraba descansando… El director.

Se estaban viendo frente a frente parecían estar entablando una conversación apasionada, aun no se habían dado cuenta de nuestra presencia, pero desde afuera pude notar que tenían un ambiente de mucha cercanía.

 — Ara…

Seika quien se percató solo se quedó parpadeando. Y después de pensar algo de pronto me abrazo.

— Oye.

— Dos parejas que salen justo después de terminadas las clases… huele a una historia.

— Oye.

— La relación de ambas parejas comienzan a ser tratadas, la realidad escondida se…

— Oye.

¿Qué demonios está diciendo esta sensei de obras maestras? Seika se estaba restregando contra mi brazo aparentemente satisfecha, levantó un dedo y se lo llevo a su mejilla.

— Dejando de lado a onee-san, ¿si nos encuentra Kinokuni-sensei será un problema?

—… Bueno, es cierto.

— Se mucho de cafeterías, ¿quieres que te guie por ellas? Puede que haya alguna otra  a la moda.

¿A la moda? Estaba pensando en ello pero estoy con una estudiante de secundaria, puede que sepa acerca de las tiendas de por aquí… asentí dejándoselo a ella, alejándonos con prisa del lugar en el que nos encontrábamos. Recordé lo que me había dicho Shark la ocasión anterior.

“Este… hay alguen quien estoy viendo”

No soy quien para decirlo… pero no podía decir que tuviera buen gusto.

📖  📖  📖

Había varias tiendas del lado de Palco, pero nos dirigimos hacia el sentido contrario de la estación Choufu, rumbo a la universidad. Eventualmente se detuvo en un edificio de cuatro pisos.

— Por aquí esta la recepción.

—… ¿Ho?

Lo que estaba escrito en el anuncio que estaba sobre el vidrio era lo siguiente.

“Animal net-café Tienda Choufu”

Me quedé de pie cruzado de brazos viendo el letrero del edificio que me había señalado Seika.

—… Oye… me gustaría preguntarte algo.

— Pregúntame lo que quieras Tenjin-sensei.

— ¿Este es un café?

— Este es un café, ojii-sama, ¿entramos?

— Espera, espera, espera, en esta tienda no.

— ¿Que sucede? Moo, dijiste que me darías lecciones en una cafetería ¿verdad?

— ¡Si pero no en un cibercafé, una cafetería abierta y un cibercafé donde solo hay cubículos son muy diferentes!

— Pero está a la moda como te había dicho, además, creo haber escuchado que me dejabas a mi lo de la tienda, ¿no me digas que les mientes a tus estudiantes?… Ohh…

— Mierda, me la hiciste…

¿Qué es lo que planea hacerme luego de haberme grabado así? ¿Qué demonios planea hacerme en una habitación estrecha como esa? ¡Deja de hacer marcas en mi historial que no podrán borrarse nunca! ¡Eso es un crimen! 

— ¿Qué tanto quieres abrazar mi cuerpo? Me vez como alguien que podría hacerle algo malo a una personamás grande que yo.

— La persona que no te viera asi es porque está loco.

— ¡Que cruel! ¡Como es que el maestro de japonés puede pensar en cosas extrañas sin ninguna prueba! ¡Es diferente a lo que me prometiste!

— Tengo una montaña de pruebas…

— Está bien, me rindo, regresaré y me pondré a llorar mientras abrazo mi almohada de gatito, las lecciones de hoy se acabaron, (sollozo, sollozo).

Se dio la vuelta, Ese “(sollozo)” era claramente falso, ha de estar riéndose. Maldito demonio, tiene la peor personalidad haciendo el mayor uso del hecho de que sabe que es linda. Si le sigo el juego terminaré perdiendo mi posición social.

— Seika, hay mas motivos, no solo es por la promesa.

— ¿Nn?

— Ahora son las 8 de la noche, En este anuncio está escrito que los menores de 16 años no pueden estar en el establecimiento después de las 18 horas.

— Ara, es cierto.

Seika se llevó la palma de la mano a su boca.

— ¿Quién crees que soy? Incluso grabé y fotografié a sensei para que pudiera darme las lecciones.

— ¡No digas eso llena de orgullo!

— Por supuesto, yo quien todo lo puede tengo un plan para esto.

Jugueteó un poco con su falda para después entrar en el café.

En la recepción del cibercafé se encontraba una mujer joven, de cabello rubio y con pendientes, se encontraba leyendo un manga mientras masticaba chicle. Cuando entramos ni siquiera volteó y siguió con lo suyo… en definitiva era un adversario problemático.

— ¿Tienen cubículos disponibles? Me gustaría pedir tres horas.

Seika atacó de manera directa la recepción, en cambio la trabajadora se le quedó viendo a su cliente con mirada sospechosa.

— ¿Cuántos años tienes? No pareces tener ni 16 años.

Seika sonrió y se acercó a ella.

— Arara, pero que grosera, tengo la misma edad que tú.

— ¿Ha?

— Tengo 20, asisto a… ¿la escuela de novelas?

Inflaba du pecho como diciendo “¿qué te parece?” Se acomodó su cabello agregando un gesto de ligereza, mostrando su valor, aunque la verdad no sé qué era lo que se supone que quería mostrar.

— Así que no hay ningún problema, ¿podrías guiarme dentro de la tienda de una vez?

—…

Un silencio llenó el área de la recepción, ¿Cómo la habrá interpretado? Seika volteó a verme levemente para después guiñarme el ojo, y decirme casi de manera inaudible.

— ¡La tenemos!

¡No tenemos nada!

— ¿Que sucede señorita? Su mano se detuvo, ¿podrías guiar a toda una universitaria como yo?

Y después de un gran espacio de silencio de parte de la empleada…

—…. ¿En serio? ¡Sorprendente!

Levantó la mano de manera ambigua mientras acariciaba la cabeza de Seika, era como si estuviera acariciando a un pequeño hámster. Me hacía sentir extraño que una chica con su apariencia pudiese llegar a ser tan amable, diciendo “ya veo, eres bastante buena”

— Este… ¿por qué le estás haciendo algo como esto a alguien de tu edad?…

— Si, si, cuando pasen 10 años y apruebes la universidad puedes regresar.

— ¡Si pasan 10 años me graduaría!

— Ah, ya veo, aun es complicado, escucha, después de la escuela en la que estas sigue la secundaria y después la preparatoria para así llegar a la universidad, llegaras arriba en poco tiempo.

— ¿¡Por qué tienes que dar una explicación que todo el mundo sabe!?

Mientras que la señorita de la recepción le daba palmaditas en la cabeza Seika estaba como una bestia salvaje inflando las mejillas.

— ¡Tonta! ¡Sensei! ¡Dile algo!

— ¿lo que habías pensado era solo esto?…

— ¡Esto es más que suficiente! ¡No debería de haber ninguna tienda que no cayera ante mi atractivo de mujer adulta! No, ya veo, ya veo, posiblemente sea la excepción.

— ¿¡He!? ¿¡Por qué!?

— Parece que esta en alguna clase de huelga, como la responsable deberás hacer algo, ¡tú castigo ya está decidido!

— ¿De qué era estás hablando?…

— ¡De mi era! ¡Yo soy la reina! ¡Son mis reglas!

La reina comenzó a hacer un escándalo tratando de acercarse más a la trabajadora. Eso era demaciado tonto viniendo de esa pequeña demonio…

📖  📖  📖

Al final terminaron permitiéndonos usar un cubículo doble. Este café permite a los estudiantes de secundaria usar las instalaciones hasta las 11 si es permitido por un tutor, muy justo para poder usarlo por tres horas. 

Cuando respondí que actuaba como tutor de la pequeño demonio la trabajadora rubia terminó dándome una mirada un tanto cruda, no hizo ninguna pregunta y nos dejó los cubículos que se encontraban lo más alejados de la entrada, en cierto sentido debió de haber sido por ese escándalo…. Eso me gustaría pensar… así que dejémoslo así.

—  Que bueno que la trabajadora haya sido tan amable.

En el interior de un cubículo. Nos encontrábamos sentados en un sofá dispuesto para dos personas y suspiré profundamente.

— Maldición, sensei y la empleada son unos groseros, mamá siempre me dice que soy una señorita adulta, ¡El mundo debería de aprender de mamá!

Seika se cruzó de brazos para después sorber del jugo que venía junto con el servicio, parece que no se ha percatado de que ha cumplido su objetivo de un modo u otro.

— Que importa, al final lograste entrar en la tienda, mejor dicho, solo hemos entrado… pero ya me dieron ganas de irme.

Aun con ese escándalo la empleada rubia nos dejó entrar, ¿es una diosa? Parecia ser bastante amable.

—… Fum.

Seika continuaba con la pajilla en su boca mientras parpadeaba varias veces, de nuevo volvió a corroborar que nos encontrábamos a solas dentro de un pequeño cubículo. Guardó silencio y se puso a pensar.

— Así, es, estamos aquí. ¡Parece que mi plan tuvo éxito!… ¿verdad?

— Cállate ruidosa… ya saca tu manuscrito, lo leeré.

— Esta ocasión es sorprendente, ¡espéralo con ansias!

— ¿Ho?

— En el tiempo que tuve libre hice un tema lógico y filosófico para toda la humanidad, Tiene un romance, tan, tan apasionado que te hará derramar lágrimas también tiene escenas cómicas que te harán reír, es cínico, es violento, ¡es una de las siete maravillas del mundo!

— Tch, obra maestra…

La libreta que me entregó era gruesa, solo de verlo me maree.

— ¿Hiciste esto después de escuchar mis consejos?

— ¡Por supuesto! Hice esta obra reflejando las ideas de sensei, tengo preparada la otra versión de este lado.

— Doble obra maestra…

Comenzó a sacar una innumerable cantidad de cuadernos de dentro de la enorme maleta que había puesto a sus pies, no podía dejar de sudar y sentir escalofríos, puede que esta noche muera.

— Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que estuvimos en el aula de preguntas, así que sería feliz si pudieras leer mucho, tome ideas de mi manga favorito… ejem, mi autor favorito, así que adelante, no te preocupes por mí.

Estaba bastante emocionada mientras se quitaba sus botas, y solo me quedaba viéndola atónito.

—… Es… ¿En serio?

Pero bueno, es mi trabajo enseñarle al estudiante por más tonto que sea, puedo usar las técnicas que he estado entrenando por tanto tiempo. 

— No tienes remedio…

Ya me había subido al barco, El día de hoy he suspirado muchas veces, no había nada que hacerle. Llevé mi mano a la libreta que tenía por título “Planeta Konstants – prologo” Es cierto, a diferencia del aula de preguntas no necesitaba preocuparme de las reacciones de Dougenji, este ambiente es perfecto para la lectura. Así que comencé a leer tranquilamente.

….

….

—… Se… ñor…

Cuando de pronto tocaron la puerta.

—… Señor, señor, ¿se encuentra allí?

Era la voz de la trabajadora rubia. Al ver su forma de hablar parecía como si después de todo le fuese algo problemático, tan vez hubiese ocurrido algún problema. Acababa de comenzar a leer, es molesto tener que moverse de tienda, al preguntarle si había algún problema ella lo negó.

— Ya han pasado las tres horas.

La escuché pero no logré entender que era lo que estaba diciendo, la empleada se retiró y me quede un momento sin moverme.

—… ¿ha?

Voltee a verificar mi reloj. Es cierto, mi reloj marcaba cerca de las 11 de la noche, no era que me hubiese descompuesto, verifiqué la hora con mi celular y marcaba lo mismo. Tenía varias notificaciones, una, dos, tres horas antes.

—……… ¿ha?

Espera, ciertamente entramos a las 8 a la tienda, y no he me movido un paso desde que me senté en el sillón, no recuerdo que hubiese pasado tanto tiempo… ¿Por qué son las 11 de la noche?

—… Nn…

Escuché algo y bajé la mirada para ver de dónde provenía aquel ruido, y al hacer eso pude notar una respiración… era el maldito demonio. En algún momento terminó recostada sobre mi regazo con un rostro durmiente de ángel, su uniforme había bajado un poco de su hombro y podía verse la línea rosada de su ropa interior, me había confiado…

— ¿Pero qué?…

Desde su piel, y atravesando su ropa interior podía sentir el calor corporal de esa niña de secundaria, claramente estaba recibiendo un feedback de mi cerebro, y no me había dado cuenda de ello hasta ahora.

— Nn…

Mientras dormía se encontraba sujetando con fuerza de mi camisa, parecía estar soñando algo, su nariz se encontraba justo debajo de mi cinturón mientras parecía estar olfateando.

— ¿Nnu?

El rostro de una hermosa chica durmiente comenzó a olfatear como si fuera una bestia.

Sun, sunsunsun. ¿Sun? ¿Suunsun? Sun. Sunsunsunsun. Sunsunsunsunsunsunsunsun. ¡Sunsuun!

— Fum, fum…

Comenzó a sonreír como si estuviera satisfecha y volviendo a caer en un profundo sueño.

—…

Voltee a ver a los alrededores. Sobre el escritorio donde se encontraba la computadora se había un manga abierto a medio leer, y parece que después de estar en ello cayó dormida. Al otro lado se encontraba una montaña de libretas y una de ellas en mi mano… en un momento comenzó a humedecerse con mi sudor. Al voltear a verlo temeroso tenía el título “Planeta Konstants – 7”

— ¿Es mentira verdad?….

No era mentira, era consciente de ello. Incluso recordar ese escrito al principio me hacía querer reír. Recuerdo haber estado sonriendo con amargura mientras estaba entretenido leyendo su historia, Cuando Sigmund fue atacado olvide todo siquiera de sonreír.

Pero si recuerdo la expresión con la risa del protagonista cuanto se enteró que tenía que salvar el mundo… eso es porque yo también existo en ese mundo. 

—… No…

No, ese era el poder de mi imaginación, enfermedad del trabajo, terminé metiéndome en la historia, no necesitaba decirlo, lo entendía. La historia que había escrito Seika era tosca, si tuviera que decir que tan buena era, sin duda alguna diría que era mala, si me preguntaran si vendería, diría que en definitiva no lo haría, una obra mala, un fracaso, pero me enfrasque en mi trabajo y me olvide del tiempo, leyendo como si fuera un tonto.

Solo era eso.

📖  📖  📖

Seika susurró avergonzada “no estaba fingiendo estar dormida”. Después de salir de la tienda se apoyó en la barandilla y comenzó a juguetear con una piedra.

— Parece que fue malo desvelarse mientras que sensei leía… gracias a eso vi un sueño sumamente extraño.

Movia los pies de atrás a delante mientras abazaba su gran maleta.

—Estaba sosteniendo desesperadamente una espada del sol hecha con acero negro para enfrentárme a una gran serpiente, llegué alto, alto hasta las nubes, ha, puede ser que la convierta en una historia, ¿sería un consejo de dios?

Esa estudiante de secundaria se me quedaba viendo de muy buen humor.

— ¿Sensei? ¿Hola?

—… ¿Qué te parece si le preguntas al sensei Freud acerca de tus sueños?

— Eso haré, después de todo Tenjin-sensei es mi maestro de novelas ligeras, ¿qué te pareció mi manuscrito? ¿Hasta dónde leíste?

Seika inclinaba la cabeza inocentemente.

— No, bueno…

Lamí mis labios.

— Antes que eso, ¿qué sucede con tu casa? ¿No te dicen nada por llegar tan tarde?

— Les dije que hoy me quedaría en casa de un amigo, pero bueno, creo que al menos llamaré.

—…Si…

Tomó el celular y le llamó a su mamá.

—… Si, si, así es, leyó mi historia, en la casa de onii-sama, si, hoy lo estuvo leyendo.

Estaba viendo el asfalto.

—… ¿he? ¿En serio? Entendido.

— ¿Qué sucede?

— Mamá me dijo que te pasara porque quiere darte las gracias.

— ¿Ha? No, eso es.

— Solo es un segundo.

Me pasó su celular a la fuerza y tomé la llamada apresuradamente. La voz de la mamá de Seika se parecía a la de ella, pero por supuesto, más madura, fue un saludo como si no fuera nada, De seguro solo quería agradecer con una llamada corta.

— Muchas gracias por leer siempre los manuscritos de mi hija, siempre me habla de ello, muchas gracias.

— No…

— Escribe muchos kanjis complicados, es sorprendente… mejor dicho, creo que podría estar causándole molestias…

Era la opinión que me había comentado Seika que su mamá le había dado, pero había una continuación.

— Pero… yo, creo que fue una historia muy interesante.

Me lo dijo claramente, todos los vellos de mi cuerpo se erizaron, era como si me hubiera enterrado un espejo roto.

— ¿Que le pareció a usted?

— Yo…

Estaba por decir algo con mi garganta seca cuando la siguiente frase se vio interrumpida.

— Sensei, ¡Tenjin-sensei, se le cayó mi celular!

Seika recogió su celular y me lo regresó mientras inclinaba la cabeza.

— Ah, ¿bueno? ¿Mamá? Si, cambiamos, si, si, así es, regresaré de inmediato… no, ¡si le daré las gracias!

La chica de secundaria frente a mi movió la cabeza una y otra vez hacia los lados. Yo…

Así es, lo sé, ¿como debería calificar historia que escribió Seika? Si tuviera que decir que tan buena es diría que es mala, si me preguntaran si venderá, diría que no lo hará, si me preguntan si es entretenida…

Era bastante entretenida.

“…El libro sin fin de Michael Ende. Hay libros de fantasía con complejidad como esos, eso creo, también el de salón andante, los personajes son algo extraños”

Justo como me lo había dicho antes, era una adaptación de la historia que más le gustaba. Era difícil de entender, le faltaba técnica, el uso del lenguaje era un desastre, solo escribió lo que quería decir sin pensar en lo absoluto en los lectores. Pero el brillo de esa piedra preciosa atrapada en el fondo de aquel poso había atrapado mi alma y no quería soltarla… yo también tenía una historia parecida, esta historia… ¿era como la que yo quería escribir?

— Yo…

¿Qué habría estado pensando hasta ahora? Debido a que la había escrito una niña la menosprecie, me cruzaba de piernas mientras le enseñaba, me creí superior porque me llamaba “sensei” Que tontería, no soy un genio para juzgar a los otros genios, solo veo las manecillas del reloj al moverse, solo sigo su sonido.

— Yo…

Cuando leí la historia de Seika la tomé por tonta desde un inicio, solo había leído unas líneas y la juzgué por ello, y terminé con un resultado para reírse.

¿Desde cuándo me estaré pudriendo? ¿Es porque soy un maestro improductivo? ¿Será desde que continué con este trabajo pese a que pensaba así?

“Si es Tenjin-sensei creo que podrá escribir cosas increíbles”

“Pensaba en escribir la historia que no pudo escribir en su lugar”

Volví a escuchar sus voces, Las voces a mi lado que caminaban por el camino por el que yo no avanzaba. Si acepto las vidas de los demás entonces está bien, de seguro podré reír con más fuerza, pero sería imperdonable fingir que no he visto esto… haciendo que incluso la historia que yo quería escribir… llegasé a su fin.

— Yo…

¿Por qué continuaba escribiendo?

¿Por qué pensé que quería continuar?

Yo…  no entiendo nada.

📖  📖  📖

Vi un terrible sueño, cuando desperté mi suéter estaba lleno de sudor, ha pasado alrededor de un día después de que me separé de Seika casi como si huyera sin darle mi opinión de su historia, bebí tanto alcohol como para poder tomar una ducha con esa cantidad, no había manera de que pudiese evitar la resaca. 

Tomé una ducha a la fuerza, me puse mi camiseta, y el traje que había lanzado por allí. Mi cuerpo era pesado como el plomo, era molesto caminar así qué llame un taxi. Al estar en la escuela estaba sudando más que antes de que tomara la ducha

— Ten-nii… tienes no te vez muy bien…

Shark apareció en el aula de maestros y se acercó a mí.

— Llegaste tarde a las clases, ¿estaba lleno el transporte?

—… Casi aciertas, no hay problema, solo es una resaca.

— Si hay problema… ¿qué tanto sake bebiste?

— No eres quien para decirlo.

Estaba poniéndome irritado, pero Shark solo volteó a ver a los alrededores.

— Ah, uuu… siento haberte causado molestias esa vez…

Bajó la cabeza… es una reacción muy inusual en ella.

— Mi papá también me regañó, en serio estoy avergonzada…

Se encogió de hombros, parecía estar realmente arrepentida a pesar de que no le queda con su personalidad. Desde ese día he sentido un poco alejada a Shark, es cierto, escuché que su mamña estaba internada, no sé si en verdad la regañaron, pero deberían de regañarla mientras pueden, es el derecho que se tiene sobre los niños…  y entonces sonreí con amargura al percatarme de lo que estaba diciendo.

Ya sea un adulto o una niña, no soy quien para decir algo como eso, el sábado también tenemos clases, ¿qué cara debería poner si me topara con esa persona? En serio, mis pensamientos son un desastre. Solo pude suspirar.

En ese momento…

— ¡Tenjin-sensei, llegas tarde! ¡Es el momento más importante!

El director llegó al aula de profesores, su voz era un tanto violenta. Se suponía que estaríamos en las preparaciones para la clase especial. Al hombre de sangre caliente como siempre le gusta tener varias obligaciones pero en ocasiones cuando se estresa también tiene este lado, y como siempre llegó directo a mi asiento.

— ¿Ocurrió algo?

— ¿¡Cómo que si ocurrió algo!? ¡De entre todos los días de trabajo justo hoy tuvieron que atrasarse todos los trenes!

—… ¿Ha?

Ya pensaba que vendría con algo como eso, gran parte de los tutores invitados y los maestros se tomaron el dia de descanso, es más que suficiente con eso. Por supuesto, parece ser que no fue a propósito. ¿O tal vez el descanso de los demás maestros fue por venganza? Me gustaría elogiarlos, con eso y con mi fuerte dolor de cabeza solo pude suspirar.

— ¡No!, ¡no es eso! ¡El problema es una oportunidad! ¡Pero el verdadero problema es que los maestros no hallan llamado avisando de su ausencia!

Es decir, puede que algunos le dieran prioridad al seminario de la nueva escuela antes que a TAX.

— ¿¡Por qué!? ¿¡Por qué los tres encargados de las clases de sexto de primaria descansaron todos al mismo tiempo!?

El director estaba rascándose la cabeza. Las cosas oscuras solo se estaban  acumulando. El castillo de los súper desafortunados se está viniendo abajo, y yo solo observaba, creo que es la primera vez que veo al sol ardiente tan afectado. Hasta que soltó las siguientes palabras.

— ¡Además… También hay faltas entre los esperados alfa del quinto grado!

—… ¿he?

Al escuchar eso terminé despertando de mi resaca.

—… Así que.

En ese instante comencé a recordar las decenas de nombres de mis alumnos en mi cabeza. De entre los amigos de Ryou el que más problemas tendría para aumentar sus calificaciones seria Ryuta, también hay posibilidad que sea la amiga de Rin, Kanade debido a que estaba ocupada con sus clases de piano, tal vez Sumire quien vive cerca de Hirari, siempre se apresura para regresar temprano a casa.

—… Disculpe, ¿Cuáles fueron los estudiantes que descansaron?

Esto es malo, ¿cuantos fueron? ¿Quiénes fueron? No podía ver claramente a los que tuviesen una intención sería de cambiarse de escuela llendo al seminario que estaba impartiendo la otra escuela. Si se rinden con la escuela intensiva entonces no hay nada que hacerle. Cada quien tendría sus circunstancias, las casas tienen sus normas, podría ser incluso problema del mismo estudiante, sé que son muchas las ocasiones en que no tiene que ver con el profesor. Pero, el que lo acepte es un problema completamente diferente. Si no me di cuenta de la situación desde antes era claramente por mi falta de habilidad.

¿Qué clase de estudiantes eran? ¿Quiénes renunciaran a TAX?… ¿a alguien le desagradaban mis clases? Aunque no haya sido apasionado tenemos algo que es la administración del salón de clases, como profesional no podía quitarle la mano encima haciendo uso de mis técnicas y proteger un buen ambiente de estudio, controlar a los estudiantes, alegrándolos moderadamente, dejándolos moderadamente, guiándolos moderadamente. Solo haciendo lo que se me pedía. Esa forma de trabajar debería de haber resultado bien.

— ¿Quien? ¡Tenjin-sensei, buena pregunta!

El director me tomó por la corbata usando la mano con la que estaba rascándose la cabeza, acercándome a él luego de jalarme con fuerza y llevándome contra el muro. De pronto escuché el golpe cuando puso su mano contra el muro a un lado de mi cabeza. Los ojos del sol ardiente estaban sobre mí, podía sentir el calor sofocante, lo comprendí desde un principio…

— Todos.

—… ¿He?

— Casi todos los estudiantes de la clase alfa faltaron. Escucha Tenjin-sensei, casi todos los estudiantes de la clase que eres encargado, le dijeron NO a tus clases.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!