Hibiki tocó suavemente la puerta y susurró.

—Conexión, código Vestido Astral. Inicio de autenticación <Elohim> ‧ Solicitud de clave de información/cifrado ‧ en espera para la asimilación de longitud de onda.

El brazo de Hibiki se hundió en la puerta.

—Ehh, ¿Hibiki-san?

—Por favor, quédate callada.

—Ah, bien.

Por la intensidad indescriptible, Kurumi no pudo evitar abstenerse de hablar.

—Conversión del coeficiente de longitud de onda, NZ 1845. 003. 926. 335. 01……

Crujiendo, el sonido de una descarga eléctrica resonó. Kurumi sintió que a Hibiki le dolía la mano por su fuerte agarre.

Por lo tanto, Kurumi sabía que Hibiki también estaba resistiendo la angustia con gran dificultad. El sudor que fluía de su frente no era del excesivo movimiento, sino de una señal de dolor.

—¡Hibiki-san!

A pesar de que Kurumi gritó su nombre, Hibiki no respondió mientras seguía susurrando como un robot.

—Tres… certificación, ¡La configuración de coherencia está completa! ¡La erosión es del 32%, la precisión de transmisión es del 83%! ¡Bueno, vamos Kurumi-san! Escucha, solo hay un momento para pasar por la puerta. ¡Si no se hace correctamente, podrías fundirte en la puerta! ¡Entremos con todo!

La puerta nunca se abrió. Sin embargo, Hibiki dio un paso adelante vigorosamente. Su cuerpo atravesó la puerta y sus pasos no cesaron.

Y finalmente, con un firme apretón, la mano de Kurumi también se deslizó por la puerta.

—¿¡Hiyah!?

Kurumi gritó con horror cuando casi dejó de moverse, pero inmediatamente recordó lo que Hibiki había dicho antes.

──Puedes fundirte en la puerta.

¿Cómo podría uno llegar a una situación tan extraña? Mientras reflexionaba sobre eso, Kurumi se zambulló en la puerta sin temor a una colisión.

Al tocar la puerta se sintió como agua.

Sus ojos quedaron deslumbrados por un torrente de luz cuando los granos de luz del arco iris se arremolinaban y giraban alrededor de los alrededores de Kurumi, transformándose en gotas que salpicaban sin cesar sobre ella.

—¡Ahora, apurémonos!

Mientras Hibiki y Kurumi se tomaban de las manos, corrieron a través del <Shamayim Kaveesh>.

La carretera estaba hecha del mismo material que la puerta en este momento, pero curiosamente no se deslizaron por ella.

—Hm, ¿por qué, entonces, necesariamente, de prisa?

—Sí, es porque quieres verlo, ¿verdad?

Al escuchar esas palabras, Kurumi se aferró a su sueño con fuerza una vez más.

—¡Está bien!

—¡Entonces, date prisa! ¡No hay tiempo que perder!

Siendo arrastrada por sus palabras, Kurumi se apresuró hacia adelante.

—No corras delante de mí.

Al escuchar el fuerte espíritu competitivo en esas palabras, Hibiki sonrió levemente.

──Bueno, después de alcanzar unos 200 metros, ambas se estaban acercando a sus límites.

—M-me excedí corriendo…… un poco……

—Ah…… sí……

En el Mundo Vecino, cada acción consumirá reiryoku. A diferencia del otro mundo, el Mundo Vecino estaba lleno de reiryoku, por lo que nunca se acabaría realmente. Pero, por otro lado, tomaría algún tiempo recuperarse una vez consumido.

En otras palabras, la resistencia también jugó un papel fundamental en el Mundo Vecino.

—Pero gracias a eso, llegamos rápido. Mira adelante.

La puerta de la Novena Región estaba a la vista.

—Un, ¿Tendremos que repetir lo mismo la próxima vez?

—No, dado que ya ingresaste con éxito, esta ruta se puede omitir la próxima vez.

Al escuchar esas palabras, Kurumi lanzó un suspiro de alivio…… pero luego la inquietud se apoderó de su corazón.

—Así es, ¿qué era ese balbuceo sin sentido que Hibiki-san dijo antes?

—Mogen. ¿Qué se supone que significa eso? [1]

—No es un saludo. Es…… um lo que dijiste sobre ser una idol.

Kurumi creía que no entendía esto o que esas palabras eran simplemente incorrectas. Sin importar el caso, tener que convertirse en una idol fue extremadamente ridículo──

—Sí. La novena región Yesod tiene un extraño sentido de los valores; las idols que pueden cantar y bailar son amadas y muy respetadas.

Por lo tanto, era inevitable──

—Eso es demasiado inusual.

Kurumi suspiró mientras tenía dudas en su mente.

—Pero, ¿no es extraño? Aunque digas “amadas”, no me imagino que haya fans de las idols en este mundo vecino.

—No, sorprendentemente hay muchos Cuasi-Espíritus que buscan una existencia al convertirse en fans. Por supuesto, sería imposible llenar un lugar solo con esto, por lo que los Cuasi-Espíritus que están decididos a ser idols llenarán deliberadamente los lugares con fans llenos del poder de fans.

—¿Poder de fans……?

Fue una elección de palabras muy difíciles de entender para Kurumi. 

—Bueno, debería estar bien. De todos modos, solo pasa por aquí.

—¡Es cierto, entonces vamos a la novena región Yesod!

Y así, las dos chicas saltaron por la puerta a la siguiente región──

—……Entonces, ¿qué se supone que significa esto?

—N-no lo entiendo. No esperaba que la seguridad aquí estuviera tan alerta……

Había diez Cuasi-Espíritus detrás de la puerta, cada una con su propio Ángel sin Firmar señalando hacia ellas. Había una selección de pistolas, espadas, lanzas y arcos.

—¡¡Quiénes son ustedes!!

—¿¡Cómo pasaron la puerta!?

—¡N-no se muevan! ¡No se muevan en absoluto! ¿¡Entienden!? ¿¡Han entendido!?

¿Quién debería ser derrotada primero? Cuando tal pensamiento pasó por la mente de Kurumi, pronto notó una cosa de inmediato.

──Ara, ara, ara. Estas Cuasi-Espíritus tenían miedo de morir.

Tras una inspección más cercana, la punta de la lanza temblaba claramente, la dirección del cañón del arma era inestable, incluso el agarre del mango de la espada era demasiado fuerte por la angustia.

A diferencia de la décima región Malkuth, que era el mundo de los Ashura, los pacíficos Cuasi-Espíritus aquí parecían estar haciendo todo lo posible para cumplir el papel de la policía.

Las caras de todas estaban llenas de confusión y miedo, como si no pudieran soportar atacar. Hibiki golpeó ligeramente su codo contra Kurumi.

—¡Nos rendimos~~!

Después de escuchar lo que Hibiki había dicho, Kurumi suspiró.

—Sí, sí, lo entiendo.

Después de decir eso, Kurumi guardó su pistola y levantó las manos. Inmediatamente, las Cuasi-Espíritus circundantes se sintieron aliviadas.

Cuando Kurumi levantó las manos en señal de rendición, la otra parte también bajó sus armas.

—Genial~~

—Eso realmente me asustó~

—Es la primera vez que encuentro esta situación~

Poco después, comenzaron a hablar entre ellas. Ciertamente, Kurumi y Hibiki estaban desarmadas ahora. Pero, en primer lugar, un Ángel que opera con reiryoku podría recuperarse en cualquier momento.

—Um, lo siento.

Hibiki levantó la voz con cierta vacilación.

—¿¡Q-qué, qué estás haciendo!?

—No, solo quería preguntar si estaba bien bajar mis manos ahora. Hablando de eso, ¿qué van a hacer con nosotras?

—Ah, um. Cómo deberíamos manejar esto…… ¡E-esperen aquí por un segundo!

Las Cuasi-Espíritus se reunieron nuevamente para discutir.

Kurumi miró hacia Hibiki mientras soltaba una risa “ahaha”.

—Veo que esta región es bastante laxa.

Un guardián es un papel importante pero fácilmente ignorado. Pero no importa cuán resistente sea el castillo, inevitablemente colapsaría si fuera atrapado en un ataque flanqueando desde adentro y desde afuera. Sin embargo, apenas parece haber un precedente para que esta región sea atacada en este mundo vecino, pero……

—Es un lugar agradable, pero un poco doloroso después de adaptarse a la décima región Malkuth por un tiempo.

—Tres días deberían ser suficientes para masacrar a todas.

—¡No hagas eso!

Probablemente habiendo llegado a una conclusión, una Cuasi-Espíritu que parecía ser la líder se adelantó y tosió antes de hablar.

—U-uhh…… así que, ¿cómo se llaman?

—Oh uh, mi nombre es Higoromo Hibiki…… Cuasi-Espíritu, séptimo tipo.

Kurumi suspiró por tercera vez antes de hablar.

—Cuasi-Espíritu, tercer tipo…… Mi nombre es Tokisaki Kurumi.

Kurumi aceptó a regañadientes con la propuesta de Hibiki de evitar llamarse a sí misma un Espíritu. Según ella, sería tratado como una broma el solo mencionar a un Espíritu. …Sin embargo, a veces esto se tomaría en serio; al igual que cuando se autoproclamó ser un Espíritu cuando intentaron matarse entre sí (cita) en la décima región Malkuth.

──Entonces, ¿por qué te llamaste Espíritu durante ese tiempo?

──Aah, eso es simple. Es porque quería asustar a los demás.

Hibiki lo había dicho con una mirada avergonzada. El oponente al que apuntaba era el Cuasi-Espíritu más fuerte que gobernaba la décima región Malkuth, Doll Master. Para aterrorizarla, Hibiki se había llamado a sí misma un Espíritu. Aunque ciertamente, en ese momento ella tenía un poder incomparable no tan diferente de un Espíritu.

—Entonces~¡Hibiki-chan y Kurumi-chan[1]! ¡Encantada de conocerlas!

Por alguna razón, había la sensación de que su nombre estaba mal escrito. Pero ella no las detuvo, ya que llamar a esa acusación sería inútil.

—¿Pero por qué han venido de la décima región Malkuth?

—Ah, sí. La Dominion de la décima región…… Doll Master ha muerto, así que estábamos discutiendo cómo escapar antes de que la situación se volviera más caótica.

—Ya veo~

La Cuasi-Espíritu guardia asintió como si estuviera convencida. Hibiki frunció el ceño. La muerte del Dominion de la décima región Malkuth no debería haberse transmitido a otra región cerrada.

—Um…… Entonces, ¿estás de acuerdo?

—Sip.

Una de las guardias expresó decididamente su tranquilidad.

—Después de todo, nuestra Dominion Banouin-sama anunció eso la última vez, así que no hay razón para dudar de eso~

—¿Banouin……? Espera un minuto por favor. Ciertamente, el Dominion de la región de Yesod era una persona que fue apodada “Mellow”. El nombre de esa persona era……

Hibiki de repente recordó el nombre.

—¡Sí, estoy segura de que era Kirari Rinemu-san!

Las guardias miraron hacia atrás al escuchar el nombre que Hibiki había dicho.

Esa persona se ha ido.

—Ya no puedo permanecer en la novena región Yesod……

—Oh, ¿por qué? ¿Ha sido asesinada como el Dominion de la décima región Malkuth?

Todas las guardias sacudieron la cabeza a la vez en respuesta a la curiosa pregunta de Kurumi.

—¡No haríamos eso! ¡Esta no es la décima región Malkuth! Pero, um, solo significa que… estar muerto… no hay mucha diferencia.

—¿Sigue viva?

—Sí. Ella está viva──

En ese momento, una de las guardias hizo una explicación muy clara del concepto de “muerte” en esta región.

—Ella ya no puede cantar una canción, por lo que ya no puede ser el Dominion de esta región.

—¿No puede cantar… una canción…?

—En la novena región Yesod, debes ser una idol. Debes ser una que pueda emitir resplandor al cantar y bailar.

—Si no puedes hacer eso, tendrás que convertirte en una guardia como nosotras, o convertirte en una fan y crear un club de fans para hacer todo tipo de contribuciones~

Entonces resultó ser así. Esta región no era tan radical como la décima región Malkuth. Pero solo por eso, no significaba que fuese más fácil sobrevivir.

—Ah, no importa, vámonos. Por el momento, informaremos esto a Banouin-sama.

—Ah, mis disculpas. Me gustaría ver al Dominion de esta región, Banouin-san.

—“¡Imposible~!” “¡Banouin-sama…… ‘The Saint’ es ahora la mejor idol de esta región~!” “¡Todos queremos verla~!” “¡Como mucho solo puedes ver al manager!” “¡Pero el manager-san también es muy guapo!” “¿Se puede usar la palabra guapo para describir a una chica?”

Kurumi y Hibiki ignoraron al ruidoso grupo de guardias y rápidamente se fueron.

—Bueno, vamos a visitar a la mejor idol de esta región.

—¡Por favor, usa la letalidad como último recurso~!

—Sí, por supuesto. Soy la más educada y elegante entre los Espíritus.

—Muy bien, creo en ti. ¡Hibiki-chan cree en Kurumi-san! ¡Así que, por favor, por favor, guarda ese peligroso Ángel que ha aparecido de nuevo!

¡Tch! Kurumi chasqueó su lengua mientras guardaba la pistola antigua.

Mientras las dos continuaban caminando por un tiempo después de pasar la puerta, la bulliciosa atmósfera aumentó gradualmente. Las guardias llamaban a esta área la sala central. Independientemente de la región, el desarrollo habitual se centró en la residencia del Dominion.

El estilo de la novena región Yesod era un poco diferente al de la décima región Malkuth. Todo aquí fue construido para hacer brillar a una idol.

Lo primero que apareció a la vista fue un enorme edificio a lo lejos, mientras la ubicación se dirigía directamente hacia esta carretera. Probablemente, fue diseñado para imitar al Budokan.

—La última vez que vine aquí, fue a un concierto y a la residencia del Dominion.

La especulación de Kurumi probablemente se demostró en este momento.

—Hibiki-san, ¿ya conociste al Dominion antes?

—He estado varias veces aquí, así que siempre la saludaba. En ese momento, todavía había cierto intercambio entre diferentes regiones.

—……¿Por qué ahora las regiones están cerradas y no se comunican entre sí?

—No lo sé, porque eso no me importaba en absoluto.

—……Tiene sentido.

—Sí.

Kurumi giró para mirar a su alrededor con el fin de librarse de la atmósfera que se estaba volviendo un poco incómoda.

Era una escena extraña de solo chicas aquí, pero también se sentía lo más cercano a parecerse al otro mundo.

Aun así, las calles aquí estaban dedicadas a promover conciertos de idols en vivo para que la gente se reuniera. Pero como sustituto de los edificios de gran altura, había salas de conciertos dedicadas a una idol para cantar y bailar.

Había lo que parecían ser innumerables Cuasi-Espíritus parecidos a los muertos vivientes, agitando palos de luz fluorescentes al ritmo de una voz encantadora.

—Oye, mira hacia allá. Ese es el poder de fans.

—Poder de fans……

……Como se vio, a partir de la luz química, se podían ver varias sombras negras ondeando desde los grupos de Cuasi-Espíritus. De vez en cuando, se escuchaba un sonido cuando una idol con linda ropa rosa bailaba en respuesta a sus voces.

Una canción tan agradable que incluso se podía escuchar desde aquí.

Bañado por el glamoroso centro de atención, era como el concepto de una idol que Kurumi reconoció.

—Hey, miren por aquí.

En un pequeño lugar en vivo, una pequeña chica las saludaba. Solo otras dos Cuasi-Espíritus estaban en la escena, ya que no había una gran sombra negra presente.

—¡B-bueno entonces, por favor escuchen mi debut!

—Es una recién llegada. Espero que pueda trabajar más duro.

Después de tocar la canción, la chica comenzó a cantar, pero su baile era mucho peor que la otra chica en ese momento.

—Ah~. Debido a que acaba de comenzar, todo su cuerpo está rígido. Creo que se confundió de letra.

—Las calles ondulantes son tentadoras──¡ah!

Justo como Hibiki había dicho, la chica parecía estar cantando la letra equivocada, haciendo una expresión en blanco en el camino. Las Cuasi-Espíritus que especulaban ser sus amigas desesperadamente trataron de alentarla: “¡Vamos!” “¡Date prisa y canta!” La chica asintió con la cabeza y continuó cantando sin desanimarse.

Aunque su canto y baile eran muy torpes, para no desanimarse por los errores en el medio, la chica que cantaba la canción una vez más inclinó la cabeza hacia el público.

Curiosamente, las sombras negras, que casi ni se percibían, parecían aumentar en número por los aplausos. A pesar de agregar dos personas más, siendo aún menos de diez, la chica se inclinó una vez más en agradecimiento mientras lloraba.

—¡Mina, Tomo! ¡Lo hice… lo hice…!

La chica que hizo su debut compartió su alegría con sus dos compañeras Cuasi-Espíritus.

—Solo así, uno puede aumentar gradualmente el poder de fans. Este poder se convierte en reiryoku que ayuda a las idols a sobrevivir. Las idols luego usan este reiryoku para mover los corazones de las fans Cuasi-Espíritus. Este es el método para sobrevivir en la novena región Yesod.

—Qué mecanismo tan inteligente……

Esto fue muy diferente al asesinato en la décima región Malkuth.

—Cómo describirlo, el alcance de la matanza en la décima región Malkuth excede por mucho a las otras regiones. Por supuesto, hay otros lugares peligrosos. La Octava Región es peligrosa incluso entre áreas peligrosas.

—No nos importa de todos modos.

Cuando Kurumi dijo esto, dirigió sus ojos al lugar del concierto donde el ruido era particularmente fuerte.

—¿Huh? Kurumi-san, tal vez te interesan las idols──

La broma de Hibiki se detuvo allí. Ya que Kurumi no estaba mirando la sala de conciertos, sino mirando a las Cuasi-Espíritus caminando por las calles.

……No. No eran las idols o las Cuasi-Espíritus lo que estaba viendo. En ese momento, probablemente estaba buscando sus propios recuerdos del pasado.

Después de que Tokisaki Kurumi volviera a ser Tokisaki Kurumi, ella le reveló esto a Hibiki.

──Casi no tengo recuerdos del pasado.

¿Cómo se convirtió en un Espíritu y qué tipo de vida vivió en el otro mundo? Tales recuerdos exhaustivos ciertamente existieron, pero ella ni siquiera podía recordar cómo llegó aquí.

Por supuesto, Hibiki también era completamente inconsciente. Ella solo había imitado la personalidad y la apariencia. Para proteger su propio pasado, los recuerdos de la vida de Kurumi antes de venir al Mundo Vecino también habían sido sellados para ella.

Aun así, Kurumi seguirá mirando ocasionalmente el pasado.

Mirando débilmente y sin cesar a un sentimiento inductor de llanto que era a la vez triste y feliz, algo que fue olvidado como un sueño.

Presumiblemente, debe ser sobre “esa persona”.

──No prestes atención a este ruido.

──La marea enfermiza habitual de las personas era como una corriente dulce.

──Para esa persona, él le sonreiría irónicamente, un poco divertido, como si se encontrara con un gran tiburón blanco.

──No, tal vez fue así.

──Para él, ella devoraría como un gran tiburón blanco. Parecía que no había otra opción que pensar eso.

──Aun así, incluso entonces, todavía estoy……

—……Kurumi-san, casi es hora de irnos.

Mientras Hibiki susurraba eso, Kurumi respondió suavemente con un “está bien”.

La ilusión había desaparecido. El resentimiento con estos arrepentimientos persistentes equivalía a una pérdida de tiempo.

—Vayamos a conocer a la Dominion de la novena región Yesod──a Banouin-san.


[1]Hibiki está confundida sobre la elección de Kurumi de la palabra 妄言 (mogen) aquí y pregunta respecto al hiragana も ー げ ん (mogen).

[2]Kurumi se escribe incorrectamente como 胡桃, que se pronuncia igual fonéticamente, pero literalmente significa nogal.