El plan de acción avanzó lentamente y la maestra dio de inmediato el visto bueno diciendo “Go”, así que nos proponíamos a la creación verdadera de la escena. Lo primero que necesitábamos por supuesto, era el libreto, además de las imágenes. 

Shinoaki y Tsurayuki se tomaban en serio sus papeles, si había algo que no comprendieran entonces pedían consejo a todos, haciendo que el borrador continuara como es debido. Entonces, un mes después, con el libreto de Tsurayuki y las imágenes de Shinoaki en mis manos, continuábamos con ello.

—… esto es malo… no importa como lo vea, no queda…

El libreto terminado que me entregó Tsurayuki es asombroso, se trataba de una chica que vivía en el campo, el corto iniciaba con ella en sus épocas de primaria, acercándose al tren, que se acercaba cambiando la escena al medio día. Cuando el tren llegaba a la estación cambiaba a la siguiente escena, la chica cambiaba a portar uniforme escolar, con el mismo adorno de cabello de antes haciendo que se entendiese que es la misma persona. Durante la escena del atardecer cambiando lentamente a la noche, la mujer cambio a ser una anciana con un bastón, retirándose de la estación y terminando. Las conversaciones con los trabajadores de la estación eran realmente profundas, están muy bien hechas. Por el otro lado, el contenido dibujado por Shinoaki van escalando por turnos, conectando las imágenes con las escenas, también contenía lo que últimamente habíamos aprendido en clases, 

— Tomará… mucho tiempo.

Si, tanto era el contenido, que claramente no bastarían con solo 3 minutos. El libreto que había escrito Tsurayuki,  y las frases claramente perdían el sentido del tiempo, por más que Tsurayuki lo haya hecho bien, para empezar el volumen del libreto era grande, no era de extrañar que se tomara el tiempo para poder terminar el boceto con las imágenes. 

— Tengo que eliminar algo… pero… ¿es algo que pueda decir yo?

¿Tengo la capacidad para decir algo como eso frente a tal ingenio? Al final, era algo que había visto en mi trabajo, las personas sin talento que se encontraban sobre las personas con talento terminaban por destrozar sus obras maestras. Si las cosas siguen este curso puede que se vuelva mi caso.

— Pero, si no lo hacemos… no lo lograremos.

No era como si estuviese dejándolo de lado pero, tenía que hacerse.

◆ ◆ ◆

La siguiente clase de practica general 1 fue acerca de la caza de la localización, abreviado “Rokehan” La locación es cuando se va afuera a grabar encontrar un lugar adecuado para acuerdo a la grabación. Y así fue como lleguemos a la estación del tren.

— Que buen clima.

Shinoaki bajó del tren a la estación mientras se estiraba.

— Hace mucho sol, creo que terminaré quemándome…

Ahora fue Nanako quien lo dijo con una sombrilla en mano, como toda una señorita, si termina bronceándose la impresión de la película cambiará después de todo. Normalmente nos haría preparar algunas cosas, pero ahora solo somos unos pequeños novatos, por lo que nos dirigimos rápido todos al lugar. Tsurayuki parecía estar de bien humor mientras sonreía.

— Um, es cierto…

Avanzamos con el “Rokehan” a primera vista era adecuado con la imagen, además no había nada que nos molestara. Después de dar una vuelta fuimos a un restaurante familiar que se encontraba frente a la estación Kishi y como lo esperaba, nos envolvió un ambiente pesado.

— ¿¡Eliminar contenido!?

Tragué saliva ante las palabras de Tsurayuki.

— Si seguimos así no nos alcanzará el tiempo.

— No nos alcanzará… ¿te refieres a los tres minutos?

—… Si.

Shinoaki y Nanako solo se mantenían en silencio por el ambiente.

— Como sea,  pensaba en pedirte reescribirlo.

—… No quisiera quitar nada.

Tsurayuki me lo pidió, claramente se sentía electricidad en sus palabras.

— Pe, pero…

Si fuese un negocio podría dejárselo con más firmeza, pero este no es el caso, parece que no podía soportarlo, era más de lo que había imaginado.

— No, escucha Kyouya, no es como si estuviera en contra.

Dijo lentamente después de suspirar.

— Pero, pasé por muchos días de esfuerzo para poder escribir el guion, y solo porque me dices que no hay tiempo crees que podría eliminarlo solo diciendo, si entendido

— Um.

— Explícate un poco más, si después de escuchar todo y si me convences… haré lo que pides.

—… Entendido.

La situación y el contenido harían que el tiempo de actuación superase el tiempo que nos otorgaron, habían muchas escenas que grabar incluso necesitaríamos mucho tiempo en la localización. Si pensamos además en el tiempo y trabajo realizados, ya no parecería ser algo realista. Así que le expliqué cada una de las cosas pero…

— Además, ¿no sabremos si es demasiado hasta que lo intentemos verdad?

— No, por supuesto, ya medí los tiempos, y no es poca cosa, hay mucha diferencia en los tiempos…

— No puedes saber eso sin consultarlo con Shinoaki ¿verdad? ¿Qué dices Shinoaki? ¿Se excede el tiempo?

— Um… Como decirlo… puede que sea un poco largo.

— ¡Lo vez! Solo es un poco, si es así podremos hacerlo.

— No podemos, incluso habiendo calculado los tiempos, a la hora de la verdad…

— ¿Qué tal si dicen rápido los diálogos? Nanako, ¿no puedes hacerlo?

— P… puedo pero… ¿se entenderá?

— ¿Así se acortaría el tiempo verdad?

— Ya veo… pero, no creo que tenga mucho efecto.

— ¡Te dije que no lo sabremos hasta que no lo intentemos! Incluso aunque se pase por un poco bastara con que hagamos algo bueno ¿verdad? ¿Vamos a darlo todo verdad?

Las palabras y el tono de Tsurayuki comenzaron a ser cada vez más violentas.

(¿Qué hago?… si permito que se exceda el tempo terminaremos sin un límite)

— Además…

En ese momento, encontré un motivo para convencerlo, pero… ¿en serio estará de acuerdo con algo como esto? No, el objetivo es hacerlo realidad, no puedo dejarme llevar por la emoción de Tsurayuki, primero tenemos que organizar la situación.

— Esta es una tarea, si no seguimos los puntos que nos piden nos bajaran la calificación.

Las mejillas de Tsurayuki se movieron un poco.

— ¿Es así?

No es mentira, estaba escrito dentro de los tres puntos del documento, actualmente no sé qué tan estricto sea y para mí no me importaría que se excediese el tiempo por algunos segundos, pero no sé si sea así con la tarea, así que no es mentira. No tenía ninguna otra carta bajo la manga más fuerte que esa.

— U, um… dependiendo de las circunstancias puede que no nos lo acrediten.

—…

Tsurayuki guardó silencio al igual que nosotros. El restaurante comenzaba a ser bañado por la luz del atardecer, y los estudiantes de preparatoria que entraban comenzaban a hacer ruido, pero aun así el silencio gobernaba en nuestros asientos.

—… No estoy de acuerdo, pero…

Tsurayuki se levantó y nos dio la espada.

— Si no tenemos una puntuación entonces no tiene sentido, está bien, lo acortaré.

— Gracias Tsura…

Antes de que pudiera terminar de hablar, Tsurayuki me interrumpió.

— Pensé que si eras tú podría darme un mejor motivo.

— Ha…

— Qué respuesta tan aburrida…

Después de decir eso se fue del restaurante.

—…

Nos quedamos en silencio por un momento.

— Tsurayuki no tenía que decirlo de esa manera…

— Esta bien Nanako.

No podía decir nada, era como lo había dicho, era porque se trataba de una tarea, porque había reglas. Siendo el caso no debí haberle prometido que haríamos algo bueno. Terminamos dejándolo con la sensación que Tsurayuki había dicho en un principio, solo entregando cualquier cosa que concordara con la tarea.

— Kyouya-kun…

Shinoaki me habló preocupada, pero no me quedaba energía como para responderle.

◆ ◆ ◆

Junio, Los días calurosos en la universidad Geidai continuaban, En el club de investigaciones de arte no había nada para agradecer como un aire acondicionado, si acaso solo un ventilador, y allí pasaba mis días.

— Oye, Hasshi, tengamos un piedra papel o tijeras para ver quién va a comprar las cosas a la tienda.

Me dijo Kiryuu sentado en la silla mientras estaba desnudo de las caderas hacia arriba.

—… No lo haré.

— Ah… entendido.

Me encontraba recostado sin moverme en un espacio de dos tatamis aproximadamente en la esquina de la habitación.

— Haa…

El calor aplastante y el sonido de las cigarras… ya me no tenía energía para moverme, ya de por si tenía problemas con los nervios, ahora que también me hayan robado la energía física… como si pudiera todavía aceptar algo irrazonable como eso. El día de hoy terminaron las clases, y no tenía trabajo así que no estaba haciendo nada.

— Hasshi, ¿ves anime?

— Dejando eso de lado, ¿desde cuando comenzaste a decirme así?

— ¿No te gusta?

— No es que no me guste, y me gusta mucho el anime.

No sería una exageración decir que el anime de entrada la noche eran mi salvación, ah,  recordé mis tiempos de trabajador.

— ¿Entonces vemos algo?…

Y encendió la televisión vieja te tubos de rayos catódicos aumentando la temperatura de la habitación ya caliente. Kiryuu sacó un DVD, y la metió en el reproductor que estaba lleno de humo.

— ¿Conoces “kumo no saki, Yakusoku no chi”?

— Por supuesto, también vi “Hashi no uta”

No había manera de que no lo conociera, hace diez años el director era sorprendente.

— Es asombroso, el solo hizo todo el anime, no podría imitarlo.

Y apareció en la pantalla una linda imagen de nubes moviéndose. Hace diez años fue un gran hit, ese director por su cuenta continuó peleando para hacer su sueño realidad y por fin lo vio cumplido. 

— Kiryuu-san, te gusta el anime.

— Casi como si fuese una adicción desde que entré en la universidad, al estar con las fotografías hasta entrada la noche y cuando tengo tiempo libre.

Ah, ahora que recuerdo había dicho que estaba en el departamento de fotografía.

—Diría que el que estoy viendo ahora es Haruhi, Kyoani es asombroso, hace cosas asombrosas con los “Gensaku”

Ya veo Chuunibyou y Euphurium aún no salen.

— Ahora que lo pienso, ¿no aparecen nombres de famosos en el departamento de cine? Hasshi, ¿piensas apuntar a ello?

—  El anime en si no es tan importante, bueno aunque puede que intente elegirlo en tercero.

Los cursos del departamento de cine se dividen en varios cursos en tercero, películas y video, además de la publicidad, esos tres.

— Ya veo, si Hasshi se vuelve un famoso director de anime entonces creo que  podre estar orgulloso en muchos sentidos.

Orgulloso he… Para empezar no hay director y los que hay tampoco son muy famosos, Kiryuu-san, parce que aquello que buscas es bastante difícil de encontrar

— Hasshi, si alguna vez tienes dudas con las cámaras fijas puedes venir a pedirme consejo siempre que quieras, ¡te ayudaré! Y entonces, podre decir “¡Yo fui el que le enseñó todo lo que sabe acerca de cámaras fijas!” ¡Y no te vayas a quejar!

— Jajaja… bueno, cuento contigo en ese entonces.

Aunque creo que no llegue el momento en toda la vida.

◆ ◆ ◆

Al final, desde pasado el medio día hasta el atardecer tuvimos una buena reunión de anime, a la mitad se nos unió Hiyama, y comenzó una discusión entre ellos así que regresé a casa.

— ¿Are?… ¿Hikawa?

Frente a mí se encontraba el protagonista de cierto juego de batallas, ese hombre de alta estatura y solitario se encontraba con una maleta de karate caminando al atardecer.

— ¡Hola! Pero si es Hashiba!

Al verme me mostró una brillante sonrisa con sus blancos dientes.

— ¿Hoy no vistes de ninja?

— Si, a partir de ahora iré al salón de clases a entrenar, por eso me cambié.

— ¿Salón de clases?

— Si, al salón de clases para enseñar Karate a niños de primaria, ¡parece que darán buena pelea!

¿También hacia algo como eso? Pero parece que es excelente en ese arte, y hace toda clase de cosas.

— ¡Son buenos los estudiantes de primaria! ¡Solo con mostrarles algo de mi fuerza me respetan sin condiciones! ¡Además soy popular con las chicas de primaria! ¡Gahahaha! bueno, a mí me gustan las mujeres maduras por lo que no tiene ningún sentido.

De pronto mostrando sus fetiches, pero bueno, si hubiera dicho que le gustaban las niñas pequeñas era para reportarlo.

— Ah es cierto, tengo que darte las gracias por ayudarme con el entrenamiento.

— Ah, no te preocupes por eso.

— No puedo dejarlo así, tengo que cumplir con mis deudas como es debido., ¡y te o digo pero siempre lo cumplo!

Y Hikawa se alejó mientras levantaba su brazo derecho.

— Parece que se está divirtiendo.

Realmente no lo puedo decir muy bien, pero pareciera que Hikawa encontró el lugar al que pertenece de entre todo el mundo en la escuela… pero por mi parte ni siquiera hablar del lugar, no sé siquiera con mis relaciones humanas. Me pregunto si algún día lo encontraré.

Regresé a casa y abrí la puerta.

— Ya regresé…

— Ah Kyouya-kun, bienvenido.

Al llegar a la sala de estar Shinoaki se encontraba trabajando en los bocetos.

— ¿Are? ¿Lo estás haciendo aquí?

— Um, dibujé todo lo que quise en mi habitación pero aquí puedo pedir tu opinión y la de Tsurayuki-kun.

En cuento escuché el nombre de Tsurayuki mi corazón dio un brinco.

—… ¿Ya regresó Tsurayuki?

Shinoaki movió la cabeza a los lados.

— Últimamente no ha regresado mucho a casa, en ocasiones le muestro el boceto pero solo me dice “hazlo como quieras”

— Ya veo…

Después de todo aun le afecta lo de la otra vez, desde ese día no he vuelto a ver a la cara a Tsurayuki, es bastante incómodo.

— Kyouya-kun… solo estabas haciendo tu parte verdad, no te preocupes

— Um, gracias

Parece que Shinoaki terminó consolándome, después de todo tengo que hacer algo con esta situación.

— Si las cosas siguen así puede que el video se vea afectado…

Regresé a mi habitación mientras me sentía pesado por eso.

La relación incomoda con Tsurayuki continúo, yo continuaba con la preparación del video mientras que parecíamos distanciarnos cada vez más. A finales de Junio, durante el lunes usé el tiempo de prácticas para ir por mi cuenta a pedir permiso para realización de la grabación, es decir ir a la empresa de trenes con un documento para pedir permiso de hacer la grabación una vez que ya decidimos el “Rokehan” Me dirigí a la estación para ir hacia la empresa avanzando hasta llegar a la estación Kishi sobre la línea Nagano. 

— Gee…. Es ese Hashiba Kyouya que no destaca nada.

—… ¿cómo que la cantidad de palabras que usas para describirme aumentaron no?

No sé por qué de pronto Kawasegawa me veía con enemistad, pero parece que íbamos en la misma dirección. De entré cualquiera tenía que ser la más molesta.

— ¡No pongas una expresión como si fuese algo molesto! Para mí también es igual

— ¡No leas mi mente!

Pero aun así, estamos en el mismo año y en el mismo departamento, no es una época en la que se pueda matar el tiempo con el celular, y como subimos al mismo tren terminamos sentándonos uno al lado del otro… sin importar que el tren estaba prácticamente estuviera vacío.

—… ¿Y? ¿Por qué estás saliendo de la escuela en medio de clases? ¿Saltándotelas tan pronto? ¿O es que vas al “Rokehan”?

— Claro que no… ya terminamos con eso ahora voy a pedir permiso.

Cuando le dije eso Kawasegawa parecía sorprendida.

— ¿Pedir permiso…? Si filmas en un callejón no necesitas pedir permiso.

— Vamos a filmar en una estación de tren, así que voy a la cede principal.

Y en cuanto escuchó eso, se puso de pie.

— ¿¡Ha!? ¿¡Tú también en una estación de tren!? ¿¡Por qué!? 

— Uwa… tranquilízate, estamos dentro del tren.

Me apresuré a tranquilizarla ya que de pronto había comenzado a gritar. Se había percatado de que había llamado la atención de las pocas personas que había y solo dijo en voz baja “Ah” y volvió a tomar asiento ya más tranquila.

— Kawasegawa, ¿también viniste a pedir permiso?

— Así es, ¿algún problema?

Aunque no he dicho nada de eso…

—… ¿Y? ¿De quien fue la idea grabar en una estación? ¿Fue Rokuonji Tsurayuki?

— Si pero bueno, el primero que dio la idea fui yo.

— ¿He? ¿Tu tuviste esa idea?…

— Si.

Cuando respondí. por un segundo pareció sorprendida, pero después tenía una extraña expresión seria.

—… Y por eso viniste hoy a pedir permiso.

— Así es, es necesario, lo investigué antes.

— Entonces tienes que hacerlo bien.

Kawasegawa suspiró.

— ¿He?

No es nada, ¿ya escribiste el papeleo?

— Bueno, sí.

— ¿Podrías mostrármelos?

Hice lo que me pidió y se los mostré. Con la experiencia que he tenido con ella tuve algo de miedo que en el momento en que se lo dé lo rompa, pero no fue así, parecía estar corroborándolo muy seriamente.

— Aquí y aquí le faltan datos, además no tiene escrita la dirección.

— Ah, ¿también tenía que ponerlo? Se me pasó.

— Y también la explicación del lugar del video, ¿la ubicación es en el andén?

— Si, básicamente es frente a la estación y en el andén.

— Entonces tienes que explicarlo como se debe, también donde pondrán las cámaras, el tiempo, al igual que alguna imagen que lo explique.

Después de señalarlo comenzó a darme algunos detalles del mismo, Hasta que logramos terminar.

— Muchas gracias, has sido de mucha ayuda.

Le di las gracias desde el fondo de mi corazón.

— No, no es eso, si eres tan malo está la posibilidad que el nombre de la universidad se vea afectado… además… este… me leíste el mensaje la otra vez.

Kawasegawa lo negaba con vergüenza.

— La verdad es que no tenías la obligación de enseñarme, muchas gracias, necesito regresártelo con algo.

Le respondí sin mucha importancia.

—… Entonces sé nuestro productor…

Y me llegó algo que no esperaba.

— ¿He? ¿Qué dijiste?

— ¿¡Escuchaste bien verdad!? ¡Entonces no me hagas repetirlo!

 — Ah, lo siento, solo que fue sorpresivo.

Parece que no es momento para tener reacciones como un protagonista de novelas ligeras… ahora que lo pienso Kawasegawa incluso estaba discutiendo por el papel de director, pero aun así lo que ella está haciendo claramente es el trabajo de producción…

— Por cierto, ¿porque estas pidiendo el…?

Quería decirlo pero no me dejó terminar.

— ¡Me dijeron que si realmente era necesario, que viniera sola! ellos decían cosas como “basta con que grabemos sin decir nada” o “es más divertido hacerlo a escondidas” diciendo puras cosas sin sentido… como nadie más lo iba a hacer no me quedo de otra más que venir sola.

Lo dijo todo de corrido con una expresión solitaria.

—… Enserio, no entienden nada.

Susurró eso después de un gran suspiro.

— Parece ser difícil…

Honestamente cuando escuché a Kawasegawa gritándoles a su equipo pensé que era molesta, pero parece que al intentar hablarle solamente es alguien inocente y muy seria con lo referente a las películas, por eso es tan insistente al hablar.

—… Bueno, eso tenemos, así que si pasa algo ayúdame.

— Ah, um… si es algo que pueda hacer alguien como yo.

— Ara, parece que no tienes confianza, a pesar de que te vez como alguien que hace las cosas como se deben.

— No es así…

Terminé diciéndole mis preocupaciones a Kawasegawa, solo porque creí que me escucharía.

— Que preocupaciones tan aburridas.

Pero eso fue lo que me respondió.

— ¿En serio? Yo estoy muy preocupado.

— ¿Solo estás haciendo tu parte con seriedad verdad? ¿Pero aun así terminaron peleando? Solo tienes que decir con orgullo que no estas equivocado…  si estas indeciso ellos estarán incomodos.

Resopló con un “Fum” mientras se cruzaba de brazos. Es cierto puede que sea como ella dice, pero… pero no tengo la confianza ni la determinación para decirlo.

Gracias a Kawasegawa logré terminar bien la petición en la central de trenes, pero cuando volteé a darle las gracias, ella ya no estaba. Solo me envió un pequeño mensaje ya que acabábamos de intercambiar nuestros números. “Si ocurre algo más puedes preguntarme (emoji de cara enojada)”.

— Kawasegawa ya puede enviar mensajes…

Me sentí un poco feliz por ello.

◆ ◆ ◆

En el atardecer de ese día, terminamos nuestras clases y me dirigí a la sala de investigación de cine para dar mi reporte acerca del permiso de filmación así como informar acerca de nuestro plan de acción.

— Kanou-sensei dentro de poco terminará sus clases así que ¿podrías esperar sentado?

Su onee-san ayudante me recibió al entrar y tomé asiento en un sillón como me lo pidió, debido a que no tenía nada que hacer terminé viendo sin contenerm los alrededores en la habitación.

— Hay muchas cosas…

No había tenido la oportunidad de ver la vez pasada cuando vine a hacer el primer informe, pero ahora que lo veo bien es una habitación con muchas cosas, trofeos y escudos, además de premios apilados por todas partes, también habían algunos rollos de películas en sus latas. La cantidad de videos no era para bromear, eran pocos además de VHS, pero era una montaña como la que no había visto antes. Incluso en la mesa frente a mi habían alineados lo que parecían ser guiones de los estudiantes, también tenía algunas etiquetas para la lectura.

—… ¿Qué te parece, estoy trabajando como se debe verdad?

— ¡Hyaa!

De pronto me habló al oído y terminé saltando de la sorpresa.

— Se, sensei… ¿ya regresó?

— Desde hace rato, pero parecía que estabas muy entretenido viendo la habitación por lo que no quería molestar.

Sensei dejo dos vasos de café sobre la mesa, para después sentarse frente a mí.

— ¿Y? ¿De qué quieres hablar hoy?

Las hermosas piernas que vi recién entrando a la universidad se encontraban cruzadas frente a mí, terminé bajando mi mirada a ellas.

— Si, obtuve el permiso de filmación sin problemas, vengo a informarlo.

Informé acerca del contenido de las escenas además del lugar y más información. Sensei tenía varias preguntas pero ya las había escuchado de parte de Kawasegawa, por lo que no tuve problemas en responder.

— Si hay leves cambios no deberían de decir nada, eres bueno al estar tan preparado.

— Muchas gracias.

Solo hice lo que se tenía que hacer, la verdad no creo que sea algo para alagarse, además estoy preocupado por lo de Tsurayuki que no hay nada que hacerle, todo el tiempo he estado preocupado por ese lado.

— Hashiba, no tienes buena cara, ¿ocurrió algo?

— ¿He?

— Así es ese rol, siempre ocurren uno o dos problemas, si crees que te puedo dar un consejo te puedo escuchar.

Una sincera muestra de amabilidad, o puede ser que solo me haya leído el rostro, también estaba preocupando a Shinoaki, por lo que creo que debo tener cuidado para esconder más mis emociones, pero dejando eso de lado, no es mala idea pedirle consejo a la persona con más experiencia cerca de mí. Ya se lo había dicho a Kawasegawa, por lo que creo que lo tengo más definido en mi corazón.

— Este… estoy dudando un poco de mi trabajo.

— ¿Trabajo? ¿Como?

— El libreto quedo muy bien hecho, pero era muy largo y me preguntaba si estaba bien que la producción lo modificara…

Sensei escuchaba mi explicación con un rostro serio.

— Por más que esté en la posición de producción, tengo bastante miedo que solo termine destrozando en lo que todos trabajaron con esfuerzo.

Y cuando terminé de hablar, asintió.

— Anteriormente te había dicho que el trabajo de producción no era para los que quedaban ¿verdad?

Recuerdo bien eso.

— Si.

— Te enseñaré por qué.

Sensei se puso de pie y tomó un manojo de papeles del escritorio, dejándolos sobre la mesa frente a mí.

— Ah, no leas el contenido, por la privacidad.

— ¿Qué es esto?

— Quejas del productor de otro equipo.

— ¿Quejas?…

— Dice cosas como que nadie escucha lo que dice, como podría hacer para que siguieran sus órdenes, cosas como esas.

Sensei se encogió de hombros mientras suspiraba.

— Por eso, a diferencia de ti, no es que no te escuchen, es que no quieres hacerle daño a su trabajo ¿verdad? Posiblemente aunque hayas intentado convencerlos no hayan salido las cosas bien, y por ello sería que vienes a pedir consejo.

Se rio.

— Eso, para el trabajo del productor es algo muy importante.

Moví la cabeza a los lados.

—… pero no quiero destruir su preciado trabajo.

— ¿Destruir? ¿Por qué? Aún no está hecho, no digas que puedes destruirlo.

Sensei tomó uno de los libretos sobre la mesa y lo presiono contra mi garganta.

— Este es un libreto, está terminado y tiene su forma completa.

Y entonces los regresó de nuevo a la mesa.

—… Pero esta no es la película terminada, a lo mucho solo es una parte de ella, y se necesita más que solo esto.

Llevó la tasa de café y se la tomó de impulso como si fuese agua.

— Tibio…

Dejó el vaso después de fruncir el cejo.

— Solo se pueden decir cosas de la película una vez esté terminada, no es posible destruirlo cuando aún no está terminado, sin ni siquiera poder ver la imagen completa…

— Pero.

— Si te sientes mal por eso, entonces se firme por ellos, has lo que tengas que hacer, ¿eres el que más puede tener una visión completa de la obra verdad? ¿No lo crees así?

— Uu…

En mi cabeza aparecieron las palabras “rendirse” y “compromiso” como sea… se parece un poco a lo que dijo Kawasegawa… o eso creo.

— Hashiba, ¿qué piensas que es el trabajo de producción?

— ¿Qué es?… como lo dijiste en clases, complicado, un dolor en el trasero.

Y al decir eso Sensei comenzó a reír.

— Le queda pero no es así, bueno, solo por la superficie, honestamente es algo bueno para ti.

Después de reír un poco y estar un poco atónita continuó.

— Piénsalo bien, lo más importante en el trabajo de producción es “no rendirse hasta el final”

— ¿No rendirse?…

— Es como te lo acabo de decir, el final es cuando la obra está completa y se muestra al público, el destino está en la valoración de los espectadores, hasta después de terminado, cualquier palabra que se diga después como “los espectadores no comprenden” o “no esperábamos ese incidente” nada de eso tendrá sentido.

Sensei subió la parte superior de su cuerpo.

— Por eso es que mientras se realiza la producción, tienes que hacer toda clase de cosas para pulirlo, si los actores no están hay que ir a atraparlos, si el staff huye entonces lo haces tú, si en la zona de grabación aparece un viejo difícil tienes que tratar con él incluso orar a dios para que deje de llover, como sea, el trabajo del productor hace lo que se tenga que hacer.

— Ah, si

— Si producción se rinde, en ese momento todo se acabará, pero si sigue diciendo “aun lo haremos” entonces nada se acabara, a eso me refiero en decir que es un dolor en el trasero.

Y comenzó a reír

— Me refiero a que las cosas continuaran hasta que esté completamente hecho, producción es la más insistente que los mismos creadores, por lo que la producción es en sí misma un buen creador, no, sin importar el tipo de trabajo, creo que todas las personas involucradas lo son.

—… ¿todas?

Recordé cuando creaba juegos, En comparación con el nombre del escritor y el ilustrador, el nombre del director parecía ser solo un trabajo duro, su nombre aparecía poco, pero aun así sus problemas son mayores. A pesar de que no producía nada por sí mismo hacia las cosas moverse, un papel muy importante, ¿incluso alguien en esa posición? Intenté preguntarle pero Sensei sonrió plácidamente.

—Sí, todas las personas relacionadas son creadores.

Al fondo de su mirada había una llama ardiendo mientras soportaba desesperadamente que no fluyera hacia afuera. Fueron palabras que me salvaron, creí que mi papel era algo pequeño pero estaba sorprendido que tenía un gran papel tras bambalinas. Pero no era solo eso, no se podía estar en la posición de construir algo sin determinación, sin importar quien fallara la obra completa terminaría fallando, no hay nada que no sea necesario, eso fue lo que sensei me enseñó. Y no solo al yo de ahora, creo que incluso al yo de dentro de 10 años.

— ¿Por qué estás tan distraído?

Me dio un pequeño golpe con el dedo en la frente para después volver a sentarse.

— Es todo.

A pesar de que tendría la misma edad que yo la veía bastante adulta, ¿sería por la diferencia en experiencia? No dije nada solo me quedé viendo a mis manos, es cierto, tenía que hacer lo que pudiera, a partir de ahora no había nada más que eso. O al menos era mejor que simplemente seguir quejándome.

—… Muchas gracias.

— Si, esfuérzate.

Habiendo terminado nuestra conversación, Sensei me hizo una seña con la mano para que me retirara y asentí.

— Con permiso… ah.

Cuando me puse de pie sin querer terminé derribando la montaña de cintas de video que había en una orilla de la mesa.

— ¡ah, lo, lo siento!

— Ah, no te preocupes, tenía que verlas dentro de poco, pero no tenía tiempo.

Sensei comenzó a apilar de nuevo las cintas y las dejó en una caja que decía “ver de inmediato”

—… ¿qué es eso?

— Son películas independientes de un festival de cine, son los candidatos, serán unos 20, tengo que enviar una valoración y a los elegidos para pasado mañana.

Realmente no sé cuánto tiempo sea de una sola cinta pero sin duda alguna requeriría una gran cantidad de tiempo.

— Parece duro…

— Además del trabajo de la escuela, también trabajo en premios por escenarios y preparaciones para festivales de películas, ah, también algunas novelas y escenarios de juegos, tengo tanto que hacer que es un caos.

Sensei comenzó a reír.

— Además, también estoy creando el mío por lo ya no entiendo nada.

Ni siquiera puedo imaginarlo pero es un trabajo para envidiar.

— ¿Por qué haces tanto trabajo? Solo con ser maestra no deberías de tener problemas…

Fue una pregunta inocente, realmente desconozco cuando sea lo que gane una maestra de universidad o una ayudante, pero creo que no debería de tener problemas para vivir por su cuenta. Además si es la maestra del departamento de cine, entiendo que trabaje como directora de películas, pero no creo que tenga que estar tan relacionado con las novelas o videojuegos, no importa como lo vea, su campo es demasiado grande.

— Sabes Hashiba.

Pero bueno, lo más probable es que me diga algo como que le gusta el trabajo, curiosidad o algo por el estilo… o eso creo.

— Viajé en el tiempo desde el mundo de dentro de 10 años.

… ¿He? Me quedé con los ojos abiertos, sorprendido, naturalmente no pude articular palabra, Si esta fuese alguna clase de historia, sensei explicaría todos los sucesos y terminaría volviendo a viajar en el tiempo… ¿o podría también regresarme al mundo de dentro de diez años? Comenzaron a aparecer toda clase de ideas por mi cabeza. Estaba tan centrado en ello que se me olvidó respirar.

— Ah, este…

Solo pude decir eso intentando sacar alguna palabra de dentro de mi garganta.

— Oye, oye, ¿qué pasa con esa cara? claro que es una mentira.

Sensei se me quedó viendo con una sonrisa amarga mientras parecía estar atónita

— A…jaja… es cierto.

— Lo que quiero decir es que tengas esa determinación para actuar.

Ah, ya veo, ahora que lo pienso me llegó hace mucho un SNS de auto iluminación como ese.

— Dentro de diez años, a pesar de que no logré crear nada bueno solo me la  pasé hablando mal de las creaciones de los demás, por lo que solo era una maestra de mierda, cuando me di cuenta de eso estaba fuertemente arrepentida, cuando de pronto terminé siendo traída 10 años al pasado por una fuerza misteriosa, y es por eso que ahora estoy haciendo esto.

Sensei se sirvió una segunda taza de café haciendo que un buen aroma se extendiera por la habitación.

— Puede ser algo infantil, pero sorprendentemente funciona, bueno, puedes ser sincero y reír.

Sensei estaba un poco avergonzada mientras lo decía. Pero no había manera de que me riera de eso.

—… Entiendo eso.

— Ya veo, creí que no lo entenderías porque eres joven, 

Y sensei comenzó a reír como si fuese inesperado. Sensei, no es eso, ya había hecho la obra que es mi vida, pero tuve la buena suerte que se en diera la oportunidad de hacer un “Remake” pero si esto sí que así mi remake solo terminará como una obra cualquiera… pero… no dejaré que eso ocurra.

— Puedes venir cuando quieras.

Al decir eso me extendió su mano que tomé con mis dos manos firmemente,  y me puse de pie.

En ese lugar me juré no volver a dejar ir ninguna oportunidad frente a mí.

◆ ◆ ◆

Después de salir de la sala de investigación, con cada paso que daba sentía como si mi corazón rechinara, el sonido dolía, con cada uno de los latidos acelerados de mi corazón. ¿Qué era lo que no tenía hace diez años? No importa cuánto regrese, al final de cuentas el tiempo es limitado, a pesar de que era algo evidente no podía entenderlo.

— Lo haré ahora, en este instante.

Si el ahora se convierte en mañana, puede que ese mañana se convierta en una eternidad. Solo ahora, solo ahora tengo la oportunidad de hacer algo. Llevé mis pasos con naturalidad a la casa.

— ¡Tsurayuki!

— ¡Waa! ¿¡Qué sucede Kyouya!? ¡Me asustaste!

Inmediatamente después de llegar toqué a la puerta de la habitación de Tsurayuki, apenas salió y lo primero que hice fue bajar la cabeza.

— ¡Siento haber jugado así con el guion que hiciste!

— ¿Qué te sucede tan de pronto?…

Sostuve la mano de Tsurayuki quien estaba atónito.

— ¿Tienes tiempo?

— Si pero… ¡Ah! ¡E, espera!

Sin soltar su mano lo llevé a la sala de estar.

— ¿He? ¿Qué pasa?

— ¿Kyouya-kun sucedió algo?

Nanako y Tsurayuki también se percataron de mi voz y se acercaron a la sala de estar.

— Me gustaría volver a hacer de nuevo el encuentro de la vez anterior.

 Todos se quedaron viendo entre sí.

— Me gustaría hablar como es debido.

Dije claramente lo que quería decir sin ningún rodeo, y después de un leve silencio.

— ¿Qué quieres a estas alturas?

Tsurayuki alejó su mano y me dio la espalda.

— Haz lo que quieras, ¿ya te lo había dejado verdad?

— ¡No es eso!

Hice que Tsurayuki se diera la vuelta.

— ¿¡Que cosa!?

— Yo también estaba equivocado… aun ni siquiera hemos comenzado.

Tsurayuki se me quedó viendo fijamente emitiendo una extraña presión.

— Aun no hemos grabado nada, podemos arreglarlo cuantas veces sean necesarias, incluso hablarlo las veces que se necesiten, pero aun así…

De seguro pensaban que yo era molesto, pero si me escuchó, no tendré la verguiza siquiera de decir que creamos algo.

— Lo siento, era como lo dijiste.

Bajé la cabeza.

— Si vamos a hacer algo hagámoslo bien, podemos dejar la valoración para después.

Y levanté la cabeza.

— Por eso hablemos hasta el mismo final, hasta que estemos convencidos…

La expresión de Tsurayuki cambió a ser de sorpresa, Nanako tenía una sonrisa amarga como si no hubiera nada que hacerle y Shinoaki estaba intentando esconder su emoción.

—… No tienes remedio… está bien, te ayudaré

Vi que dudó un poco, pero Tsurayuki terminó sonriendo pegándome ligeramente en los hombros.

— ¡Ah! Entonces le pediré a alguien que me cambie el turno…

Nanako tomó asiento.

— Kyouya-kun.

— ¿Nn…?

— Que bueno.

Shinoaki levantó el pulgar con una sonrisa para después tomar asiento.

— Gracias… entonces ¡comencemos!

Deje el guion y las imágenes que tenía conmigo sobre la mesa. 

Fuera de la ventana soplaba un viento fuerte, no había muchas flores, parecía que la estación terminaba junto con los pétalos de sakura, las hojas verdes de los árboles se balanceaban, anunciando que dentro de poco llegaría el verano.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!