Dejando de lado el resultado, tengo cierto conocimiento desde que he pasado cinco años escribiendo novelas ligeras. Si sobrepasa el punto de no retorno en una etapa temprana, en la etapa media tiene que suceder algo divertido. 

Es decir, si se viera a una senpai desnuda durante una cita, la chica nombrada amiga de la infancia tocaría el secreto del mundo, debería de suceder un evento excitante y emocionante como ese. Aunque claro la realidad no tiene esperanza, la sociedad no tiene piedad.

Para empezar no hay muchas oportunidades para encontrar la felicidad. 

Dejé la comida que cociné en un día de descanso y me mantuve sin poner un pie fuera de casa y como me la paso trabajando todo el día hasta la noche, al menos me gustaría hacer algo de trabajo en casa.

Paso desde la mañana hasta la noche frente al ordenador, mientras me la paso escribiendo mi manuscrito, bueno, aunque escriba realmente no se me ocurre mucho, además de que de todas formas tengo que proteger las fechas de entrega para los estudiantes.

—… Haa.

Es duro.

Afortunadamente tengo tiempo para corregir mi borrador, lo de la escuela es antes de verano por lo que lo puedo dejar para otro día de descanso. Ese importante día de descanso….  En esta ocasión se espera sea el miércoles… así que toca encerrarse para realizar trabajo en la computadora.

¿Por qué estoy trabajando así? En ocasiones pienso en eso, pero no soy un escritor muy veloz. Hay muchos trabajos en el mundo, así que si mi objetivo fuese solo conseguir dinero, teniendo dos pilares como ingresos, no debería de ser muy eficiente el uso del tiempo al hacer un libro malo…

El motivo por el que apunté a ganar el premio de escritor ya lo olvide hace mucho, hice lo que pude, pero puede que desde un principio no haya estado muy apasionado. Pasar el tiempo con la cabeza vacía mientras termino con los deberes del día, esa es mi vida.

— Ha…

Suspiré mientras me encontraba en mi habitación golpeando el teclado. Voltee a ver un papel sobre la mesa mientras tenía un palillo de verdura en la boca. En ese papel estaba claramente escrito el número de teléfono de Seika. Le habia regresado su celular, y al final terminó dejándome el papel a la fuerza.

“Te esperaré” eso fue lo último que me dijo.

— Si tienes ganas llámame cuando quieras, no importa el momento, está bien, podemos vernos donde sea, ya sea en un café, en el parque, en la biblioteca… incluso en la casa de sensei.

Parecía que estaba siendo amable conmigo, pero terminé frunciendo las cejas. Tenía una sonrisa un tanto cobarde, era como un gato abandonado que no sabía cómo regresar a casa. Si fuese el protagonista de una de mis novelas, de seguro le llamaría una o dos veces, puede que incluso la acompañaría hasta su habitación.

“Chica de secundaria con clases privadas nocturnas”

Puede que cualquier persona lo tome como algo romántico, puedo entenderlo, algo como eso podría ser como un sueño hecho realidad para algunos… pero solo en los dramas antiguos. .

Pero al final no tengo ganas de llamarla. Después de eso vi a Seika en varias ocasiones, antes de clases, en la entrada de la escuela, cuando estaba por allí de pie distraída, en los descansos entre las clases, cuando se lavaba las manos cerca de las escaleras de los de primaria, después de clases, en un rincón en el salón de preguntas.

— ¿Quieres que responda sus preguntas?

Le pregunte a Dogenji.

—…no…

Movió la cabeza levemente hacia los lados. .

La vi en la entrada rumbo a casa, pero nadie le hablaba, solo se mantenía esperando

—…

En ocasiones nuestras miradas se encontraban, pero no le dije nada.

—…

Seika también se mantenía callada viendo hacia abajo. Las cosas se repetían hasta que transcurrio una semana.

📖  📖  📖

Eso tenemos, pasamos el tiempo sin que sucediera ningún evento. Después del trabajo solo le seguía más trabajo. El trabajo divertido de maestro comenzaba. El trabajo como maestro de japonés, siempre siente un tiempo libre.

— Lean el texto a partir de ahora y por 20 minutos, lean hasta la sección dos, si terminan pueden avanzar, pero revísenlo, si tienen un error por descuido se tomara como 0 puntos.

Tiempo libre… es el tiempo en el que los estudiantes leen un texto largo y resuelven algunos problemas en base a la comprensión de este. En comparación con otras materias, hay muchas preguntas de textos, por eso es que el tiempo en que se pasan los estudiantes resolviendo preguntas es largo, si dicen que los profesores de sociales se las pasan todo el tiempo en el pizarrón, el tiempo el profesor de japonés en este es más bien corto, un ladrón de sueldo. Bueno, eso solo es una broma entre compañeros.

Antes de comenzar con la resolución de los problemas en clases, siempre hay una prueba de Kanji y de gramática, mientras que los estudiantes están en silencio leyendo los reviso, y se los entrego antes de terminar las clases para que se lleven tarea de revisión sobre los comentarios que les pongo. Reviso el avance de los problemas, y además de eso no hay mucho más que hacer.

Sin importar el maestro, sin importar la materia, siempre se está ocupado durante las clases. Yo siempre tengo conmigo una gran cantidad de apuntes. Nunca hay nada de tiempo para relajarse…

—…

Pude ver una sombra en la ventana que se encuentra cerca de la puerta trasera del aula. Observaba dentro del salón de clases con una mirada apasionada, se dirigió hacia mí, y me hizo señales con la mano en varias ocasiones. Era un gesto indicándome que saliera al pasillo.

Ah,… parece que hoy tendré una sonriente y divertida conversación el jefe.

📖  📖  📖

La temperatura fuera de las clases es muchas veces más baja. La temperatura de varias decenas de niños se encuentran dentro de los salones de clases, y ahora el pasillo es bastante frio. También las voces que puedo escuchar desde otras clases, se escuchan muy lejanas, es como si hubiese descendido en un planeta diferente. Y en el centro de ese mundo frio.,,

— ¡Tenjin-sensei! ¡En verdad estoy conmovido!

Allí se encontraba un hombre quien pedía tomar mi mano inconscientemente. Tenía un cabello cortó y bien arreglado, cejas gruesas que muestran fuerte determinación, agregándole un cuerpo binen entrenado, gracias a eso lo confunden mucho como algún maestro de educación física universitario, además es mayor que yo, aunque no lo parece.

— ¡El día de hoy los alumnos tampoco tienen ni una conversación innecesaria! ¡Administrando el salón de clases en los que todos están fuertemente concentrados!  ¡Tienes la venda puesta en la frente! ¡Claramente llevadas a cabo las habilidades de un súper trabajador! 

—Ha…

Ese hombre de cuerpo deportivo y sangre caliente, es el presidente Kinokuni. Es el hombre quien tiene el rol más grande de la escuela en Choufu. Por cierto, la venda de la frente es un artículo de moda, es del tipo que se usan en las temporadas de exámenes dentro de TAX pero el único que usa algo como eso en todo momento es el presidente Kinokuni.

— ¡La semana pasada fue toda una tormenta con las entrevistas con los padres! ¡Logramos mostrar lo apasionados que son los niños estudiando! ¡Solo de escucharte mis lágrimas salieron!

— Ha…

— ¡Hablando solo entre nosotros, la cede principal, Nihonbashi, subió nuestra valoración! ¡TAX es la elite, están orgullosos de Choufu!

— Ha…

— ¡Y estaba pensando! ¡Tenjin-sensei es un gran miembro en Choufu! ¡Es un tesoro tener los lazos entre compañeros!

— Ha…

Su mirada ardía, levantó su puño cerrado mientras hablaba imbuyendo fuerza en su voz. Es como si no supiera nada del ambiente frio en el pasillo, emitiendo un calor como el sol lejano.

— ¡Por eso es que tenemos tan buena valoración de la sede en tan poco tiempo!

— Ha…

— ¡Es cierto puede que sea un problema las preocupaciones de los estudiantes, pero eso es lo que sucede en momento en que obtienen bendiciones! Nuestro deber es dejar la llama encendida en el mundo en la escuela Choufu.

— Ha…

— ¡Hagamos una contramedida de inmediato! ¡Hagamos una junta para pensar en una estrategia entre todos! ¡Avancemos lavando los problemas que surjan en la escuela Choufu!

Y ya volvió a comenzar. Como resultado de sus ilusiones siempre termina haciendo una junta, eso es uno de los motivos por los que los maestros aquí somos los súper desafortunados, parece que no va a ser para mañana sino que lo pedirá tal vez en el descanso de hoy mismo.

— ¡Lo entiendo!

— ¿Ha?

— ¡Entiendo bien cómo se siente Tenjin-sensei, lo entiendo muy bien!

El presidente Kinokuni frunció las cejas, golpeándome ligeramente en los hombros.

— ¡No tiene sentido solo darles problemas, un gran trabajo también necesitan un gran descanso! Solo haciendo juntas innecesarias hará que todos se cansen ¿¡verdad!?

— ¿Oh?

— Es decir, no puedo dejarles todo el peso solo a los maestros, ¡a eso me refiero!

— Oh ¿¡oh!?

— ¡En la siguiente junta también haremos que asistan los maestros a tiempo parcial! ¡Hablemos de por qué es que hay tantas juntas innecesarias! ¡Una gran estrategia en la junta de los maestros de la escuela de Choufu! ¡Esto será interesante! ¡Lo espero con ansias!

—…Oh

¡No entiende nada!… ¿¡eres el asesino del pasillo!? Entre las escuelas del Jirai somos de los más rumorados, no hay necesidad de pensar por culpa de quien estoy perdiendo calor, esta persona es de la peor clase de superiores que podría tener.

Pero… bueno… no importa. Me quedé en silencio y revisé el reloj de mi muñeca, ese reloj análogo que gira por el mismo lugar, mostrando lo que estoy pidiendo. Creo que ya va siendo hora de que regrese a la clase, en serio… eso da igual. 

Que alguien destroce la escuela Choufu para que desaparezca, me da igual, solo avanzo realizando las cosas que tengo que hacer, sin pensar nada, solo viviendo sin involucrarme en nada.

— Los maestros que participaran en la junta para la gran estrategia, después de todo tienen que ser personas superiores.

— Ha…

— Por supuesto, es un factor muy importante conocer cuanta pasión tienen en las clases.

— Ha…

— ¡En los exámenes previos a las clases y la repartición de clases tomando en cuenta sus calificaciones, tienen que ser de manera en que los tutores estén satisfechos con ello!

— Ha…

— Además Tenjin-sensei, ¿cree poder tener todo listo antes del lunes de la próxima semana?

— Ha…. ¿¡Ha!?

¿Que acaba de decir?

— ¡No pude esperar a la junta, por eso es que tenía que llegar corriendo aquí! ¡Por lo que he visto eres de los mejores profesores Tenjin-sensei, es una labor adecuada acorde de tu valoración!

—… No, ¿pero eso para inicios de semana verdad?

— Está bien podrás hacerlo.

¡Claro que no!

— ¡Primero intentémoslo! ¡Hagamos lo que tengamos que hacer!

No haré nada.

— ¡Si es Tenjin-sensei de seguro podrá hacerlo! Creo en ti.

No puedo hacerlo.

— Más que poder o no poder, debería de organizarlo de manera de que se pueda, es uno de los trabajos del manejo de los subordinados.

— Pero hoy es ya es jueves, las clases normales, las preparaciones de los exámenes y sus puntuaciones, algo así sería…

—Um, entendido, Tengo una idea genial.

El presidente Kinokuni levantó un dedo.

— ¡Hagamos que Tenjin-sensei no de clases mañana!

— ¿Ha?

— ¡En cambio yo daré tu clase! Tenjin-sensei, ¡podrás tener mucho tiempo en la sala de maestros, ¡esta estrategia es perfecta!

— Presidente, mañana, el viernes no hay clases…

— ¡Justo estaba pensando que descansamos demasiado! Después de todo solo un día de descanso es…

— No, no, no, no, no…

¿Qué demonios está pensando este humano nacido en el planeta de sangre caliente? ¿¡Te tomaras un descanso mientras dejas a tus subordinados trabajando sin tomarse un respiro!?

— Oya, ¿esta estrategia no sirve? ¿En qué parte no sirve?

— ¿Como que en que parte? Todo, Las clases son más importantes.

— Que extraño.

Kinokuni inclinó la cabeza mientras me mirada con sospecha.

— Tenjin-sensei, no creí que fueras de los que eligieran el trabajo.

—… ¿He?

— Es que Tenjin-sensei…te gusta hacer todo el trabajo que se te pide tal y como se te pide ¿verdad?

—…

No pude responder de inmediato. Ese hombre de sangre caliente parece que tiene buena vista.

— Incluso en las clases con los niños, o el trabajo como administración de maestro, ambos son trabajo ¿verdad?, con el mismo pago, el mismo tiempo, ¿es igual verdad? ¿Me equivoco?

Puso su mano contra el muro a un lado de mi rostro, esa actitud intentando ponerme más presión, esos ojos ardientes como un sol se me quedaban viendo fijamente.

—……….No……

Me vi reflejado en sus ojos, era como si estuviera encerrado en una pequeña estrella.

— Entonces tenemos eso, ¿está bien verdad? ¡Yo daré las clases mientras que Tenjin-sensei hará el trabajo de administración! ¡Puede que para ambos sea algo difícil, pero ambos son trabajos importantes! ¡Hagámoslo con todo hasta la muerte! ¡Esforcémonos y muramos juntos! ¡Let´s go! 

Me jaló de la corbata y prácticamente me respiró al oído, podía escuchar hasta los latidos de ese sol a corta distancia. No tenía ningún lugar al que huir.

—…

Cuando de pronto salió del salón una estudiante, se trataba de Maimaki Hirari. Su mirada se posó sobre el presidente teniéndome contra la pared, ¿Qué es lo que pensaría un niño normal?

—…¿…?

Esa estudiante puso el freno y no se movía para nada, inclinó la cabeza y sin dudar, se dirigió directo a nosotros sin desviarse, y por supuesto, vino el impacto.

— ¿…? ¿…? ¿…?

Parpadeó como si fuese extraño, sus pies y manos seguían intentando moverse. Viéndolos desde un lado, parecía que Hirari se dirigía al baño de chicas, es cierto, quería caminar directamente hacia allí, pero nosotros estábamos en su camino, como decirlo, lo siento.

— Ugg…

Escuché una voz desde mi lado. Parece que había chocado en su brazo derecho, creo que cuando estaba como estudiante jugaba rugby, futbol americano o algo así, su constitución corporal era firme, pero esa era una de las debilidades del invencible sol. 

¡Genial Hirari, derríbalo así, asesínalo!

— Auch, espera, ¡oye!

La espada tesoro de una familia, la voz de poder en un instante cambió a un grito de ira.

— Ah, um, Maimaki-san, ya veo, um…

Retrocedió un paso sin decir nada. Como resultado de percatarse de quien se trataba, se enteró que no importa lo que le dijera, no tendría efecto sobre ella, puede que ella sea a respuesta perfecta a situación en la que estábamos. 

Quiero convertirla en mi discípula. Comenzó a pasar entre el espacio que se había creado entre nosotros.

—…re…

Hirari-senpai se dirigía al lavamanos.

— Ga, esa chica a pesar de ser así tiene calificaciones sorprendentes… que extraña…

Parece que el hombre de sangre caliente perdió la emocnión, comenzó a caminar después de acariciarse la mejilla.

— ¡Saa, clases, clases! ¡Será mejor que comience a resolver los problemas de los chicos más rápidos!

Justo como lo dije, y parece que el presidente esperaba una clase de otro año, lo de ladrón de sueldo es una broma, pero en su caso claramente no puedo negarlo.

— ¿Nn? Tenjin-sensei, ¿dijo algo?

—… No, nada.

Pero aun así, las clases de japonés que imparte Kinokuni-sensei en definitiva aumentan el rendimiento, no sé qué tanta presión termine dándoles, pero los resultados son los resultados. Como persona es de lo peor, pero como maestro es de lo mejor. De ser posible no lo me gustaría verlo fuera del trabajo, me gustaría que viajara lo más rápido posible a su propio mundo.

— Entonces hablaremos el día de mañana acerca de este asunto, ¡Podemos hacerlo!

— No, no podemos…

¿El tiempo límite se acorto verdad?

📖  📖  📖

En cuanto la figura del presidente desapareció por completo Hirari salió del baño.

—…

Inclinó la cabeza mientras se me quedaba viendo ya que me había quedado de pie en el lugar.

— Les dije que fueran al baño antes de las clases ¿verdad?

Al menos le hice ese comentario, normalmente le pondría más énfasis pero perdonémosla por hoy, gracias a ella se interrumpió la conversación, si la cosa hubiera seguido seguramente se hubiera convertido en una pelea a muerte.

—…

Hirari no dijo nada, solo se quedó de pie en ese lugar, volteó a ver al lugar por el cual se había retirado el presidente.

— ¿Que sucede Hirari?

Cuando intenté hablarle solo se me quedo viendo y movió la cabeza hacia los lados.

—… ¿…?

Parece que quiere preguntar algo, Cualquier maestro veterano podría darse una idea de las intenciones de sus alumnos, pero desafortunadamente no es mi caso.

— Esta bien, gracias, siento haberte preocupado.

No sé qué es lo que ella quiere decirme, pero al menos cree con ella un sistema en el que le digo lo que quiero decirle.

—…no…

— No estábamos peleando, solo estábamos hablando de trabajo.

—… na…

— Ah, el presidente y yo siempre somos así, en cierto sentido nos llevamos bien.

—… mo…

— sí, podrías decirlo así.

—… ho…

— Es cierto, es cierto… lo siento… la verdad no es que no te entiendo.

Ese sistema en el que solo digo lo que quiero decir normalmente termina con errores.

— Por cierto Hirari, ¿tienes tu pañuelo?

—…

— Ya veo, si no te interesan no caminas con ellos encima, pero todos usan la perilla de la puerta, no deberías tocarla con las manos mojadas.

—…

La mano de Hirari que se dirigía a la perilla de la puerta del salón de clases se detuvo. Se mantuvo así, inexpresiva, como si no fuese a moverse por toda la eternidad, es bueno ser honesta, pero ser demasiado honesta no lo es tanto.

Saqué unos pañuelos del bolsillo de mi saco y comencé a secar sus manos húmedas, ¿de qué manera se lavó las manos? Incluso su cabello estaba mojado, cundo le quite algunas pequeñas gotas de su cabello parecía como si le estuviera acariciando el rostro. Ella es del tipo que no se preocupa por su cabello, pero esa sensación, su cabello era liso y pude sentir la temperatura desde su cabeza.

 — Con esto tenemos el problema resuelto, regresemos.

—…

— ¿Tu cabello ya está bastante seco verdad? ¿Estas satisfecha cierto?

Movió su cabeza restregándola con la palma de mi mano, y se detuvo lentamente. Hirari abrió los ojos y se me quedó viendo muy placenteramente. 

—… Satisfecha…

— ¿Oh?

— Sensei, gracias, me gusta.

—…oh.

Por fin dijo palabras con significado, tiene alto nivel de realismo.

Después de ponerme de pie listo para regresar al salón de clases Inari Rin volteó por completo en su silla. Tenía ambas manos en sus mejillas mientras me veía fijamente.

— ¿Qué sucede? ¿Ya terminaste con todos los problemas?

—… ¿Nn?

— Bueno, regresemos, tengo que revisarlos.

— Solo a Hirari-chan… ¡Que injusto!

Sus mejillas se inflaron y se tiñeron de un color rojizo como si fueran manzanas, ¿tendrá algún resfriado? ¿Por qué? Bueno, no es como si no entendiera lo que intenta decir, pero, es por una chica que es un poco libre.

— No lo entiendo muy bien pero, Inari eres muy positiva.

Y al final terminé usando el sistema de decir lo que quiero decir.

—… Ha, sensei

— ¿Que sucede?

— ¡Rin irá al lavamanos, me mojaré mucho y regreso!

—… No.

— A, pero, tengo… ¡pero realmente no tengo! Así que…

— Te acabo de decir que no, ¿no entendiste? no es no, comenzaré a entregar los resultados.

— B… ¡Buu!

Parece que Rin también tiene el sistema de decir todo lo que quiere, no podemos tener una conversación efectiva.

📖  📖  📖

Estaba pensando durante las clases.

“Es que Tenjin-sensei…te gusta hacer todo el trabajo que se te pide tal y como se te pide ¿verdad?”

Exactamente, ¿entonces por qué no quiero que el presidente haga mi trabajo? Debería de ser el mismo trabajo, ¿pero entonces por qué dudé? Estando de pie frente al pizarrón volteé a ver a la clase, varios ojos se me quedaban viendo hacia arriba, esperando a que dijera algo.

—… Ya veo, parece que los personajes mienten de manera inconsciente…

Hoy incluso Ryou estaba poniendo atención, continué explicando sin comentarios innecesarios, pero bueno, puede que este así porque la chica que le gusta lo ignora durante la clase.

— Este… lo que está escrito, que alguien, la verdad…

Ahora es Rin quien en este momento tenía las mejillas infladas, movía ocupada la mirada de arriba abajo escribiendo lo que está en el pisaron en su libreta.

—… fu fu…

Hirari volteaba hacia aquí con extrañeza mientras movía su rostro, su cabello ya seco se mecía frente a sus mejillas como acariciándola. Ryou, Rin, Hirari, y todos los chicos que están sentados frente a mí, a todos ellos les hacía saber el conocimiento y habilidades que había pulido por mi propia cuenta. Ese es el trabajo de un maestro. 

No importa el motivo que tuviera en el pasado, o el motivo que hubiera perdido, por más que piense que puedo renunciar en cualquier momento, por más frio que sea, aun así,… yo… parece que quiero continuar como maestro.

—… ha.

Dejé salir un suspiro en medio de la explicación, incluso yo mismo podría reírme de ello, el leer los sentimientos de los personajes aquí descritos tienen una dificultad mínima, si los pusiera en un examen serian de los más fáciles de resolver. 

¿Desde cuándo comenzó a sentirse así este trabajo? ¿Tal vez por estar albergando fantasías inútiles?

No lo sé, no lo sé pero…

📖  📖  📖

Terminé con el acompañamiento después de clases y me dirigí al salón de preguntas.

—… Tenjin-sensei…

Hoy como siempre Seika me esperaba en una esquina del salón de clases, parecía estar nerviosa como si hace mucho no hubiese venido, como si temiera algo, estaba parpadeando ligeramente. Me le quedé viendo y suspiré.

— Escucha Seika.

—.. Si.

La mirada frente a mí no ha cambiado de cuando era estudiante de quinto año, por más que lo diga, solo es una pequeña niña como siempre. Por eso es que…

— Solo en el salón de preguntas, si es aquí, puedo enseñarte.

Acepté aquel “favor” no comprendo bien mis propios sentimientos, pero mientras que haya una pequeña niña a la que deba enseñar frente a mí, solo debo enseñarle dentro de lo que pueda. Al final, ese es mi trabajo.

—… Se… ¡Sensei!

Parece que Seika entendió a que me refería. Subió y bajo la barbilla varias veces como si contuviera toda clase de emociones.

— En serio… ¿en serio está bien?

—… Si

Sería una molestia tener que verla afuera de la escuela, pero puedo hacer algo si está dentro del entorno de mi trabajo. Si me veo aquí con Tsutsukakushi Seika no debería de ser nada extraño.

— Estoy feliz… que felicidad… yo… yo… ¿qué debería decir?…

Seika se cubrió el rostro con ambas manos y su voz estaba temblando. Sus hombros temblaban como si estuviera a punto de llorar en cualquier momento.

— En serio muchas gracias, que fácil

—  ¿Ha?

— Sensei, lo engañé sabiendo que llegaría a decir eso.

Me veía con sus ojos como gato por las pequeñas aberturas entre sus dedos…esta maldita… no lloró ni por un microsegundo, solo se me quedaba viendo con una risa burlona.

— Creo que regresaré a casa después de todo, estoy cansado.

— ¡Es mentira, broma, solo quise mostrar algo de cercanía!

Me había dado la vuelta pero me jaló por el brazo derecho e hizo que me diera la vuelta a la fuerza.

— Cuando pensé que mi amado sensei me guiaría, sin querer terminé diciendo cosas extrañas, por favor, perdóname, te lo pido de corazón.

—… No habrá una segunda vez.

— ¡Si, sensei, seré una muy buena estudiante! ¡Yei yei oh!

— ¿Qué fue eso?

— Hehehe, una señal para llenarme de energías.

Tenía una mano en mi brazo mientras que con la otra cerró su pequeño puño y lo alzó hacia el aire con una linda pose, me gustaría que dejara de hacer ambas cosas.

— ¡Pero en verdad estoy feliz! ¡Yei yei oh!

— No enrolles la lengua así.

— Sensei, sus ojos están podridos como u pez de rio.

Al verla con una mirada lejana,  parecía  como una doncella viendo a la ventana pero en verdad era un maldito demonio… apesar de que sea yo quien lo diga no lo sé muy bien… por cierto, que Seika que siempre está tranquila, haga eso sería para que los adultos la consientan.

— Este… ¿chicos?

Quien quedaba en el salón de preguntas extra Dougenji, y se nos quedaba viendo, tenía una expresión extraña… esto es malo.

— Perdón, perdón, había algo que quería preguntarles a Tenjin-sensei y a Tsutsukakushi-san, ¿desde cuándo se llevan tan bien?

— No creo que sea así.

— ¡No puedes decir que no sea así! De entre todos, que ese maestro ídolo, que de entre todos los estudiantes sea cercano a solo una chica…

Dougenji nos señaló, y Seika se llevó la mano a la boca con un “ara”

— ¿Estoy acaparando al hombre? Qué problema.

— El que tiene problemas soy yo.

— Sensei, moo, eres un hombre adulto malo… fu, fu, fu.

Después de decir eso se aferró más fuerte a mi brazo.

— Maa.

Dougenji casi gritaba, claramente estaba malinterpretando algo, pero esto es casi lo mismo que un gato jugando con un ratón.

— Ya basta con las excusas, Tenjin-sensei… ¡me traicionaste, me has traicionado!

— ¿Como que traicionado? Dougenji sensei… sus ojos dan miedo.

— Para mí pareces un Yanki pero… pero… te deje entrar en mi oasis… ¡pensé que eras un amigo caballeroso! ¡Eso creí pero…! ¡Waaa!

Dougenji se llevó las manos al rostró y salió corriendo del aula… esta persona en verdad que hace que me canse…

📖  📖  📖

Cerré la puerta y suspiré.

— No te burles demasiado de las personas, no todos van a aceptarte.

— Si, sensei, entonces solo me burlaré con Tenjin-sensei ¿verdad?

—… ¿Estás escuchando lo que te digo?

— Por supuesto te estoy escuchando, por eso fue que llegué a esta conclusión.

—… Ya veo…

Me rendí y tomé asiento frente a ella. Como sea, estamos en uno de los salones en la escuela de Choufu, no hay nadie además de nosotros, el mejor ambiente para una tutoría.

— Este… ¿por dónde empezamos?…

— Sensei, ya investigué algunas formas de tutoría para este caso.

Seika comenzó a alinear varias hojas sueltas sobre su escritorio, algunos con gráficas, parece alguna clase de imágenes tomadas de estadísticas.

—  Géneros, tutorías, primero dependerá del conocimiento y poder de sensei.

— Bueno, es cierto.

— Vea las novelas que he escrito hasta ahora, después de eso hagamos una estrategia de tutoría, creo que así tomará forma.

— Nn, está bien.

— Que bueno, la verdad es que traía conmigo varias sugerencias, si gustas por favor comencemos con esta lectura.

Comenzaba avanzando con lo suyo, como era de esperarse del tercer lugar a nivel nacional, sus peticiones son diferentes, pero todo esto estaba dentro de lo estimado… ¿ella en verdad necesita una tutoría? Bueno, llegué a pensar en eso, pero a estas alturas no es como si desconociera la manera en que se tiene que escribir una novela, soy de los tipos que quieren escribir muchas cosas ¿pero hay algo que pueda enseñarle?

… ¿No será que al final de cuentas solo se está burlando? Tomé la libreta mientras albergaba eso en una de las esquinas de mi mente.

— ¿Ya escribiste un manuscrito?

— Así es, tomé una pluma como es debido y me puse a escribir, las letras albergan el alma.

Seika dejo una libreta gruesa sobre el escritorio, y dijo eso con ligereza.

¿Con que albergan el alma he? Desde que nací nunca había dicho eso, Comencé a leer mientras la estudiante modelo se me quedaba viendo.

📖  📖  📖

El banquete azul.

Autor: Seika Azuki.

Prologo: La noche antes de la gran guerra

Un aguacero caía sin ser consiente del tiempo, una densa neblina se cierne sobre una hoguera en el planeta de Konstanz. El Sacro Imperio de Nikaia atraviesa las Montañas de Gracia en Karupachia del Sur y su camino se desvía de la antigua Carretera Marqués de Sinaia llevando en la espalda de su pico de adoración de una montaña empinada y se extiende con una melena de serpiente. 

Una hembra de Percheron corre sola por esa montaña como melena de serpiente. Con ella se encuentran Montados en sus caballos la tribu Tobit, que se dice que es el primer asiento de los famosos Caballeros Teutónicos y la fuerza impulsora detrás del final de la segunda agitación de Sahaquiel. 

El Príncipe de lo Alto, es decir, Jagismund, también conocido como Zigmondya Godai. Los seis héroes de Topito, promocionados como valientes y distantes, han perdido su color normal. Solo el odio de Judas samurái llega a sus ojos. El momento es durante la luna del fuego, en 789 del calendario Hoshikai. Sin embargo, en la posteridad se recuerda como el año de la desaparición de la corona del gran emperador Alejandro o el estallido de Islafield llamándose así y la “Luna de la maldición de Zero”. 

¡Canten y bailen! ¡Yaa! ¡Canten y bailen! ¡Yaa! ¡Canten y bailen!

¡Bailen y fluyan! ¡Faa! ¡Canten y fluyan! ¡Faa! ¡Canten y fluyan!

¡Dispérsense! ¡Toa! ¡Dispérsense! ¡Toa! ¡Dispérsense! ¡Toa!

📖  📖  📖

¿Qué    demonios    fue    eso?

No le entiendo nada, más que no entenderlo, le entiendo pero no le entiendo, no, no le entiendo, ¡No le entiendo! 

No puedo ver ni una sola de las líneas que se deslizan frente a mis ojos. Aun diciendo que me gustan los escritos, ¡esto es completamente diferente! Es eso, ella es una de las que no pueden juzgar lo que ellos mismos escriben, esto es malo, bastante malo,…

Me llevé las manos a la cabeza.

— ¿Qué le parece sensei? Aún hay unas partes de las que no estoy del todo convencida pero aspiro a ser una profesional así que creo que más que lo que yo pueda decir, las referencias de los demás son más importantes.

La gran escritora-sensei frente a mí me dio su rápida opinión, parece ser humilde.

—… Alágame, Alágame, Alágame, ¡Di que soy sorprendente!

De ella provino un aura completamente honesta… en varios sentidos esto es malo.

— Este…

— ¿Si? ¿Si? ¿Si?

— Seika Azuki es…

— Mi nombre artístico, debo esconder mi identidad al ser escritora, pero ya he pensado también en mi firma como es debido.

— O… oh…

— Pero sensei, más que hablar acerca del autor, me gustaría su impresión de la obra completa, quiero su asombrosa opinión.

— Ah… este… una gran obra…

Tenía un nudo en la garganta pero de algún modo logré emitir un sonido.

— Jeje, claro que no, solo escribí el mundo que estaba pensando, puede ser que termine escribiendo una historia alterna al mismo tiempo.

— .. Historia… alterna…

— Por cierto, el mundo de Konstanz tiene siete prólogos, después de eso Nikaia tiene diez capítulos, volviéndose el centro de la historia, primero construí el entorno social, puede que haya falta hacer una ilustración de Jagismund, en total unos 12 capítulos de él, en historia alterna son 28 capítulos, además también tengo otros 35 capítulos del material no usado, espero poder pasárselos a sensei dentro de poco.

— Uu… oo…

— ¿Sensei? Está sudando, ¿se encuentra bien?

No estoy bien, estoy herido mortalmente. 

— Pero aun así, ¿una gran obra he? Ya veo, es cierto, ya me parecía que así era, ahora tengo mucha más confianza.

Seika se llevó las manos a ambas mejillas mientras movía ligeramente las caderas, parece que la palabra que salió de mi boca fue un alago para ella. Pero… soy un maestro, mi trabajo es corregir los errores y mal entendidos de mis alumnos, estoy acostumbrado a este tipo de dolor, Respiré profundamente, y estiré mi espalda.

— Lo siento, lo dije de manera en que se pudo malinterpretar, déjame decirlo de nuevo.

— ¿Fum? Bueno, sin quitar las abominaciones es muy importante las impresiones de las obras, adelante, adelante.

¿Acaso espera que la alague de manera más sorprendente? Tiene eso escrito en la cara, esa princesa sonriente estaba moviendo el trasero de un lado a otro, en serio lo ha malinterpretado.

Me le quedé viendo directamente a esa inocente mirada, y diciéndolo en la voz más tranquila y gentil posible.

— Sinceramente, es una gran obra…

— Si, si. 

— Es una gran obra de basura.

—… ¿Nyani? (¿que?)

Seika dejó caer el rostro sobre el escritorio… eso parece doloroso.

— Está a un nivel en que se dejaría la lectura sin siquiera llegar a la tercera página, básicamente tendrías que re hacerlo.

— ¿¡Nyanika nyanio!? (¿Qué dijiste?)

— Perdón, creo que dije demasiado.

— ¿Verdad? ¿Verdad?

— No leerían tres páginas, lo lanzarían a la basura a los tres segundos…

— ¡Nyangu Nyaka ni Nyokina! 

Seika comenzó a golpear con la cabeza el muro del salón, parece doloroso… para el muro. Puede que en verdad ella tenga cabeza de piedra, su frente se había puesto roja pero estaba llena de energía. Regresó y golpeó varias veces con ambas manos el escritorio.

— Mi obra, Esta súper obra maestra con un súper futuro, ¿¡qué hay de malo con ella!? ¡Dígamelo! ¡No puedo estar de acuerdo hasta que no me diga el motivo!

Sentí como la fuerza de mis hombros se iba. Es cierto, si ella misma no lo sabe los demás tienen que decírselo, sin importar que sea una estudiante prodigio, tenemos que hacer esto.

— Como podría decirlo…. ¿Este manuscrito fue escrito a un paso súper rápido verdad?

— Ah, bueno, sí pero, ¿solo por eso estas diciendo que es tosco? ¡Si es algo como eso lo arreglaré de inmediato!

— Si, puede que sea tosco.

Le piqué con la pluma en la punta de su nariz.

— ¿Debiste sentirte muy bien mientras lo escribías cierto? Jugando animada mientras hacías correr la pluma.

— Na, na na, ¿¡nani!? ¿¡Que tiene de raro eso!?

Seika de pronto se puso de pie tirando la silla, su expresión estaba completamente roja como un pulpo.

— ¿¡Qué valor y pruebas tienes para ser tan grosero!? ¿¡Pusiste cameras en mi habitación!? ¡Haa! Na, na…ya veo, ¿¡así que es eso!?

— No, no sé a qué te refieres con “eso”…

— Me había relajado frente al lolicon-san, ¡ningún adulto podría soltar tanto veneno, ¡solo el maldito lolicon-sensei!

— Hay tantas cosas que podría responderte que no sé por dónde empezar, pero creo que prohibiremos esa forma de llamarme.

— ¿Te lo había dicho desde hace mucho verdad? No regreses a lo mismo, ¡regresaras a ser lolicon-sensei!

— ¡No dije nada!

— El atractivo de lolicon-sensei es tener la espalda contra un abismo ¡Advertencia de Lolicon! ¡Atrápenlo de inmediato!

— Cállate.

Desde un principio te estoy diciendo que no soy ningún lolicon. El monstruo pulpo hirviendo regresó por completo a la vida. Parecía tenerla fácil como siempre, sin siquiera escucharme, No me quedaba de otra, la sostuve.

— ¿¡Que planeas hacerle a esta mujer adulta en esta habitación estando los dos solos, incluso sin ser lolicon!? ¿Qué planeas hacerme?

— Sí, ya, ya entendí, tu voz resuena mucho no molestes.

— ¡Mumumu! ¡Mugya mugya!

— Si, si bien, bien, tranquila, tranquila.

— Ggg….

Le puse la mano en la boca, como decirlo, esta estudiante de secundaria es bastante infantil. Por más demonio que sea con tintas de gato es mi culpa por negar así su obra. 

— Me disculpo por hablar de más. Te explicaré como es debido.

— Fuuuu…. Fuuu…

Pude sentir húmeda la palma de mi mano además de su suave y entrecortada respiración, aunque parezca un poco más débil no parecía ser tan violenta como al principio.

No creo que vuelva a salirse de sus casillas así.

—… ¿Ya te calmaste?

—…

Seika movió la cabeza de arriba abajo, un gesto honesto.

— ¿Por más difícil que se ponga ya no te pondrás así? No te desquitaras, ¿solo escucharas lo que estoy diciendo?

—,,,,

Volvió a mover la cabeza, cuando de pronto la puerta de la habitación de preguntas se abrió.

— Perdón, siento lo de hace poco, Tenjin-sensei… Yo… creo que dije de mas, y creo que malinterprete todo.

Dougenji-sensei, parece que ya se enfrió también, esbozó una débil sonrisa y una mirada tranquila detrás de sus lentes mientras observaba dentro del salón. Bueno, es decir, mientras estoy sobre una Seika con la ropa desordenada mientras le tapaba la boca a la fuerza… cualquiera que vea esto no me vera más que como un criminal.

— ¿¡Na… na, na, na!?

Dougenji parecía bastante molesto, casi saltaba un metro, sorprendente.

— ¡Te equivocas! ¡Tranquilízate y escucha! Por casualidad terminamos así…

— Así es Dougenji-sensei, Tenjin-sensei no ha hecho nada malo.

— ¿Oh?

Un refuerzo importante llegó. Parece que Seika ya había regresado a la normalidad, se escapó de mi mano y se escaba poniendo de pie.

— Aun no terminábamos de hacer nuestra primera vez juntos, al principio tenía miedo y me dolía un poco, pero me guía gentilmente a un mundo nuevo y desconocido.

— Oye, oye, deja de decirlo así maldito demonio.

— Moo, Tenjin-sensei, mi cuerpo ya no puede estar sin ti…

Fue una sonrisa fugaz, agregando que comenzó restregar su mejilla en mi estómago, volteó arriba y se me quedo viendo con una sonrisa traviesa… no importa como lo vea es una actuación bien falsa.

— ¿¡Haa!?

E instantáneamente después Dougenji volvió a gritar.

— ¿¡Eres del tipo que les pone la mano encima!? ¡Pensé que eras un caballero al igual que yo! Después de todo cuando tienes que serlo te conviertes en todo un Yanki! ¡Bestia! Monstruo….

Y volvió a huir corriendo con lágrimas en los ojos… 

📖  📖  📖

— Si serás…

Suspiré mientras que Seika se ponía un dedo en la mejilla e inclinaba la cabeza

— Ara, pero, no es como si hubiera mentido.

— ¿¡En que parte!?

— Es que a partir de ahora puede que haga obras que solo terminen haciéndome sufrir, y en cambio me guiaras gentilmente ¿verdad? Cuento contigo.

Detrás de sus palabras, además de las bromas tenían cierto toque de verdad, si me equivoco aunque sea un poco en juzgarla terminaré siendo asesinado a mordidas.

— Sí, si

Me volví a sentar y levanté el manuscrito.

— Es decir, por el mismo hecho de escribir rápido cada vez fue empeorando, si tuvieras que enorgullecerte de algo… seria por tu rápida escritura.

— Es decir…

— El sentido del idioma es un desastre, el balance de los Kanjis y katakana son un desastre, es la primera vez que escucho de este mundo y hay demasiadas palabras únicas, solo con esta primera parte alejaras a los lectores que se adentran en el mundo.

Abrí en la primera página y Seika frunció las cejas. Era la respuesta que estaba esperando.

— ¿No puedes estar de acuerdo verdad?

— No, realmente no importa si…

— Está bien, es lo correcto no estar de acuerdo, el mundo que has creado está lleno de tu pasión después de todo.

— Ah, pero lo de antes…

— Es una historia creada solo con tus sentimientos, no has pensado en lo absoluto en las personas que leerán esto.

— Uuu, que lo primero que me digas es eso, desde un principio pensé que solo estabas siendo grosero…

Seika, la de la actitud grosera fuiste tú… pero si dijera eso de seguro Seika volvería aponer su puño sobre el escritorio.

— Pero sensei, creo que te equivocas en algo.

— ¿He?

— ¡Es decir, mamá también lo leyó! ¡Mamá normalmente es mi lectora!

— ¿En serio? Tienes valor siendo estudiante de secundaria, siendo así de activa puede que tu historia negra se incremente.

— ¡No es negro! ¡Es solo el primer paso para mi brillante futuro como escritora! ¡Este es mi solo el primer e importante paso, un gran paso para la humanidad!

— No involucres a la humanidad en esto… ¿Y? ¿Cuál fue la opinion de tu mamá?

— “Waa, sabes muchos kanjis difíciles” ¡y me alagó bastante!

— Tu mamá es amable solo porque está orgullosa por haberte criado. 

— ¿¡Qué pasa con esa completa falta de respeto hacia mamá y hacia mí!? ¡Una persona que no pueda aceptar halagos de frente no poda ser un adulto!

Suspiré. Tiene algo de verdad esta maldita demonio, en ocasiones dice cosas que me duelen.

— Entendido, cambiaré la manera en que lo dije, ¿Cuál es el libro que más interesante te parece?

— “El vampiro que llora”

— Deja de ser tonta.

— ¿? ¿Por qué lo dices?

— Es que… vamos, ¿eso es algo que acabas de leer recientemente verdad? Sin saber nada, sin conocer nada, ¿el primer libro que leíste cierto?

— Si también cuenta cuando era niña entonces…  el libro sin fin de Michael Ende. Hay libros de fantasía con complejidad como esos, eso creo, también el de salón andante, los personajes son algo extraños.

— Ah, fum… así que de esa clase.

Ambos tienen lecturas sencillas fáciles de comprender para niños, un libro famoso en todo el país y para casi todas las edades. Creo que esto es algo interesante. Pensé en eso pero solo soy un maestro que solo toca errores de lectura, puede que para su edad esto sea algo realmente divertido.

— ¿Qué ocurre?

— No, buenas elecciones, son interesantes, uno de los ideales de los lectores es encerrarse en el ático a leer

—Sí, también leo varios libros del mismo autor, todos los mundos eran fantásticos y divertidos…

— Si, tiene un desarrollo divertido, los personajes también ¿verdad? Pero dime ¿pensaste alguna vez que fue divertido porque tenía muchos kanjis?

— Uu…

Seika perdió el habla, viendo a su manuscrito. Para después volver a verme hacia arriba.

— Pe, pero, digamos que esta no es una obra como esa, puede que haya personas que estén conmovidas al leer mi historia…

— Nadie tiene un milímetro de interés en una historia que solo ocurre en tu cabeza, en el momento en que toca la hoja dejaste de poder concentrarte en la historia, es lo mismo, lo que es más temido son las emociones sin control

Si lo dijera como maestro de japonés sería una escritura como Yukio Mishima pero es un autor que está a otro nivel, estamos hablando de un mundo de diferencia.

— Lo que escribas pensando estar conmovida por tu cuenta es solo basura, si tienes un orgullo absurdo no podrás convertirte en profesional.

— ¡Ggggg…!

Seika sujetó con fuerza la pluma.

— Entiendo… es como lo dice….

Parecía estar a punto de encajarse la punta de la pluma, pero terminó dirigiéndolo a su propia libreta, cuando volteé a verla estaba escribiendo lo que acaba de decirle. si ponía atención además del sonido de la pluma al correr sobre la hoja podía escuchar la fuerza que ponía en sus muelas, alrededor de sus ojos comenzaron a ponerse rojos y una lagrima comenzó a correr por su mejilla.

—… Fum.

Estoy un poco conmovido.

Me imagino que ha de estar frustrada a muerte, pero parece que por ahora lo digirió, el sentimiento de querer convertirse en escritora ha de ser verdadero.

— Bueno, es de elogiar el querer usar muchas palabras, dejando de lado la forma de usarlas, es bastante bueno que las conozcas, es sorprendente que puedas escribir algo tan complicado, también el hecho que tengas mucho que decir, es bastante sorprendente.

—… ¡Deja de alagarme como si trataras a un niño por favor!

Seika levantó la cabeza, y respiró profundamente, una, dos veces. 

Al mismo tiempo en que respiraba extendió los brazos, y se puso de pie después de recoger sus cosas. Fue poco tiempo pero me imagino que ha de querer cambiar de aires.

—… Tenjin-sensei, creo que lo dejamos por hoy, honestamente, muchas gracias por su guía.

Se dirigió a la puerta, como era de esperarse de una estudiante prodigio, ni siquiera se le pasan los modales.

— Nn, bueno, podría verlo en otra oportunidad que tenga.

— Cuento con usted, tendré todo hecho para mañana.

— ¿He? ¿Mañana?

— ¿Hay algún problema? No debería de haber ninguno, ¿verdad? ¿Es eso cierto?

— Ho…

— ¡Le mostraré lo que puedo hacer! ¡Te haré gritar!

—… La que estuvo gritando fuiste tú…

Retiro lo que había dicho, pude ver una llama arder dentro de sus ojos, cada paso que daba lo hacía con fuerza como si fuese alguna clase de bestia salvaje. Parece ser mala para rendirse, siente las derrotas de manera pesada, entiendo bien ese sentimiento.

— Bueno, esperaré tranquilo.

La vi alejarse… después de todo parece que mi personalidad es apta para enseñar.

📖  📖  📖

Al final, no hubo nadie además de Seika que me hiciera alguna pregunta así que apagué las luces del salón, revisé que las ventanas estuvieran bien cerradas y salí al pasillo.

— Las personas antiguas…. Su destino es guiar a los que están llenos de deseos… y hacer que los que no tienen deseos se retiren…

— ¿¡…¡?

Escuché una voz desde las sombras que se acercó hacia mí, al haber apagado las luces solo veía siluetas.

— En la noche de luna azul… bien… ¿está en la mejor ocasión para derrotar al dragón? ¿O no?…

Al otro lado de un medio flequillo se encontraban unos ojos carmesí observándome, Aquella mujer que se encontraba de pie detrás del velo de la oscuridad…. Ejem, no se trataba de un caballero asesino de dragones, ni una mujer perdida en el chuunibyou

—… No me asustes Hyuga-sensei, ¿necesita algo?

Solo era una maestra compañera de trabajo, aunque está prohibido cubrirse la cabeza dentro del salón de clases.

— Aa…. Que aburrido, que cruel oscuridad, la tranquilidad de la oscuridad se fue como espuma…

Dejando de lado su comportamiento de actuación, Tenía un sombrero de seda, además de una pipa larga y roja como si fuera una broma, por cierto fumar pipa dentro del edificio también está prohibido.

— Parece que hoy tienes una escena en vivo.

—… El temor es isuficiente en la oscuridad,… en los límites de los sueños te encuentras bajo la lluvia…

— Ya veo.

Entramos a trabajar al mismo tiempo por lo que es una compañera con la que puedo hablar sin formalidades, por cierto “el temor es insuficiente” ¿quiere decir que no ha sacado ninguna canción nueva Y él “en la oscuridad” quiere decir hay que cuidar bien la electricidad”… posiblemente… creo…

El pasatiempo de Hyuga es la música, forma parte de una banda, se supone que se había ido después del “acompañamiento” a pesar de que tengamos los mismos trabajos, es claro que la labor de Hyuga es diferente al de Dougenji con respecto al salón de preguntas. Nuestro apasionado hombre de sangre caliente tiene una personalidad de lo peor, pero por más que él le grite ella no se doblega.

—… Te quedaste hasta tarde, eso es extraño.

— Fuuu, escuché la voz del inicio que me llamó…

La forma de hablar de Hyuga es la misma de siempre así que da igual, realmente no es algo bueno como profesora pero bueno, solo la ignoraré, el problema es que está ahora en este lugar.

— ¿Qué estás haciendo aquí?

Ella quien trabaja libremente en la escuela no debería de tener ningún motivo para quedarse aquí hasta tan tarde.

— La letra del cielo, ¿Qué está haciendo? Al final esa frase no es adecuada.

— No, espera, yo tenía que estar en el aula de preguntas…

— Las personas antiguas… el dios ha liberado…

Parece que no me perdonó con lo que le dije, me apuntó primero a mí y después al lugar por el que se había ido Seika.

Hoo hoo, ya veo, ya veo… no tengo ni idea de lo que quiere decir, deja de ser tan confusa.

— Alargando las conversaciones, dudas de poder… amigo mío, lo sabes todo…

— No realmente no es como si supiera todo de ti.

— Fu, fu, fu…que divertido… ah… la pasión.

Hyuga inclinó las comisuras de sus labios riendo mientras movía su pipa.

— Esta noche… parece que será caliente… un pronóstico… un gran pronostico… de seguro te encontraras…. No dentro de mucho nos veremos…

Comenzó a retirarse mientras decía eso, pero bueno, es mi compañera de trabajo, así que más que decir “no dentro de mucho”…  nos veremos mañana.

—… Mejor dicho, ¿no será que está caliente porque usas gabardina en pleno mayo?

Dije eso después de haberme quedado solo y después dejé el edificio.

¿Te gustó? ¡Si es así, considera apoyarnos en Patreon!