La tutoría personal con Seika continuó, y ocurrió algo problemático, esa maldita actitud del demonio… no, no fue eso, Seika era una estudiante más seria de lo que pensaba, cada indicación que le decía lo anotaba sin falta, arreglaba y tomaba en cuenta todo lo que le decía,

— Espera un poco, entiendo que arregles las cosas tal y como te las digo, también entiendo que corrijas lo demás para que tenga un balance, pero…

— Es cierto, si empiezo escribiendo con muchos Kanjis tengo que continuar para que se vea uniforme, si cambio una palabra, entonces tengo que cambiar todas las palabras que nazcan de esta, e incluso termina teniendo efecto en la misma historia, hacer una gran obra maestra es eso.

— Oo, bueno… ¿en serio? Ya veo, eres increíble.

— Tenjin-sensei, ¿Por qué siempre desvías la mirada cuando me alagas por ser una escritora genial? ¿Una clase de reconocimiento?

— Bueno… dejando eso de lado, es cierto que te reconozco por corregir no solo las partes que te digo y como te lo digo.

Seika desvió la mirada.

— Si hay puntos que me señaló eso quiere decir que la forma general está mal, si le pusiera más pasión debería de demostrarles mi intención.

— Si pero como resultado terminó con palabras escritas en katakana y demasiados kanjis difíciles de leer… el mismo kanji puede cambiar toda una oración.

— ¡Apunto a escribir la pasión del protagonista en cada uno de los letras!

— ¿¡Usando alguna clase de clave enigmática!? ¡Como si pudiera leer eso!

— Pe, pero, ¡recuerdo que los autores hablaron de eso en sus entrevistas!

— Tú eres tú, los profesionales son los profesionales, las formas son las formas, necesitas corregirlo.

— Ggg….

A esta princesa no se le da bien perder, yo quien le llevo la contraria siempre termina viéndome como si fuese su peor enemigo, de vez en cuando me jala el puño de mi traje. Frente a los adultos siempre tiene puesta su máscara, pero parece que se ha relajado conmigo, no sé si eso sea algo bueno o malo.

— ¿Has escrito algo diferente a una ultra difícil novela de fantasía?

— Ultra… ¿…?

— Novela heroica ultra cool, deja de jalarme el traje, si termina estirándoseme no te perdonaré.

— Yo soy una escritora súper poderosa, no elijo ningún género, solo hablo de lo que quiero hablar, si escribí algo de fantasía solo fue porque quería estar al día con las demandas del mercado.

— ¿Y el mercado es…?

— ¿No lo sabes? Investigué en internet y parece que en los últimos años las novelas de fantasía de héroes isekai son los más vendidos.

— Lo sé, todos saben eso, pero no es como si la moda fuese inigualable, no pongas las miradas de los lectores dentro de esa rentabilidad, el internet está llena con historias como las fantasías que escribes.

— ¿¡Qué dijiste!?…

Parece que la investigación de mercado que hizo fue demasiado ambigua, dejando de lado la novela de fantasía que está haciendo Seika, no es como si me desagradaran las historias de héroes. Por eso es que al menos me gustaría que lo tomara para personas normales.

— No he tropezado en ninguna parte… ¡si sigo así terminaré siendo la número uno en el mundo!

Realmente no entiendo porque es tan positiva con su gran obra maestra.

— ¿Quieres convertirte en una escritora profesional verdad? Solo con tu manera de escribir no serás aceptada por las masas, si quieres que tu obra virgen sea feliz… entonces piensa en los lectores como es debido.

Fue una advertencia que terminó haciendo que mi corazón doliera un poco.

—… ¿Qué acabas de decir?

— ¿Nn? Que no escribas solo para sentirte bien, sino que entrega tu obra virgen a gran cantidad de personas.

— ¿¡Que entregue la virginidad a muchos solo porque me vaya bien!¡… mo… ¡Moo! De pronto te pusiste a decir cosas extrañas.

—… ¿Ha?

— Deja de decir esas cosas a toda una adulta maldito lolicon-sensei, ¡Te reportaré como lolicon a toda la sociedad!

— ¿¡Por qué!?

Y de nuevo se volvió a poner loca.

— Si escribes lo que quieres escribir no es una más que una afirmación que puede ser molesta para el lector.

— Pero las historias son porque hay temas que se quieren leer, si se escribe es porque hay alguien que quiere leerlas ¿verdad?

— Los temas no son más que una bola de basura, si quieres enviar un mensaje dáselo a un perro, los lectores quieren divertirse por una o dos horas, por eso tocan las historias, tenemos que responder a lo que piden.

— Mumumu…

— Escucha, nadie tiene interés en tu historia contada así.

—… ¿En serio?

Y de nuevo regresamos al silencio, y terminó escribiendo la conversación que habíamos tenido.

— Muchas gracias por el día de hoy, cuento con usted para la próxima.

— Nn.

De seguro volverá a corregir todo como siempre lo hace, gracias a eso no nos aburrimos, aunque me gustaría que dejara en paz la mi saco. 

Será porque hay estudiantes así que estudian por su cuenta apasionadamente que mi trabajo como maestro parece un paraíso sin mucho esfuerzo. Después de todo me es difícil irme antes de que lo haga el director, por lo que quedarme en el salón de preguntas no es una mala elección. Aquellos que me dan problemas no es solo Seika.

📖  📖  📖

— Sensei, ¿últimamente que sucede? regresas rápido…

En medio del “acompañamiento” Inari Rin me hizo esa pregunta mientras inclinaba la cabeza. Después de clases salimos a la plaza cerca de la escuela en dos filas para no estorbar a los transeúntes, dirigiéndonos hacia las escaleras de la estación. Desde el asunto en el estacionamiento, Rin se ha estado manteniendo a mi lado, incluso hoy está muy cerca de mí.

— Regresar, ¿te refieres a la escuela? Bueno por trabajo.

— Así es… sorprendente, sensei, ¡eres sorprendente!

— No, algo como eso…

— ¡Sugoi sugoi, Suki! (sorprendente, sorprendente, me gusatas)

— Oh.

— .. ¡Ha! Me equivoqué, me equivoqué, este… su, su suteki (genial)

— Gracias… pero trabajar es algo evidente.

— Pero es más fácil hablar con sensei…

Lo dijo con una voz suave y dulce mientras me veía con su mirada suave y dulce. Los niños ven mucho a los adultos, tengo que tener cuidado de no hablar de manera innecesaria con Shark…

— ¡Sí!, si, si, ¡sense, sense! ¡Lo sé, lo sé!

Ryou que venía en la parte de enfrente de la fila se dió la vuelta animado. Movía la mano de un lado a otro, parecía como si fuese un pequeño cacorro.

— Oye, no grites.

— Lo sabes… ¿Qué sabes?

Rin se acercó a él, y comenzó a voltear a todas partes, parece que después de todo no está acostumbrado a hablar con chicas dulces tipo hada como Rin.

— A, e, este…

El chico soccer comenzó a rascarse la cabeza.

— Se me olvida dejar las copias, se me olvida intercambiar los sellos, he regresado muchas veces a la escuela, ¡pero últimamente sensei se queda mucho en el aula de preguntas!

— ¿Se queda mucho?

— ¡Y con una estudiante de secundaria! Sense es muy serio, incluso le ayuda a los alumnos de otros grados.

— He…

Rin parpadeó varias veces mientras inclinaba la cabeza.

— Alguien de secundaria… ¿un chico?

— No, ¡una chica súper hermosa! ¡Su sonrisa es linda!

—………

Oye, détente, vas a terminar haciendo que se generen malentendidos.

— Ryou, No es bueno juzgar a las personas por las apariencias, siempre te lo he dicho ¿verdad?

— Oh, sense, perón, ¡pero está bien! No me refiero a eso, soy de las personas que juzgan hasta después de verlo todo, ve, ¿verdad Inari?

— Chica… ¿hermosa…?

Parecía como si hubiera sido atacada por algún francotirador a larga distancia, y se quedó congelada en esa frase.

—… ¿sensei?

Al final, se dio la vuelta como si fuera alguna clase de zombi, regresando a mí.

— ¿He? ¿Qué sucede Rin?

— ¿Qué estaba haciendo… con la de secundaria?

— Respondiendo sus preguntas, nada además de eso.

—… ¿En la noche, y a solas?

Tenía sus ojos redondos completamente abiertos, pude verme reflejado en ellos, da un poco de miedo que una chica de quinto de primaria pueda hacer una expresión como esa.

— ¿Para eso es el aula de preguntas verdad? Solo porque habían pocas personas le hice compañía, siempre les digo que sí tienen preguntas pueden venir ¿verdad? ¿Cierto?

Bueno, aunque esa es más bien una excusa.

— Por cierto, les había dicho que está prohibido hablar mientras bajamos en una línea por las escaleras.

Regresé con la fila y mientras les tocaba levemente el hombro los acomode bien. Ryou les sonrió a los chicos, y después de eso regresó a la fila obedientemente.

—… Mumumu…

Pero Rin se mantenía fuera de la fila y entrecerró los ojos molesta. Llevó su pequeño dedo a su cabello y comenzó a darle vueltas, ¿qué clase de pose era esa? Estaba murmurando algo mientras hacia ese gesto. 

— Sensei, Rin, tiene una pregunta…

Levantó la mano como si quisiera alcanzar el cielo.

— Nn ya veo, entonces en la próxima vez en el salón de clases.

— Hoy, haré una pregunta hoy.

— Tenemos que respetar el momento, que sea en otra ocasión.

— ¿En serio?

— En serio.

— Entonces hoy iré.

— No, ¿escuchaste lo que te dije?

—… ¡Voy! ¡Iré!

En la orilla de sus ojos había comenzado a acumularse una lagrima, para después  correr por su mejilla… es inusualmente malo hacer llorar a una niña en un espacio público.

— Entendido, entendido, entonces solo por hoy.

— ¡Gracias sensei!… ¡Way! ¡Qué felicidad!

Parece que Rin se deshizo del nerviosismo que tenía mientras regresaba a su linda expresión de siempre, las niñas de quinto año de primaria son seres extraños, aunque estaría bien si siempre sea estuviera como hasta ahora.

— ¡Es cierto Hirari-chan! ¿Qué harás?

Volteó a ver a su amiga, ¿y qué fue lo que ella hizo?

—…

Maimaki Hirari hoy también mantenía un rostro inexpresivo mientras sostenía su paraguas favorito, y eso a pesar de que es una noche con el cielo despejado.

—…

Tardó un poco antes de comenzar a darle vueltas. Llegó a nuestro lado mientras jugueteaba con su paraguas dándole vueltas, y como si fuese algo evidente se quedó a mi lado.

— No me digas que… ¿también tienes preguntas?

—………ngo………

— En serio… ¿en serio?

A m derecha con Rin, y a mi izquierda Hirari, Ryou se nos quedó viendo para después estirar su espalda y voltear a ver a otra parte, comenzando a silbar.

— E, e, entonces, yo también, este… puede que regrese, no es como si tuviera algo que hacer, solo es para matar el tiempo, ¿está bien sense?

— Entonces no.

— ¿¡Heee!?

Entonces yo también, yo también, regresemos, regresemos, tengo preguntas, tengo preguntas. Como si fuese alguna clase de ola los demás estudiantes comenzaron a levantar sus manos dando brinquitos, no pude más que pedir ayuda al cielo.

—… No te quedes viendo, ayúdame Shark

— Arara, ya me descubriste.

Desde la sombra de las escaleras salió una mujer con dientes de tiburón sonriendo, parece que ya ha terminado con su parte del “acompañamiento”

— Es extraño que Ten-nii sensei no pueda, ¿qué sucedió?

— No lo sé…

Solo suspiré… ¿en qué parte me equivoque?…

📖  📖  📖

Al final algunos se dirigieron a comprar los boletos junto a Shark, mientras que otra la parte regresó conmigo. El día de hoy en la sala de preguntas, incluyendo a Seika, terminó convirtiéndose en alguna clase de japonés llena de cuestionamientos.

— Parece ser duro tener que cuidar de tantos niños, no me importa.

— Lo siento, es una gran ayuda que me ayudes a contestar sus preguntas.

—… ¿Que dijiste?

— Oye, espera, no te enojes, es una broma, es una broma.

— Yo también estoy bromeando por supuesto, no estoy enojada, soy una mujer con mucha paciencia, soy una adulta genial, lolicon sensei.

Mi silencio fue mi respuesta. Pero bueno, a pesar de que es una niña también es diferente.

— Chicos, no pueden hacer un escándalo, es igual que estar en medio de una clase normal.

— ¡Si!

— Las personas que tengan preguntas abran la página del libro, Tenjin-sensei les responderá así que cada quien practique por su cuenta, si hay algo que yo entiendan también podría verlo para ayudarles.

Estaba con sobre capacidad viendo a los chicos de quinto grado de primaria, por lo que el que me ayude de este modo en verdad que es un alivio.

—… Esta persona… ¿qué es… de sensei…?

Rin fue a primera en acercársele con los ojos bien abiertos, para después entrecerrar los ojos como si fueran un pequeño hilo, su mirada era como la de un feroz gato.

— Ara, ¿Nyani? ¿Necesitas algo?

— Ah, no, no es eso… onee-san, ¿eres de secundaria… verdad?

— Así es, ¿me veo como estudiante de preparatoria? Que cosas tan lidas dices,

— .. ¿He?

— ¿Eres Inari-san verdad? Ahora que te veo de cerca pareces una linda muñeca. Tu ropa y tu cabello, ¿todo lo eligió tu mami?

— E, este… este…

— ¡Ojala tuviera una hermana menor como tu! ¡Prueba llamarme onee-san por favor!

—Hyaa… a… etto…

— ¿Qué te parece ser mi niña a partir de hoy?

—U, aa, etto…. Si…

Estaba sudando mientras se mantenía agachada hacia abajo, no era algo tan escandaloso como un león sacando sus dientes, pero si parecía que la teniía como una presa siendo capturada.

— Que linda, que linda, ven, ven.

— U, uu, uuuu…

De paso le acarició la cabeza, parecía que ya no podía moverse, la diferencia de edades en esas épocas ha de sentirse más grande para ellos de lo que un adulto pudiese imaginar. 

Bueno, podríamos decir que es su compatibilidad, Gatito contra un león con una espada ardiente. Y de entre los chicos que las observaban en silencio…

—… Que envidia.

Fue Ryou el que susurró aquello.

—…

Por otro lado Hirari deambulaba por el salón se acariciaba la cabeza con su propio paraguas haciendo su cabello un desastre…

— Los kanjis que no entiendas investígalos en el diccionario, obtener la costumbre de investigar por uno mismo es muy importante, no estés dando vueltas por todas partes, ah, parece que el problema de elección múltiple es un poco complicado, intenta leerlo de nuevo más detenidamente, Hirari, siéntate como es debido, si, así, buena chica, ah, cuidado con ese paraguas… no me acaricies a mi… ¿en serio? Ah los problemas de matemáticas con Dougenji-sensei…

Seika a un lado de mí me jalaba del saco, mientras estaba ocupado contestando preguntas,.,

—… Por cierto sensei, si hay posibilidad de que esto vuelva a ocurrir, entonces tenemos que pensar en una contramedida ¿verdad?

— ¿Una contramedida?

— Dejémoslo para después, espéralo con ansias.

Mientras estaba con los niños de primaria Seika comenzó a reír entre dientes… solo piensa cosas extrañas cuando se ríe así…

📖  📖  📖

Pasaron varios días después de eso.

“Mañana, por la noche, esperaré, nuestra tierra prometida…”

La pluma que tenía corriendo sobre los peles terminó cayendo sobre el escritorio. Esas letras sobre la pantalla eran de una cantante asesina dragones.

 📖  📖  📖

Domingo 21 horas.

— No, es un general, ¿lo estás haciendo?

Entré en la tienda al ver a una mujer universitaria después de mover la cortina con una mano. Voltee a ver dentro de la tienda, pero por supuesto, no había ningún general dentro del bar. No había tampoco ninguna chica en sus 10 años, si estuviera sería malo.

— Por cierto, ¿dónde aprendiste a apestar a viejo?…

— Las mujeres caminan tres pasos detrás del hombre aprendiendo mientras ven su espalda.

— Pensamientos de viejo, ¿en serio tienes 18 años?

Cuando le hice una señal Shark rio entre dientes con un “nishishi” era una mesa para cuatro un poco al fondo y me senté sin cuidado.

— Perdón perdón, empezamos antes.

Frente a mí se encontraba Dougenji, se acomodó rápidamente sus lentes rojos. Por el otro lado Shark tenía una cerveza y yo pedí un té olong.

— Al contrario, yo lo lamento, me quedé entretenido revisando algunas calificaciones.

Shark bajó la cabeza extrañada al verme usar lenguaje formal. Hoy de nuevo fueron los exámenes de repartición de clases de la escuela TAX. Cada una de las escuelas tiene sus exámenes, y se tienen que dar las calificaciones en el mismo día, para asi la próxima semana tener preparadas las nuevas clases. Cada uno de los maestros hace sus propias evaluaciones, pero básicamente, lo de japonés es lo que se lleva más tiempo, el motivo es sencillo, son pocas preguntas pero son muy extensas, las respuestas escritas a medias por los alumnos de primaria termina convirtiéndolo todo en algo ineficiente, también hay ocasiones en los que se es difícil juzgar las respuestas.

… Pero, hoy es diferente.

— Umm… Al contrario, yo lo siento, siento haber comenzado desde antes de que llegaran, es raro que mi materia sea la que más se tarde.

Dougenji-sensei como costumbre se disculpó en varias ocasiones. La empleada nos trajo las bebidas y nos las entregó en orden.

— No, parece que hubo alguna clase de problema, muchas gracias por la invitación.

Al hablar extrañamente con formalidad Shark también hizo lo mismo, ha habido varias veces en las que la invito los jugos, pero siempre me agradecía golpeándome al hombro, parece que es una estudiante universitaria que conoce de modales…

— ¿Nn? ¿Qué sucede Ten-nii? ¿Tengo algo pegado en la cara? Ah, ¿no me digas que ya te enamoraste? ¡Por fin te enamoraste! ¡Que risa!

… No, parece que ella siempre es así, sabe cómo molestarme.

— ¿Quieres tocar la tersa piel de una chica universitaria? ¿Quieres hacerme toda clase de cosas? Iyaa, ¡ecchi! No tienes remedio, te dejaré solo por 10 segundos.

— Ese es un acoso sexual inverso e independientemente del veredicto te asesinaré.

— ¡Onii-chan que cruel!

Shark chocó su copa contra la mía mientras sonreía.

—… Perdón, intenté preguntarte desde antes pero…

Dougenji-sensei se me quedó viendo.

—  ¿Ustedes dos en serio son hermanos? Creo que otros maestros también se han preguntado lo mismo, el apellido de Tenjin-sensei es diferente, este… es un poco difícil de ponerlo en palabras.

— No, no, no es mi hermano de verdad, pero podemos decir que es cercano a serlo, como decirlo, algo como primos o parientes, es como sangre diluida en agua o algo así.

— Ah, ya veo.

— Ten-nii ya tiene su edad pero al verlo siempre me siento más tranquila, es un problema.

A pesar de que Shark lo diga con una sonrisa no tengo ningún recuerdo de que estemos relacionados por sangre, mi apellido viene desde familiares desde mucho antes, casi no conozco amigos o conocidos con nombres similares, es decir, solo es una extraña.

— Es decir, casi casi casi casi podría decir que es mi onii-chan, no es una exageración ¿verdad Ten-nii?

Claro que no…. Aunque no puedo decir nada acerca de la posibilidad de que mis padres hubieran tenido un familiar que desconozca. Y aunque he estado viviendo lejos de mis padres por un tiempo, no he escuchado que tenga un hermano hermana menor, aunque creo haber saludado a un hombre desconocido… no, no podría ser… Shark sonrió y comenzó a susurrarme.

— Es un derecho de las chicas el ser abrazada, nuestra verdadera relación en verdad es un secreto, aunque yo ya sé lo mas importante.

— No sé qué clase de derechos tengas, pero no lleves un drama a mi casa.

— No tienes remedio, sé te olvido lo más importante al ser un adulto.

— Cállate

Volvió a reír con su característico “nishishi” , en serio no tiene remedio, solo se la pasa jugando conmigo.

— Etto, entonces, acerca del tema de hoy.

— Ah, es cierto, perdón, perdón, a mí también me gustaría escuchar al respecto.

— .. A mí también, me llamaron de pronto.

Los tres asentimos y volteamos a ver al mismo lugar.

— Fu… está bien… ha llegado la hora.

En donde reunimos nuestras miradas fue al último asiento de la mesa de cuatro sillas, Era aquella poseedora del sombrero, aquella portadora de la pipa carmesí. Hyuga se encontraba sonriendo.

— Resolveremos un misterio caballeros…

📖  📖  📖

Bueno, parece que el misterio comenzaría, pero desafortunadamente como estaba borracha era difícil de entender. Si lo dijera en pocas palabras seria “¿saben qué es lo que ha estado ocurriendo últimamente en el aula de preguntas?” Ya había presentido que Hyuga diría algo como eso, pero parece que para poder decírnoslos nos pasó notas a los tres, para empezar es algo difícil de entender eso de la “tierra prometida” no es como si bebiéramos todas los días en el mismo lugar, pon el nombre de la tienda como se debe.

— La sirena de la ilusión… la voz de la diva resuena en el banquete… destruyendo los botes sin pecado…

— ¿He? ¿Es algo que no deberían escuchar los demás?

— Esa ilusión es aclarada por la guía de la estrella… al final las desgracias de pandora caerán sobre el mundo.

— No, es en el salón de preguntas, ¿es un secreto que involucra toda la escuela? ¿Te refieres a eso?

Toma algo de tiempo interpretar lo que está diciendo Hyuga, así que solo hagamos un aproximado.

—Ten-nii, no me digas que, ¿¡eres un genio en la comunicación!?

Shark se quedó con la boca entreabierta, medio atónita, medio impresionada. Mientras que en el otro asiento Dougenji solo alcazaba a inclinar la cabeza lastimosamente.

— Perdón, lo siento mucho, si hablan de la sala de preguntas es el salón en el que he estado contestado las preguntas de los niños ¿verdad? Pero no que ese sea un lugar mortal

— Dougenji-sensei, lo ha malinterpretado, es como si se estuviera burlando de nosotros.

— Entonces que envidia…

Dougenji-sensei apoyó el codo en la mesa y su mano en la mejilla mientras bebía alcohol y volteó a verme.

— Sabes, me gustaría llevarme mucho mejor con los niños, tengo el puesto de maestro, pero los niños me ven solo como eso, un maestro, a mi me gustan los niños, me encantan…

—… Ha.

Entiendo lo que me está diciendo, pero decirlo con esa expresión es un poco peligroso.

— ¿Inri-san está en quinto año verdad? Parece una pequeña muñeca, que nazcan pequeñas como ella en verdad es como un milagro… pero no puedo llevarme bien con ella.

— Ah, te entiendo, no está con nosotros sé que no habla mucho, es una chica a la que se le da difícil acercarse a las personas.

Shark aplaudió. Si pensamos en la actitud que toma Inari Rin cuando está conmigo hace que termine inclinando la cabeza pensando si a ella en verdad se le da mal acercase a las personas.

— Tengo algo de tiempo como maestro, pero incluso contando a Inari-san, me llevo bien con todos los chicos de manera natural… ah, por supuesto, excluyendo contacto físico.

— Douhenji-sensei, aunque no lo diga lo entiendo.

— Perdón perdón, pero vamos, hubo ciertas circunstancias. Tocar a un niño sagrado es algo que no se nos permitiría a nosotros los maestros, están mal los crímenes, ¡nunca! ¡Eso es impermisible!

Dougenji-sensei llevó con fuerza su copa vacia contra la mesa. Volteé a otra parte, que digan que es un crimen ser abrazado por un estudiante… ¿eso no contó verdad? 

— Ah, Dougenji-sensei, ¿quiere otra? Ten-nii, tu vaso también está vacío.

— Ah, gracias, otra cerveza.

— Creo que intentare con algo de sake japonés.

— Ah, yo quiero uno igual…

— Tú espera otros dos años.

Mientras hablábamos tranquilamente abrió el menú y comenzó a pedir los agregados, una orden de tres bebidas…. ¿Tres? Ah, se me olvido por completo eso del misterio.

— Fu, el misterio se queda como misterio, un fantasma vagando… o posiblemente solo un alma…

Me apresuré para ver a un lado y Hyuga había puesto los palillos de una forma extraña 

— Fuu… respetos a los colegas… las cosas siniestras no los vencen…

Se escondió debajo de su sombrero, mientras jugaba con él.

— Fu… las aves solitarias, solo les queda ser salvajes…

Claramente le afectó que la dejáramos, pero dejando eso de lado.

— Fu, fu, fu, fu…. ¡ggg!

Parecía estar a punto de llorar, esta mujer es inesperadamente débil.

— Perdón perdón, ¿estábamos hablando del aula de preguntas? Desvélanos sus misterios, detective todo poderoso.

Al verterle un poco de agua Hyuga comenzó a levantar levemente el sombrero.

— Fu, fu fu, está bien, compañero del alma…

— Que confiable…

— La resolución del misterio… ayer y hoy, un nuevo desarrollo en la escuela… nacerán nuevos cambios.

Se sonó ligeramente la nariz, estaba hablando de corrido, los ojos carmesí ocultos tras su flequillo parecían estar albergando cierta luz, aunque creo que es algo bueno que está más animada.

— El símbolo de la maldad cernirá sobre el aula de preguntas clausurándolo… ahora podemos corregirlo… si, una transformación del cielo… la letra del cielo.

Comenzó a apuntar hacia arriba para después apuntarme directamente a mí.

— El encargado… la cantidad de veces de asistencia al aula de preguntas es inusualmente alta… y es algo asombroso…

— Espera, yo realmente no…

Se me dificultó hablar. De seguro se está refiriendo a Seika. Después de eso los chicos de quinto año de primaria asistían junto con Rin a la cabeza, no puedo decir que la pequeña y tranquila aula de preguntas está siendo usada para una guía personal para escribir novelas ligeras. No quedaba de otra así que también ayudaba con las otras preguntas pero si Hyuga se percató de mis actividades entonces puedo ver el porqué de la reunión de hoy… a pesar de que yo solo fui llevado por la corriente.

— Fuu,… digno de orgullo…

Hyuga comenzó a sonreír, inflando levemente su pecho.

— Nuestro paraíso… ah, pero adelante un demonio dragón negro se alza, caballeros, no podemos ceder…

Mientras hacia su gran actuación se me quedaba viendo fijamente. Pero los demás…

— ¿? ¿? ¿?

Sobre sus cabezas tenían símbolos de interrogación, me pregunto si los estudiantes de Hyuga pueden entenderla como es debido. Shark parpadeó varias veces hasta que se acercó a mi oído.

—… Ten-nii… ¿qué quiere decir?

— Es decir, ella está diciendo que me esfuerzo en el aula de preguntas, pero solo eso no es suficiente.

— ¿No es suficiente?

— Por ejemplo, veamos, puede que sea así pero parece que las calificaciones no van bien.

—… si esto sigue así la escuela Choufu terminara en la ruina.

La última respuesta no la di yo, fue del asiento de enfrente, Shark abrió los ojos por completo.

— ¿He? ¿A que te refieres?….

— Perdón lo siento, el día anterior llego un anuncio de la escuela, parece que se necesita dinero para el mantenimiento, y parece que la sede principal vendrá a hacer un examen.

— Dougenji-sensei.

Fruncí las cejas.

—Perdón pero aunque sea una maestra de medio tiempo necesita saber después de todo aún tiene muchas clases en la escuela.

Rio levemente mientras bebía de su cerveza… Tiene algo de razón, el problema actual, es cierto que con los exámenes terminamos regresando a nuestras casas temprano, pero cuando la invitó Hyuga dijo “estaré en un gran evento romántico por lo que hoy no ☆” 

— ¿Nuestra escuela será destruida?

Shark parpadeaba y entonces…

—… Ya veo.

Movió levemente la cabeza, parece que lo había entendido. Ahora que lo pienso, los últimos años habíamos trabajado de la misma manera todo el tiempo, pero debido a de que la tasa de natalidad del país está descendiendo, lo que obtiene la escuela por la educación de un niño no cambia. ¿Qué está ocurriendo?

Robo de clientes.

Para poder demostrar que somos una buena escuela hay que elevar las calificaciones, si tenemos rendimiento tendremos clientes, si tenemos clientes tenemos rendimiento. Pero lo más importante va en descenso, los chicos de primaria y secundaria cada vez menos. Es la misma lógica para la escuela.

— ¿En la estación de Fuchuu que está a un lado de aquí esta otra escuela verdad? Comparados con ellos las calificaciones que se dan con los exámenes de nosotros son malas, perdemos ante la fluidez de alumnos, por eso es que la cede Nihonbashi está llegando a un acuerdo con ellos.

— Para empezar la línea Keiou no estaba dentro de nuestro terreno.

La voz de Dougenji era cada vez más baja. La sede Nihonbashi cuando inició era una escuela fuerte de entre los 23 distritos, pero no estaba cerca de la línea Keiou, así que buscando ganar algo de terreno fue que se fundó la escuela TAX en Choufu.

— Y como estamos en niveles inferiores en comparación con la escuela que está cerca de la estación de al lado entonces se planea hacer una integración entre la escuela de Fuchuu y Choufuu, haciendo que la fuerza de ambos sea un poco más fuerte.

Es mejor que tener pocos clientes, a cualquiera le llama más la atención los alumnos que ingresaron en la escuela que los alumnos que reprobaron, Las escuelas intensivas en verdad se mueven tras la lógica de un negocio. Si el cliente lo pide, se le da, es igual en todas partes.

Por cierto, la gran actuación de Hyuga aún continuaba.

— Decidiremos la retirada ente el gran dragón… no… ¡absolutamente no! Puedo ver una luz.

Cuando pensé que estaba por quitarse el sombrero de pronto bajo la voz.

— Tú… ¿dijiste que tuviste un problema con los exámenes?

Shark inclinó la cabeza… oye, si puedes hablar con normalidad entonces hazlo.

— Eh, a… si… parece que se filtraron las preguntas de antemano, encontraron varios exámenes con todo y respuesta por la escuela, por lo que tuvimos que rehacerlo…

Shark se encogió de hombros.

— Eso también es algo que ocurrió en la escuela Fuchuu…

— Lo, lo siento, ¿qué dijiste?

Dejando de lado nuestra escuela, que se haya enterado de la escuela Fuchuu, ¿Hyuga se contactó con la oscuridad o algo así?

— El asunto es desconocido pero… esta es nuestra oportunidad…

La escuela contra la que se está luchando la integración, Eso puede crear una situación suficiente para que la gran sede Nihonbashi dude hcer el anexo.

— Así que pregunta… una pregunta importante… caballeros, ¿están apegados a la escuela Chuufu?…

Hyuga preguntó con una expresión seria. Shark por algún motivo dio un vistazo a donde me encontraba yo y después asintió.

—… Um, no quiero que desaparezca, no me gustaría dejar de verlos.

— Yo, yo también, quiero despedir hasta el final a todos los pequeños que están conmigo… siento decir algo tan extraño pero, es nuestra responsabilidad ver a nuestros amados niños hasta que extiendan sus alas llegando hasta la preparatoria.

Dougenji tomó su vaso de vidrio con el rostro rojo, no lo sé muy bien, pero es más que evidente que su objetivo son los de primaria. Hyuga asintió, y después de eso volteó a verme, 

— Fuu… parece que todos, tienen los mismo sentimientos… aquella tierra fugaz de Chuufu…. No podemos enterrarlas con nuestras manos.

Es cierto, si nos vamos de aquí no sabemos en qué escuela terminaremos siendo afiliados, además de que saldrán las aficiones de Hyuga con la música a la luz.

— Entonces solo hay algo que podemos hacer.

Se arregló de flequillo y levantó un dedo.

— En el siguiente examen mensual…. Tenemos que obtener aún mejores calificaciones que la escuela Fuchuu, no podemos desaparecer con esta unión.

— El siguiente examen…

Verifiqué mi calendario y me percate de algo. Claro, el examen de división de las clases se dio el día de hoy así que…

— Por supuesto… dentro de exactamente un mes.

Hyuga esbozó una sonrisa imbatible.

📖  📖  📖

La semana siguiente.

— Ara, pareces ocupado.

En el momento en que Seika asomó la cara en el aula de preguntas se sorprendió.

—… Bueno, algo.

Había muchos alumnos el día de hoy en salón de preguntas.

— Si, si, como prometimos, levanten sus pegatinas los chicos que vinieron al salón, los buenos chicos esperan su turno, bien, bien, ok, terminamos. 

— Bueno continuando con la conversación… si, el barco oscuro se adentra en las tinieblas, los caballeros dragón comienzan con su cruzada por la justicia…

— ¡Perdón, perdón, haré lo que quieras pero no te vayas! ¡Perdón! ¡Piedad! ¡Lo siento!

Shark, Hyuga y Dougenj estaban atendiendo uno a uno a sus propios estudiantes, cada quien tiene su manera de hacer las cosas. Bueno, dejando eso de lado, que los alumnos hayan venido casi a la fuerza al aula de preguntas en cierto sentido es algo bueno. Es algo imposible que los alumnos comprendan las clases al 100%, aclarar las dudas es algo honorable… aunque claro, si no pensamos en el costo del pago a los maestros…

— Estaba libre así que había venido a pasar el rato.

Al ver el salón casi sin asientos vacíos Seika se dio la vuelta hacia la entrada.

— Lo siento, últimamente no hemos podido hacer nada.

— No, Sensei parece feliz, por lo que debería de ser sincero y alegrarse.

— Es cierto, estoy feliz por poder alejarme de un pequeño demonio.

— Parece que sensei tiene que aprender acerca de las maneras de ser sincero.

Levantó la mano y comenzó a darle vueltas al puño de mi saco arruinándolo, solo había dicho lo que pensaba con honestidad…

— ¿Entonces que está bien? Solo te quedaras sin cumplir tu objetivo mientras que yo solo me mantengo ocupado.

— Ara, pero la verdadera naturaleza de sensei se encuentra en estar ocupado ¿verdad?

— Más que enseñarte algo que no tiene relación con las clases, es mejor trabajar para hacer que las calificaciones de ellos aumenten.

—…

Se quedó sin habla. ¿En serio estoy trabajando para eso?

— Volveré a encontrar otra oportunidad… sayonara.

Seika continuaba riendo mientras se retiraba por el frio pasillo.

— Nee, nee, Ten-nii.

Cuando estaba distraído Shark llegó tomándome las caderas desde atrás.

— Últimamente te he visto mucho hablando con esa niña, parece que en realidad te agrada ¿verdad?

—… ¿Ha?

— Después de todo las chicas de cabello largo y liso que da una sensación de pureza es el ideal de los hombres ¿cierto? creo que me dejaré crecer el cabello para que Ten-nii se fije en mí.

— Cállate pulpo.

Shark comenzó a reírse mientras se burlaba de su hermano, tenía una actitud como si fuese algún pariente o un primo… ¿pero que sucede con esta distancia?

—… ¿Puedo preguntarte algo?

— Puedes preguntarme lo que sea a excepción de mis tres medidas, ha, no, espera, después de todo no te diré nada a excepción de mis tres medidas.

— No quiero saber eso…

Me le quede viendo al rostro de esa estudiante universitaria.

— ¿Por qué se estas trabajando?

— ¿He? Dinero, efectivo, pago, plata, pasta.

Respuesta inmediata, ¿alguna vez ha puesto a trabajar las células de su cerebro?

— ¿No tienes nada más a parte del dinero?

—… Aunque me digas eso…

En esta ocasión Shark tenía una expresión complicada, es extraño verla así.

— Mi madre está internada, se había separado de mi padre desde hace mucho, así que tengo que conseguir el dinero para la casa.

— Ah… ya veo…

—… Si dijera eso, Ten-nii, ¿sacarías la cartera que se encuentra en tu bolsillo trasero derecho y de ella una tarjeta VISA y enviarías 600,000 a mi cuenta mientras derramas lágrimas?

— No lo haré, no haré algo como eso.

¿Por qué demonios sabe la ubicación de mi cartera y que tengo una tarjeta VISA? 

— Es una broma, una broma, aunque es cierto que está internada.

— Nn…

— Si de verdad me preocupara hubiera dejado la universidad hace tiempo, Ten-nii, en verdad eres una buena persona.

Shark rio con su típico “Nishishi”

— Sin importar mis padres, yo quiero dinero, una universitaria tiene que vivir socialmente, quiero tener cosas brillantes, accesorios y bolsas bonitas mientras camino por la ciudad, inusualmente el trabajo de maestra es un negocio jugoso.

—… Puede que haya sido igual cuando yo trabajaba a medio tiempo.

Me encogí de hombros, Es decir es maestro del tipo A. Es una de las que veo como tontos por que se quedan buscando un salario alto.

— Fuu…. Las puertas de la oscuridad se abren gracias a un pacto… a… creo que podré hacer una canción nueva después de mucho tiempo… solo esperen un poco.

Diciendo eso Hyuga es del tipo B. he escuchado antes de personas que tienen bandas como pasatiempos… no sé cómo será la organización de recursos humanos que la contrató. 

El ultimo que queda es Dougenji… no hace falta decir nada.

— Siento que sea difícil de entender, este… ¿X-kun le pide la velocidad a Y-chan verdad?  Esto es importante, cuando pase una hora X-kun se volverá más rápido, creo que le gusta Y-chan, a, el amor de niños es fantástico, dibuja una sonrisa en mi rostro… ¿he? ¿Mi rostro es desagradable? Perdón, perdón…

Tipo C, Sin duda alguna es un maldito lolicon.

— Por cierto Ten-nii, ¿por qué estás trabajando?

Shark se me quedó viendo con una mirada inocente.

— Yo…

— Si.

— Yo solo trabajo, vamos a trabajar.

Moví lentamente la cabeza.

Tenemos el tiempo limitado, faltan tres semanas para los exámenes mensuales.

📖  📖  📖

El tiempo transcurre y cada vez es más tarde. Como siempre me quedó en el trabajo terminamos regresando juntos como si fuese algo natural. Puse llave al edificio de la escuela, y los cuatro salimos caminando en la oscuridad hacia la estación de tren.

— Últimamente ha sido cansado pero es divertido.

Shark dijo con ligereza.

— La pasión…. Da buenos frutos, con el cansancio…

Hyuga seguía con su actuación, mientras hacía sonar sus dedos de manera inconsciente.

— Es cierto, siento mucho ponerlo así pero hacia mucho que no trabajaba tanto… ah, creo que dije de más después de todo, lo siendo.

Dougenji bajó la cabeza rápidamente, y después de eso sonrió.

— Pero podemos ver bien a los chicos sin tener la presión del director sobre nuestros hombros, parece que siempre aprendemos cosas nuevas.

El director Kinokuni no se había mostrado últimamente por el aula de preguntas, parece que fue a la cede para hacer una exposición y poder detener la posible unión de las escuelas, hay muchos rumores como que le dio un ataque y le duele la cadera, pero la verdad es que no sé si sea verdad.

—… De seguro solo se encontró con algún romance de hace mucho tiempo.

Shark se la pasaba soñando como toda una estudiante universitaria, si ese hombre de sangre caliente se enamorara de seguro terminaría corriendo desnudo por la estación. De cualquier modo, lo bueno es que tuvimos un viernes fácil de conllevar.

— El tiempo ha llegado…. El desafortunado sueño de la escuela Chuufu… si esto continua así… puede…. Que derrotemos al dragón.

Hyuga levantó sus manos al cielo hacia el brillo de las estrellas.

—… ¿Dragón he?

Fui yo el que susurró.

— Nuestros estudiantes dijeron que volverían, son chicos que honestamente han sido atraídos por el conocimiento, dijeron que se esforzarían en el siguiente examen.

— Ah, mis estudiantes dicen que al ser buenos en calculo pueden ser aún mejores gracias a mí, es la primera vez que me alagan.

— Sorprendente Dougenji-sensei.

— Ah… ya veo…

Shark le daba golpecitos en la espalda a Dougenji, Hyuga apretó con fuerza el puño y lo elevo al cielo.

—… Todos nosotros… tenemos diferentes motivos para ser maestros, en algún momento trabajamos… y dejaremos nuestra marca…

El trabajo de maestro tiene bastante liquidez, cada quien se mueve libre por sus propios motivos, y son libres de renunciar, si trabajo aquí para ganar dinero es porque no había otro trabajo así, el mundo podría verlo como si trabajara aquí porque me encantan los niños, un lugar para relacionarme con ellos con una sonrisa. Pero el mundo de los maestros es solo una burbuja, en cualquier momento se revienta.

— Pero… estamos aquí todos juntos…. Con un solo corazón.

Mi mirada se topó con la de Hyuga entre su flequillo y me guiño un ojo.

— Personas antiguas… los lugares del nacimiento son distintos… pero juramos estar juntos en la muerte… ¿letra del cielo?

— No, realmente no importa donde muramos.

Abrió los ojos por completo, bajó su sombrero para esconderse, y creí ver un líquido… ¿No estará actuando demasiado?

— Entendido, entendido, es importante después de todo.

Le respondió de manera ambigua y Shark sonrió para después poner la mano en su hombro.

— Aunque tengamos distintos motivos para trabajar, nos dirigimos hacia un mismo lugar, ¡esforcémonos!

— E… ¿en serio?… ¿después de todo tenemos un pacto?

Hyuga volvió a asomar su rostro de debajo de su sombrero, y parpadeó varias veces para resucitar, la parte baja de sus ojos estaba enrojecida, la verdad me alegra que Hyuga-chan se halla reanimado.

— En serio… nuestra pequeña escuela… tiene armas para pelear oponer resistencia… nuestra brigada no cederá ante nadie…

— Bueno, si fuese una gran escuela no le pondrían demasiada atención a los niños, creo que nuestra escuela es buena sobre todo gracias a los buenos maestros que se han unido a sus filas ultimamente.

— No me digas que… ¿¡eras alguien de TAX!? Con razón parecías acostumbrada a la escuela.

Agregó Dougenji revotando con la conversación. Los tres caminábamos en línea por el camino mientras éramos iluminados por los faroles.

Me atrase un poco y terminé siguiéndolos a solas,… Es la primera vez que escuchaba que Shark ya conocía a los maestros de antes, eso quiere decir que es graduada de nuestra escuela. A pesar de que siempre actúa tan familiar conmigo raramente habla de temas personales, y solo se lleva así conmigo, por eso fue sorpresivo. Las luces hacían que nuestras sombras se alargaran nientras caminábams.

— Haa…

Deje salir un suspiro de amor por el alcohol. El escenario está listo, los actores están ruidosas. Avanzando, tomados de las manos con las personas frente a mí, después de encontrarnos por el destino, para algún día enfrentarnos al dragón. Eso es algo fabuloso. Sin duda alguna es una historia asombrosa.

… Si solo no fuera un mundo con lógica. 

En la semana siguiente, nosotros fuimos llamados a la oficina del director.

📖  📖  📖

Si lo dijera como maestro, sería el medio día de un día normal con la temporada de exámenes acercándose… pero si lo dijera al revés, que nos llame aun cuando no es temporada y sin previo aviso quiere decir que es algo grande.

— Tenjin-sensei, Dougenji-sensei, Hyuga-sensei, siento llamarlos cuando están tan ocupados, estoy realmente agradecido por los servicios ofrecidos a la escuela Choufu.

Los tres alineados acudimos a una junta, ¿Qué tal la pasión en las clases? ¿Qué tal el amor de los estudiantes? ¿Qué tal el valor en TAX? El director solo hablaba y nosotros asentíamos, el presidente es del tipo de persona que no para de hablar hasta que cambia de tema de conversación.

— Parece que últimamente están realizando una estrategia interesante, ¿qué les parece si me dejan unirme?

Y el director Kinokuni cambió de tema para llegar directo al grano.

— Lo, lo siento mucho, nosotros, algo como eso…

Y Dougenji-sensei lo interrumpió.

— No, no, los estoy alagando, sus esfuerzos por trabajar por la escuela Choufu son dignos de halagos, hasta me preocupa su humidad.

Pero por supuesto, no es como si fuese un trabajo de medio tiempo, todos entendemos lo que el hombre de sangre caliente intenta…. Delante de nosotros hay un acantilado.

—…

Y como respuesta solo recibió silencio.

— ¡Está bien! ¡Lo entiendo todo! La invitación hacia los alumnos para asistir al aula de preguntas, eso tiene valor dentro de las actividades de la escuela, ¡tienen un buen ojo!

Parece que el presidente no tiene ni idea. Este hombre alaga a cualquier persona, mientras que casi no le son importantes las reacciones que recibe.

—… Así que…

Le susurró a Hyuga presionándola con una sonrisa.

— El día anterior tuve una conversación con uno de los padres en la estación, se preguntaba porque su hijo últimamente había llegado tarde a casa, porque de pronto el aula de preguntas ahora era un evento forzado.

—… ¿He?…

— ¡Así es! ¡Fue cuando me di cuenta de todo, y los persuadí con gran ingenio! ¡Esa reunión fue una gran oportunidad para que nos comprendernos mutuamente! Terminamos conversando durante tres o cuatro horas hasta el último tren, ¡al final estaba llorando de alegría diciendo que lo había entendido!

… No creo que haya sido por eso. No, pero espera, la fuente de información del director no debería de ser solo esa, debería de haber algo más, ¿por qué fue que nos reunió a nosotros tres? No hay manera de que pudiera saber eso con la llamada de atención del tutor… alguien habló.

Nosotros solo intercambiamos nuestras miradas, como si quisiéramos evadir la existencia de una pesadilla. 

— ¡Participemos todos juntos en esa gran idea! No podemos conformarnos con solo seguir así, hagámoslo en grande, la estrategia se llama ¡el gran anillo de pasión!

Ya es tarde para poder hacer cualquier cosa.

— Así es, ¡a partir de hoy no solo ustedes, todos los maestros afilados a Chuufu tendrán aula de preguntas antes y después de clases! ¡Servicio, servicio! ¡No permitiremos que no lleven a todos los niños!

Parece que ya lo tiene decidido.

— No, ¿¡que sucede con nuestras opiniones!?

— ¡Los entiendo! ¡A lo mucho fue su propia intención lo que los llevo a eso! ¿¡Eso es lo más importante verdad!?

Dougenji quien perdió la compostura volvió a interrumpirlo.

— ¡Así que por eso! Cada uno, directamente, con cuidado, quise pedirles este “Favor” por favor, ¿podrían colaborar?…

El director estaba casi gritando de alegría… ¿de nuevo? 

El director es la persona más importante, si el director te pide un “favor” no hay humano que se lo niegue. Esas miradas de los maestros se sentían afiladas enterrándose en nosotros los culpables.

— Hi…

Dougenji estaba temblando, su temperatura bajó de inmediato, de donde sea, de cualquiera, todos eran fríos. Aquel sol nos estaba robando el calor.

— ¡A la escuela Choufu es realmente bendecida! ¿¡Qué clase de sentimientos creen que albergo el día de hoy!? ¿¡Lo entienden!? No,  ¡claro que entienden esta felicidad!

Así es. Nosotros no entendemos sus sentimientos.

— ¡Mientras tengamos la intención de hacerlo podremos lograrlo de alguna manera! La escuela… no… ¡los sueños y esperanzas son así! ¡Todos ustedes son los protagonistas! Hagan brillar la escuela Choufu como una estrella.

 Y lo dice el que no entiende nuestros sentimientos. Solo quedan escasas dos semanas antes del examen mensual. Hubiera sido mejor que simplemente se quedara callado viéndonos a lo lejos…

— ¡Vamos! ¡Trabajemos hasta la muerte por toda la eternidad con una linda y divertida sonrisa!

En el centro de la escuela congelada se encontraba ardiendo ese hombre de sangre caliente.

— Lo siento, en serio, lo siento…

Dougenji estaba de hombros caídos mientras se quietaba los lentes.

—… El dragón… infinito…

Hyuga escondió su rostro bajo su sombrero, y yo… Solo me mantuve callado todo el tiempo, sin enojarme, sin temer, también sin decepcionarme, todo me daba igual. Ni el hombre de sangre caliente, no los otros maestros ni los sentimientos de Hyuga y Dougenji. Si entregamos de más en el trabajo sin cuidado solo puede resultar en algo malo, desde hace tiempo se veía venir sin duda alguna. Aunque no se los podía decir a mis compañeros.

Desde que estaba en el bar he estado pensando ¿Por qué es que trabajo en la escuela Choufu como maestro? Yo no soy parte de los maestros A, B o C, simplemente no encontraba un motivo, fue cuando pensé.

El verdadero dragón se encontraba dentro de mí.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!