Varios días después desde que la jefa de onee-san llegó al departamento.
Onee-san y yo llevábamos nuestra vida diaria sin cambios, por un momento me pregunté qué era lo que sucedería, pero después de eso Chika-san no se contactó, si tuviera que decir el mayor cambio es que onee-san ha estado aún más ocupada. Salía desde temprano para la grabación del dorama, y terminaba llegando muy tarde por la noche, como resultado su pesado estilo de vida comenzó a mostrarse en poca energía y escasas horas de sueño. Estaba somnolienta mientras comía, y toda la mañana estaba medio dormida, si fuera solo eso estaría bien, pero antes me había comentado que se quedó dormida en el metro de regreso a casa y terminó en un lugar desconocido, y me llamó por teléfono llorando, tuve que ir por ella en taxi, pero termino siendo 20,000 yens de ida y vuelta. Además debido a su cansancio había dejado de ser la cool onee-san a pasar a ser una onee-san más desanimada.
— ¿Podré hacer algo además de las labores del hogar?
Pensé en querer hacer algo más por ella, serle de ayuda aunque sea un poco más, cuando me di cuenta se me había olvidado buscar un trabajo de medio tiempo pero… sí, creo eso está bien, ahora antes de preocuparme por mi creo que tengo que priorizar a onee-san, continuaba pensando en eso incluso en las clases, cuando se me ocurrió una idea. Posiblemente esto debería de serle de ayuda aunque sea solo un poco a onee-san, pero hay un problema, y es que si no me pongo en contacto con Chika-san no podré comenzar nada.
Honestamente, dudaba un poco en sí debería llamarle a Chika-san, ella piensa que no es una buena idea que vivimos juntos, y al ser visto por su mirada me hacía sentir como una rana, estaba dudando en cuanto tenía en mi mano el celular para marcarle, pero no puedo quedarme callado al ver a onee-san así. En la hora del descanso en la escuela saqué la tarjeta que me había dado Chika-san.
— Bi, bien…
Me llené de determinación y comencé a marcar. Después de escuchar varias veces el sonido de timbre resonó una voz malhumorada.
—.. Bueno.
— E… este… ¿Igarashi Chika-san?
— Así es… ¿Con quién hablo?
— Ichinose Keita….
— Ichinose… ah, el hombre de Saori.
— Este… creo que no sería una buena manera de ponerlo.
— ¿Qué sucede tan de pronto?
— Si, este… la verdad es que me gustaría preguntar algo de onee-san.
— ¿Preguntar algo? Estoy trabajando, que breve por favor.
— ¿Podrías enseñarme el calendario de onee-san?
Se escuchó un pequeño silencio del otro lado del teléfono.
— ¿Por qué?
— Últimamente he sentido que onee-san ha estado muy cansada por el trabajo, así que me preguntaba si había algo que pudiera hacer por ella, si pudiera saber su calendario, creo que podría apoyarla…
—…
¿Qué pasa con eso?… ese silencio da miedo.
— ¿No podrías simplemente preguntarle directamente a Satomi?
— Creo que aunque le pregunte a onee-san no me va a querer decir.
— Ya veo… Entendido, te lo enviaré por mensaje.
— Muchas gracias.
— No te preocupes, cuento contigo.
En el momento en que se cortó la llamada sin pensar deje salir un suspiro. Estaba bastante nervioso, sorprendentemente me dirá su calendario muy fácilmente, solamente había hecho una llamada y sentí como si me energía se hubiese acabado.
— Por ahora las cosas van bien.
Y cuando pensaba en ello, recibí una notificación en mi teléfono, y al abrirlo se trataba de un mensaje de Chika-san, allí estaba contenido el calendario de onee-san en una imagen, como se esperaba, trabaja muy rápido. Pero, estoy feliz por poder serle de ayuda a onee-san aunque sea un poco con esto.

★ ★ ★

A partir del día siguiente comencé a apoyar la vida diaria de onee-san basándome en su calendario, dentro de lo que Chika me había mostrado era que la filmación duraría dos semanas, así como el lugar de filmación. Al saber que era lo que tendría que hacer, podría levantarla a la hora necesaria para que llegara con buen tiempo, y también podría enviarle mensajes y recordatorios, también podría hacerle la cena coordinando los tiempos en que regresaría y también podría ir a recogerla en la estación del metro cercana, después de todo parece que onee-san es mala con el metro, me había dicho que había llegado tarde en varias ocasiones debido a que se había equivocado y en otras ocasiones pasado de estación, puede tener varias clases de resultados el conocer su agenda pero la primera seria que no se le hiciera tarde. Onee-san también se alegraría así que pensaba hacer eso. Y cierto día mientras continuaba nuestro día a día…
— Eita, de vez en cuando demos un rodeo de camino a casa…
Después de terminadas las clases Kishou se me acercó y me invito a pasear.
— Aun tengo que hacer las labores de la casa y pensaba en ir a recoger a onee-san cuando termine su trabajo, realmente no tengo mucho tiempo.
— Ya veo, es una pena, después te volveré a invitar así que no te preocupes.
— Lo siento, ¿pero qué te parece si al menos nos vamos juntos a casa?
Salimos juntos del salón de cases, y continuamos platicando mientras nos dirigíamos a la puerta.
— ¿Te ha ido bien con onee-san después de eso?
— Si, muchas gracias.
— No sabía lo que pasaría cuando escuché que onee-san fue arrestada, pero estaba sorprendido cuando me enteré que ahora es tu tutora, como tu mejor amigo ahora estoy más tranquilo.
— Estoy feliz de escucharte decir eso, te cause problemas después de todo.
— No te preocupes, no fue la gran cosa, mejor dicho fue divertido, y cuando tenga algo de tiempo iré a jugar a casa de onee-san. También le debo una fotografía de ti cuando estabas en secundaria después de todo.
Me gustaría que dejaras eso.
— Creo que aún queda algo para eso pero se lo diré a onee-san, últimamente ha estado muy ocupada con el trabajo, por lo que tengo que ayudarle no solo con las labores de la casa sino con toda clase de cosas.
— ¿Toda clase de cosas?
Comencé a explicarle las cosas que habían ocurrido últimamente, como el otro día había venido la jefa de onee-san descubriendo que vivíamos juntos, y entendiendo de momento, que últimamente onee-san ha estado ocupada y que Chika-san me había compartido su agenda haciendo posible poder seguir apoyándola con toda clase de cosas.
— Como decirlo, más que amo de casa a tiempo completo parecen recién casados.
— Recién casados…
Ese es un nivel más arriba que simplemente ser mantenido, pero ahora que lo pienso no puedo negarlo, al recordar cómo le preparo la ducha y espero a que llegue a casa todos los das, puede que las posiciones estén invertidas pero sigue siendo lo mismo… ¿no me digas que sin darme cuenta termine haciendo lo que onee-san quería?, cuando pensaba en la inseguridad que me daba mi futuro un auto se detuvo frene a nosotros.
— ¿Por qué un auto se detendría en un lugar como este?
— Ahora que lo pienso recuerdo haberlo visto en alguna parte…
No conozco el modelo, pero claramente parecía ser un auto caro. ¿Será que viene por alguien? mi padre esta desparecido por lo de seguro no tiene ninguna relación con él, pero cuando pensaba en pasar de largo pensando en eso, la ventana de la puerta bajo, y un rostro conocido se me quedo viendo…
— ¿He? ¿Chika-san?
La persona al volante era Chika-san.
— Eita… ¿conoces a esta persona?
Parece que Kishou también se dio cuenta de su mirada que me preguntó en voz baja.
— Es la jefa de la oficina a la que está afiliada onee-san, es Igarashi Chika-san.
— ¿¡Esa persona es el presidente ejecutivo!?
Kishou respondió en voz baja sorprendido.
—.. Eso es injusto…
— ¿Injusto?
— ¿Por qué solo a tu lado se reúnen hermosas onee-san?
Dijo como si le doliese mientras se sostenía el pecho…. Incluso yo no tengo idea. Pero Kishou dice eso porque no ha hablado con ella, si Kishou quien le gusta demasiado las mujeres mayores, si se enterara de lo problemático que es… bueno, creo que dentro de pocos minutos se dará cuenta. Para empezar no hay nada entre ella y yo como para que pueda envidiar.
— Pero, se siente como una mujer de mucha presión solo por ser la presidente ejecutivo.
— No solo se siente, la verdad es que da mucho miedo.
— ¿Miedo? Que una mujer grande te trate mal es más bien como una recompensa.
En serio solo de escuchar a Kishou con sus incomprensibles gustos termino desanimándome, pero bueno… después me prepararé para que me diga toda clase de cosas. Dejé a Kishou y me acerqué al auto.
— ¿Tienes algo de tiempo?
— Este… si es solo un poco, después tengo que ir a recoger a onee-san.
— Entonces que oportuno. Sube.
¿Oportuno?
— Lo siento Kishou, después te diré los detalles.
— Claro, nos vemos después.
Después de despedirme de Kishou subí al asiento del copiloto, y Chika-san arrancó de inmediato.
—…
—…
Después de un tiempo Chika-san continuaba conduciendo en silencio… este silencio da miedo… ¿no me digas que continuara de este modo para alejarme de onee-san? ¿Algo así como llevarme directamente a un orfanato, o haciendo que a la fuerza vivamos separados? Comencé a pensar cosas extrañas mientras veía el paisaje por la ventana.
— Siento haber aparecido de repente.
— No, está bien… ¿qué sucede?
— Quería hablar contigo a solas.
¿Qué está diciendo? solo me quedo prepararme.
— Si lo digo en pocas palabras, ¿no quieres ser el manager de Saori?
—… ¿he?
Dude de lo que había escuchado.
— Este… perdón, ¿podrías repetirlo?
— Te estoy preguntando si te gustaría intentar ser el manager de Saori.
Después de todo parece que no había escuchado mal. De entre todo lo que había imaginado nada se acercaba a lo que acababa de decir.
— Bueno, de seguro es sorpresivo si lo pongo así de simple así que déjame explicarte.
—… Por favor.
— Creo que ya te has dado cuenta pero Saori no tiene manager.
—… Después de todo así era.
Ya me parecía. Onee-san siempre iba y regresaba sola a casa para las grabaciones, parece que Chika-san me envió directamente su agenda pero no había ningún intermediario, o al menos en los dos meses en los que la he conocido no he sabido de ninguna persona que se le asemeje. Por eso es que me preguntaba si en realidad no tendría un manager.
— En nuestras oficinas hay muchos talentos, pero han pasado muchas cosas, y ahora solo quedamos Saori y yo, por eso es que Saori no tiene manager.
Chika-san decía aquello mientras suspiraba.
— Así que puede que pienses que bastaría con que contratáramos a un buen manager, pero realmente no hay muchos, creo que ya lo habrás notado en los dos meses que has estado con Saori, pero ella es muy emocional y difícil de manejar.
— Es cierto, puede que tenga ese lado.
Normalmente es cool y tranquila, pero de repente se emociona y comienza a actuar como si fuese una niña y en otras era bastante inconsistente, hay muchas veces en los que tengo problemas, pero bueno creo que ese es otro de los atractivos de ella.
— Ha habido muchos Manager que la han acompañado pero… son los managers quienes se desesperan y terminan renunciando… habían quienes en su carta de renuncia ponían “Es imposible” también quienes de pronto simplemente ya no se presentaban ni contestaban el teléfono…
Es cierto desde que conocí a onee-san pensé en que quería esforzarme en todo lo que pudiera para ayudarle, ahora que lo pienso de nuevo me siento un poco avergonzado y un poco nostálgico.
— Desde que me preguntaste por el calendario de Saori, ha estado haciendo un trabajo perfecto, pareciera que se esfuerza aún más que antes, de seguro eso es gracias a que la estas apoyando.
Si soy honesto estoy bastante feliz por eso, siempre había estado solo por lo que no ha habido muchas personas que me alaguen de frente. Al ver a Chika-san puedo decir que valió la pena el esfuerzo.
— Pero para mí es imposible ser algo como un manager.
Es lo que verdaderamente pienso.
— Yo solo pensaba en que quería serle algo de ayuda a onee-san.
— Si es acerca de lo que respecta el trabajo no tienes de que preocuparte, lo único que tienes que hacer es seguir la agenda de Saori como hasta ahora, sería como si aumentara solo un poco el trabajo que ya estás haciendo, y si no entiendes algo puedes hacérmelo saber sin problemas.
—…
¿Qué debería hacer? Chika-san ya había estado en contra de que viviera junto a onee-san, ¿entonces puedo ver esto como que me está aceptando un poco? Pero… ¿en serio podría hacer algo como el trabajo de Manager?
— No te diré que me des una respuesta de inmediato, pero solo piénsalo.
— Si… lo siento.
— No necesitas disculparte, ¿y qué te parece si mantenemos esto en secreto de Saori? No sabemos lo que sucederá por lo que no creo que sea buena idea que tenga expectativas extrañas.
— Entendido.
— Bueno, llegamos.
Levanté la cabeza y habíamos llegado a un lugar al que no estaba acostumbrado, ¿Sera alguna clase de plaza? El paisaje verde de los arboles llegaba a mis ojos, y seguí a Chika-san que bajó del auto, vi como pasaba primero por el camino de concreto.
— Este lugar es…
— Aquí se está grabando el dorama el día de hoy.
— ¿Aquí?
— Ya que pensaba en mostrártelo de una vez.
— ¿Puedo estar presente?
— Está bien, solo siguiente.
Seguí a Chika-san quien se estaba acercando al equipo de grabación, cuando de pronto mi mirada se quedó fija en onee-san que hablaba con alguien a lo lejos.
— Jefa, ha llegado.
Cuando de pronto llegó un hombre de mediana edad a paso rápido para recibirla.
— Si, estaba cerca así que pase a ver como estaba nuestra Saori.
— Esta bien, no necesita preocuparse, últimamente ha estado bastante apasionada en su actuación, ha conseguido una muy buena actriz.
— Aunque me gustaría que no fuese tan inestable…
— Es cierto, puede que tenga sus momentos.
Ambos comenzaron a sonreír.
— Por cierto, este estudiante es…
— Es el hijo de una conocida, está aprendiendo un poco de la sociedad, ¿puede quedarse a ver un poco? No molestará.
— Por supuesto, prepararé un asiento por aquel lado.
Y cuando me acercaba a la multitud de personas guiado por el hombre…
— ¿He?…
Mi mirada se encontró con la de onee-san.
—.. ¿Eita-kun?
En cuanto me vio se le cayó el libreto que tenía en las manos, tenía los ojos completamente abiertos como si no entendiera lo que estaba sucediendo, después de un tiempo regresó en sí, y se acercó a paso rápido con una gran sonrisa, pero de pronto se tropezó.
— ¡Cuidado!
Estiré mis manos para evitar su caída, por poco logré atraparla, pero parece que también estuvo por poco fuera de lugar.
— ¿Por qué… Eita-kun esta…. Aquí?
— ¡No te desmayes con una pregunta por favor!
En el instante en que detenía su caída terminé tocándola directamente y se desmayó, el staff se quedó perplejo viéndonos, y la filmación se detuvo por un momento… como decirlo… lo siento.
Debido al desmayo de onee-san el equipo decidió tomarse un descanso, después de un tiempo despertó pero se me pegaba sin poder diferenciar el sueño de la realidad mientras susurraba “¿no es un sueño?” ¡No me importa que me toques para corroborar que es la realidad pero, ¡pero no te vuelvas a desmayar por eso! Sería un problema si comenzaras con el bucle de desmayos como la primera vez que te toque en la tienda.
— ¿Por qué Eita-kun está aquí?
— Cuando salía de la escuela Chika-san me invitó, así que vine aquí con ella.
— Ya veo… estaba sorprendida.
— Lo siento, debido a que te sorprendí la filmación se ha detenido.
— No te preocupes estoy feliz por poder verte.
Estaba feliz tal y como lo había dicho haciendo una linda sonrisa.
— ¿Estas bien?
— Si, siento haberte hecho preocupar.
— No te sobre esfuerces por favor, terminarás acumulando más cansancio.
— Está bien, falta poco para que la grabación termine así que me esforzaré.
Hizo una pequeña pose de victoria con la mano en su pecho.
— Después de que terminemos con la filmación relajémonos un poco.
— Es cierto, también me gustaría salir con Eita-kun.
— Puede que sea buena idea hacer un pequeño viaje.
— ¿Viaje?
Onee-san inclinó la cabeza mientras preguntaba.
— ¡Es cierto! ¡Vayamos a un viaje!
Apenas di la idea y sus ojos brillaron.
— Desde ahora te digo pero ¿Qué tal tu agenda?
— ¡Está bien! Una vez terminemos con la grabación creo que podría al menos quedarme un día.
— ¿¡Quedarte un día!?
¿Ya está pensando en quedarse?
— Solo de imaginar que estaré de viaje con Eita-kun comienzo a llenarme de energías, siempre que estoy cansada sabes hacerme sentir mejor, en serio muchas gracias.
— No… no hice nada…
— Claro que sí.
Es un poco vergonzoso que me diga eso viéndome a la cara.
— Bien, onee-san se esforzará un poco más, “Eita-kun obsérvame desde allí”
Me despidió con la mano para después caminar deprisa hacia los miembros de Staff.
— Un viaje que conlleve quedarme una noche con onee-san.
Después de decirlo no podía creérmelo… ¿qué hago? Ni siquiera puedo imaginar eso. Ni siquiera he tenido un viaje como ese con mi padre, siquiera a un viaje de la escuela, ¿pero junto a onee-san?… a pesar de que vivo con onee-san no había manera de que no me imaginara nada… ¿¡pero en qué estoy pensando!? Borré inmediatamente mis pensamientos llevándome las manos a la cabeza cuando recién recomenzaban la filmación, realmente no sabía de qué se trataba pero de seguro era una buena escena. Se encontraban en el centro de un parque rodeado de verdor, onee-san y un actor se quedaban viendo uno frente al otro mientras eran bañados bajo la luz del oeste. Cuando el director dio la señal de inicio.
Tragué saliva sin darme cuenta al ver la escena. Al mismo tiempo en que me dio la sensación que el ambiente completo había cambiado, lagrimas comenzaron a brotar de los ojos de onee-san. Ese ambiente que emanaba su cuerpo, su hermosas facciones…. Todo era como si se tratara de otra persona. Sus palabras y sus expresiones, eran completamente diferentes a la onee-san que conocía, ¿en serio era ella a quien estaba viendo? Realmente no sabía que decir, solo llegó a mi mente la palabra “sorprendente”. Dentro de mi nerviosismo terminé enamorado de la actuación de onee-san.
— ¿Que le sucede a la actriz Saori?
—… Chika-san.
La grabación se detuvo, y regresé en mí después de que Chika-san me llamara.
— Realmente no se de actuación pero… como decirlo, es sorprendente.
— Así es, esa chica es asombrosa.
Chika-san continuó hablando con una gran sonrisa.
— Sin duda alguna es de las mejores actrices de su edad, cuando era pequeña ya pensaba que era asombrosa, pero con el paso de tiempo a ido puliendo su actuación, hay muchas actrices que actuaban de pequeñas pero al convertirse en adultas terminaron cayendo a ser normales, pero a diferencia de ellas, esta chica está en una dimensión diferente.
Yo quien sé poco de actuación incluso podía entender a lo que se refería.
— En ocasiones no tiene remedio y otras veces es muy infantil, pero una vez que entra en escena es perfecta en su actuación, es muy emocional por lo que es difícil que se ponga seria pero parece que fue un acierto traerte para ello, de seguro nos mostrará unas buenas escenas.
Hablaba alegremente, como si fuese una hermana menor hablando de su mal portada hermana mayor, había mucha diferencia con la primera impresión de miedo que me había dado, esos ojos desbordaban amabilidad.
— En serio… esa juventud hasta da miedo.
Cuando escuché eso me recorrió un frio por la espalda.
— Chika-san ¿eres joven verdad? Creo que al menos has de tener la misma edad que onee-san.
Eso había dicho pero para empezar siquiera conozco la edad de onee-san. Cuando era niña y actuaba con mamá recuerdo que estaba en segundo año de primaria, alrededor de unos 7 u 8 años… han pasado 17 años de eso, creo que ha de estar por la mitad de sus 20´s Volteé a ver a Chika-san mientras pensaba en ello.
— Tienes agallas para comenzar a hablar de la edad de una mujer…
— ¡Hi..!
Sin darme cuenta dejé salir un pequeño grito, allí se encontraba la silueta de Chika-san con forma de demonio… retiro todo lo que dije, no sentía nada de amabilidad en ella.
— Ah, no, no quería…
— Es una de las tres cosas que no se les deben preguntar a las mujeres.
— No… ¿pero podría decirme que son esas tres cosas para un futuro?…
— Edad, peso y medidas.
— Ya veo… como se esperaba… no es así, este, lo recordaré.
Es cierto, anteriormente onee-san se enojó cuando tocamos el tema de su peso, algo así como por una reacción de supervivencia terminé bajando la cabeza al disculparme.
— Es una broma, parecía divertido así que me dieron ganas de molestarte así que detente por favor.
No… no parecía una broma, y no soy Kishou por lo que no estoy feliz, daba tanto miedo que de seguro terminaré teniendo pesadillas.
— Es como lo dices, tengo la misma edad que Saori.
— Ya, ya veo.
No podía preguntar específicamente la edad y creo tener la oportunidad de saber su edad si lo investigo de parte de onee-san, pero cualquiera que la viera no tendría el valor para pisar ese terreno ¿verdad? A diferencia de Kishou no tengo tanto interés en las chicas mayores.
— Creo que la actuación de onee-san es asombrosa, pero Chika-san quien se convirtió en presidente ejecutivo a tan pronta edad también es bastante sorprendente.
Solo dije lo que pensaba en realidad.
— Realmente no es tan sorprendente, en mi caso no tuve de otra más que hacerlo.
Chika-san parecía tener una expresión complicada.
— Nuestra oficina anteriormente… la Second House tenía a otra persona a cargo, y cuando Saori cumplió los 20 años de pronto renunció y desapareció de la empresa… en ese entonces yo era la manager de Saori, pero como resultado tuve que cumplir el rol de presidente ejecutivo.
De pronto la desaparición del jefe de la empresa, ¿a eso se refería a que pasaron muchas cosas y solo quedaron ellas dos? Pero aun así…
— ¿Y ambas han estado haciéndolo así? Después de todo son sorprendentes.
— Que un estudiante de preparatoria me alague… bueno, no se siente mal.
Chika-san lo dijo con una sonrisa, era la primera vez que la veía sonreír así, era hermosa.
— Parece que terminaron.
Mi mirada se detuvo en onee-san quien se acercaba corriendo moviendo la mano mientras gritaba “Eita-kun, Chika-san!”… estuvo a punto de caer de nuevo.
— Ahora que sabes eso, acerca del asunto del manager…. Dime que piensas.
Después de decir eso se acercó con onee-san.
— A pesar de que acaban de reiniciar con la grabación terminaron muy pronto.
— Si, dijeron que todo salió bien a la primera.
— Ya veo, buen trabajo, ¿entonces que te parece si vamos a comer de regreso a casa?
— ¿Puedo llevar a Eita-kun?
— Después de traerlo hasta aquí no lo voy a dejar así.
— ¿¡Escuchaste Eita-kun!? Muchas gracias Chika-chan.
Y así la filmación terminó, y nos dirigimos los tres a cenar.
Al lugar al que llegamos era el centro de la ciudad, era un restaurante que parecía bastante caro. Onee-san continuaba comiendo mientras me alagaba diciendo cosas como” El cordero sabe muy bien, pero no tanto como la comida de Eita-kun” Onee-san se le había pegado un pedazo de arroz a un lado de los labios y Chika-san con una expresión como si no tuviese remedio se lo quitó… después de todo parecen hermanas. Como decirlo, su relación me hace sonreír. Pero cuando estaba observándolas comiendo, la silueta de onee-san mientras actuaba no se iba de mi mente.

★El Diario de onee-san★

¡Eita-kun me vio actuar! ¡Estaba tan sorprendida! ¡Pero estaba tan feliz! Gracias a eso me sentía bastante bien, y me dieron el ok solo gracias a Eita-kun! Pero en serio, no pensé que Chika-san fuese a traerlo, no pensó nada bueno de que viviéramos juntos, por lo que creí que trataría de separarnos pero… parece no ser así… si pudiera llevarse bien con Eita-kun estaría feliz.
¡Además hice una promesa con Eita-kun de ir de viaje cuando la grabación del dorama termine!

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!